20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

EL APRA IMPONE ESTADO POLICIACO

Por: Yásser Gómez.

15 de enero de 2007

(Revista Mariátegui). La guerra preventiva que hoy EEUU impone orgulloso al mundo, en Perú ya la conocíamos, porque durante la dictadura fuji-montesinista, se soportaba un operativo de similar intensidad. Cualquier atisbo de organización o difusión de ideología política que cuestionara el establishment neoliberal, se arriesgaba a ser acusado de terrorista. Hoy Alan García lo actualiza, prometiendo pena de muerte, sangre y encarcelando a los opositores al libre mercado.

El pueblo peruano anda insatisfecho, porque Universitario de Deportes, el club más popular de fútbol, no logró campeonar en el Torneo Clausura, al perder la final ante el Cienciano del Cusco. Y, porque en estas épocas de fiestas cristianas, los bolsillos de las mayorías lucen vacíos, gracias a que el gobierno aprista está consolidando la tercera fase del Neoliberalismo, terminando por entregar la economía a transnacionales como Telefónica y bajándose los pantalones ante las corporaciones mineras. Hoy aquella oferta electoral del cambio responsable al modelo neoliberal, sólo es una muestra de la "escopeta de dos cañones" alanista, frase que expresa el alma cínica y fascista del APRA.

Este dicho, también toma actualidad, en esa doble relación por parte de Alan García Pérez con Hugo Chávez, desde el día en que se "amistaron" durante la Segunda Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones, en Cochabamba, Bolivia. A partir de ahí, la Cancillería peruana ha dejado de cuestionar cualquier postura del gobierno venezolano -que antes era refutada inmediatamente por el "sensato" y "demócrata" García Pérez- en aras de la diplomacia continental. Sin embargo, ese antifaz sólo se usa en las altas esferas del poder, pero no, cuando se trata de respetar la libertad de pensamiento y organización política, como de por ejemplo, la Coordinadora Continental Bolivariana - Capítulo Perú. (CCB-CP).

La noche del 29 de diciembre del 2006, haciendo disparos al aire y amedrentando a las familias, miembros de la Policía Nacional del Perú, arremetieron en las viviendas de Guillermo Bermejo Rojas y Luis Omar Paredes Morales, en los distritos limeños de Lince y San Miguel, respectivamente. A quienes encarcelaron arbitrariamente.

Los detenidos son militantes del Colectivo Todas las Voces, organización política de tendencia izquierdista, que toda su existencia ha trabajado a luz pública, lejos de la clandestinidad, participando en marchas, eventos político-culturales y organizando conversatorios en temas como el TLC, la hoja de Coca y anti imperialismo.

Los esbirros del estado policíaco aprista, reportaron a los medios de desinformación haber encontrado en las viviendas intervenidas, explosivos y abundante material subversivo. Este operativo policial -según el APRA- fue la desarticulación de una serie de atentados contra el Congreso de la República, Palacio de Gobierno y otras dependencias estatales, que se realizaría en la madrugada de año nuevo a punta de dinamitazos. Todo esto, supuestamente "dirigido" por Guillermo Bermejo alias "Pluma o Fusil" o "Camilo Torres"-como indicarían supuestos informes de inteligencia- quien lideraría el desconocido Frente de Liberación Nacional, del que ni la mismas fuerzas represivas han indicado si tiene ideología, que revindican o desde cuando existen.

Pero tan extraño como esto es, que ante un acontecimiento de tal magnitud, al día siguiente, en la mañana del 30 de diciembre, ningún diario capitalino, ni los que le hacen el trabajo sucio al aprismo, como las alcantarillas de la oligarquía llamadas Expreso y Correo, pusieron como portada y en grandes titulares este operativo anti terrorista. ¿O es que ellos sabían que se trataba de una farsa? Lo más probable. Porque sino, podríamos pensar que los directores, editores y jefes de redacción, de los diarios limeños no tienen olfato periodístico, al obviar tremenda noticia. Es decir, todos se perdieron la primicia, para sólo publicarla en el interior de sus tabloides, como si fuese una intrascendente nota de locales. Demasiado sospechoso.

La detención de los militantes de Todas las Voces estaba preparada para realizarse en tiempos en que los mensajes de paz, amor y prosperidad se multiplican y el bandido Papá Noel se hace omnipresente en los hogares, gracias a la televisión, en tiempos en que Alan García asegura que gracias al Neoliberalismo, el 2007 será prometedor para los pobres. Entonces, ahí tenían que aparecer los malos de la película, los aguafiestas, los terroristas, los comunistas bolivarianos, los fundamentalistas anti TLC, los resentidos sociales.

Bermejo y Paredes han sido víctimas de seguimiento, desde junio pasado, como informaron a la prensa, fuentes de Seguridad del Estado. Precisamente en ese mes, se hizo pública la denuncia mediática del establishment neoliberal -que tenía como presidente al cipayo Toledo- la que calificaba a la CCB-CP como fachada del MRTA, y que estaría en una primera fase de organización, para en el futuro realizar atentados terroristas, asesorados por la guerrilla colombiana de las FARC-EP, logrando desestabilizar al país, para colocarle en bandeja la Presidencia de la República a Ollanta Humala.

Así la CCB-CP había recibido el primer golpe psicosocial del establishment neoliberal. Era un advertencia por haber tenido el atrevimiento de organizarse políticamente e identificarse con el proceso venezolano, era el inicio de esta implacable persecución contra la corriente bolivariana en Perú. Era un aviso para las organizaciones que integraban o simpatizaban con la CCB-CP. Todas las Voces ya estaba en la mira.

El 27, 28 y 29 de octubre se realizó en Santiago de Chile el Encuentro "Perspectivas de la Lucha Revolucionaria en América Latina", organizado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) donde participaron 10 grupos revolucionarios sudamericanos, entre los cuales estaban las guerrillas más antiguas de la región como las FARC-EP, ELN de Colombia y organizaciones radicales como el Quebracho de Argentina o el Movimiento Indígena Pachacuti de Bolivia. Perú estuvo representado por el Colectivo Todas las Voces y su portavoz para este evento fue Guillermo Bermejo.

En Santiago, la agencia IPS realizó un reportaje sobre el encuentro convocado por el FPMR del cual cómo es lógico, las declaraciones de Fernando Gálvez representante del FPMR ocuparon la mayoría del texto, pero ahí nomás lo siguen en espacio, los comentarios de Bermejo, que llamó la atención de la corresponsal de IPS. "Venimos con muchas expectativas. Sólo cuando las organizaciones revolucionarias nos juntemos y coordinemos una lucha de avanzada vamos a liberar a nuestras patrias, por los métodos que sean" Y sobre el levantamiento armado aseguró: "Aquí el tema no es solamente si se agarra o no se agarra un fusil. Los revolucionarios somos más que los que levantamos un fusil. Somos los que tenemos la capacidad de organizar a la población para su liberación. El nivel de confrontación lo pone el imperialismo. Ellos son los que nos obligan a tomar la decisión de realizar una lucha democrática o por la vía armada"

A partir de esto, nuestros alicaídos, pero aún vivos, servicios de inteligencia y elementos del Ministerio del Interior se las habrían ingeniado para preparar la farsa de los ataques a dinamitazos por parte de un desconocido Frente de Liberación Nacional, la madrugada del primero de enero del 2007, casualmente, el día, que se conmemoraban dos años del Andahuaylazo etnocacerista.

Tan poca consistencia tenía esta acusación, que se desbarataba, sólo al dar los nombres de los acusados de terrorismo, quienes siempre tuvieron una militancia política abierta y en la legalidad, tanto es así, que la ONG de derechos humanos APRODEH, casi testificó a favor de Bermejo, pues este había participado en la campaña por la extradición del fugitivo Fujimori. Así se caía la trama de los esbirros alanistas, quienes ante su evidente fracaso tuvieron que poner en libertad a los detenidos, luego de doce horas y aceptar que en las viviendas intervenidas, en vez de explosivos encontraron volantes contra el TLC. Es decir, con la evidente falta de pruebas, era imposible mantenerlos quince días encerrados, como precisa la legislación antiterrorista promulgada por el fuji-montesinismo. Aunque si querían lo hubieran hecho. Por eso, hay que resaltar que el pronunciamiento inmediato de APRODEH a favor de Bermejo, ayudó mucho a la rápida libertad de los integrantes de Todas las Voces. Y como, los derechos humanos son para todos, ese apoyo deben recibirlo todos los luchadores sociales, no sólo los amigos de la casa, incluso los que cumplen encierro y sufren de maltratos dentro de él, como los presos políticos etnocaceristas.

El analista político Raúl Wiener en declaraciones a la agencia de noticias cubana, Prensa Latina, advirtió:"El caso evidencia el peligro de que el gobierno aprista llegue al extremo de convertir a cualquiera que lo critique en un posible terrorista. Estamos ante un abuso inaudito contra el que hay que protestar enérgicamente, una amenaza contra la libertad de pensamiento y organización".

Esta persecución implacable contra la Coordinadora Continental Bolivariana - Capítulo Perú y el movimiento popular, está enmarcada en la guerra trazada por el Pentágono contra el "fundamentalismo andino", frase escogida para definir a la campaña que enmarca operativos legales e ilegales que intentarán detener la escalada de movimientos indígenas y socialistas, que emergen de las faldas de la Cordillera de los Andes.

El Imperialismo tiene el visto bueno de Alan García y el APRA, para utilizar en nuestro territorio, los métodos que crea conveniente para lograr sus objetivos. Por eso, podemos decir, que esta guerra recién se inicia y la resistencia también.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)