25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

El 19 de noviembre elecciones municipales en Perú.

EL APRA, LOS NARCOS Y LOS CRIMINALES DE GUERRA.

Por: Eduardo Huwart Canepa.

11 de noviembre de 2006

El APRA es un partido mafioso, y ello se consta no solo a través de su historia y trayectoria política, sino también con los personajes que componen este partido. ¿Se acuerdan del “búfalo Pacheco”?. Ese inmundo personaje salido de lo más bajo de la sociedad, que durante años fue fuerza de choque del APRA, y que en los años 70 y 80 creo el terror a punta de balazos en las universidades, pueblos jóvenes y sindicatos. Este búfalo era un asesino a cuenta del APRA y durante su miserable vida se vio vinculado al narcotráfico y a otros hechos delincuenciales. Carlos Langberg, otro personaje ligado al narcotráfico internacional fue el que financió la campaña electoral de Alan García en 1985. Durante el primer gobierno de García Pérez, Jorge Idiáquez, uno de los fundadores del APRA, se vio comprometido con uno de los carteles de droga de México. Idiáquez fue detenido en México junto con Carlos Langberg en 1986. ¿Se acuerdan del gordito Agustín Mantilla?. Este siniestro personaje que fue ministro del Interior del gobierno aprista (1985-1990) y fundador del grupo paramilitar “Rodrigo Franco”, se vinculo en los años 90 a Vladimiro Montesinos, y fue así que recibió apoyo económico de la mafia que dirigía Montesinos y Fujimori, cuyo dinero provenía entre otras fuentes, del narcotráfico internacional.

Ese vinculo APRA-narcotráfico no ha concluido y ahora con las elecciones municipales de noviembre próximo, sale nuevamente a la superficie. Para empezar, Humberto Chávez Peñaherrera, hermano del narcotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera (alias el Vaticano), era nada menos que candidato aprista a la alcaldía de Campanilla, en San Martín (Alto Huallaga). Humberto Chávez estuvo comprometido en el imperio de la droga que dirigía el Vaticano. Hay que recordar que este personaje trabajaba directamente con Vladimiro Montesino, y consta por sus propias declaraciones que entrega 50 mil dólares al mes a la mafia que se dirigía desde el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). Es cierto, que el APRA, por presión de la opinión publica acaba de retirar la candidatura del hermano de Vaticano, pero la prueba está hecha, y se ve el vinculo del partido de Alan García con las bandas del narcotráfico en Perú.

La misma conexión APRA-narcos es lo referente a la candidatura para el consejo municipal de San Borja (Lima). Ahí el candidato aprista era nada menos que el Abogado Freddy Zubieta, conocido defensor de narcotraficantes peruanos. El partido de García Pérez, acostumbrado a las movidas del flujo y reflujo, se ha visto obligado a declarar que retirará a este candidato y que “no conocía el currículo vitae de este defensor de narcos”. Sorpresa te da la vida, se podría decir en otras latitudes, pero no en Perú, donde cada partido oficial tiene su propio ramilletes de narcotraficantes que llenan la olla de la organización.

¿Y qué dice el APRA y García Pérez de Benedicto Jiménez? Este policía antiterrorista y sospechoso de haber trabajado y organizado el comando criminal “Rodrigo Franco”, es el candidato aprista al importante municipio de Lima. Como lo hemos dicho en otra nota Benedicto Jiménez, apodado el “sheriff” de Lima, fue uno de los cabecillas de la Dircote aparato de la policía antiterrorista, en cuyo seno se originó el “Rodrigo Franco”, grupo paramilitar que funcionó durante el primer gobierno de Alan García Pérez. Este comando estaba dirigido por Agustín Mantilla y los principales oficiales de la policía antiterrorista (DINCOTE).

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)