20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PERU: MELODRAMA, CIRCO Y MISERIA MORAL.

Por: Luis Arce Borja.

27 de octubre de 2006

El 23 de este mes, Alan García Pérez, vestido elegantemente como para las grandes ocasiones y acompañado de Pilar Nores su esposa y “primera dama”, se puso frente a los reflectores de la televisión oficial. Ahí con cara circunspecta dio lectura a un mensaje cuyo contenido revelaba tener un hijo nacido clandestinamente fuera del matrimonio, no con su mujer oficial, sino fuera del matrimonio. El tabladillo que organizó el gobierno para dar la noticia de las andanzas extramatrimoniales del presidente, parecía mas bien uno de esos circos callejos del siglo XVIII, que a falta de actores hacían cabalgar a los perros. Algunos peruanos vieron en esta escenificación, una grosera copia, del escándalo en 1998 en la Casa Blanca, cuando el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton casi es defenestrado del gobierno cuando se descubrió sus locos amores con Mónica Lewinsky.

De acuerdo al melodrama presidencial, y según la versión directa de García (mentiroso por naturaleza y formación política), entre del año 2004 y octubre del año 2005 estuvo, como dijo, "lamentablemente" separado de su esposa Pilar y que en ese lapso mantuvo una relación con "una persona de altas cualidades", relación de la que nació un niño en febrero del año 2005. En la misma historieta, el niño clandestino, se llama Federico Dantón García Cheesman y la mamá, clandestina también, lleva el nombre de Roxanne Elizabeth Cheesman Rajkovic. García que antes de ser presidente del sufrido Perú, fue cantante callejero en España, con una pose histriónica que aprendió en las calles de Madrid, dijo ceremoniosamente: "Quiero decirle al país que el Presidente no tiene vida personal, que el presidente no tiene vida privada, porque personifica a la Nación y los peruanos deben saber todo lo que atañe a todos los aspectos de su vida". Al concluir su mensaje, dio la vuelta para mirar la cara seria de Pilar Nores, y como epilogo del melodrama anotó: "Tengo la satisfacción de contar con la comprensión y el respaldo moral de mi esposa, que me demuestra a mí mismo y a todo el país su altísima dignidad, su condición de madre y su condición de dama".

¿Qué les parece este teatro de callejón de mala muerte?.

¿De qué se le puede acusar aquí al presidente aprista?. ¿De ser un adultero y de haber violado las leyes del Código Civil engañando a su pobre mujer?. ¿De haber mentido a la nación que él dice representar?. ¿De haber presentado a Pilar Nores como su esposa (primera dama) cuando en realidad ella sólo le sirve de taparrabo desde hace años?. No hagamos tanto barullo y veamos a García Pérez tal como es y sobre todo lo que representa en un Perú oficial podrido donde los presidentes son hechos a “imagen y semejanza” de las elites y grupos de poder que actúan como bandas de delincuentes. Además, ¿qué gobernante peruano ha respetado las leyes que en teoría rige la vida civil?. ¿Se acuerdan de Alberto Fujimori?. Este malandrín cuando ya era presidente amarraba en la cama a su esposa Susana Higuchi, es decir a la “primera dama” y ahí indefensa la torturaba con electricidad. ¿Se acuerdan de Alejandro Toledo?. Ya cuando estaba sentado en el sillón presidencial fue obligado a reconocer su paternidad de una niña de 12 años. Después, entre otras cosas, fue filmado drogado y en plena orgía con varias prostitutas. Y no solo eso, sino que Toledo presentó a su esposa, Eliane Karp, como una mujer pura y transparente casi como la virgen Maria. Pero la pelirroja y parlanchina primera dame, no solo estaba vinculada a un banco mafioso del Perú (Banco Wiese), sino que había sido divorciada hasta tres veces antes de llegar a ser la “primera dama” del Perú, y que durante su reinado en la casa presidencial peruana, había practicado al amor libre a discreción.

No nos pongamos como los puros moralistas, y veamos con otros ojos este melodrama a la peruana. Que importancia tiene que el presidente de la Republica tenga 10, 20 o 30 hijos fuera de su bendito matrimonio. Eso es un problema menor en un Perú que se cae a pedazos, y donde el hambre y la miseria liquida la vida de mas 15 millones de peruanos, y en cuyo marcos de extrema miseria muchas veces la paternidad es inexistente. Es por ello que hay cerca de 200 mil niños menores de 12 años que sin padre y sin madre están obligados a vivir en las calles del Perú. Y por ello hay cerca de un millón de niños menores de 12 años que tienen que trabajar en condiciones sobre humanas para sobrevivir. Y es por ello también que muchas familias, para escapar al hambre y la miseria, venden a su hijos como simples mercaderías.

Lo que hace y dice García hay que verlo en la continuidad del desastre peruano. Pobreza extrema, corrupción general en todas las instancias del Estado. Políticos y jueces que no valen nada. Nadie cumple las leyes y la misma constitución es inservible. Robo, saqueo, narcotráfico, crímenes y otros delitos son hechos cotidianos en Perú. Y en esas condiciones objetivas de la sociedad peruana es absurdo y demagógico pedir que un presidente se mantenga probo, moral y ético. En el caso de individuos como García, Fujimori y otros políticos del medio peruano, la familia, los hijos, la paternidad y la fidelidad conyugal, son asuntos de negocios y de poder. Así si la señora Pilar Nores, que como marioneta sigue al lado de este individuo inescrupuloso, no lo hace por la “Nación Peruana”, como se dice publicitariamente, sino por lo que va ha ganar en los cinco años de gobierno de su “marido”. Serán cinco años de lucro, robos, malversación, coimas y riquezas y en ese terreno que importa uno o varias docenas de hijos clandestinos de Alan García. Aquí el matrimonio, o “la altísima dignidad” de Pilar Nores como dice García, es un negocio redondo y tan lucrativo como vender droga internacionalmente.

¿Así qué Alan García Personifica la Nación?. Por favor no hagan chistes obscenos. ¿Cómo un acusado de ser responsable de crímenes y robos puede personificar la Nación?. ¿Como un reaccionario y vende patria puede representar a los peruanos?. García es un agravio para el pueblo, no por el ridículo espectáculo que acaba de representar y su hijo clandestino, sino mas bien por lo que representa en el terreno político. García surge del Perú lampen y en bancarrota moral y crisis total, el mismo Perú donde surgió el delincuente y fugitivo Alberto Fujimori, y el mismo Perú desde surgió Alejandro Toledo.

El teatro de ínfima categoría que acaba de presentar García, tampoco hay que verlo como una tardía conciencia paternal de este individuo. Nada de ello. Este hecho tiene un objetivo político, y hace parte de la distracción que se impulsa desde las altas instancias del Estado para intentar detener las protestas populares. En este caso es una especie de teleralidad a la peruana cuyo bufón principal es García Pérez quien es ducho en la mentira y en las poses teatrales. García es una especie de mitómano que miente y que la final el mismo cree en sus falsedades. En 1986 dio la orden para asesinar a 300 prisioneros de guerra, y al siguiente día de la matanza se hizo presente en los penales con un sequito de periodistas de la televisión. Ahí entre las luces de los aparatos televisivos, vestido con terno negro, con cara compungida, y entre las ruinas y el olor de las bombas y de la sangre aun fresca, casi llorando lamentó los sucesos sangrientos y dijo estar triste hasta el infinito. Cualquiera que no hubiera seguido los antecedentes de ese crimen masivo, habría pensado que el pobre García era inocente en esta masacre de prisioneros. Pero no, solo se trataba de un montaje teatral. García fue el que planificó y dio la orden de muerte en los penales, y por ello hasta la actualidad tiene varios juicios pendientes.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)