10 de noviembre de 2019

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

LA VOLUNTAD IMPERIALISTA DE MINERA YANACOCHA.

Por: Marco Arana Zegarra (*).

1ro de septiembre de 2006

Minera Yanacocha ha decidido imponerse a la voluntad de la población y al estado de derecho regional. El Cerro Quilish es un claro ejemplo donde la minería no es compatible con el desarrollo de los pueblos.

En estos días Yanacocha ha anunciado que realizará el estudio de línea de base del Cerro Quilish. Ha señalado que esta actividad no implica la explotación del Cerro Quilish. También ha dicho que esa línea de base la hará con participación de "técnicos locales" y de la comunidad.

De los propios estudios de exploración hechos por Yanacocha se conoce que el Cerro Quilish alberga en sus entrañas 4 millones de onzas de oro. Pero la población sabe que allí nacen los ríos Porcón y Grande que abastecen con el 70 % del agua que abastece a nuestra población urbana (140 mil habitantes) y a aproximadamente 15 mil campesinos de las comunidades ubicadas entre la zona de operaciones mineras y la ciudad.

El Cerro Quilish es un claro ejemplo donde la minería no es compatible con el desarrollo de los pueblos. El año 2001 el poder judicial local en dos instancias lo dijo claramente: "el ejercicio del bien privado no puede sobreponerse al bien público, el derecho privado está limitado por el derecho común". Pero Yanacocha no hizo caso, desconoció la Ordenanza Municipal 012-MPC-2000 que declaraba la intangibilidad del Cerro Quilish y se valió para ello de una curiosa resolución del Tribunal de Garantías Constitucionales que terminó diciendo que Yanacocha podría explotar el Cerro Quilish previa realización de un estudio de impacto ambiental "independiente" y contando con el pronunciamiento de la autoridad municipal.

En noviembre del 2001, la Mesa de Diálogo del CTAR Cajamarca declaraba la intangibilidad de los acuíferos. En octubre del 2002 el acuerdo de Gobernabilidad y Descentralización Regional promovido por la Mesa Regional de Lucha Contra la Pobreza, fue firmado por todos los candidatos de ese año electoral y allí se declaraba también la intangibilidad del Cerro Quilish. En abril del 2003 las autoridades del nuevo gobierno regional emitieron la Resolución 007-2003-GRCAJ-CR que declaraba la intangibilidad del Cerro Quilish. El Consejo Universitario de la Universidad Nacional de Cajamarca también declaró esa intangibilidad. Miles de campesinos que viven en el propio Cerro Quilish y sus inmediaciones han declarado que si es preciso están dispuestos a morir para defender el Cerro Quilish.

¿Cuál ha sido la respuesta de Yanacocha?
1. Denunciar a más de 50 los líderes de la comunidad que se han movilizado multitudinariamente durante cuatro años para defender el Cerro Quilish.
2. Neutralizar a la autoridad municipal a través de diversos convenios de inversión que han incluido el pago de los gastos personales para los estudios de maestría del alcalde provincial en una Universidad Española.
3. Neutralizar a la autoridad regional dotándola de computadoras para sus oficinas, regalando una camioneta a la dirección regional de minería y ofreciendo al presidente regional darle dinero para la construcción de un nuevo hospital y un coliseo deportivo.
4. Neutralizar a las anteriores autoridades universitarias regalando autobuses y firmando convenios de colaboración.
5. Maniatar la acción de las autoridades de la Iglesia Católica financiando becas para estudios de los seminaristas, el centro de restauración de arte religioso o financiando créditos para campesinos a través de la Vicaría de Solidaridad.
6. Condicionar la línea editorial de la mayoría de medios de comunicación local por medio de contratos para avisos publicitarios.
7. Contratando a un equipo de profesionales y haciendo convenios con un conjunto de ONGs que le ayuden a justificar la participación de la sociedad civil.
8. Dividiendo a las rondas campesinas proporcionando para esto fondos para créditos rotatorios a una facción de ellas (FEROCAFENOP).
9. Finalmente, Yanacocha ha saboteado la Mesa de Diálogo de Cajamarca creada en noviembre del 2001, y se ha servido de la mesa de diálogo de la CAO para proyectar la imagen dialogante de la empresa minera.

Esto es lo que vale el Quilish para Yanacocha: intimidar a los líderes de la comunidad, comprar, someter a las instituciones y sus dirigentes debilitando la gobernabilidad local.

" ¿Estarán de acuerdo los accionistas de Newmont con la utilización de estos métodos vedados?
" ¿Será sostenible en el tiempo este tipo de estrategia para garantizar el crecimiento de las explotaciones mineras?

Yanacocha no dialoga. Yanacocha impone, somete, coopta. Pero esa estrategia es frágil. La testarudez de los funcionarios de Yanacocha sólo puede anunciar incremento del clima de conflictos sociales que se vive en Cajamarca. Los líderes denunciados no se han amilanado. Los campesinos y el Frente de Defensa de la Vida y Medio ambiente junto a pequeñas ONGs que se han resistido heroicamente a firmar convenios con Yanacocha y soportan las campañas mediáticas de desprestigio han dicho:

¡NO A LA EXPLOTACION DEL CERRO QUILISH!

¡RESPETO A LA ORDENANZA MUNICIPAL 012-MPC-2000!

Yanacocha ha elegido el camino de la confrontación, de la imposición y del abuso. Cuatro millones de oro parecen haber convertido su voluntad en una decisión irrefrenable. Muchos hemos perdido la esperanza de que los funcionarios reflexionarían y que nuestras autoridades respetarían su palabra empeñada en el Acuerdo de Gobernabilidad Regional. Pero esta opción parece estar cerrada.

Los cajamarquinos han buscado el diálogo, muchos lo seguiremos buscando, pero sabemos que para Yanacocha el Quilish es "¡sí o sí!" y para nosotros el Quilish es ¡no y no! Entonces las condiciones para el diálogo no están dadas. La apuesta de Minera Yanacocha para insistir en los trabajos de exploración del Cerro Quilish halla su antípoda en la pretensión de un cada vez más creciente número de ciudadanos que apuestan por la expulsión de los mineros de Cajamarca. Ningún estudio que haga Minera Yanacocha podrá convencer a los ciudadanos cajamarquinos de que la explotación del Cerro Quilish no representa amenaza para su vida, más aún cuando Yanacocha ha mostrado que no está dispuesta a resolver los problemas ambientales y sociales que ha creado a lo largo de once años. En última instancia, porque como dijo, el periodista Enrique Grosso, exdecano del colegio de periodistas porque: "en la explotación del Quilish, los cajamarquinos tienen una oportunidad para decir a los mineros: hagan lo que quieran, pero esto no", es decir se trata de una cuestión de dignidad y respeto. En definitiva no sólo de una cuestión "técnica", sino social. Si esto no se entiende pueda que el oro del Cerro Quilish se explote pero será "oro manchado", "oro sucio".

Si bien es cierto que los cajamarquinos no han negado el derecho que Yanacocha recibió del Estado peruano para explotar los recursos naturales, también es cierto que los cajamarquinos solo están pidiendo respeto, que no contaminen sus ríos y suelos, que no abusen de los más pobres, de los campesinos a los que obligaron a venderles sus tierras a precios miserables y, por último, que hicieran participar a la comunidad de las enormes riquezas que obtienen. Por once años los cajamarquinos no han sido escuchados y el Cerro Quilish parece haber llegado a su hora cero.

Cientos de profesores a los que Minera Yanacocha está llevando gratuitamente a visitar la mina, a pesar del almuerzo y las charlas que les dan, regresan convencidos de que la contaminación existe, de que la explotación del Cerro Quilish es una amenaza inaceptable. Miles de campesinos anuncian nuevas movilizaciones con medidas de fuerza. Ojalá que las autoridades del gobierno central entiendan que Yanacocha está jugando con la paciencia y la nobleza de un pueblo que un día después de ocho años de abusos, en setiembre del 2001 dijo: "¡Basta!" y una turba incendió las oficinas urbanas de la empresa minera.

La inmensa mayoría de ciudadanos cajamarquinos rechazan la violencia y buscan la paz, pero saben bien que la paz es fruto de la justicia. Las autoridades del gobierno central y los más altos funcionarios de Newmont en Denver deben intervenir para que el oro que generosamente han venido sacando no sea manchado por la indolencia de los funcionarios mineros locales y la desesperación de un pueblo que no está dispuesto a seguir soportando más atropellos.

* P. Marco Arana Zegarra
COMISIONADO DE LA MESA
REGIONAL DE LUCHA CONTRA LA POBREZA
DNI 26605193
Telefax 076 - 83 20 82