9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

Máxima Acuña y su lucha contra Ollanta Humala y la transnacional Yanacocha

Diversos actores

4 de marzo de 2015

Maxima Acuña, igula que otros campesinos de Cajamarca tienen tres enemigos: el gobierno de Ollanta Humala, la transnacional minera Yanacocha, una de las grandes productoras de oro de America Latina: y los jueces corruptos del Peru. Esta valiente campesina, desde hace 4 años viene luchando contra estos tres enemigos. Ollanta Humala, ese militar felon y traicionero, durante su campeña electoral ofrecio que haria respetar los derechos a la tierra de los campesinos, antes que los intereses de las transnacionales. Cuando ya estuvo en el gobierno lo primero que ha hecho, es ordenar la represión de los campesinos de Cajamarca que se niegan a dejar que Yanacocha destruya sus ancestrales tierras y lagos.

Aquí algunas notas sobre la abnegada lucha de Maxima Acuña.

AFP. La disputa por tierras entre una campesina y la empresa Yanacocha, la mayor aurífera de Sudamérica, vuelve a poner sobre el tapete el conflicto entre nativos y empresas extractoras de recursos naturales en el Perú, con demandas de respeto a la propiedad y al medioambiente.

Máxima Acuña de Chaupe y su familia disputan hace cuatro años con la empresa Yanacocha la propiedad de un terreno en la zona de Tragadero Grande, localizada en la región Cajamarca, en la sierra norte del Perú.

Según denunció Mirtha Vásquez, abogada de Máxima, la semana pasada, empleados de la firma derribaron los cimientos de una casa que su defendida construía en el territorio en litigio. La abogada recordó que un tribunal falló a favor de la familia de la campesina, que fue absuelta del delito de usurpación en un juicio contra la minera.

Por su parte, Yanacocha, administrada por la estadounidense Newmont y la peruana Buenaventura, precisó que esa decisión no concede ningún derecho de propiedad para los Chaupe, que el proceso judicial no ha terminado y que el terreno les pertenece desde fines de los 90.

Lo que ocurre entre Máxima Acuña y Yanacocha no es un hecho aislado ni una novedad en el mayor productor de oro del continente, y donde campesinos temen que la actividad minera afecte su hábitat.

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, en Perú, el mayor productor de oro del continente, se detectaron 210 conflictos sociales durante el mes de enero. De estos, 140 casos son declarados socioambientales.

En la vasta Amazonia peruana, un grupo de 400 indígenas mantienen ocupados 14 pozos de la petrolera Pluspetrol, exigiendo a la firma compensaciones por el uso de sus tierras, además de acusarla de causar daños ambientales, como contaminar el agua y alimentos.

La empresa Pluspetrol dice que atiende las demandas pero pide que se levante la medida de fuerza para conversar. (AFP)

La desigual batalla de Máxima Acuña de Chaupe contra la minera Yanacocha es la misma que libran miles de ciudadanos humildes y anónimos contra la injustica y el poder. Esta vez, sin embargo, el oro no pudo con la firmeza de esta mujer que le dijo NO a la mina que pretende extender el proyecto Conga sobre su propiedad.

En un principio la minera tocó su puerta con una oferta económica por el terreno de 25 hectáreas que adquirió el año 1994 a la comunidad de Sorocucho en Cajamarca, pero la familia Chaupe Acuña no tenía la menor intención de vender sus tierras.

El 2011, con apoyo de la policía de la DINOES, la minera intenta tomar por la fuerza el control de los terrenos. En mayo y agosto, Máxima, su esposo y sus hijos fueron golpeados, su vivienda incendiada y sobre su terreno ingresaron maquinarias pesadas con la finalidad de consumar el despojo.

Pero eso fue solo el inicio. El 2012 la minera acusó a la familia Chaupe Acuña ante los tribunales por “ocupación ilegal y usurpación”. De pronto Máxima se vio envuelta en una verdadera pesadilla. Un juez de Celendín la condenó a tres años de prisión y el pago de 200 soles en compensación a Yanacocha.

Ese fallo fue anulado el 2013, pero la minera insistió y logró que condenen a dos años y 8 meses de prisión a cinco miembros de la familia Chaupe, además del pago de 5,500 soles como reparación civil y se dicte una orden para que desalojen la propiedad.

La familia Chaupe Acuña no se amilanó ante la adversidad y llevó el caso a la Corte Superior. El 17 de diciembre del 2014 la Sala de Apelaciones revocó la sentencia por el delito de usurpación y dispuso la suspensión del desalojo de los terrenos ubicados cerca del área de influencia del proyecto minero Conga.

EL DRAMA CONTINÚA

Cuando todo hacía indicar que los problemas y el abuso contra la familia Chaupe Acuña habían quedado atrás, la minera Yanacocha advierte que llegará hasta la Corte Suprema y presenta un recurso de casación contra la sentencia que absuelve a la familia Chaupe.

Lo más grave, sin embargo, sucedería el 20 de enero del presente año, cuando la minera Yanacocha destruyó la casa de Máxima Acuña mientras realizaban una construcción dentro de su propiedad.

El director de asuntos externos de esa empresa, Raúl Farfán Amat y León, confirmó que con apoyo de su personal destruyeron la construcción iniciada por la familia Chaupe, al considerar que era “una construcción dentro de la propiedad de la empresa”. En esta agresión, según el propio Amat, participaron unos 20 miembros de la Policía Nacional.

El alto mando policial desmintió lo dicho por el representante de Yanacocha y negó la participación de la PNP en la agresión a la familia Chaupe Acuña, dejando en claro que fue “una intervención de la propia empresa minera Yanacocha con su personal de seguridad particular”.

Mirtha Vásquez, abogada de la familia Chaupe, dijo que demandará a la empresa aurífera ante el Ministerio Público de la provincia de Celendín, pues no pueden abusar de una humilde familia, quien tiene 25 hectáreas de terreno en el sector Tragadero Grande.

TRIQUIÑUELAS

Rocío Silva Santisteban, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, sostuvo que la minera pretende apelar a “triquiñuelas legales” para despojar de su propiedad a la familia Acuña Chaupe. “La empresa no puede ir a la Suprema, el caso ya está resuelto en el fuero que le corresponde, que es la Corte Superior. Han presentado una queja sobre una cuestión de forma, pero el tema de fondo ya ha sido resuelto y dice que el terreno es de propiedad de Máxima Acuña”, declaró a otramirada.pe

Explicó que la minera Yanacocha denunció a Máxima y su familia por usurpación agravada, que es un delito que tiene como máxima sanción una pena de 8 años y se queda en la superior como última instancia, no puede pasar a la suprema.

“Ha quedado demostrado que Máxima no usurpó y que más bien siempre defendió su terreno y es posesionaria del bien, eso es lo que ha dicho la Corte Superior. Lo que ha hecho la minera es presentar un recurso de casación, pero se refieren a temas colaterales del proceso y más bien quieren entrar al terreno de las triquiñuelas legales”, precisó Silva Santisteban.

El periodista e investigador Raúl Winer, quien publicó recientemente el libro “El Caso Yanacocha”, sostuvo que desde los años 90 esta minera se ha apropiado de manera irregular de muchos terrenos de campesinos a los que despojaba de su tierra con engaños o mediante expropiaciones, y para eso contaba con el apoyo del gobierno de Alberto Fujimori. “No me extraña lo que pretenden hacer ahora”, declaró.

Lo cierto es que el caso de Máxima Acuña de Chaupe ha adquirido connotación internacional y son muchos los organismos defensores de los derechos humanos que están pendientes del caso y se han pronunciado en defensa de los derechos de esta humilde familia cajamarquina frente a la poderosa minera.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)