20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

OLLANTA HUMALA ESCAPO DE MASA ENFURECIDA QUE LO QUERIAN LINCHAR

Video

13 de octubre de 2013

"cachaco de mierda" le gritaba la gente. Embustero ladron gritaban otros.

El viernes 6 de setiembre de 2013, no fue un día como cualquier otro en Perú. Ese día en la noche una turba enfurecida casi lincha a Ollanta Humala, el actual presidente del Perú. Humala pasó el susto de su vida cuando al salir del Estadio Nacional, una turba de miles de personas lo atacaron con botella, latas, desperdicios y hasta bolsas de plástico repletas de orines. Este hecho tuvo lugar a la salida del Estadio donde se habían congregado cerca de 50 mil personas en ocasión del match de fútbol entre la selección del Perú y de Uruguay.

La selección de futbol perdió frente a Uruguay. Deportivamente, la derrota peruana no fue una sorpresa. Desde hace muchos años el futbol peruano es la última rueda del coche del futbol latinoamericano. La selección nacional es el reflejo de la sociedad peruana en crisis y en decadencia total. Pero aquí la turba aprovecho el pretexto de la derrota para irse contra Ollanta Humala, quien al estilo de los más imbéciles de los presidente anteriores, se disfrazó de futbolista y se presentó en el Estadio como el más afiebrado de los hinchas de la selección peruana.

Ese gesto le costó caro. Las masas lo persiguieron para apalearlo y lincharlo en el acto.
“ladrón de mierda” le gritaba la masa enfurecida. “Hijo de puta, mentiroso,”, decían otros al mismo tiempo que lanzaban botellas, latas de gaseosas y cualquier elemento contundente que sirviera de proyectli.

Como dijo la emisora radial RPP, “el vehículo que transportaba al mandatario no podía salir del escenario deportivo debido a una turba que lanzaba objetos”. Ahí dijo la emisora radial, “le cayeron botellas, bolsas de basura y papeles, el presidente de la República, Ollanta Humala no pudo salir con facilidad del escenario deportivo”. Otro medio de comunicación de Lima informó que los hinchas también le hicieron sentir su rabia al mandatario, pues, cuando se disponía a subir a su vehículo, le cayeron bolsas con desperdicios y botellas. Sus agentes de seguridad tuvieron que cubrirlo para que no le caigan los paquetes”.

Aparte del aspecto deportivo y caliente del hecho que aquí narramos hay aspectos más profundos y políticos de la ira de la tuba futbolística contra el presidente. Ollanta Humala, no es el primer presidente que ha recibido en la cabeza una lluvia de botellas, piedras y orines. Alan García Pérez, fue uno de los gobernantes más corruptos de la historia política peruana. Este aprista no pocas veces recibió piedras, botellas y palos de las masas enfurecidas. Al otro presidente que le cayó de todo en la cabeza, fue Alberto Fujimori.

Entre 1990 y el año 2000 el “chinito” y su comitiva oficial tuvieron que salir huyendo de la furia de los estudiantes, campesinos y masas trabajadoras que lo repudiaban.

El Perú se defiende a “botellazo limpio”, y a falta de botellas, buenas son las piedras, latas y bolsas de orines. Ollanta Humala, farsante, cínico, corrupto y mentiroso, bien merecido se tiene el susto que le impuso cerca de 50 mil personas en cólera.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)