16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

LIO DE APRISTAS: ALAN GARCIA NO CREE NI EN SU MADRE

Enviado por Ernesto Ventocilla Rivera.

21 de julio de 2013

(Para ver el video). http://youtu.be/LhjtDkzys7I

Difunden el detrás de cámaras de Alan García (VIDEO)

El periodista Beto Ortiz se despidió ayer de la conducción de su programa matutino Abre los Ojos con un regalito para el expresidente Alan García. Presentó imágenes inéditas del “detrás de cámaras” de la primera entrevista que le hizo al líder aprista. Queriéndolo o no, Beto Ortiz, quiso compartir con sus televidentes quizá la verdadera personalidad del exjefe de Estado: coloquial, irónico, lenguaraz, lisuriento y con un ego inigualable.

En los aproximadamente cuatro minutos de video, Alan García hace gala de un lenguaje coprolálico, digno de uno de sus más de cinco mil agradecidos conmutados. Tal es así que llega a referirse al mismísimo Víctor Raúl Haya de la Torre, su máximo líder y referente ideológico, como “¡un cojudo!” y prácticamente le dice bruto al actual presidente Ollanta Humala.

“Es terrible, ah! Qué hombre visionario, ese cojudo… Por eso, lo sigo…”, dice refiriéndose al fundador de su partido, quien ya en el 78’ avizoraba el papel protagónico que iba a cumplir China en el mundo, entre otras cosas, por su enorme población que requiere ingentes recursos naturales, cuyo consumo beneficia a países como Perú.

Pero este análisis que comparte con Beto Ortiz a raíz de un libro de Carlos Spa, también le sirvió a Alan García para intentar descalificar la inteligencia del actual presidente Humala.

“Si se derrumba (China) esa masa enorme tendrá que consumir o producir y va a compensar las cosas y va a terminar salvando. ¡Eso es inteligencia! (de Haya de la Torre), bien lejos de la de Humala (Risas)”.

Al término de uno de los segmentos de la entrevista, García le pregunta a Beto Ortiz: “Pero le pareció bien…”, a lo que el conductor le responde: “Muy bien… La gente está feliz”, dice comentándole que la respuesta en las redes sociales ha sido positiva.

“Usted lee ahí mismo, le indica a la gente…”, dice sorprendido Alan. “¡Claro!”, responde Ortiz, a lo que el expresidente retruca gritando: “¡Y ahí le dice: pregúntale a la mierda, ese…!”
El ego colosal.

Alan García acudió a la entrevista con un saco negro y una camisa azul marina, y durante gran parte del video se muestra muy preocupado por su imagen, cómo estaba saliendo ante las cámaras. Apenas ingresó al set, cuestionó a Beto por usar corbata, cuando él había ido mucho más informal, para proyectar una imagen “más juvenil” que le permita caer bien a sus electores con miras al 2016.

“¿Está saliendo bien, la pinta que es fundamental?”, pregunta apenas acaba otro segmento de la entrevista arreglándose el saco. “¿El azul sale bien?”, agregó tomándose la camisa. Frente a estos coquetos comentarios, Beto le pregunta, porque no vino con la corbata “para verse más juvenil”. García responde con el mismo estilo travieso: “Estoy en verano, por eso quiero verme más juvenil…” Luego, agrega con el mismo tono coquetón: “Ya hay que comenzar (la campaña)…”.

Cabe precisar que la entrevista se realizó en febrero pasado.

A García se le ve muy animoso. Tanto así que cuando escucha que Beto le pide a su producción que le “marque los quince minutos últimos para que termine la entrevista, Alan vuelve a referirse a su intención de postular al 2016.

“Quince y quince, y nos vamos… Ya en la puerta me das. Yo cobro por entrevista…”.

“Ah, ya”, responde el conductor sonriendo. “Si no, ¿cómo? (risas). ¿Con qué pago mi campaña del 2016?”, reitera inflando el pecho, el líder aprista.

El asistente le advierte gritando “¡está grabado!” a lo que Alan responde retándolo.“Se lo digo al aire… Si yo me río del país, me río, me gusta reírme con el país y del presidente Humala…”.

Aquí es necesario hacer una pausa. García trae a colación la famosa frase que le endilgó el actual presidente haciendo referencia a su colosal anatomía, que evidentemente molestó al vanidoso líder aprista.

“Eso del vientre de los hombres… (Hace un ademán de codazo de Humala) En el baño anda mirando…”. Con ese gesto, García intenta demostrar que la respuesta que le dio al actual presidente fue mucho más contundente. Recordemos que en su momento le respondió así: “Parece obsesionado, le gusta mucho el cuerpo de los hombres menos el de los panzones (...) Me encanta que se fije en mi cuerpo. Intentaré bajar un poco más de peso, para ver si le gusto un poco más”.

Luego, Alan recurre a un lenguaje de doble sentido: “¡No! ¿Qué yo no me fijo en el vientre de los hombres? ¡Todavía, no!”. -¡Todavía, no… me gustó el ‘todavía’… moderno, moderno…”, responde Beto... García no se inmuta y sigue con lo suyo entre risas: “Todo por tu lado, una araña está mirando por ahí… Jajajaja”.

Alan trata al fiscal como a su hijo.

En el video, Alan también confesó que trata al fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, como si fuera su hijo. Tanto así que llegó a increparle en su propio despacho. Aquí, reproducimos el revelador diálogo:

- Beto: Ahora lo están acusando a Peláez de que solo investiga a Toledo…
Alan: (Se pone serio) Cómo, si me ha puesto… ese hombre es loco, ¿no? Me manda una comunicación que salió en todos los periódicos, diciendo que hay indicios de enriquecimiento ilícito. ¡Enriquecimiento ilegal!, de abuso de dinero… ¿A mí? ¡Qué tal concha!.

- Beto: (Risas)
Alan: Me dio mucha cólera…
- Beto: ¿Qué, es una nota de prensa del Ministerio Público?
Alan: No, él mandó una citación de dos páginas. Yo, cuando estuve con él, le dije: ‘Oiga,fiscal, ¿no puede tener más cuidado con las palabras…?
Nada Light.

Cuando García es invitado a ingresar al set de televisión, un miembro del equipo de producción le alcanzó la galleta que estaba comiendo mientras esperaba que Beto Ortiz termine la entrevista que le hacía al entonces teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra.

Señor presidente, su galletita!.
“Venga… Mejor no la dejo, ¡alguien se la puede comer!”, dice jocoso, a lo que Beto comenta: “¿Galletas light?”.

- “¡Qué light! Hay que comer bastante antes de entrevistarse con Beto. La galleta lo pone a uno dulce…”.
Las travesuras.

Mientras el técnico de producción le instalaba los micrófonos frente a Beto Ortiz, Alan deja fluir un diálogo sutil y, parafraseándolo, con cierta obsesión “psicosexual”.

DATO

Alan también demostró que estaba en abierta campaña por la revocatoria de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. Cuando Beto Ortiz le comenta que el pastor Humberto Lay “estaba por el SÍ”, el líder aprista responde con gran regocijo:
“¡Ah, el pastor… que le sigan muchas ovejas, entonces… (Risas)”

ALAN GARCIA NO CREE NI EN SU MADRE

Por: Eduardo Bueno León (jle27049@hotmail.com)

Por fin se sacó la careta el miserable bribón. ¡A ver qué dicen ahora los alanistas !. Llamar "cojudo" fuera de cámaras a Haya de la Torre y admitir que tiene al fiscal Peláez en el bolsillo, muestran la verdadera personalidad de este sicótico narcisista.

Quedan confirmadas las diversas hipótesis de terapeutas y sicoanalistas respecto al odio que siempre ha profesado Alan García a Haya de la Torre y al APRA.

Quien niega sus raíces, simplemente, como dicen en México, No tiene madre.

El gran manipulador de los pobres compañeros y compañeras que siguen fieles a sus raíces, confirma una vez más, lo que siempre ha dicho a sus íntimos: El APRA no sirve para nada.

¡Y cómo va a servir si la ha destruido!

Pero lo más riesgoso, ya no para el Partido, sino para el sistema político, es ver cómo este ladrón de cinco esquinas, se ufana de la impunidad de la cual goza. El gran comisionista y lobista que con su gente ha asaltado al Estado, es un cobarde que nunca ha dado la cara ni enfrentado juicios o comisiones investigadoras hasta el final, porque sabe que es el protegido de los intereses mediáticos mineros y de las empresas constructoras. Si la democracia peruana es débil y poco legítima se debe en gran medida a Alan García.

Estoy seguro que el periodista Beto Ortiz no ha traicionado a García difundiendo las imágenes y diálogos fuera de cámaras. Lo más probable es que se lo haya consultado a García, y el bribón lo ha autorizado, sin darle importancia, y por último -ha pensado en su fuero interno- que todo el país sepa, que él ya no es aprista, es independiente y enfrentado a la ideología aprista (tal como se lo dijo a César Campos en Expreso).

Abran los ojos compañeros y compañeras, no permitan que se humille, se ofenda, se maltrate la memoria de Haya de la Torre, uno de los hombres más preclaros del siglo XX. Tengan dignidad, amor propio, los peruanos no salen de su asombro al ver tanto servilismo, obsecuencia, tanta vocación de esclavos en los apristas de esta época que no reaccionan.

En estas listas hemos visto como Alfonso Salcedo se rasga las vestiduras hablándonos de fraternidad, hay un grupo de apristas decentes nucleados en torno a "Nuevos rumbos" que han tratado de orientar con sus manifiestos la disputa entre tendencias, están los hermanos mayores como Lucho Alvarado y el clan, hombres de la calidad de Percy Murillo, de Grover Pango, todos ellos son testigos de la vida modesta y misionera de Haya de la Torre, de su integridad, de su pobreza, de su pedagogía, de un hombre que pudo enriquecerse o llegar al poder vendiéndose a la oligarquía y al militarismo, pero optó por la honestidad y la ética, y un inclaudicable apego a los principios populares por los cuales luchó toda su vida.

Defender a Víctor Raúl de las injurias lanzadas por el traidor y sicótico Alan García, no sólo es un deber moral, es defender la opción por una política limpia y popular en el Perú. Si permitimos que a los grandes hombres que abrieron caminos los llamen "cojudos" porque no se enriquecieron ni aceptaron llegar al poder a cualquier precio, entonces el Perú será siempre pasto de los Fujimori, los Montesinos, los Maiman, los Baruch. ¿Qué ejemplo le estamos dando a las nuevas generaciones?

Los grandes héroes del Perú moderno, los grandes estadistas, son los que no se vendieron, los que no se alquilaron, los que no se entregaron a potencias extranjeras o a sus grandes empresas. Vivieron modestamente, ya sea en su cátedra, en su modesto despacho de abogados, en su local sindical, en su partido.

Cuando Alan García injuria a Haya de la Torre, lo que está diciendo es que la política limpia no sirve para nada, que esos hombres fueron ingenuos, torpes, que no supieron llegar al poder y plasmar sus ideas. Premeditadamente, trata de reescribir la historia del Perú, omitiendo golpes de Estado, fraudes electorales, vetos a candidatos, campañas mediáticas de demolición, intrigas de la embajada norteamericana, persecuciones.

Para García la única política valedera se sintetiza en la célebre frase "la plata llega sola", cae a montones cuando se trabaja en el poder para los ricos, para los lobbies, para los amiguetes, para los enemigos del Perú en Sudamérica. Esa es la política, que para García es válida,se comporta como los antiguos virreyes que repartieron el Perú entre intendentes y corregidores, la política colonialista que compraba lealtades a base de onzas de oro.

García quiere una política donde el robo y la comisión sea la norma. Nadie es mejor que él mismo. Todos forman parte de la cloaca. Ese es el pensamiento sicótico, destructivo que este personaje está inculcando en el Perú, aprovechándose de la mentalidad de algunos grupos sociales que sueñan con el dinero fácil a través del arribismo.

Que los viejos apristas, no caigan en la peor de las infamias: El silencio cómplice, la gratitud injustificada, el pretexto del retiro forzado, la cobardía moral.

ALAN INJURIA A VÍCTOR RAÚL

POR: Hugo Sánchez

La cúpula del partido esta infestada de cobardes que no se van a atrever a sancionar al Presidente del PAP (Partido Alanista Privado) El Estatuto Art. 96 sanciona la injuria y siendo esta al Jefe es una falta grave que merece la expulsión. Llamar "cojudo" fuera de cámaras a Haya de la Torre y admitir que tiene al Fiscal Pelaez en el bolsillo, muestran la verdadera personalidad de este sicótico narcisista. Quedan confirmadas las diversas hipótesis de terapeutas y sicoanalistas respecto al odio que siempre ha profesado Alan García a Haya de la Torre y al APRA. Los verdaderos Apristas le debemos un respeto sagrado al compañero Jefe y honramos su memoria. Sujetos de esta naturaleza son lo peor que pueda existir, no solo en el PAP, sino en nuestra sociedad. Alan García ha cometido una falta grave, merece nuestra repulsa, ha cometido una blasfemia y muchos quemaremos sus escritos, retratos, libros y todo aquello que lo represente.

Víctor Raúl Haya de la Torre con su incansable lucha ha logrado la redención del indio, del pobre, de los explotados. Sin embargo Alan García ha hecho un gobierno para la derecha, con los explotadores y el imperialismo.

Alan García no es nada al lado del fundador del Apra, el líder que forjo un movimiento continental, lider estudiantil, deportado, perseguido, apresado, el que entrego su vida por una causa por los pobres y las clases explotadas merece por lo menos respeto. A Haya de la Torre nunca lo llamaron ladrón. Es querido por el pueblo. Cobro 1 Sol como Presidente de la Constituyente. Murió pobre y es ejemplo de decencia y humildad.
Alan García se lo debe todo a Víctor Raúl y a su partido, fue enviado a estudiar a Europa, fue Constituyente en 1978 y diputado en 1980 y presidente en 1985. Pero hay otro Alan García, el cobarde que corre y se esconde debajo de una cama como en Villa El Salvador, el que huye por los techos y se refugia en un asilo dorado en Francia, el que se escapa de la justicia por medio de la prescripción, es el que agrede e insulta a Víctor Raúl por envidia.
Hay también un Alan soterrado, detrás del biombo, con sus añorados "viernes juridicos" en el Jr. Carabaya en los 77 con colegas y amigos "modermos" o declarados, con excesiva figuración con damas para aparentar ser el gran macho, con disfuerzos y coqueterias, con pasos de baile aparentando mover senos femeninos, con el doble sentido, con la mania de tocar cuando habla, con la inseguridad que provoca temblores en las manos, disimulando su ansiedad con sobreactuación, con jerga, palabras soeces, respondiendo como el vivo, sabelotodo, pendejo, criollo. Otra persona detrás de cámaras.

También esta el Alan García ambicioso, codicioso. Llego al partido con su casaca marrón, un volvo viejo con deudas en una mecánica de La Victoria, sin domicilio conocido, con un pasado bohemio en España y Paris, con una esposa extranjera que le había quitado al entonces trotskista Víctor Polay, con excentricidades e infidencias en la Constituyente que provoco que no ingrese a Villa Mercedesen los últimos días de Víctor Raúl pero luego aparecer en una foto falsificada en su lecho de muerte. Ese es el Alan truculento, falso, mediático y falaz.

Pero ya el partido se ha dado cuenta que Alan García utiliza a los apristas como mano de obra barata, luego de ganar las elecciones del 2006 tiro al tacho el Plan de Gobierno, goberno para los grupos de poder y el capital extranjero, traiciono al no restaurar la Constitución de 1979 y hasta ofrecia poner en la congeladora al "Gran partido de Víctor Raúl" en un discurso para satisfacer a los ricos.

La militancia ya no lo sigue, ya protesta en los mitines o simplemente hace el ausentismo, se expreso con el voto de castigo contra la lista congresal impuesta por una cúpula corrupta, incapaz y fraudulenta.

Alan García busca sepultar al partido forjado por Arevalo, Carlos Manuel Cox, Manuel Seoane, Luis Alberto Sánchez, Andrés Townsend, Ramiro Priale, Luis Negreiros, Antenor Orrego, Magda Portal, Luis Felipe de las Casas, Carlos Philips, Luis Heysen, los fusilados de Chan Chan, los revolucionarios del 48, los Fajistas y los miles de militantes que mueren defraudados, desmoralizados y estafados por promesas de los ahora encausados en enriquecimiento ilícito, corruptelas y favorecimientos.

Cuantos no han visto su rostro descomponerse cuando las masas le responden "Haya no ha muerto, sigue siendo el Jefe" cuando sus serviles gritan Alan Presidente, el Apra en la victoria. Ante los gritosel Secretario que ha falsificado su inscripción, socio de los faenones, que fue denunciado por los petroaudios, desaforado Premier que visitaba 9 veces a Canaan gritan que entonen el Himno Nacional.

Alan García no busco llegar al poder para la gran transformación él y muchos llegaron al gobierno para hacer la gran robo-lución.

Los de la cúpula mafiosa con lujos, vida de millonarios, grandes adquisiciones, cuentas abultadas y Haya de la Torre yace en una tumba prestada
Solo falta que vendan la Casa del Pueblo, aunque algunos afirman que ya vendieron el edificio del costado.

Ojala los apristas reaccionen, Alan García ha cometido una falta grave, merece nuestra repulsa, ha cometido una blasfemia y muchos quemaremos sus escritos, retratos, libros y todo aquello que lo represente.

Alan García es el émulo de la política sucia, demagógica y claudicante
Alan morirá y desaparecerá. Quedará su fortuna mal habida sobre los huesos de tantos mártires,

Haya de la Torre seguira creciendo con su ideología, en otros partidos, en otras latitudes, en otros espacios tiempo, con otras generaciones y su historia será ejemplo de vida perdurable.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)