10 de febrero de 2019

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

GARCÍA Y MANTILLA: DOS ALMAS GEMELAS.

22 de julio de 2006

En 1979, Agustín Mantilla se convirtió en el secretario personal y asesor de Alan García, quien por entonces empezaba a destacar por su inteligencia, su capacidad oratoria y su histrionismo en la Asamblea Constituyente. A partir de entonces ambas figuras apristas se volvieron inseparables. Por ello Mantilla siguió en ese cargo de absoluta confianza hasta que García ganó las elecciones de 1985.

Durante el gobierno aprista, Mantilla fue primero vice-ministro y luego ministro del interior. En los cinco años, tuvo una relación fluida con el presidente que lo seguía teniendo en su entorno más personal e inmediato. Diversos medios periodísticos vincularon a Mantilla con grupos de choque aprista que él auspiciaba, además de ser señalado como el responsable, junto con García, de crear y dirigir al grupo paramilitar Rodrigo Franco, autor de un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos.

Luego del autogolpe de abril de 1992, García se escapó de forma sospechosa "saltando por los techos de las casas". Mantilla fue recluido durante quince meses en el Hospital Militar. Tras su liberación fue visto con simpatía por los militantes apristas, por lo que accedió a la secretaría general del partido. En 1995 fue elegido congresista y en ese cargo no perdió oportunidad para plegarse a la bancada fujimontesinista en diversos acuerdos relacionados a no investigar determinados casos.

En marzo del 2000, en plena campaña electoral, Agustín Mantilla, entonces jefe de campaña del partido aprista, recibió de Vladimiro Montesinos 30,000 dólares para gastos proselitistas. La dirigencia aprista no tardó en separarlo "indignada" por la actitud de su ex compañero. Mantilla dice que actuó solo, sin el conocimiento de nadie ¿Se le puede creer eso? El video que reveló dicha entrega se difundió a los pocos días que García iniciaba su campaña electoral. El ex presidente dijo que lo hecho por Mantilla había sido "una cuchillada por la espalda" y reiteró que la dirigencia del APRA ignoraba este siniestro trato.

Hace unos días se hizo de conocimiento público la existencia de unas cuentas en el Union Bank of Switzerland (UBS) de 2.5 millones de dólares a nombre de Agustín Mantilla. Este no tiene como explicar la posesión de una suma tan cuantiosa. A esto hay que agregar lo sugestivo de las fechas en que se le abrieron dichas cuentas: diciembre de 1990 y enero de 1991. Nada menos que tan solo cinco y seis meses después de haber culminado el gobierno de Alan García Pérez. ¿Coincidencia?

Sumado a este hecho, el 27 de julio de 1989, una nota de información de carácter secreto, redactada por la Dirección de Seguridad del Estado de la Policía Nacional del Perú, dio a conocer los nombres de altos funcionarios del gobierno aprista involucrados en el robo sistemático de oro, propiedad de Centromin Perú.

Se involucra al gerente de Operaciones Metalúrgicas-Sierra, Ing. Oscar Posadas, pero él no pudo haber realizado tales acciones sin un apoyo de autoridades superiores. En ese sentido el documento es aún más revelador: "teniendo éste influencia y amparo en el sector Interior, como es el señor Mantilla, que obedecería disposiciones directas del señor Presidente Constitucional". Este ingeniero fue detenido y puesto en libertad por orden de Palacio de Gobierno. Antes de salir libre, manifestó que el mineral "era para el presidente de la República y que no era la primera vez que ordenaba una gestión de ese tipo".

Por si esto fuera poco, se ha emitido recientemente un video en el que se muestra a Alan García con Mantilla, en Bogota, en 1999, sólo meses antes que se realizara la entrega de los 30,000 por parte de Montesinos para la campaña del partido aprista.

Entonces, tenemos que Mantilla y García han sido amigos, compañeros y socios. Más de veinte años de amistad y confianza mutua. Ahí está la matanza de los penales en los que Mantilla encubrió a García, los grupos paramilitares coordinados por Mantilla bajo la supervisión de García. La denuncia de sustracción de oro por ambos personajes, entre otros cargos. Además, pocos meses después de terminado el gobierno aprista, Mantilla abre una cuenta por 2.5 millones de dólares, quedando la posibilidad de haber otras cuentas. A esto se le agrega la denuncia contra el ex presidente García por enriquecimiento ilícito (entre otros) formulada por la actual Fiscal de la Nación, Nelly Calderón.

No es difícil sacar conclusiones.

(Asociación Juvenil Alan Nunca Más).

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)