10 de noviembre de 2019

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PERÚ: DE LA ILUSIÓN NACIONALISTA AL PUNTO DE PARTIDA.

Por: Jorge Lora Cam.

14 de julio de 2006

Pareciera que en América Latina Chávez y Fidel empujan a la izquierda y todos los demás hacía un centro que conduce a una matizada derecha representada por Uribe, Kirchner, Lula, Vázquez, Bachelet y ahora Alan García. Entretanto Morales y Chávez esperaban a un aliado, creían que con Humala mejoraría el fiel de la balanza. Tenemos legítimas dudas.

Múltiples interrogantes surgen desde el Perú. Una de ellas: ¿América Latina cambia muy rápidamente o son nuestras quimeras las que cambian?. Y es que una cosa es leer datos y noticias y otra estar presente en Perú, vivirlo y reflexionarlo en medio de sus paradojas políticas. Visitando ese país, se modifican las lecturas de las dos vueltas electorales presidenciales y los comicios municipales y regionales que vienen en el próximo noviembre.

En este artículo trataremos de examinar lo ocurrido en Perú desde la sociedad, desde sus múltiples aristas políticas y sus extrañas antinomias. En los andes han reaparecido las dos repúblicas, de indios y criollos, en una América Latina que pugna por salir del neoliberalismo pero choca con las geoestrategias imperiales que ahora apuestan por la izquierda responsable que viene reemplazando eficazmente a una nauseabunda clase política que puso nuestros países a remate y que hoy nos plantea nuevos y creativos desafíos.

Un Estado perverso y una sociedad envilecida?

Dos errores de los mas frecuentes al pensar el Perú, uno hacerlo con los mismos parámetros culturales, históricos o espaciales con los que examinamos Bolivia o Ecuador y otro es representarlo con imaginarios que corresponden a otro momento histórico de la vida política peruana. Con historias coloniales y neocoloniales similares, con las misma influencia étnica quechua en los tres países, con parecidas geografías, con duras y sangrientas resistencias anticoloniales, etc. O bien, desde Túpac Amaru, Mariátegui y Vallejo, o a partir de Hugo Blanco, Luis de la Puente, Velasco Alvarado o quizás desde Abimael Guzmán y sus 12 años de lucha armada o desde la Izquierda Unida que en a fines de los 70 tenia intelectuales, lideres, trabajo popular y un gran caudal electoral.

En ambos casos estos referentes son imprescindibles, pero el Perú de hoy es otro, como trataremos de explicarlo. En otras palabras, debemos relativizar el análisis y hacerlo desde las entrañas de cada país y desde el momento histórico en que vivimos. Otros analistas dicen que la izquierda y Chávez fueron derrotados. ¿fue realmente la izquierda la vencida?.

Nos preguntamos ¿que nos sugiere que la misma macroregión andina -principalmente del sur- en la que tuvo presencia y fuerza Sendero y que voto por García, Fujimori y Toledo ahora lo haga por Humala, un ex militar contrainsurgente presunto genocida, que habría tenido sospechosas relaciones con Montesinos, el mismo que derrotó a SL y una de las mentes más diabólicas de ese país?. ¿qué podemos pensar del Perú, donde gana los comicios un ex prófugo de la justicia, la izquierda insana junto a la mimética saca el 1% de los votos y el nacionalista Humala -aliado con la centro derecha de UPP y apoyado por montesinistas y violentistas de izquierda [1] , neoliberales y antineoliberales- logra 45 congresistas y los Fujimoristas 13, mientras que el APRA de Alan 36 y la derecha de Flores 17, de un total de 120 nuevos padres de la patria ?. ¿Por qué ganó Alan García quien en dos años 1985-86 arruinó al país y después con su partido -el APRA- lo saqueo; que en lugar de ser candidato y ahora Presidente debería estar en la cárcel o al menos procesado?.

No obstante, Humala en la II vuelta ganó en 15 de los 24 departamentos. ¿Qué ha ocurrido en Perú para que se den estas situaciones?. Las lecturas son múltiples y no faltan quienes atribuyen esos resultados a la ausencia de Estado en esos extensos escondrijos andino amazónicos. Que exista un Estado colonialista y excluyente no significa que no haya Estado en regiones olvidadas como las votaron por Humala. Ensayemos una explicación.

¿En qué contexto se dan las elecciones?. Este país se ha consolidado como primario exportador agro minero que puntualmente paga su deuda externa y ahonda el desempleo y la precarización. El crecimiento del PBI esta asociado al alza de precio de los metales. Los mejores ingresos los tienen las trasnacionales, la pequeña franja burguesa trasnacional nativa, la comisionista, los tecnócratas y altos funcionarios, la clase política y militar. Un 5% concentra el 40% del ingreso y a la inversa un 40% posee el 5% de los mismos. Los últimos gobiernos trabajaron para ellos. El abandono, la miseria y la destrucción medioambiental andino amazónica contrasta con la enorme riqueza minera y en hidrocarburos que extraen empresas trasnacionales y nativas para su exclusivo beneficio.

Perú es un país dictatorial donde a nadie de quienes monopolizan el poder le interesa la democracia, existen férreas estructuras coloniales y autoritarias construidas en el último cuarto de siglo, sustentadas en la colonialidad del poder. Primero fue García y después Fujimori-Montesinos quienes construyeron un Estado mafioso, neoliberal y terrorista cuya presencia y perversión alcanzó hasta los últimos rincones. El sistema político y los poderes se mercantilizaron. La guerra sicológica de los 80 y 90 quedó como política de Estado. El proyecto de destrucción cultural y de expropiación de la memoria fundamentaron la desintegración dejando una sociedad atomizada en un espacio fragmentado. Los medios bajo la dirección del Servicio de Inteligencia Nacional organizaron el pensamiento y lo homogenizaron hacia abajo, en la barbarie. Enfermaron a la sociedad y la dejaron en una mezcla de esquizofrenia, paranoia y depresión. Situación que se fue naturalizando, más aun si la izquierda sistémica apoyó a todos estos brutales regímenes: a García, Fujimori y Toledo. Al perder independencia no solo se desintegró sino que perdió toda legitimidad.

Los vladivideos fueron la expresión concentrada en imágenes de ese poder y esa forma de dominación. En estos videos, hechos por Montesinos para el chantaje, aparecían todos los personajes del poder mediático, político, militar y social recibiendo millonarias coimas que el agente de la CIA sacaba de una habitación. Salieron a la luz un 10% de estos documentos en imágenes y luego por consenso de los poderosos desaparecieron los demás. La Secretaria Particular de Montesinos acaba de revelar que entregaba un maletín con un millón de dólares cada mes destinado a Fujimori. Ello explicaría las 70 maletas que llevaba el exmandatario en su huida a Japón.

Las elecciones se desenvolvieron dentro de los cánones de la política criolla: viveza, vileza y engaño. La congresista más votada fue la hija del hoy miembro de la mafia japonesa Alberto Fujimori. Vargas Llosa, supuesto adalid de la democracia, con una inteligente frase invitó a votar por García “tapándose la nariz”, la mejor locución de apoyo que pudo recibir el sátrapa.

De un Estado antidemocrático producido por el terrorismo antisubversivo de Fujimori-Montesinos y que 14 años después subsiste, aun se mantiene como contrainsurgente aunque hoy se autodenomine Estado de derecho y democrático. Un Estado perverso que cotidianamente envilece a la sociedad y produce electores por coerción. Cientos de miles han huido y de acuerdo a una encuesta el 75% de la población se iría del Perú pero no puede hacerlo y los que salen no quieren volver más, excepto de visita para ver a la familia o llevársela, arreglar sus bienes y disfrutar de la excelente comida peruana. El suicidio para quienes se quedan se ha tornado en otra salida, convirtiéndose en la segunda causa de muerte.

Probablemente si el voto no fuese obligatorio la abstención hubiese sido de mas del 50%, como en Colombia. Pero en Perú el Estado represivo se expresa en todo y en este caso en que el voto es obligatorio y no hubo mesa de transeúntes, (convirtiéndose en una forma de recaudación coactiva, como otras que van aumentando día a día). Un taxista comentando acerca del peaje que han colocado a la salida del aeropuerto me decía que en Perú se trabaja cada vez más y se vive peor por que no solo los impuestos suben sino que la inventiva para saquear a la población surge del Gobierno central, los regionales, los municipios y los empresarios para que la clase política y los grandes empresarios se hagan cada vez mas ricos.

Los empresarios legales e ilegales, las trasnacionales, los Gobiernos de EE.UU. y de Chile y Fujimori estuvieron omnipresentes. Muchos de los primeros tuvieron que financiar a mas de un candidato por favores recibidos o por recibir. Keiko Fujimori mencionó a diez empresarios, Alan García seguramente recurrió a los ahorros de sus cuentas y las de Agustín Mantilla, su más cercano compinche ex Ministro del Interior a quien se le encontró fabulosos cuentas en Estados Unidos, les pasó la factura a los doce apóstoles para quienes gobernó entre 1985-90 y a los gobiernos regionales que controla el APRA, Toledo, también conectado a Fujimori a través de Mufarech, habría acudido al grupo israelí. El poderoso Grupo Romero, otros empresarios y los dueños de medios estaban obligados a patrocinar a la derecha de Lourdes Flores quien contó con el apoyo de empresarios fujimoristas, operadores regionales y su candidato a la Vice Arturo Woodman (operador del Grupo Romero, el oligarca más trasnacionalizado y ex Ministro de la Presidencia de Fujimori).

Humala tuvo con él a los servicios de inteligencia de Montesinos, como los ex oficiales de las FF.AA. y masacradores en la guerra contra SL Gustavo Bobbio y Ludwing Essenwagen, asesores contrainsurgentes y miembro de la Comisión de la Verdad oficial como Carlos Tapia, miembros del entorno fujimorista como Carlos Torres Caro, Fernán Altuve (además congresista del Opus Dei) . García cercano a otro aliado de Fujimori el Ex Alcalde del Callao, Alex Kouri. El partido fujimorista Alianza para el Futuro con 13 congresistas encabezados por la hija Keiko y el hermano Santiago. Le dan presencia en todas las agrupaciones políticas.

Como vemos la impronta de Fujimori continua en la política peruana. No son solo huellas las que ha dejado, de las 24 agrupaciones políticas que participaron en la primera vuelta varias tuvieron o mantuvieron relaciones con aquel régimen y tendrán representación en el Congreso y en los otros poderes como el ejecutivo. García, Flores y Humala en mayor o menor medida tuvieron vínculos con Fujimori y le permitieron gobernabilidad. De hecho están en el parlamento la hija y hermano de Fujimori, con 11 más. Pero hay otros en UPP de Humala, en Unión Nacional de Lourdes Flores y en el APRA de García, entre otros.

Los corruptos y criminales de guerra quedaron en la total impunidad. Fujimori, García y el actual Presidente Toledo, cuya familia esta enjuiciada por corrupción. Este último al firmar el TLC y apoyar a García adquiere no solo inmunidad sino que de seguro será premiado con un alto cargo en un organismo multilateral sea el BM, el FMI, la OEA u otro. Se despide ofreciendo volver luego de 5 años, seguramente pensando en competir nuevamente con Fujimori. ¿Y porque la fuerza de Fujimori en el Estado y el imaginario colectivo? En el Estado por que toda la clase política, funcionarios y casta militar que gobierna y gobernará estuvieron en sus redes, y en algún existen los mencionados videos para probarlo. Y en la sociedad por que el Estado al profundizar la miseria y el analfabetismo amplió sus capacidades de desquiciar a los sectores populares utilizando el aparato heredado para una política asistencialista.

Fujimori-Montesinos controlaron todos los aparatos de explotación y dominación, impulsaron el neoliberalismo y se apropiaron de los ingresos por la privatización más las coimas y los gastos reservados. Destruyeron las organizaciones de los trabajadores y no permitieron el desarrollo de ningún movimiento social bajo el riesgo de que los líderes terminasen asesinados o recluidos. Manipularon los medios transformándolos en constructores de oscurantismo antipolítico y pornográfico. La TV y la prensa escrita al mismo tiempo que criminalizaban la lucha armada, desinformaban y formaban una opinión pública de la barbarie.

Con la imposición del pensamiento único, la compra de intelectuales y la proliferación de ONGs desaparecieron la cultura y el pensamiento crítico. La producción intelectual se tecnificó y la universidad abandono la investigación. El congreso y los otros poderes con funcionarios con desproporcionados salarios se convirtieron en caja de resonancia del proyecto neoliberal creando un enorme rechazo popular al sistema político pero no a un régimen que pocos califican de autoritario y aun mantiene cierta legitimidad.

Entre la insurgencia y la contrainsurgencia paulatinamente prevaleció el silencio de la izquierda y de los intelectuales. Qué cultura se desarrollo durante la guerra 1980-1993?. Ambos contendientes pensaron desde el fundamentalismo, desde el pensamiento único de izquierda y de derecha. Imperó el racionalismo absoluto, la línea correcta frente al conservadurismo militar que apoyó el Consenso de Washington. Al ganar la guerra los líderes maoístas declinaron, firmaron los acuerdos de paz o se prosternaron ante Montesinos. Morote, número 2 de SL delato a los jefes militares de la guerrilla y otros le escribían cartas desde el exilio pidiendo perdón.

Desaparece la reflexión política. Contadas excepciones ensayan explicaciones acerca de la violencia, luego se impone el pragmatismo de las ONGs y sus estudios microsociales.

Las Elecciones

Dos rebeliones preceden la candidatura de Ollanta Humala. La primera en Locumba, en octubre del 2000, coincidentemente en el mismo momento en que se fugaba Montesinos. La segunda en enero del 2005. Antauro Humala y un grupo de 200 reservistas toma Andahuaylas contra la republiqueta criolla, exiigiendo la renuncia de Toledo y publicitando el etnocacerismo o etnonacionalismo tawintusiyano que destruta al Estado, siendo capturados y apresados. Al parecer, la segunda acción provoca una ruptura en la familia y Antauro acusa a Ollanta de cortoplacista, electorero, de subordinar la nación al mercado y de mantener relaciones con grupos fujimoristas enemigos de la patria (María Jesús Espinoza y su movimiento “fuerza Perú”). Mientras que Antauro propone una alianza con la izquierda Chola de Avanza País, Ollanta recupera el aporte ideológico de Mariátegui por planterar la peruanización del Perú y de Haya de la Torre creador -según él- de la doctrina antiimperialista de integración latinoamericana. La candidatura, también a la presidencia, de su otro hermano Ulises Humala es otra expresión de esa escisión. Entre esos micro levantamientos publicaron el semanario Ollanta y el Vademécum del etnocacerismo.

Cuáles son los principios, objetivos y visión de país de Ollanta y su Partido Nacionalista Peruano. En los principios propone construir el estado nación, la segunda república que integre a clases y etnias. Defiende la soberanía y ataca la corrupción, el narcotráfico y la opresión. En cuanto a los objetivos esta la asamblea constituyente, contra los monopolios fortalecer al capital nacional privado, defender la soberanía popular entendida como poder revocatorio, fortalecer las fuerzas armadas, reactivar la agricultura y la industria, derecho a la salud y educación, promover el empleo, defender la libertad de prensa, atacar la corrupción y el consumismo. La visión de país agrega otros elementos y se resume en: colocar a la familia en el centro de atención, buscar un orden para la satisfacción de las necesidades, impulsar la descentralización, la democracia participativa, la justicia social, la identidad cultural, servicios sociales de calidad, ética del servicio al pueblo y una moral de productores. Al final sitúa el antiimperialismo y la repartición equitativa del poder. Finalmente en lo internacional reconocen como la principal confrontación la que se da entre la globalización y el nacionalismo, reconociendo aportes en la globalización y abrazando la globalización solidaria y la integración latinoamericana, lo mismo que los aportes de Luther King y Gandhi. El socialismo sería una antigualla. [2]

Como podemos apreciar esta agrupación ni es un partido ni es de izquierda, ni es anticapitalista ni es socialista. En su afán de salvar la república en ningún momento menciona al neoliberalismo ni la deuda externa. Es una organización ecléctica que por sus principios podría muy bien ser un buen aliado de Alan García. Esta mucho más cerca del APRA que de la seudo izquierda peruana. Si Alan reivindica la constitución del 79 y no firma el TLC el camino estará allanado para un cogobierno. Igualmente en lo externo esta más cerca de Lula y Kitchner que de Chávez y Evo (por la defensa de la hoja de coca y una posible confrontación con Chile), aunque se haya acercado a todos ellos. Suponemos que en estos meses tomará decisiones impostergables para su futuro político.

Los resultados electorales merecen un somero análisis sociológico. Desde el año 2000 los Humala van adquiriendo protagonismo, no participan en las jornadas antineoliberales del Sur contra la privatización de la electricidad, ni en las luchas de cocaleros, o de los agricultores contra el TLC, menos aun de los trabajadores públicos o de los universitarios. Luchas puntuales y esporádicas. La existencia de sectores descontentos, frustrados, insatisfechos e incluso rebeldes, no significa que sean de izquierda como con cierta ligereza algunos analistas califican el voto por Humala. Es la misma población que voto por otros que se presentaron por fuera del sistema político. Con esto queremos decir que el voto de Humala no es un voto de izquierda, misma macroregión que antes voto por Belaúnde (1980), por García (1985), por Fujimori (1990-1995) y Toledo (2000) y ninguno de ellos fue de izquierda. Quizás si lo hizo por alguien que ponga fin al hobbesiano estado de guerra e instaure un orden estatal con sus instituciones y cambios. Un alguien que oferte esperanza.

La historia peruana se repite como dolorosa comedia. El sanguinario y corrupto megalómano Alan García vuelve a la Presidencia cuando debería estar acompañando a Montesinos. Para lograr ser candidato hizo lo que en el 1997 para seguir gobernando, dar muestras de lealtad al gobierno Norteamericano y cuidarle las espaldas al corrupto Toledo. Continuar con el proyecto neoliberal y suscribir un TLC con EE.UU. Antes de las elecciones dijo que no firmaría un TLC y después de esos compromisos ya en el poder no sabe que hacer. Recibió el apoyo del poder económico y político, incluyendo a Montesinos-Fujimori y ahora debe avalar el futuro de estos corruptos, como a él lo perdonaron a cambio de garantizarle impunidad y candidatura.

No obstante que en la primera vuelta UPP de Humala logró ser la primera mayoría en 18 de los 24 departamentos, Lima definió las elecciones en la segunda, de los 16.4 millones de electores 5.6 se encuentran en una capital y allí quienes votaron por Lourdes Flores en la I vuelta le dieron sus votos a garcía quien ganó por más de un millón cien mil votos (24%) de diferencia. Pero también fue la costa, especialmente el Callao y la norteña de tradición aprista y donde ha tenido cierto éxito la agricultura exportable, donde ha funcionado la promoción de exportaciones como Lambayeque, Trujillo e Ica en el Sur. La polarización clasista y étnico espacial es evidente. La escuálida clase media autoreconocida como blanco mestiza ganó las elecciones ante el campesinado indígena y población semiurbana mestizo indígena unidos por la miseria y el abandono. Las zonas más alejadas de la modernidad, territorialmente aisladas con misérrimos noveles de ingreso votaron por Humala dejando a un lado la memoria del genocidio.

Zonas entre 60 y 80% de pobreza le dieron sus votos a Humala como en Huancavelica (76.47%), Ayacucho (83.42), Apurímac (73.88%) Será que la inseguridad, la ausencia de expectativas, la demanda de perspectivas, la ausencia de Estado empujan al electorado -no ciudadanos- al voto de protesta, al voto anarquista, de rechazo al poder y a sus instituciones ensayando a que un candidato cambie las cosas.

El Imperialismo y La Izquierda Responsable

Los Estados Unidos apuestan por una izquierda responsable que sea moderna, democrática y globalizada. Que vaya más allá del Consenso de Washington y reduzca el gasto público, no imprima billetes, que tenga prudencia fiscal y que se aleje del nacionalismo. [3]

El Gobierno aprista propone una política responsable acorde con su conciencia mínima. No moverse para mantenerse en la foto. Una reedición de su política anterior solo que ahora será neoliberal, más asistencialista y con más policías en las calles. Sus grandes proyectos son la continuación de la carretera interoceánica y el TLC compensando a la agricultura nacional con 40 millones de dólares. Con 350 millones de dólares presupuestado y los que provengan de la reducción de sueldos dorados impulsará los créditos a PYMES a través del Banco de la Nación, reactivará el Banco Agrario, proveerá de más agua para Lima y Callao, ampliara los días del Vaso de leche, impulsará la sierra exportadora (maiz amarillo, tejidos de alpaca, joyería de oro, cueros en Huncavelica, artesanías), y la producción e infraestructura para el mercado interno: cultivo de truchas, crianza de cuyes, tramos carreteros.

No se atreverá siquiera a proponer la Constitución aprista de 1979 ni la revisión de contratos petroleros como con Petrotech (EE.UU.) por el cual el Estado le retribuye con el 85% de la producción. No se aventurarán a poner impuestos a las sobreganancias de trasnacionales mineras y petroleras. En fin, gobernara con la derecha para el imperialismo y los 12 apóstoles (los grandes empresarios peruanos), con un Ministro de Economía y Finanzas neoliberal, con la anuencia del Cardenal Cipriani. Estamos ante la consolidación de la Economía Colonial. Cambiar la economía colonial importadora por otra exportadora es su mayor desafío.

También propone el relanzamiento de la Comisión Nacional anticorrupción y de la colocación de un Zar que los inmunice de acusaciones.

El incremento del canon y de las regalías solo ha servido para aumentar los gastos corrientes y no han solucionado los problemas de alimentación, empleo, vivienda, alimentación y salud. Esa tendencia se agravará con el uso sobornado de los recursos regionales.

Alejandro Toledo sale con un saldo negativo en todos los órdenes y otorgando derecho de gracia a los corruptos montesinistas. Sin embargo ante los candidatos de la segunda ronda aumenta su popularidad en cinco veces, llegando al 53% (encuesta de la U. De Lima, Junio 2006).

La resistencia

Es previsible y los analistas opinan sobre una posible división en UPP, considerando su heterogénea y oportunista composición y la experiencia maquiavélica de García Pérez. Por ello, la primera y natural reacción de Humala fue plantear una radical oposición al gobierno de García y para ello convocó a la creación de un frente de izquierda. El rechazo de parte de la improvisada dirección de UPP fue inmediato.

La oposición de los dirigentes variopintos se sustentó en que el movimiento era nacionalista y no de izquierda, que no era significativo hacer una alianza con una izquierda que en conjunto solo logró 167,028 votos. Los ex maoístas de Patria Roja que se presentaron como Movimiento Nacionalista de izquierda, con el Partido Socialista de la vieja izquierda unida que postulo al eterno congresista Javier Diez Canseco y la Concentración Descentralista de Susana Villarán que colaboró con el deslegitimado Toledo. Los 19 congresistas de la derecha de esta organización electoralista están a la venta, mientras que los demás están en la cuerda floja, no saben si acercarse a la izquierda o al centro.

Las áreas andino amazónicas tienen una enorme potencialidad rebelde puesta de manifiesto en los quechua aymarás de Bolivia y Quechua-Cañáris del Ecuador. Perú esta en el centro de este eje rebelde unido por siete siglos de colonialismo etnocida y racista. Gutiérrez, Toledo y Morales fueron colocados por ellos aunque los dos primeros los hayan traicionado como lo señala Morales. Son espacios rurales, campesinos, agrarios con ingresos que promedian los 100 dólares al mes.

Los conflictos en el Perú de hoy están concentrados en los andes y en las áreas rurales, son los quechuas, aymarás, machiguengas, candoshi y sarameniza amazónicos piden más regalías, se oponen a la destrucción ambiental por mineras y petroleras, cuestionan a los alcaldes, se enfrentan por límites. Aun cuando muchas empresas estan en cuestión, empresas mineras como el Grupo México, Newmont de EE.UU., Monterrico y BHP Billinton, británicas, etc. defienden las exenciones impositivas y pugnan por el fujimorismo que estableció que los minerales bajo tierra o sin explotar son peruanos y ya extraídos son de las empresas. Humala tampoco estaba dispuesto a no respetar los contratos.

Los resultados electorales confunden. Desde fuera se cree que existen movimientos sociales Que hayan sectores sociales instruidos, conflictos y protestas, que existan desigualdades intolerables, que las regiones hayan logrado presencia, que 11 de las 16 regiones más pobres hayan votado por Humala, que Humala sea un militar rebelde y marginal con un discurso beligerante, que los andinos no se sientan representados por nadie y opten por la destrucción-construcción de institucionalidad, hace pensar que el líder mesiánico acabara con el centralismo, la desigualdad y la pobreza y protestan con su voto.

En Perú no grandes hay movimientos sociales pero si conflictos y protestas puntuales y potencialidades. Con una hipertrófica capital y un desarrollo desigual de las regiones, con diferenciaciones étnico espaciales hacen un país fragmentado difícil pero no imposible de articular socialmente. Con una izquierda pragmática proclive a los consensos y pactos de gobernabilidad, sin organizaciones ni líderes que asuman la responsabilidad. Los conflictos no se transforman en movimientos sociales. El camino es complicado pero la potencialidad es gigantesca, la experiencia de lucha, la identidad indígena, la existencia de comunidades campesinas, la coexistencia con inmensas riquezas, la ausencia de respeto al ser humano.

Si bien es cierto que los procesos antiimperialistas son fundamentales el nacionalismo solo lo es si esta orientado a la construcción socialista. Un nacionalismo o un estatismo pro burguesía trasnacional y comisionista, de desarrollo capitalista y asociación con el capital internacional solo puede conducir al populismo y al fortalecimiento del capitalismo. Una primera necesidad es configurar y construir sujetos de cambio desde el pueblo, conductores sociopolíticos con proyectos colectivos, acumular experiencias y organización, desalinear a las masas, quitarle protagonismo a las vanguardias autoproclamadas dueñas del saber, a los caudillos despóticos y personalistas, apropiarse del poder y de la construcción de futuro.

Destruir los poderes, tomarlos y construirlos, deconstruir las estructuras de dominación, descomponer ideologías y culturas coloniales, desmenuzar la colonialidad del poder y del saber. No eran elementos del proyecto humalista sino todo lo contrario. Entre el hoy y las elecciones de noviembre pondrán a prueba de qué esta hecho este caudillo y su equipo, veremos si podrán localizar los puntos articuladores y aglutinadores de movimientos sociales y organizaciones movilizadas

Notas

[1] Quienes convocan a la violencia política y luego desaparecen. Impulsan una violencia que no nace del debate colectivo y sustituyen la política por las acciones violentas..

[2] www.partidonacionalistaperuano.com

[3] Andrés Oppenheimer, entrevista por Inés Flores, La República, Lima, 9 de junio de 2006.

Fuente: Indymedia Perú