20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

HUMALA: SUS SOCIOS DE LA DERECHA Y LOS ALCAHUETES DE IZQUIERDA

Por: Mauricio Quiroz*.

3 de diciembre de 2011

Tenemos que aprender de la experiencia histórica y quienes transitan por la izquierda no pueden ser complacientes con quienes participando desde el campo popular se agolpan de furgones de cola del Presidente Humala.

El artículo del Carlos Angulo (ex director de El Diario y de El diario el peruano) titulado “Gobierno o Cogobierno en el Perú” (Ver Anexo)- da la apariencia que critica a Humala y a la derecha que lo acompaña en su gobierno, pero en el fondo trata de echar una cortina de humo para encubrir que Ollanta Humala desde sus orígenes como “nacionalista” ha sido un farsante al servio de los grupos de poder del Perú. Su campaña electoral fue groseramente falsa y sus aliados principales fue la derecha pro americana y como siempre la mas podrida de la izquierda oficial del Perú.

Cuando Angulo, dice encantadoramente que el gobierno de Humala es “una administración estatal sin rumbo”, no hace otra cosa que encubrir el RUMBO REACCIONARIO de este gobierno. Si Angulo, por la distancia en la que se encuentra o por ceguera política, no se ha percatado del veredero rumbo reaccionario y antipopular del comandante Humala, le sugerimos que se de una vuelta, no importa aunque sea como turista gringo, por Cajamarca, Apurimac, y otras regiones donde ya el pueblo no tiene ninguna duda de la patraña “nacionalista” del capitán Carlos.

Otra de las perlas de Angulo, es que nos recrea sobre la derecha y ultraderecha que acompaña al Presidente Humala, pero curiosamente no dice ni pio sobre los socios, cada vez mas desvergonzados, de la izquierda oficial peruana.

Al igual que el auroral Fujimorismo que luego desembarcó a Gloria Helfer, Fernando Sanchez Albavera, Carlos Amat y León, etc. cuando los usó como parachoques; hoy el Humalismo usa como mayordomos a Gorriti, Giesecke, Aida García Naranjo, Patricia Salas, Manuel Dammert, Susana Baca, Humberto Campodónico, Fernando Sánchez Albavera, etc. los que pese al entreguismo del Presidente Humala al imperialismo y al desenfrenado apoyo al proyecto transnacional antiambiental Minas Conga del Banco Mundial-Minera Yanacocha, no son examinados por Carlos Angulo. ¿Por qué?

Hay que desenmascarar a esta variante del oportunismo y no pasarles por agua tibia lo expresa la posición de la Ministra de la Mujer Aída García Naranjo quien afirma que apoyará una candidatura de Nadine Heredia, la esposa del nacionalista burgués Humala.

Es que acaso la esposa de Humala ha defendido lucha popular autónoma de los pueblos?.

No fue acaso la que tiene que ver con el entreguismo Humalista pues estuvo de acompañante de Humala cuando éste regresó a pontificar del vergonzoso “Oro y Agua” previos al Paro Indefinido del campesinado cajamarquino.

Cuando Carlos establezca la factura a estos oportunistas estará en la senda de la objetividad.

Sino será un articulista más de la pequeña burguesía que todavía cree que Humala va a virar hacia la Izquierda porque éste tiene de segundones y empleados a algunos de sus amigos detrás de este nuevo aprendiz de Duce. Carlos Angulo repite sus errores cuando sostuvo la dictadura militar del general Velasco Alvarado, o cuando sostuvo la candidatura presidencian de Alfonso Barrantes Lingan, un individuo oportunista y seudo aprista que le junto con la crema y nata de la izquierda oficial facilitó el camino para que Alan Garcia Perez llegue al poder en 1985.

*Vicepresidente del Instituto Pueblo Continente.

GOBIERNO O COGOBIERNO EN EL PERÚ?

Carlos Angulo Rivas

En tan poco tiempo tenemos una administración estatal sin rumbo. Una administración ausente de políticas transparentes ajustadas a un proyecto económico-social. El estrabismo casi miope de Ollanta Humala, de querer navegar a dos aguas y permanecer inmune ante los ciudadanos, invariablemente con dos discursos diferentes, uno pro empresa y otro pro pueblo desguarnecido, no debe continuar.

Por lo visto hasta ahora, la situación se va tornando confusa y cada vez más oscura por la pretensión de querer ser un San Martín de Porras de “unir a todos los peruanos” sin solucionar los problemas de confrontación entre la población y las clases dominantes, contexto conflictivo heredado desde la creación de la república y agudizado en los últimos 20 años con la aplicación de un neoliberalismo brutal e inhumano.

El presidente es un hombre desaparecido del escenario, una especie de regente oculto tras la persona de Salomón Lerner Ghitis, primer ministro con vínculos empresariales notables y amigo cercano de los grandes empresarios mineros desde sus años mozos. Este improvisado cabecilla de gobierno viene, en la práctica, cogobernando el país de la mano con los empresarios, financistas y banqueros, y consultándoles a ellos las medidas a tomar a fin de mantener a su favor la audiencia de la prensa parametrada por los grupos de poder.

Se advirtió este extraño poder de Lerner desde el momento de la nominación de los ministros, donde a exigencia empresarial los ministerios de Economía y los de la producción sectorial fueron encargados a los funcionarios más destacados de la derecha peruana, de igual manera se mantuvo en el Banco Central de Reserva a Velarde, hombre de la mafia de Alan García, Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori y Luis Castañeda. Este fue uno de los capítulos iniciales del cogobierno actual, promovido por Lerner y el consentimiento de Ollanta Humala, para hacer creer en la posibilidad de un proyecto de concertación y buena voluntad.

Los cuatro meses siguientes nos han demostrado la verdadera cara de la administración estatal del oculto Ollanta Humala y el notorio Salomón Lerner, donde lo más extraño resulta la presencia de un cogobierno y no de un gobierno como el pensado por la mayoría nacional que los colocó en el edificio de la Plaza de Armas. Y digo extraño porque es un cogobierno con la empresa privada, los grupos de poder y la prensa parametrada que les sirve.
A ese mal síntoma de la nominación ministerial se suma la negociación a puerta cerrada con las empresas mineras a través de un acuerdo de “contribución” bienhechora de tres mil millones de soles para el triunfal debut ante el Congreso de su hombre en la administración estatal: Salomón Lerner Ghitis. Bienhechora “contribución” que luego el mismo Lerner convirtió en mil cuatrocientos millones a través de la legislación aprobada enviada por él al Congreso. Mal comienzo porque todas las empresas del mundo pagan impuestos y las “contribuciones u óbolos” son de buena voluntad destinadas a las instituciones caritativas. ¿Por qué no se creó el impuesto a las sobre ganancias mineras programado y además acordado en la hoja de ruta? sólo Salomón Lerner lo sabe.

Otra muestra de cogobierno ha sido la protagonizada por Salomón Lerner y el ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, quienes primero se pusieron de acuerdo con la empresa Newmont-Buenaventura y luego anunciaron la puesta en marcha del proyecto Conga, millonaria explotación aurífera, en Cajamarca; fue mediante la célebre frase “de todas maneras va” que a su regreso de Hawai repitió Ollanta Humala.

Creado el conflicto social debido a la barbarie ambiental introducida con el proyecto Conga, a través de una Evaluación de Impacto Ambiental EIA parcializada e ignorante, la huelga general de la región Cajamarca ha hecho retroceder a la administración estatal con una evidencia más de cogobierno. Pues, en realidad, fue una vergüenza que el vicepresidente de Operaciones en Sudamérica de Newmont – Yanacocha, Carlos Santa Cruz, condujese el anuncio de la “suspensión de operaciones” del proyecto Conga cuando correspondía al árbitro dar por terminado el partido y no a uno de los contendores.

La principal razón para haber suspendido las operaciones en el Proyecto Conga fue “contribuir a generar el mejor espíritu de diálogo y concertación para poder restablecer las condiciones que nos permiten lograr un cambio mucho más positivo y fructífero entre las diferentes posiciones que existen”, manifestó el cogobernante empresario Carlos Santa Cruz en una conferencia conjunta con el cogobernante Salomón Lerner.

Además el representante de la compañía minera indicó que la empresa está “perfectamente alineada con la política que ha definido el gobierno de Ollanta Humala, el tema de prestar atención al medio ambiente y a la inclusión social”.

Veremos qué pasa en el futuro, aunque los anuncios no los creo muy auspiciadores, menos cuando el cogobernante Salomón Lerner notifica la continuidad de Conga por otros medios, siempre con la pata en alto: “Ahora le toca al pueblo de Cajamarca decidir si el diálogo y la negociación reemplacen a la violencia. Invocamos a volver a la calma y recuperar mediante el diálogo la confianza perdida. Hemos hecho todos los esfuerzos para que nos se pierdan vidas humanas durante estos días de paro a pesar de las provocaciones.” A buen entendedor pocas palabras, ya que las “provocaciones” en el idioma de este lobbysta empresarial convertido en primer ministro, provinieron del pueblo y la huelga general, no de los desatinos del cogobierno instaurado en el Perú.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)