16 de diciembre de 2014
- edicion 443

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

DE “PUÑO Y LETRA” DE ABIMAEL GUZMAN

REITERACION ESCRITA DE SU VOCACION TRAIDORA

13 de septiembre de 2009

Abimael Guzmán, el antiguo jefe de Sendero Luminoso (74 años), acaba de publicar sus memorias personales. La Publicación de este libro se hace en el decimoséptimo aniversario de su captura (12 de setiembre 1992). Esta edición es de 1,000 ejemplares, y está lejos de los 300 mil ejemplares de la Entrevista que le hiciera el Diario en 1988, cuando Guzmán aún era revolucionario.

DE “Puño y letra”, es el titulo nada original del libro autobiográfico de Guzmán. Este libro de 408 páginas recoge documentos, parte de su autobiografía y su defensa jurídica, informó su abogado, Alfredo Crespo. La compilación del libro corrió a cuenta de Elena Iparraguirre, pareja de Guzman y número dos en el Sendero Luminoso de la capitulación. "Allí están contenidos manuscritos del doctor Guzmán referidos a su estrategia de defensa legal, una defensa concebida políticamente", señaló Crespo. Añadió que Guzmán, de 75 años, expone sus opiniones sobre el desarrollo del proceso civil que lo condenó a cadena perpetua en el 2006, junto a sus principales lugartenientes, incluida Iparraguirre.

Como dice la agencia de noticias EFE, el libro también reúne "parte de su autobiografía hasta que llega a Ayacucho", antes del inicio de la lucha armada de Sendero Luminoso, y cartas personales que le ha dirigido a Iparraguirre.

Además, aparecen testimonios de personas "que han conocido o han conversado" con Guzmán y un resumen de la opinión de la prensa tras su captura, en 1992, así como la declaración que dio en la prisión de la Base Naval del Callao y un anexo fotográfico.

"La señora Elena Iparraguirre considera que (el libro) tiene una trascendencia histórica porque por primera vez se aplicó una defensa legal política; además, está la trascendencia histórica en dar a conocer algo sobre el pensamiento del doctor Guzmán", indicó Crespo.

En la carta de invitación a la presentación del libro, firmada por Iparraguirre, la pareja del líder senderista reafirma que elaboró esta compilación por considerarla "de importancia histórica". Crespo señaló que la publicación también es "una reafirmación" de la propuesta de un acuerdo de paz que hizo Guzmán al Ejecutivo peruano en 1993.

Por ese motivo, se han incluido las cartas que le dirigió al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) solicitándole el inicio de "conversaciones de paz" y otra que le remitió al presidente del Gobierno de Transición, Valentín Paniagua (2000-2001).

Guzmán e Iparraguirre fueron detenidos junto a la cúpula de Sendero Luminoso el 12 de septiembre de 1992, en una residencia del distrito limeño de Surco, por agentes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía peruana.

EFE

Para Paola Ugaz (Terra Magazine), el libro autobiográfico titulado ’De puño y Letra’ escrito en prisión por el jefe del Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, rompió un silencio de 17 años del responsable de la guerra interna peruana.

El fundador y máximo jefe del grupo terrorista Sendero Luminoso (SL), Abimael Guzmán, afirmó que su papel en la guerra interna que sacudió a Perú de 1980 a 2000, "llegó a su fin", según dijo a Terra Magazine, su novia y número dos de SL, Elena Iparraguirre.

Con la explosión de las actas electorales en la localidad altoandina de Chuschi de Ayacucho, el 17 de mayo de 1980, Sendero Luminoso declaró la guerra al Estado peruano que causó -según el Informe Final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación- cerca de 70 mil muertos.

Iparraguirre, de 62 años, y con una condena de cadena perpetua dijo que "la guerra quedó atrás" y que ahora junto a Guzmán buscan "la solución política a los problemas derivados de la guerra popular, la amnistía general y la reconciliación nacional".

Tras la captura de Abimael Guzmán y su cúpula, hoy un 12 de septiembre de 1992, el entonces brazo derecho del presidente Alberto Fujimori (1990-2000), Vladimiro Montesinos obtuvo que Guzmán firmara un acta de paz en 1993, a cambio de favores carcelarios y que se le encierre en la misma prisión junto a Iparraguirre.

La captura de Guzmán y la firma del acta de paz causó que Sendero Luminoso se dividiera en tres grupos: los presos que seguían a Guzmán y ven la guerra como un hecho glorioso pero acabado, calificados como los acuerdistas; los senderistas que están en la Selva del Huallaga y que son dirigidos por Artemio y los senderistas que se ubican en el Valle del Río Apurímac Ene (VRAE) y que son dirigidos por "José", Víctor Quispe Palomino.

De las facciones de los senderistas en libertad, los dirigidos por Artemio en el Huallaga siguen reconociendo a Abimael Guzmán como su líder pero siguen causando estragos entre la población, debido a su alianza con los narcotraficantes; mientras que los dirigidos por José en el VRAE, no reconocen la autoridad de Guzmán y se han convertido en un grupo con armas sofisticadas de largo y corto alcance, que en el último año han asesinado a 52 personas, entre militares y civiles.

Sobre la facción senderista en el VRAE; Iparraguirre señala que son "mercenarios alquilados al mejor postor" y que "José nunca fue un senderista relevante".

La novia de Abimael señaló que "José intentó sin éxito ingresar al Comité Central de Sendero Luminoso pero que su poco conocimiento de la doctrina maoísta lo impidió", al tiempo que agregó que "a mediados de los años ochenta abandonó sus obligaciones con el partido y se fue al VRAE con su familia para luego regresar, antes de 1990".

En mayo pasado, el líder maoísta también declaró a la Policía que lo fue a entrevistar en su prisión de la Base Naval del Callao, que la facción de José en el VRAE "son unos mercenarios" y que no tienen ninguna relación con la cúpula de Sendero Luminoso en prisión.

Estas declaraciones de Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre coinciden con el pedido ante las autoridades judiciales de "tener encuentros familiares" y de que se les permita casar para que se puedan ver cuatro veces al año.

Guzmán -que cumplirá 75 años, el próximo 3 de diciembre- también está preocupado por el destino de su cuerpo, una vez fallecido, porque hasta ahora nadie en el Estado peruano ha pensado donde se le enterrará y a donde lo podrán visitar sus seguidores.

A puño y letra

También al líder maoísta le preocupa su legado escrito, razón por la cual su novia Elena Iparraguirre compiló desde su celda en la prisión de mujeres de Santa Mónica, todos los escritos a mano de Abimael sobre el megajuicio que se le siguió en el año 2006, así como cartas de amor y un manuscrito sobre su infancia y adultez en el libro titulado "A puño y letra" presentado este viernes en un hotel del centro de Lima.

Más de 400 personas asistieron a la presentación del libro de Abimael Guzmán en el que sus abogados Alfredo Crespo y Manuel Fajardo, reclamaron por las mejoras carcelarias de su patrocinado, condenado a cadena perpetua.

"Este acto es una victoria para el doctor Abimael Guzmán, quien está encarcelado en condiciones de aislamiento absoluto y al que solo se le podrá revisar la sentencia en el año 2037, cuando tenga 103 años", dijo el abogado Alfredo Crespo.

"Nuestro país no debe continuar dividido¿Abimael asumió su responsabilidad de la guerra y ha señalado que ha tenido excesos, ha planteado hacer una autocrítica pero a él no le puede aplicar el perdón o el arrepentimiento porque son conceptos religiosos, hasta ahora me preguntó, el Estado las fuerzas armadas ¿han asumido su responsabilidad?", concluyó.

El libro presentado con largos aplausos de los asistentes al hotel en el centro de Lima, marca el fin del silencio de diecisiete años de Abimael Guzmán, quien cuenta que quiso ser militar, que en su adolescencia fue aprendiz de relojero y que seguía los incidentes de la II Guerra Mundial a través de la radio.

Entre los asistentes, destacó la madre de Elena Iparraguirre, Blanca Revoredo de 94 años, su hermana Amelia; así como estudiantes y profesionales de todas las edades, familias enteras, la prensa nacional y extranjera y miembros de inteligencia de la policía y de seguridad del estado.

"A puño y letra" -que fue impreso en la editorial "A mano alzada" con un tiraje inicial de 1.000 ejemplares- concluye con una frase de Abimael: "Lo que me resta de vida lo dedicaré a luchar por la libertad de todos quienes me acompañaron en la misma".

Críticas a VRAE

En tanto, el desconocimiento a la facción de remanentes de Sendero Luminoso en el VRAE que dirige José no se constriñe a los líderes senderistas sino también a las miembros del Comité Central: Laura Eugenia Zambrano, Margot Liendo y Victoria Trujillo, quienes fueron entrevistadas por Terra Magazine en el Penal de Mujeres de Santa Mónica.

Laura Eugenia Zambrano -de 59 años y con una condena de cadena perpetua- señaló a Terra Magazine que "rechazó tajantemente a ese grupo armado y militarista, no son parte del Partido Comunista Sendero Luminoso, son traficantes del marxismo y antipensamiento Gonzalo", al tiempo que afirmó que Artemio (líder de SL en el Huallaga) "por lo que he leído en los medios de comunicación sí es parte de Sendero porque busca la solución política y si realiza acciones armadas es de modo defensivo". Por su parte, Margot Liendo, de 60 años y con 21 años en prisión, afirmó a Terra Magazine que los remanentes en el VRAE "son un grupo armado que ha abandonado la ideología, son antimaoísta, antipueblo, son mercenarios. Actúan a espaldas del pueblo y contra el pueblo por apetitos personales". "Artemio en el Huallaga está por la solución política y realiza acciones defensivas", agregó.

Victoria Trujillo -de 49 años y con una condena de 25 años- dijo a Terra magazine que "ya no hay guerra popular, respaldo a Abimael y Elena y considero que los remanentes del VRAE "nada tienen que ver con el partido, nunca los hemos conocido y son mercenarios en contra del pueblo".

Trujillo junto a Liendo son sobrevivientes de una matanza realizada por los servicios de inteligencia en 1991, en el gobierno de Fujimori, donde murieron 42 miembros de la banda terrorista Sendero Luminoso.

"Me salvé milagro y tengo una bala en la pierna izquierda que me causa molestias en épocas de frío", recuerda Trujillo.

Laura Eugenia Zambrano, Margot Liendo y Victoria Trujillo; mujeres y miembros del Comité de Sendero Luminoso fueron condenadas junto al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre. Entre todos tienen que pagar la reparación civil que asciende a 3.700 millones de soles.

Sobre los remanentes del VRAE que se han convertido en el mayor problema del gobierno de Alan García; el sociólogo Hugo Cabieses señaló que "el problema central del VRAE no es Sendero Luminoso sino es el narcotráfico, los senderistas son los cuidadores de la droga; el segundo problema es la pobreza y la falta de presencia del estado por lo tanto cualquier estrategia debe tener una inteligencia policial que realice operaciones impecables junto a un plan de desarrollo sustentable para el valle donde viven cerca de 150 mil personas".

"Sendero del VRAE no tiene una propuesta ideológica porque no tiene la capacidad de hacerlo, pero si busca tomar el poder en la zona, ganarse las alcaldías y ganarse a la gente", finalizó.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)