16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

¿CUÁNTAS CLASES DE CORRUPCIÓN HAY EN PERÚ?

Por: Herbert Mujica Rojas.

7 de octubre de 2008

Que las cosas están patas arriba en el país nadie lo duda. Por ejemplo, algunos audios manejados con bulla ensordecedora, tienen más importancia que los informes elaborados por la Contraloría General de la República. Para muestra un botón. El domingo último, casi al alimón y por coincidencia horaria, en el programa político Cuarto Poder de Canal 4 se daba cuenta de esas escuchas grabadas de manera clandestina y en El Perro del Hortelano de Canal 11, su director César Hildebrandt, aludía, por enésima vez, al informe de la CG que determina que hay mérito a denuncia penal contra Lan ministra de Transportes Verónica Zavala por el depósito de ¡US$ 5 millones de dólares en un banco que luego quebró! Que se sepa ninguno de los “consagrados” por la fábrica mediática que impera en la nación, ha tocado este tema que sí es gravísimo y millonario.

La pregunta es pertinente, directa, inequívoca, descarada: ¿cuántas clases de corrupción hay en Perú? ¿la que se toca en un programa es más importante que la que se enuncia en otro? ¿O sea que las escuchas subrepticias, las prácticas soterradas, se han instalado como rutinas aceptadas por la sociedad silenciosa y por eso los informes que la CG emite son basura para llenar papeles y con el objeto que burócratas cumplan con sus regímenes laborales? ¿cómo puede la sociedad desmemoriada quejarse que las instituciones oficiales no funcionan si nadie recuerda la validez de lo que producen? La sociedad ineficiente simple y llanamente da paso a las espectacularidades que no explican ¿por causa de qué se esperó tanto tiempo para un asunto tan conocido en la administración pública y que el pueblo llama “coimisiones”?

La corrupción y sus secuelas, vectores y protagonistas es tan putrefacta que, a veces, sus denunciadores son parte del entuerto con licencia porque el sistema se protege a sí mismo con escándalos de mayor envergadura. Y hay que decirlo con todas sus letras: ¡mayor estupidez palmaria de la sociedad que permite esta clase de absurdos!

Si el presidente aceptó la renuncia del ministro Valdivia y de Gutiérrez, presidente de Petroperú, ¿cómo es que, ante un hecho aberrantemente peor y con informe documentado de la CG y no escucha vulgar magnificada, no meten tras las rejas a Lan ministra Verónica Zavala? ¿o lo que dice la CG es garrulería que por lo menos tiene el mérito de ser oficial y pública? ¿qué espera el presidente para botarla? ¿o es cierto que el escalafón de corrupciones también ostenta grados y distintas medallas para sus actores episódicos?

Hildebrandt preguntó de manera filuda por las acciones del Contralor que ya se va, Genaro Matute y le tildó de ineficiente cuanto que haragán. No es sólo el caso de Lan ministra Zavala http://www.voltairenet.org/article158005.html. El asunto, por varios millones de dólares, de sobrevaluación de las mangas del Aeropuerto Jorge Chávez, a cargo de la empresita Lima Airport Partners, LAP, http://www.voltairenet.org/article152317.html, es otro escándalo que, para variar, tampoco el señor Matute se ha dignado en accionar y el informe duerme allí desde hace largos años. ¿Habría que concluir que la corrupción, también para el Contralor, admite diferentes puniciones? ¿si es que es posible alguna?

Digamos, a guisa de información, que esa empresita, LAP y el Estudio Ugaz, nos han otorgado el homenaje de dos juicios penales, el primero planteado por el perseguidor de periodistas, Jaime Daly Arbulú y el segundo por la firma también perseguidora de hombres de prensa, Lima Airport Partners, LAP, y por el mismo y alegado motivo de difamación agravada. ¿Y de qué se trata? Pues nada menos de lo que se denuncia en ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas! http://www.voltairenet.org/article148321.html texto que relata las hazañas en que incurrió dicha organización para hacerse de la apetitosa presa el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez y por varios decenios.

La sociedad estúpida se alborota ante un esguince perverso que da por ciertas las mañas que inauguró el corrupto ex capitán Vladimiro Montesinos con su morboso afán de oír y ver, conversaciones e imágenes, respectivamente, sin que sus actores supieran que estaban siendo registrados, pero NO reacciona cuando quienes denuncian son los órganos de control que la misma sociedad desinformada paga con sus impuestos y a las que no otorga la validez de investigación, leal y limpia que sí tienen y ostentan por todos lados. Que las cosas están patas arriba, no hay duda, como decíamos en antes.

¿Deberían descartarse del todo las típicas maniobras adelantadas y madrugadoras de grupos contra grupos para así sacarse del medio a los incómodos? Me temo que esta pregunta admite múltiples respuestas.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)