20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

ACOSO DEL “GOLIAT” LAP CONTRA LA LIBERTAD DE PRENSA

Por: Herbert Mujica Rojas.

2 de junio de 2008

Leo que los sabuesos de La Primera dan cuenta de una citación policial generada por LAP que desconozco y no he recibido jamás. Surgen algunas preguntas inmediatas: ¿por el mismo caso que, según ellos es por: “difamación agravada”, como informara en otra nota, también del mismo diario, el lunes pasado y a cargo de un juzgado penal? ¿o es otra “causa” –mejor dicho, verdad, que no les gusta ventilar públicamente-? ¿La empresa, con todo el poder de sus millones de dólares quiere silenciar, liquidar, fulminar, a un periodista que cumple con su deber de denunciar múltiples irregularidades durante largos años sin que aquellos se inmutaran o contestaran absolutamente nada por escrito a tan serios cargos? ¿el “Goliat” LAP se ha propuesto “aterrorizar” y “pulverizar” a un modesto David periodístico? ¡Bah! ¡Hay circunstancias que ni todos los billetes juntos, pueden disimular o variar o maquillar, y ésta es una!

¿Cuál la genuina y aterradora –para ellos razón- de todo este desmadre?: la discusión en breve, en el Poder Judicial, de la nulidad del acto jurídico de la concesión del Jorge Chávez con lo que, de seguir aquel poder actuando correctamente, devendrían como ineficaces todos los hechos a partir del obsequio que se hizo el 2000, a esta firma microscópica: LAP.

En días pasados, en la entrevista que hiciera el colega César Hildebrandt, en Radio San Borja http://www.voltairenet.org/article157147.html, marqué hincapié en cómo la empresita de US$ 3 mil dólares, o sea, S/ 10 mil soles, al momento de “ganar”, como postora única, la concesión del Aeropuerto Jorge Chávez, carecía de prestigio o referencias de cualquier tipo. ¿Quién, dentro de Lima Airport Partners se atrevería a decir lo contrario?

O ¿no es cierto que Alterra, creada en Costa Rica para hacerse cargo del aeropuerto Juan Santa María, ya abandonó definitivamente por incompetencia y mediocridad, el terminal aéreo tico? Aquí en LAP, Alterra es parte integrante de la sociedad, en reemplazo de Bechtel (la de Dick Cheney) y que se salió del tema en el 2003, ¿cuánto falta para que hagan lo mismo por estos lares? Esta información es recientísima, ¿pueden refutarlo los de Alterra que están en la sociedad LAP?

¿Quiénes son los dueños de LAP? Hablemos de los genuinos y de las responsabilidades de cada quién porque algunos contrajeron compromisos con el Estado peruano y a la mitad del río de vivezas, dejaron la canoa, como Bechtel y Cosapi; y Frankfurter Algemeine, aeropuerto de esa ciudad germana, asumió la mayoría accionaria. ¿No es acaso cierto que a posteriori ingresó también en la sociedad parchada, el IFC, brazo financiero del Banco Mundial? Así se diluyen las obligaciones y alegremente se consignan a otros, promesas e incumplimientos. ¿Sabe el Establo de la Plaza Bolívar, la Contraloría General de la República, el Poder Judicial, la Policía, los ministerios: Transportes y Comunicaciones, Relaciones Exteriores, Comercio Exterior, el nombre y apellido de los, no testaferros, si existieran aquellos, detentadores del poder real de esa sociedad denominada Lima Airport Partners?

Algunas de estas lindezas y otras muchas más son reveladas en un manual que llevó el título de ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas! http://www.voltairenet.org/article148321.html cuya modesta primera edición apareció en mayo-abril del 2007, agotada y esperando una novísima, corregida y aumentada con las trapacerías innumerables de los pillos que han aprovechado cada hueco, todas las trincheras y las múltiples zancadillas en que han hecho incurrir al Estado peruano, varios estudios de abogángsteres a los que LAP paga, ganen o pierdan, la linda suma no menor a US$ 70-80 mil mensuales. ¡A esos no conviene la presencia de periodistas inquisidores y cuyo trabajo de investigación es una muy aguerrida compilación de documentos INCONTESTABLES! La pregunta es simple: ¿por causa de qué, luego de doce meses, y tras casi 8 años de cuestionamientos aparecidos en blanco y negro y en distintos diarios nacionales, LAP, no ha contestado ¡uno solo! de éstos? ¿miedo a un humilde informador que cumple su deber, sin dejarse seducir por las coimas, amenazas, acosos, como los actuales, y que golpea en defensa del patrimonio del pueblo peruano y que pregunta con verdades de a puño?

La mecánica es muy simple. Enlodar, enjuiciar, aterrorizar, desprestigiar a quienes osen desnudar la pobreza y miseria absolutas de los fautores de mil y un barbaridades desde el comienzo mismo de la concesión del Aeropuerto Jorge Chávez que fue como carrera de un solo caballo, solo que este equino recibió el nombre de LAP y hasta hoy dura en una mezcla de cosmética, compra de conciencias, alquiler de periodistas y jueces al gramo de su peso y con viajecitos para autoridades oficiales corruptas. A estos facinerosos asombra encontrar elementos a quienes no pueden sobornar, tampoco intimidar, entonces, hay que enjuiciarlos y amenazarlos con el depósito que significa, engrilletarlos para que estén listos para la ¡cárcel!

¿Sabrá el ministro del Interior, Luis Alva Castro, cómo actúan, a veces, policías que dicen haber entregado citaciones para “aliviar” su jornada de “trabajo”? ¿que muchas de esas oportunidades, se copian, plagian o falsifican, esas recepciones, y se hace un daño gravísimo contra la libertad de las personas que, de pronto, son detenidas por “resistencia” u oídos sordos a comparescencias a las que nunca fueron citados por métodos honorables y honestos? ¿en este caso, tanto en la Policía, cuerpo disciplinado en su inmensa mayoría, como el Poder Judicial que, a veces, hace cosas honestas, bien les conviene examinar exhaustivamente, si se está repitiendo el vicio de suplantar firmas y aceptaciones que jamás se han hecho, para, entonces, actuar con la brutalidad que da la fuerza al servicio de apetitos bajos y subalternos y en contra de la libertad de prensa, como es el deseo ferviente de Jaime Daly Arbulú, un empleado de LAP que oficia de gerente general de esa empresita?

Nótese que a la par que envilece, desaparece, su presencia Alterra en Costa Rica, hermana gemelo de su similar en Lima Airport Partners en el Jorge Chávez, se agudizan las presiones, amenazas, demandas, querellas, acosos policiales, con la descarada intención de silenciar a quienes hemos estado haciendo de la denuncia de estas irregularidades, un apostolado y una labor misionera invicta. No ha mucho que a Raúl Wiener, los tagarotes y poderosos muy vinculados a un diario local y a la empresa que, sin tener pergaminos, “gana” la concesión de trece aeropuertos de provincias, se le planteó una querella por ¡1 millón de dólares! y casi le producen infartos de risa, porque Wiener, como quien esto escribe, no cejamos frente a los abusos y nos burlamos de los Goliat de juguete que creen que todos los hombres de prensa son mermeleros repugnantes y comprables, especie con la que ellos tratan y a los que subastan al peso y a eso se debe el silencio cómplice que les ha permitido hacer cuanto se denuncia como exacciones, robos y estafas al Perú.

Subráyese la vil coincidencia que los detenidos por narcotráfico, pocos meses atrás, en el Aeropuerto Jorge Chávez, son empleados de Lima Airport Partners, LAP y de Swissport, las dos empresas que tienen en total ¡13 aeropuertos bajo su férula de gestión! ¿Han aclarado LAP y Swissport esas circunstancias? La Policía Nacional del Perú ha afirmado muchas veces que LAP se comporta como un Estado dentro de otro Estado y con límites terminantes. Ha dicho también esa institución que el estimado de droga que sale por el Aeropuerto Jorge Chávez, es de 40 toneladas anuales y que ¡apenas se captura el 10%! ¿Hay vinculación entre estos dos hechos?

No debe descartarse que los carteles del narcotráfico, especialmente, los que llegan desde México, tienen la ambición de “posicionarse” en aeropuertos, controles aduaneros y marítimos del Pacífico y para ello no dudan en asesinar periodistas, masacrar y desaparecer jueces, empleando, por cierto, a mafias que suministran empleados útiles y ¡muy bien pagados! ¿Qué sustancias fueron las que se encontraron en un avión en el Jorge Chávez y qué gente fue la denunciada y apresada? Caretas, revista no desmentida, dio cuenta amplia de las conexiones de estos sujetos con: ¡LAP y Swissport!

Entonces, se trata de silenciar, por ahora no se puede con los adminículos pequeños que salen de pistolas que no dejan rastro, a los periodistas que denuncian y las vías están expeditas: el enjuiciamiento por todos los medios y formas, la amenaza soterrada y, hasta ahora no han incurrido en la brutalidad de los infartos calibre 45. ¿Quién descarta esas avenidas tan caras a sinverguenzas que NO tienen cómo ocultar sus trapacerías y mañas, estafas para patentar la fórmula de cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas? ¿pura coincidencia?

¿No va siendo hora, antes que caigan rayos o tornados en una ciudad que como Lima, carece de esos fenómenos y éstos se hagan cargo de algún periodista, el Establo dé cuenta de su existencia e investigue a los pillos que no tienen dinero y que han tenido que hacerse de otro financiamiento, como ellos mismos confiesan, por el orden de US$ 169.4 millones para pagar el hueco gigantesco de US$ 125 (con bancos alemanes y norteamericanos), contraídos bajo el amparo mañoso de la Addenda 4, el 2003?

¿No creen los del Establo que vale la pena, por una vez, en la vida, hacerse acreedor de una alta moral y escudriñar exhaustivamente si Ositran no ha sido cómplice y, por tanto, las sucesivas administraciones del ministerio de Transportes y han posibilitado que NO se construya la imprescindible Segunda Pista en el Aeropuerto Jorge Chávez?

¿Creerán los de LAP que silenciando (interprete usted sus múltiples acepciones) al periodismo de investigación y que les plantea mil preguntas y NO responden ninguna, terminará un vergonzoso caso de robo con agravantes a todo el pueblo peruano?

¿Ocurrirá lo que consigné en el Prólogo de ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas!, un año atrás y que escribiera don Alfonso Benavides Correa, a quien se dedicó ese libro, en el proemio de un magnífico trabajo del embajador Félix C. Calderón, Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar?:

“Valiente, sesudo, brillante, es el Epílogo con que cierra su libro el embajador Calderón, que me confiere la satisfacción de pedirme gentilmente que lo prologue.

La crítica, sin embargo, no será unánimemente laudatoria. Las críticas se resienten de superficialidad, de carencia de fundamentación histórica y sociológica seria; no van a fondo en el examen de los problemas ni intentan revisión alguna de las cuestiones que realmente importan a la República; optando generalmente por el ominoso silencio. Esto ocurre no sólo en el Perú. Es el caso de Manuel Ugarte o el coraje civil. En su Historia de la Nación Latinoamericana anota Jorge Abelardo Ramos: “el irritado silencio que ha rodeado siempre a la figura de Ugarte no sólo es necesario atribuirlo al papel de “emigrado interior” del intelectual del 900 en las semi-colonias, sino al “leprosario político” en el que la oligarquía y sus amigos de la izquierda cipaya recluyen a los hombres de pensamiento nacional independiente”.

¿Será una trágica constante, al cabo de años de apostolado, de no evadir los temas esenciales del drama, luciendo el coraje moral de estar contra los mandarines, tener, sin prensa adicta, un atardecer escéptico por el silenciamiento?.”

¿Existirá un alma caritativa en LAP que instruya al perseguidor de periodistas, Jaime Daly Arbulú y le diga que las bicicletas Goliat tomaron ese nombre del filisteo bíblico? ¿y que si a él disgusta o incomoda la libertad de prensa, al Perú entero no, y la Constitución consagra ese derecho inalienable como parte de su vida democrática soberana y digna?

Tengo la impresión absoluta que ese MIEDO a la libertad de prensa y a los periodistas con coraje, es el que dicta sus estrambóticas acciones a LAP. Frente a ello la sonrisa del desprecio y el redoble de los tambores que anuncia nuevas y más feroces campañas contra la inmoralidad. Amén.

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)