9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

¡CAMISEA DEBE ESTAR EN MANOS PERUANAS!

Por: Herbert Mujica Rojas.

18 de febrero de 2008

Las reservas de gas de Camisea son la gran oportunidad de desarrollo energético, agrícola, petroquímico, social y básico de la macrorregión sur en particular y del Perú todo para la próxima centuria. Esta riqueza no admite negociaciones sospechosas, especulaciones bursátiles o intervenciones de firmas no calificadas, técnica ni financieramente, en su gestión, exploración, explotación y desarrollo integral. Para los peruanos Camisea es la nueva esperanza irrenunciable de un patrimonio nacional, llave de su futuro, pasaporte al progreso y afirmación de su designio de sin empeños ni trastiendas, forjar un Perú libre, justo y culto, a través de la oferta masiva de trabajo, potenciación de los campos y, sobre todo, del conocimiento que los peruanos sí podemos manejar proyectos de la munificente envergadura de que está dotado el Cusco.

El Contrato de Licencia para la explotación de hidrocarburos en el Lote 88, Gas de Camisea, firmado el 28 de noviembre del 2000, entre PerúPetro S.A. y Pluspetrol Perú Corporation, Sucursal del Perú; Hunt Oil Company of Perú LLLC, Sucursal del Perú; SK Corporation, Sucursal Peruana, e Hidrocarburos Andinos SAC, NO GARANTIZA ni la soberanía peruana sobre los recursos energéticos ni la limpidez de un contrato en el cual se identifican múltiples irregularidades que comienzan con la NO PUBLICACION de este convenio en el diario oficial El Peruano, desde su suscripción a la fecha.

Por ligereza, irresponsabilidad o dolo de TRES GOBIERNOS (dictadura de Kenya Fujimori, transitorio de Valentín Paniagua y del actual de Alejandro Toledo), se han dejado pasar condiciones, cláusulas, procedimientos, cálculos, incumplimientos, contrabandos, irregularidades, desde todo punto de vista INACEPTABLES E INDIGNOS para el Perú, su pueblo y su historia. Entre ministros cómplices, mandatarios débiles o interesados, ejecutivos hábiles en estafas y acciones especulativas se ha llegado hasta al colmo de declinar el patrimonio peruano del gas a favor de empresas formadas a última hora, con capitales exiguos y de discutible capacidad técnica en el especializado negocio petrolero y energético.

Hasta la fecha, los responsables no han contestado una consulta puntual acerca de si las fianzas a que están obligadas las empresas favorecidas han sido entregadas y si son claramente ejecutables a favor del Estado peruano. Esta información no puede ser secreta ni estar oculta a los peruanos. Si las fianzas no hubieran sido entregadas según reza el contrato, éste es NULO en todos sus aspectos.

El Contrato actual, en sus términos y condiciones lesiona la soberanía del Perú, una sola cláusula la 8.6 es la nueva página 11 cuyo abominable recuerdo llena de vergüenza a sus fautores y rememora las enérgicas jornadas de protesta de entonces que ratificaron que la patria no se vende, la patria se defiende.

De ese modo, la imagen de país capaz de contratar con diáfana voluntad de cumplimiento del Perú se ve seriamente erosionada ante el mundo. Aparecemos como un país de pillos redomados; de gobernantes corruptos y de negociadores capaces de coimear a todo aquel que se ponga al frente. ¿Alguien puede explicar las razones por las que las grandes empresas petroleras del mundo abandonaran su participación en este contrato cuyo valor comercial agregado se estima en poco más de US$ 300,000 millones de dólares? El contrato en mención contribuye, y de pésima manera, a retratar al Perú como a una nación deleznable, inepta para proyectar su futuro a través de convenios inmaculados y libres de cualquier sospecha de manejos inadecuados.

Nosotros, los profesionales, estudiantes, amas de casa, trabajadores, sin distinción de credos o razas, premunidos de un patriotismo constructivo y cívico, hemos decidido desde abajo, desde la sociedad civil, en uso de nuestros inalienables derechos a ejercer el nacionalismo y capacidad de planificar que nos viene de ancestro, conformar el Consorcio Cívico por Camisea y convocar ampliamente a los peruanos sin distingos de ninguna especie a demostrar que hay en el Perú promotores, ingenieros, técnicos y operarios capaces de llevar adelante el desarrollo de la explotación integral del gas de Camisea.

¡Camisea debe estar en manos peruanas!

*EL COMITÉ ORGANIZADOR Consorcio Cívico por Camisea

Carlos Repetto Grand Federico Mena López Rafael Iriarte Pedro Flecha Herbert Mujica Rojas

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)