9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

ALAN GARCÍA PRETENDE DAR RATA POR CUY A LOS PERUANOS

Por: Duilio de la Motta C.

18 de noviembre de 2007

Quien conoce un poco de historia, de política y desarrollo de nuestro país, de ninguna manera puede afirmar, tan suelto de huesos, que la venta de los recursos naturales soluciona los problemas sociales. Hace algunos años escuchamos una cantaleta muy parecida entonada por Alberto Fujimori cuya letra decía que "para solucionar los problemas sociales había que privatizar los bienes del estado". (Letra y música del Consenso de Washington, párrafo 8).

El japonés remato todo y no soluciono nada, mas aún, encareció todos los servicios e incremento la pobreza. En la actualidad Alan García Pérez, con el mismo sonsonete, pretende rematar nuestros recursos en costa sierra y selva, seguramente, para instaurar su reino de encomenderos y services. Tal elucubración pasaría como un exabrupto, pero esto no es así, es la voz cantante y sonante del presidente de la república en su artículo "El síndrome del perro del hortelano". Por el peligro que encierra para nuestro pueblo, nos vemos obligados a repudiarlo por servil y antiperuano.

Alan García Pérez padece una volubilidad asombrosa, hace algunos años viajó a China, quedando obsesionado con su desarrollo y cual Hu Jintao peruano quiso hacer algo semejante en el Perú. A su retorno de los Estados Unidos, ilustrado por el imperialismo, por poco nos dice que ser una colonia de ellos era la solución para los peruanos. Viajo a Chile y de vuelta a Lima puso como ejemplo todas sus reformas. Lo raro es que sin haber viajado a ningún lugar, cual mesías iluminado, emerge de lo más profundo del arcaísmo reaccionario con la tesis de vender costa sierra y selva para "tener un seguro social o una pensión mas adelante". Si bien esta elucubración no ha surgido de su formación turística, nadie puede ocultar que es un viejo anhelo del capital financiero, de la gran minería y la oligarquía criolla por apropiarse de las riquezas naturales en forma definitiva. ¿Por que el afán de Alan García por rematar? ¿Tal vez deficiencia de litio?, ¿contubernio?, ¿servilismo?, ¿entreguismo?, ¿negocios turbios Es que eso de entregar en propiedad nuestros recursos naturales se presta a sospechas de todo tipo, debido a que en la historia del Perú, ningún presidente ha hozado tanto, salvo algunos con "pecadillos" de firmar "contratos y concesiones" para explotar nuestros recursos

Pero el desarrollo económico del Perú no es como lo pinta el señor García. Empieza por modernizar su infraestructura económica y social, esto es vías de comunicación, energía, tierras productivas, industrias básicas, educación, vivienda, salud etc. Esto requiere de inversiones pero nunca la hicieron los grandes capitales o privados como contrabandea en su artículo Alan García. La verdad que estas obras siempre las hizo el estado, con la constante de hacerlas mal y costosas. Al respecto veamos como esta la infraestructura vial de la cual Alan ni la menciona. El Perú tiene 78,500 Km. de caminos, de los cuales solo el 14.1% es asfaltado, el 24.2% afirmado y el 61.7% sin afirmar. Con esos caminos es imposible emprender cualquier desarrollo económico, no se pueden integrar los mercados locales, tampoco implementar una política exportadora. Su antigüedad es asombrosa, la mayoría fueron hechos por incas y arrieros, posteriormente fueron ampliados por los gobernantes.. El Perú en estas condiciones no puede competir con nadie,. Es obvio, necesita vías de penetración de alta velocidad. En el norte, de Piura a un punto navegable del Marañón, no existe ni trocha, de haber una vía permitiría una exportación más fluida hacia Europa y a todos los países de la cuenca Atlántica. En el centro, del Callao a Pucallpa para cruzar 400 Km. un camión hoy demora 35 horas, lo puede hacer con una vía moderna en pocas horas. En el sur, de Matarani a Madre de Dios demora 5 días es imposible de sacar productos hacia la costa. La construcción de estas obras daría ocupación a cientos de miles de trabajadores que hoy están pateando latas y el sistema vial sería el factor determinante y dinamizante del desarrollo económico en todo el Perú ¿Como hacerlo? cambie la Constitución señor García, deroguen todo el enmarañado de leyes que se oponen al desarrollo económico, recurra a las AFP estas se crearon para invertir en proyectos nacionales, tienen miles de millones de dólares y los invierten en otros países favoreciendo a grupos de poder

Otro factor que debe tomarse en cuenta para el desarrollo económico es el energético. En nuestro país se pagan las tarifas mas caras de América y con esos costos no se puede ser competitivo. García Pérez se limita a decir que hay 800 mil millones de metros cúbicos de agua entre las cordilleras peruanas, esto no es nada nuevo, en un libro "Recursos de la guerra destinados a la Paz" editado en lo que fue la URSS se menciona que los recursos hídricos que tiene el Perú lo ubican en el primer lugar en el mundo y "podrían generar ingente cantidad de energía para iluminar América del Sur". Solo en la cuenca del pacífico hay 57 ríos con un volumen de 27 mil millones de metros cúbicos al año, pero se aprovecha la tercera parte. Si estos ríos los represaran podríamos obtener agua para la agricultura y piscicultura, nuevas tierras, energía eléctrica barata para la industria nacional y miles de puestos de trabajo para los peruanos. Todo esto, sin tomar en cuenta la cuenca de las aguas que bajan por la cordillera oriental y se pierden en el atlántico. ¿Falta dinero? reduzca la burocracia, baje el costo de un congresista de S/.200 mil mensual a S/.20 mil, igual haga con los ministros y en cuanto usted, si no puede vivir con 5 mil, ¿Cómo cree que un trabajador puede vivir con S/550?, ¿No tiene conciencia social? Señor García no se postula a la presidencia para hacer fortuna.

En su malhadado artículo, expresa, la tala de árboles madereros en la selva hecha por ilegales debe ser remplazada por la tecnificada de las grandes empresas. García Pérez se olvida que fueron los gobiernos quienes dieron a diestra y siniestra las concesiones para depredar nuestra selva y hoy nos propone algo peor, darlas en propiedad a los "Dueños del Perú".

En cuanto su admiración por la producción de madereras en Chile, los peruanos podemos superarla rápidamente si tuviéramos gobernantes con iniciativa, con programas, con planificación, que busque la participación popular, pero de ninguna manera con alguien que ve en la inversión foránea la solución. En cuanto a la producción de madera en nuestro país, contamos en la sierra con gran potencial, de los 39.3 millones de hectáreas, son posible de cultivo con árboles maderables un 10% en las zonas con lluvia copiosa. Mientras en la selva hay ingente riqueza, tiene 79.6 millones de hectáreas, de los cuales hay 2 millones con pastos naturales para la crianza de 700 mil cabezas de ganado. Además hay 6 millones de hectáreas que se pueden cultivar con arroz, maíz, frutales, soja, yuca, cítricos, etc. sin tomar en cuenta los terrenos desforestados. Todo eso es factible pero no hay vías para transportarlos y exportarlos, la pueril idea de que "eso tienen que hacerlo grandes capitales o privados", es algo traído de los pelos para sustentar un acto antiperuano. Además tenemos la Corporación Financiera de Desarrollo, creada para financiar todos esos proyectos. Es una estupidez que un organismo del estado (COFIDE) preste dinero a los bancos privados con intereses bajísimos para que luego éstos lo presten a los campesinos con intereses leoninos. Dedíquese a cambiar eso señor García.

En el quinto punto García escribe "el propio trabajo humano no esta en valor para el que trabaja", ¿? esto es un exabrupto, no indica nada, si quiere explicar algo sobre el trabajo en el Perú le daremos algunos datos: "El ingreso mensual por trabajo promedio del país es de S/.544 mensuales, y alrededor de dos tercios de trabajadores está por debajo de este valor promedio. El 30% de la población de la sierra trabaja pero no tiene ingresos y lo mismo sucede con el 20% de la selva y el 10% de la costa. La mitad de los trabajadores peruanos gana US $ 100 dólares (S/.300 soles) y la mitad de los trabajadores de poblados rurales (…) gana menos de S/.100 al mes" (Informe sobre el desarrollo humano en el Perú ONU). Esta situación va de mal en peor por la política ultra liberal implementada por el japonés y seguida por Toledo e insolentemente servil, practicada por el actual gobierno. Si se trata de mejorar los salarios en el Perú, no es cosa de otro mundo, simplemente se elevan cuando hay demanda de puestos de trabajo y caen cuando los gobernantes piensan en sacar peras del olmo y no utilizan los recursos del estado. Un ejemplo que seguramente desconoce García es el de Estados Unidos en la década de 1930-1940. En esa fecha Roosevelt efectuó importantes cambios: electrifico los estados del sur, construyó las grandes represas, creó las corporaciones de desarrollo en todos los estados, hizo las grandes autopistas, intervino bancos y los regulo, subvencionó los productos del agro, se dieron leyes favoreciendo a los trabajadores y sindicatos, se fijó las 8 horas de trabajo y el sueldo básico. Como puede apreciar, señor García, no fue obra de las inversiones del gran capital o privado, fue del gobierno y en cuanto al gran capital les puso fuertes impuestos, no les paso el sombrero como hizo su gobierno con los dueños de minas. Por si acaso, los cambios en los Estados Unidos no fueron asesorados por comunistas, fue una comisión de profesores de la Universidad de Columbia denominada "Brain Truts".

Se miente al país cuando se afirma que el desarrollo solo "tienen que hacerlo grandes capitales o privados" En España, un agricultor propietario de 5 hectáreas, produjo un vino, pero no podía satisfacer la demanda en el mercado, se asoció con otros y hoy es una cooperativa con 500 hectáreas donde todos los pequeños campesinos gozan de sus beneficios. En Europa hay gran cantidad de cooperativas en todas las actividades, pequeñas empresas, gran empresa y propiedad estatal, todas activan dentro de su marco legal. Lo que esconden los gobernantes y los grandes explotadores del trabajo asalariado son los beneficios sociales conseguidos por esos trabajadores. Algunos ejemplos, en Noruega, una mujer que pare un bebe tiene un año de descanso y si desea uno adicional se lo otorgan con el 80% de su sueldo, el esposo comparte ese descanso. Si la mujer no trabaja el niño recibe del estado 3000 coronas para su alimentación hasta los 7 años. La empresa paga las vacaciones del trabajador, de la esposa que no trabaja en la empresa y de los niños a cualquier lugar de Europa que la mayoría de trabajadores determinan a propuesta de la empresa. En cuanto la salud la atención médica es total y gratuita. Noruega no es un país socialista, pero en un momento de su historia hizo los cambios necesarios para darle bienestar a su pueblo sin vender un fiordo y sin rematar su gas ni petróleo. Por último, al margen de los devaneos expuestos en el "Síndrome del perro del hortelano", el pueblo quiere cambios, democracia participativa no corrupción ni entreguismo. Queremos un país libre de dependencias, con ciudadanos, justos, pacíficos y realizados, sin explotación de ningún tipo.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)