9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

La lucha contra el revisionismo.

PERU: “PATRIA ROJA” ENEMIGO NUMERO UNO DE LOS MAESTROS

Por: El Sute de las Bases.

21 de octubre de 2007

INTRODUCCIÓN

Un alto nivel cultural, ideológico y político, es fundamental para entender todos los fenómenos que suceden en nuestra sociedad, principalmente cuando se educa a nuestro pueblo, a los jóvenes y niños, cuando se lucha por conquistar y defender derechos con el compromiso de contribuir en la consecución de una sociedad superior. En esta brega, vamos a encontrar en el seno de los trabajadores y en la vanguardia del proletariado, elementos cínicos y oportunistas de toda laya, que, frente a los complejos problemas sociales, se van a sentir incapaces de enjuiciarlos con objetividad y criterio científico, embrollándolo todo, con gimnasias verbales clasistas, para alejar a las masas de la teoría revolucionaria. Estos oportunistas, cuando crecen las acciones del pueblo contra el sistema y la burguesía, suelen ponerse a la cabeza de esos movimientos para desviarlos de sus reales objetivos y desvirtuar la ideología del proletariado, en una vil traición de la causa revolucionaria. En vista de que hablan nuestro mismo lenguaje, es difícil ubicarlos si no conocemos sus características y sus planteamientos centrales, son hábiles en el camuflaje verbal, incluso en su accionar; de ahí que, con facilidad pueden engañarnos y desviarnos, sobre todo cuando no estamos preparados ideológicamente y políticamente.

Por ejemplo, el figuretismo protagónico, jugado por los dos principales representantes de las camarillas del “conare” y “patria roja” en la última huelga magisterial (18 de junio del 2007 que inicia el conare y el 5 de julio, patria roja), con el único afán de promocionarse, y las masas populares los identifiquen como supuestos luchadores sociales, incluso llegaron al extremo ridículo de dejarse apresar por la policía en el quien gana más cámaras de TV y protagonismo. No les importó en absoluto la huelga y sus resultados, ni los maestros, sino sus propios intereses mezquinos de cara a las elecciones del 2011, principalmente del conarista. Por ello la trascendencia del presente documento. Estudiarlo y difundirlo.

¿QUÉ ES EL REVISIONISMO?

Revisionismo, es la desviación, en un sentido colaboracionista y electorero, de los puntos fundamentales de la lucha reivindicativa y revolucionaria de los trabajadores, su ideología y su accionar por conquistar sus derechos y conciencia de poder. Aparece como marxista en el seno del marxismo. En un primer momento, el término fue utilizado de forma despectiva contra aquellos que mutilaron los principios básicos de la doctrina política, filosófica y económica propuesta por Carlos Marx y Federico Engels para conquistar el poder y construir una sociedad superior de la capitalista. Posteriormente y en la actualidad, se cataloga revisionista a todos los traidores de la lucha y la causa justa del proletariado y los trabajadores en su conjunto. Es decir que, el revisionismo es la ‘revisión’ o traición de la ideología del proletariado.

SUS ORÍGENES Y SU LUCHA POR FRENAR LA REVOLUCIÓN

El revisionismo aparece en Alemania en la segunda mitad del siglo XIX después, como puede comprobarse, de la formulación, expansión y consolidación de la doctrina marxista y sus grandes triunfos contra las corrientes pequeño burguesas y el socialismo utópico impracticable. Eduard Bernstein, miembro del Partido Socialdemócrata Alemán (PSD), es el primer personaje que señala el concepto reformista, colaboracionista y electorero que debía tener la conquista de los derechos y el poder, planteando que el sistema parlamentario debe ser la vía para alcanzar aquellos. Bernstein revisa los argumentos científicos de Marx y de Engels para el derrocamiento del capitalismo mediante la violencia revolucionaria y la dictadura del proletariado. Propio de un burgués, confecciona su propia teoría, conocida con el nombre de revisionismo, poniendo énfasis en los métodos evolutivos, reformistas y parlamentaristas para conseguir el poder y una sociedad socialista. En 1901 fue elegido diputado del Reichstag (cámara baja del Parlamento alemán), donde participó en tres legislaturas (1902-1906, 1912-1918 y 1920-1928). En más de 20 años en el parlamento, estos revisionistas, ni consiguieron el poder ni construyeron el socialismo, demostrando que surgen como representantes de la burguesía y el sistema capitalista para frenar el avance del marxismo y desprestigiar y alejar de las masas la ideología del proletariado.

En los congresos de Erfurt (1891) y Stuttgart (1898), se debaten por primera vez, las tesis revisionistas de Bernstein y las defendidas por el entonces marxista Karl Kautsky; quien argumentaba que la fuerza del movimiento obrero debe estar en la teoría de la revolución planteada por Carlos Marx y no en la colaboración con la burguesía. La revisión del marxismo propuesta por Bernstein, principalmente en su obra Postulados del socialismo y lecciones de socialdemocracia (1899), fue también rebatida duramente por Rosa Luxemburgo y en su momento desenmascarada por Lenin; quién finalmente, en forma magistral lo define como la avanzada de la burguesía al interior de la clase trabajadora. En su oportunidad, Engels lo adjetivó como un montón colosal de basura.

Sin embargo, a partir de Lenin, al surgir el bolchevismo en 1903, los marxistas han sabido utilizar todo tipo de instrumentos, tácticas, maniobras, acuerdos e incluso el parlamentarismo para conquistar el poder. Toda la cuestión dice Lenin en su libro: La enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo, página 29, consiste en saber aplicar esta táctica para elevar, y no rebajar el nivel general de conciencia, de espíritu revolucionario y de capacidad de lucha y de victoria del proletariado. Los bolcheviques han adquirido estatura marxista creadora, porque han aplicado el marxismo a sus condiciones objetivas, no como un dogma, conforme lo señaló el mismo Marx, sino como acción creadora. La incorrecta interpretación de estas experiencias en la vida política actual, trae como consecuencias profundos retrocesos y desviación revolucionaria: El caso de los socialistas chilenos por ejemplo en la década del 70, causó la muerte innecesaria de Salvador Allende y cientos de personajes importantes para la revolución como Víctor Jara por ejemplo, pero ejemplificadora para no cometer esos errores. El caso de los comunistas peruanos que se alzaron en armas a partir de 1980, pero, al ser apresado su líder en 1992, hicieron sus acuerdos con los representantes burgueses en el gobierno, dejaron las armas y se desviaron al charco revisionista de la “reconciliación” y la “solución política a los problemas derivados de la guerra”, sin importarles la heroica sangre derramada de miles de revolucionarios caídos en guerra. Han cambiado completamente sus postulados marxistas y ahora plantean “DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL” y “democratización de la sociedad” QUE SON POSTULADOS COMPLETAMENTE BURGUESES, preparando seguramente su futuro parlamentarista, con el burdo pretexto de la experiencia parlamentaria de los bolcheviques. Condiciones que son totalmente diferentes.

Es necesario entonces que se recuerde, casi textualmente la experiencia bolchevique que el mismo Lenin analiza en su libro enfermedad infantil… mencionada línea arriba de la página 13 a la página 32: Dos momentos fundamentales y aleccionadores de los bolcheviques contra las desviaciones “izquierdistas” o revisionistas en su propio partido adquieren notoriedad considerable: La primera, en 1908, en torno a la participación en un “parlamento” ultrarreaccionario y en las sociedades obreras legales regidas por la leyes más reaccionarias, y la segunda, en 1918 (paz de brest), en torno a la admisibilidad de tal o cual compromiso.

En cuanto a la primera: En 1908, los bolcheviques “de izquierda” fueron expulsados de nuestro partido, dice Lenin, por su empeño de no querer comprender la necesidad de participar en un “parlamento” ultrarreaccionario; ellos se apoyaban en la feliz experiencia del boicot de 1905. Entonces el boicot era justo, señala Lenin, porque el Zar anunció en agosto de 1905 la convocatoria de un “parlamento” consultivo y el movimiento revolucionario estaba en ascenso y la llamada Duma de Bulyguin (parlamento) pretendía apartar a las masas de la revolución, no llegó a convocarse porque fue barrida por el creciente ascenso de la revolución, aclara Lenin, no porque esté bien abstenerse en general de participar en los parlamentos reaccionarios, sino porque fue tenido en cuenta con acierto la situación objetiva, que conducía a la rápida transformación de las huelgas de masas en huelga política y, sucesivamente, en huelga revolucionaria y en insurrección. Pero, transportar ciegamente, por simple imitación sin un espíritu crítico esta experiencia a otras condiciones, a otras situaciones, es el mayor de los errores, dice Lenin. Por ejemplo, reflexiona también Lenin, el boicot de los bolcheviques a la “Duma” de 1906, fue un error, sin embargo fácil de corregirlo. Fueron errores mucho más serios y difícilmente reparables, sigue diciendo Lenin, los boicots de 1907, 1908 y años sucesivos, pues, por una parte, no había que esperar que volviera a levantarse con mucha rapidez la ola revolucionaria y se transformara en insurrección.

Los años de revolución (1905-1907), todas las clases actuaban abiertamente, los partidos, las fracciones y los grupos. Van cristalizándose las tendencias ideológicas y políticas realmente clasistas. Sin el “ensayo general” de 1905, la victoria de la Revolución de Octubre de 1917 hubiera sido imposible, señala Lenin.

Los años de reacción (1907-1910), (véase los cortos períodos de tiempo, en cada proceso de lucha revolucionaria). En esta etapa el zarismo ha triunfado, dice Lenin, todos los partidos revolucionarios y de oposición han sido aplastados. Abatimiento, desmoralización, escisiones, dispersión, etc. La lucha de clases se manifiesta de un modo absolutamente nuevo y con mayor relieve. Los partidos revolucionarios, enseña Lenin, deben completar su instrucción. Han aprendido a desplegar la ofensiva. Ahora deben comprender que esta ciencia hay que completarla con la de saber replegarse acertadamente, que no se puede triunfar sin saber desplegar la ofensiva y retirarse con acierto. En el Perú, no hemos visto cumplir esta enseñanza: Preso el jefe de la revolución en 1992, que inicio la guerra popular en 1980, no se replegaron acertadamente, sino que cambiaron de rumbo en 360º, todo su accionar se abocó a conquistar mejoras condiciones carcelarias para sus presos y, lo que desplegaron fue arrepentimiento y soplonaje, para lograr el mayor costo posible y para que todo su núcleo central fuera encarcelado, escindiendo profundamente el partido, sin posibilidad de reanudar las acciones. Los bolcheviques enseñaron lo contrario, se replegaron con el mayor orden posible, con menos costo para su “ejercito”, conservando mejor su núcleo central, con las escisiones menos profundas e irreparables y con mayor capacidad para reanudar las acciones de un modo más amplio, acertado y enérgico.

Años de ascenso (1910-1914). Al principio, el ascenso fue de una lentitud inverosímil; luego después de los suceso de Lena de 1912 (se alude al ametrallamiento de los obreros inermes por las tropas zaristas durante una huelga y donde murieron miles de obreros que fueron conducidos por los mencheviques-revisionistas al palacio de invierno del Zar), los bolcheviques lograron desplazar a los mencheviques, cuyo papel como agentes burgueses en el movimiento obrero fue admirablemente comprendido después de 1905 por toda la burguesía y a los cuales, por eso mismo sostenía de mil maneras contra los bolcheviques. Pero, éstos (bolcheviques) no hubieran logrado nunca desplazarles si no hubieran aplicado una táctica acertada, combinando la labor ilegal con la utilización obligatoria de las “posibilidades legales”. En la más reaccionaria de las Dumas (parlamento), los bolcheviques conquistaron toda la curia o escaños obreros.

Primera guerra mundial (1914-1917). El parlamentarismo legal, con un “parlamento” ultrarreaccionario, con los bolcheviques en su interior, agitando sus tribunas para preparar la insurrección, presta los mayores servicios al partido del proletariado revolucionario, a los bolcheviques. Los diputados bolcheviques, son deportados a Siberia, porque se oponen a votar por los créditos de guerra y hacían propaganda revolucionaria entre las masas. Los bolcheviques no eran eternos candidatos al parlamento, lo utilizaron cuando fue necesario para hacer la revolución, pero su trabajo principal estaba con las masas para preparar la insurrección, así lograron la victoria en febrero de 1917, cuando el revisionista Kerenski asumió la presidencia y luego definitivamente mediante insurrección a favor de los bolcheviques el 23 y 24 de octubre del mismo año.

Sobre el segundo momento fundamental: La firma de la paz de Brest, fue también una necesidad para resguardar la revolución que pretendía ser estrangulada en la cuna por los alemanes e imperialistas anglo-franceses. Paz de Brest-Litovsk, tratado de paz firmado el 3 de marzo de 1918 en la ciudad polaca de Brest-Litovsk por medio del cual Rusia acordó poner fin al enfrentamiento bélico que mantenía desde cuatro años antes con los Imperios Centrales (II Imperio Alemán, Imperio Austro-Húngaro, Imperio otomano y Bulgaria), durante la I Guerra Mundial. En efecto, en el poder los bolcheviques, dirigidos por Lenin, toman la decisión de restablecer la paz con los Imperios Centrales, que se llamaban en ese entonces. Primero se firma el armisticio en Brest-Litovsk el 17 de diciembre de 1917, luego 5 días después inician las conversaciones; la extremada exigencia de los imperios, no permite ponerse de acuerdo, entonces Lenin pide a Trotski, que era el negociador como Comisario (Ministro) de Relaciones Exteriores del régimen bolchevique, que prolongara las discusiones con la decisión de consolidar la triunfante revolución y con la esperanza que triunfara también la revolución en Alemania, en ese sentido Trotski se negó a firmar la paz retirándose de las negociaciones. Los bolcheviques no la pusieron fácil. Fue cuando los imperios reinician sus ataques más violentos contra la revolución. Lenin, como es natural, temiendo que se liquide lo conquistado hasta ese momento, junto con los bolcheviques deciden firmar la paz el 3 de marzo de 1918. No fue entonces un “acuerdo de paz” para defender presos políticos que no podían soportar su encierro y querían mejores condiciones carcelarias para proteger su sucio pellejo revisionista.

DERROTERO BURGUÉS DEL REVISIONISMO

Con el triunfo de la Revolución Rusa (1917), el revisionismo no sólo fue una divergencia ideológica, sino que pasó a formar parte de la lucha burguesa contra la revolución triunfante, primero agazapados en los organismos del partido, forjando revisionismo en los jóvenes y, abiertamente en los foros internacionales a través de otros países. La tendencia se aceleró cuando asume el poder José Stalin y la implantación del estalinismo. La supremacía del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) en el movimiento comunista internacional trató de revertir la avanzada burguesa revisionista. Así, en 1948, desenmascaró el revisionismo del Partido Comunista Yugoslavo, dirigido por Tito, y le expulsó de la organización. El revisionista Tito y el Partido Comunista Yugoslavo (que en 1952 pasó a denominarse Liga de los Comunistas de Yugoslavia) iniciaron, sin renunciar a mutilar el marxismo, una vía al socialismo distinta a la que se aplicó en Rusia. La CIA yanqui no descansaba, penetrando en todos los países en forma clandestina, principalmente donde se construía el socialismo, para financiar la labor de sapa del revisionismo y restaurar el capitalismo y evitar en otros países se extienda el marxismo y la experiencia Rusa. En otras palabras, la burguesía le crea el revisionismo como su contraparte al marxismo para distraerlo, frenar su avance y combatirlo. A la muerte de Stalin en 1953, La URSS se había desarrollado como una gran potencia económica, sin haber podido superar el formato de capitalismo de Estado al que había llegado, emergió como socialimperialista, en franca disputa al imperialismo principalmente yanqui. Entonces la CIA y el revisionismo ensayan la restauración con Niñita Jruschov a la cabeza a través del proceso de desestalinización iniciado en XX Congreso del PCUS en 1956. Y, el impulso de una economía mixta, conforme se desarrollaba en otros países revisionistas de Europa. No les fue difícil, porque, a despecho de los trabajadores, reiteramos, no se había superado el capitalismo de Estado. En una lucha interrevisionista, Leonid Brezhnev pasó a ser líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1964, después de abanderar la expulsión de Nikita Jruschov, en una protagónica disputa quién sirve mejor al imperialismo yanqui. Finalmente la restauración del capitalismo privado y clásico se impone y consolida con Mijaíl Gorbachov, último presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), (porque después se la desintegra) impulsor de las reformas que acabarían por dar como resultado, desde la segunda mitad de la década de 1980, el final de la Guerra fría y la victoria del revisionismo en la URSS y su entrega al imperio, por lo cual obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1990. Las reformas que emprendió a finales de la década de 1980 —la glasnost (’transparencia’) y la perestroika (’reestructuración’) — prepararon al país para que el imperialismo recupere su hegemonía, puesto que se relajaron las tensiones con Occidente, especialmente con Estados Unidos. Gorbachov abandonó el poder en 1991, cuando los estados miembros de la URSS votaron por el desmantelamiento de las repúblicas. La perestroika se ocupó de la reestructuración económica de la Unión Soviética y la glasnost impulsaba la libre circulación de las ideas liberales. En otras palabras el liberalismo andando en Rusia como Pedro en su casa con todos los horrores de hambre y miseria que ello significa. El viejo y caduco sistema capitalista privado se impuso sin que el socialismo asomara en la práctica como sistema. Nunca se estableció el socialismo, por tanto, la causa socialista sigue vigente e indudablemente está a la orden del día. Nadie que tenga posición de clase puede dudar de esta verdad. El socialismo necesita ser retomado en su esencia teórica y en sus principios morales de combate firme al individualismo egoísta y el privatismo excluyente.

En efecto, el triunfo del revisionismo y la restauración del capitalismo en Rusia, no significa de ninguna manera una descalificación del socialismo como sistema transitorio al comunismo o en todo caso a una sociedad superior. Partamos respondiendo la pregunta: ¿Qué significa socialismo, según nuestros clásicos? el socialismo es un sistema mediante el cual los medios de producción de un país son propiedad común de todos los miembros de la sociedad, administrados comunitariamente y democráticamente. Siendo la población dueña de las riquezas producidas, las distribuye libremente y equitativamente en función de sus necesidades, eliminando el hambre y la miseria y minorías privilegiadas o explotadoras. En resumen, se trata de una organización de la sociedad basada en el principio: de cada cual según sus capacidades a cada cual según sus necesidades. ¿En algún país funciona este tipo de sistema? ¿Así fue la URSS? ¿Así es China, Cuba? La respuesta es un rotundo ¡NO! Venezuela es una caricatura; Chávez dice: “nuestro socialismo acepta la propiedad privada”

En China se ha restaurado el viejo capitalismo, en noviembre del 2002, en su XVI congreso, liquidaron el capitalismo de Estado y regresaron al caduco liberalismo. El socialismo no fue establecido, se podría decir que se buscó construirla en sus inicios. ¿Qué entonces eran y son los países llamados socialistas? Simplemente capitalismo de Estado, pero, de alguna forma, fuera del control del imperialismo; donde las grandes mayorías, tenía y tiene que enfrentar la pobreza y la precariedad con ilusiones falsas y una minoría privilegiada perteneciente a la alta dirección del partido vive en mejores condiciones, reelegidos eternamente y sin una buena actitud democrática de ocupar otros cargos menores, revisionistamente quedándose hasta morir ¿Eso puede llamarse socialismo? ¡Claro que no! Lo que pasa es que las ideas y la fe a alguien que ha ofrendado su vida por causas justas también se burocratizan en las masas populares y se perpetúan sin posibilidad de ponerlas en tela de juicio. Ello pasó también con el socialismo, por eso aparecieron una diversidad de socialismos y socialistas de toda laya, verdaderos traficantes que causan hilaridad cuando forman sus partidos socialistas o comunistas; en el Perú abunda esa fauna, comprobándonos en la práctica que el revisionismo en efecto es la extensión del liberalismo y el capitalismo con el disfraz de socialista. En otros términos, el revisionismo es la prolongación del capitalismo, que adoptó esta forma de vida para destruir desde adentro el socialismo, utilizando su mismo lenguaje y desacreditar por ende la ideología del proletariado. Es hora de romper con estos prejuicios y mitos socialistas que nunca han existido. Es hora de retomar los principios y concepciones del marxismo donde está la fuente del socialismo y la ideología del proletariado y guiados por esa luz, aplicarlos, practicarlos y difundirlos, considerando que el marxismo no es un dogma, pero su esencia como propuesta de sociedad superior está incólume. Eso es lo que temen los globalizadores (careta del imperialismo) y sus lacayos revisionistas, por eso lo siguen atacando sin descanso y diariamente. Nos quieren hacer creer que “es pasado de moda”, que es “arcaico” “dinosáurico” “caduco”, “impracticable”, “fracasado” y una serie de injurias y mentiras que les pinta de cuerpo entero de sucios maniobreros que pretenden seguir viviendo chupando la sangre de nuestro pueblo.

Lo de pasado de moda no tiene ningún sentido: Las ideas, teorías y conceptos progresistas no se estudian y aplican porque estén de moda, es absurdo, fuera de toda lógica, no son vestidos ni objetos, son propuestas vivas y vigentes y se estudian y aplican por su certeza científica, por su función liberadora y nos muestran una nueva sociedad superior, donde ha de primar lo humano y no el dinero manchado en sangre de los obreros y trabajadores explotados.

Lo de arcaico y caduco es una gigantesca mentira, nos remitimos a los hechos: El idealismo definido aparece hace 2000 años, con el feudalismo; si le anexamos a la aparición de la propiedad privada en el esclavismo, tiene muchos años más todavía. El liberalismo, aparece con el esclavismo mental capitalista en los siglos XIV y XV (años 1300 y 1400); para conquistar el poder y quitarle la hegemonía al feudalismo, ha pasado por una serie de revoluciones burguesas de restauración y contrarrestauración, finalmente el liberalismo definido como concepción económica, ideológica y política, lleva a cabo una de las revoluciones más sangrientas que registra la historia, la Revolución Francesa (1789-1794); al entrar el siglo XX pasa a su estadio superior y último: El imperialismo, que, en su caducidad para oxigenarse se autodenomina globalización, conocido actualmente. Como puede comprobarse, hasta su revolución francesa se demora en conquistar el poder 489 años (de1300 años que aparece hasta los 1789 de su revolución sangrienta, hay una diferencia de 489 años); hasta la actualidad tiene 707 años aproximadamente. Su contraparte, el Materialismo Dialéctico y el socialismo científico, surgen en el siglo XIX (década de 1840-1850); hasta la actualidad sólo tienen 167 años. La primera experiencia revolucionaria se da en 1917 en Rusia, sólo hay una diferencia de 90 años. ¿Cómo entonces se pretende que se conquiste el poder en pocos años, cuando a la burguesía le costó 489 años aproximadamente? ¿Quién es el caduco, el que tiene 707 años o el que tiene 167 años?

El imperio y sus lacayos burgueses y revisionistas pretenden engañarnos, pese a que la historia y los hechos dicen lo contrario. Nos hacen creer que este sistema capitalista es el mejor y que están resolviendo la pobreza y sus secuelas de hambre y miseria; son 707 años que vienen repitiéndonos lo mismo, cambiando términos, palabras y personas y, la pobreza se agiganta más y crea más hambre y miseria. Mata más niños y ancianos.

El Perú, como parte de la revolución mundial, no puede ignorar estas experiencias valiosísimas, tenemos al revisionismo de viejo cuño, encaramado en la dirección de la CGTP, en el SUTEP y en la mayoría de organizaciones populares y formando grupos y partidos con nomenclatura de comunistas y socialistas, eternos candidatos a las elecciones presidenciales y congresales, con el mismo cuento de la “táctica”, de “acumular fuerzas” para supuestamente hacer la revolución, como buenos alumnos de Bernstein. A partir de 1993, con el viraje que dieron los alzados en armas (autodenominados marxistas, leninistas maoístas) cuando fue apresado su presidente, anuncian descaradamente su revisionismo y “olvidando” las enseñanzas de Stalin y el mismo Lenin, del cual dicen ser fieles y leales leninistas, levantan su principal bandera revisionista: “LA DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL” El mismo Lenin lo advirtió, dice José Stalin en su discurso en el Pleno del Comité de Moscú y de la Comisión de Control de Moscú, del P.C.(b) de la URSS, el 19 de octubre de 1928: La fuerza del capitalismo reside, "en la fuerza de la pequeña producción. Porque, desgraciadamente, queda todavía en el mundo mucha, muchísima pequeña producción, y la pequeña producción engendra capitalismo y burguesía constantemente, cada día, cada hora, espontáneamente y en masa" (v. t. XXV, pág. 173). Luego el mismo Stalin reflexiona en voz alta:

¿Existen en nuestro país, en el País Soviético, condiciones que hagan posible la restauración del capitalismo? Sí, se pregunta y responde Stalin, existen. Tal vez eso parezca extraño, pero es un hecho, camaradas. Hemos derrocado el capitalismo, hemos implantado la dictadura del proletariado y desarrollamos a ritmo acelerado nuestra industria socialista, ligando a ella la economía campesina. Pero aún no hemos extirpado las raíces del capitalismo. ¿Dónde anidan esas raíces? Anidan en la producción mercantil, en la pequeña producción de la ciudad y, sobre todo, del campo, (El mismo discurso de José Stalin, reproducido en sus obras escogidas, con el nombre de “Sobre el peligro de derecha en el PC (b) de la URSS, tomo XI). Esta claridad analítica de Lenin y Stalin, esperamos que haga reflexionar a estos nuevos revisionistas y se rectifiquen, sin embargo, reiteramos, el revisionismo es la prolongación del capitalismo, es sello de clase burguesa, entonces no están equivocados, es su posición de clase. Enemigos Nº 1 de la revolución.

SOBRE EL OPORTUNISMO DE DERECHA REVISIONISTA Y CAPITULACIONISTA EN EL SUTEP

El SUTEP es un organismo de nuevo tipo (Sindicato Único de los Trabajadores en la Educación), se vértebra a finales de la década del 1960, viviendo los maestros clasistas la experiencia “especial” del golpe de Estado perpetrado en octubre de 1968 por las fuerzas armadas encabezado por Juan Velasco Alvarado, que se hace llamar revolucionario y con la propuesta de construir “una democracia social de participación plena basada en una economía pluralista”, “ni capitalista ni comunista”, como puede notarse los mismos postulados revisionistas europeos, razón por la cual el “revisionismo criollo” encabezados por el “partido comunista unidad” se convierten prácticamente en su sustento social y en fuerza de choque contra la emergente posición de clase a quienes por primera vez los motejan de “ultras” y “contrarrevolucionarios”, generando un período de confusión en el seno de las masas populares; hay que destacar también que la década del 60 el Perú vivió experiencias guerrilleras o violencia revolucionaria para la conquista del poder, Cuba vivía esa experiencia en forma exitosa, es decir, el Perú y América Latina era un escenario de contienda revolucionaria y no es extraño que el imperio trate de frenar la revolución con medidas extremas, como fue en nuestro caso, el golpe de Estado de 1968. En esta etapa confusa y de entreguismo revisionista, los maestros clasistas logran organizarse en el FRENTE CLASISTA MAGISTERIAL, dirigido por el gran maestro Germán Caro Ríos, que aplicando firmemente las enseñanzas de José Carlos Mariátegui, logran forjar y consolidar el SUTEP a inicios de la década de 1970, en momentos en que, reiteramos, el revisionismo, “grupos de izquierda”, capitulaban y caían en el entreguismo. El SUTEP, se funda el 6 de julio de 1972, en el Congreso de Unificación realizado en el Cusco, después de una dura contienda contra el revisionismo y en un arduo movimiento de reconstitución de los sindicatos por niveles y la construcción de los SUTE BASES iniciada a fines de 1969. Se llamó reconstitución porque los maestros estaban constituidos orgánicamente en sindicatos nivel primario, secundario, etc. Dirigidos por el amarillaje y sindicalismo libre y neutro aprista y el colaboracionismo oportunista del revisionismo, sin organismos de base de plantel; entonces, el nuevo proceso de organización dirigido por el Frente Clasista Magisterial, reconstituye o los organiza con principios y posición de clase en uno solo, el SUTEP, cuya organización básica y principal de clase son los Sute de las Bases (los Sutes de los colegios y escuelas). Entonces era justo y correcto el proceso de reconstitución.

Desde su nacimiento, El SUTEP ha sido atacado fieramente por cada gobierno de turno y por el revisionismo; recuerde que en la huelga magisterial de 1971, los archivos registran que, Velasco profirió una amenaza que causó estupor en los maestros y la población: ¡”de los maestros depende que esta revolución sea pacífica”! sentenció Velasco, posteriormente dio a escoger con la misma factura fascista cuando dijo ¡”El Sutep o la revolución”. También se ha ensayado su liquidación o debilitamiento pretendiendo dividirlo, primero mediante las cooperativas, luego los gobierno de turno formaron y financiaron sus propios organismos magisteriales: El SERP de Velasco, “Comando de Educadores” de Acción Popular y el PPC, El ANTAE del APRA, pero, ninguno lo ha podido mellar.

El problema actual que vive el Sutep, es de dirección, que ha debilitado sus fuerzas internas, por el hegemonismo, sectarismo y burocratismo de un solo partido autodenominado “Partido Comunista del Perú” “Patria Roja”, desde su fundación, que reniega del clasismo y los principios de la lucha de clases que postulaba en sus inicios, pero, siguen con el mismo lenguaje. A partir de la huelga magisterial de 1979, adoptan los postulados del revisionismo, con característica de oportunista y capitulacionista, como es todo revisionismo; acomodan el Estatuto a sus fines, sutilmente se alejan de las bases y los maestros para maniobrar libremente, fabrican sus delegados para todos los eventos, principalmente para los Congresos eleccionarios, donde se intercambian los cargos entre ellos, sólo permiten elecciones universales en los planteles, sectores y provincias, donde generalmente pierden, pero en complicidad con los gobernantes de turno forman sus paralelos con minorías patriarrojistas y los hacen reconocer para los tratos directos con las autoridades educativas de los escalones menores. Engañan a los maestros con la trampa de lo orgánico. Todo lo que es oposición, crítica constructiva, iniciativa de los maestros de base, lo llaman inorgánico y los niegan para el trato directo y, en el peor de las casos, no permiten el ingreso a sus eventos, a los maestros sutistas que no son de su opinión política revisionista. Desde 1979, utilizan al Sutep y su prestigio para participar en las elecciones burguesas, han tenido diputados y congresistas maestros como Horacio Zavallos, César Barrera, etc. Que nunca han hecho nada a favor del Sutep y los maestros, sino solamente a favor de su camarilla patriarrojista.

“La similitud ideológica y política entre patria roja y los demás grupos de izquierda oficial peruana, se trasluce principalmente en su electoralismo a ultranza y a su permanente convivencia política con los más brutales gobiernos de los últimos 20 años” (“PATRIA ROJA”: revolución o colaboracionismo. Por Luís Arce Borja-2002.Internet).

Como es natural, las bases no pueden seguir soportando eternamente, el oportunismo, la traición y la utilización para fines mezquinos de esta camarilla patriarrojista que es minoría, en el Sutep, y que se mantiene con trampas, fraudes y con el dinero de la DERRAMA MAGISTERIAL, propiedad de todos los maestros, sin embargo no participan de sus beneficios educativos, culturales, becas, etc. A no ser pagando altos costos y un elevado interés por los préstamos de su propio dinero, que les descuentan mensualmente por planillas y nadie tampoco puede participar en la elección de su directorio a excepción de ellos. En ese sentido, surge desde las bases, un incontenible movimiento clasista con el lema de “Retomar los principios de fundación del SUTEP”, que extrañamente en el camino se va distorsionando y, en el histórico I Congreso de Bases Clasistas (Huancayo 2003), se adopta un lema y un nombre ambiguo, abstracto fuera de toda lógica en el momento actual: “Por la Reorientación y Reconstitución Clasista del Sutep” y se forma un comité de dirección llamado, “Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución” (CONARE). ¿Qué van a reorientar? ¿Qué van a reconstituir?, no esclarecen hasta este momento. Esta camarilla conarista se pinta de cuerpo entero, cuando en sus documentos y volantes, lanzan la tesis revisionista, “DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL”, toda su fraseología revolucionaria, clasista, es lanzada por la borda oportunista con esta tesis. En su oportunidad, junio del 2005, (En un histórico Manifiesto), se deslindó con este nuevo revisionismo y rescatamos para su expansión y desarrollo EL SUTE DE LAS BASES y la consigna de RETOMAR LOS PRINCIPIOS DE FUNDACIÓN DEL SUTEP, dijimos entre otras cosas que, el tiempo nos dará la razón, que, estos nuevos oportunistas con careta de clasistas son lo mismo que “patria roja”, son la misma uña larga y mugrienta y que, “Estamos seguros que de aquí a unos años los veremos abrazaditos (…) riéndose de las bases del Sutep”. Dicho y hecho, la última huelga magisterial iniciada por las bases, dirigida por la camarilla conarista el 18 de junio del 2007, y por los patriarrojistas el 5 de julio, supuestamente en pugna, finalmente se juntaron, como se juntan las aguas servidas por el desagüe, se abrazaron en el camión revisionista de patria roja (Muñoz, patria roja y Huaynalaya, conare), mostrándose a los canales de TV y prensa escrita. Hicieron sus procesiones (movilizaciones les llaman ellos) juntos, comieron juntos, traicionaron a las bases juntos, negocian juntos, están haciendo firmar planillones juntos, supuestamente para derogar la nueva Ley Magisterial, Si entran en pugna es por razones de demostrar a los maestros de base, quién es menos oportunista y revisionista, y al imperio y sus lacayos burgueses, quién sirve mejor. Se parecen como dos gotas de agua sucia, en los dichos y en los hechos.

Para ningún maestro que haya vivido la década del 70 y el 80, o un maestro de las nuevas generaciones que haya leído y analizado bien esas décadas de lucha magisterial, no les puede dejar ninguna duda que, la camarilla del conare está diciendo y actuando igualito que los oportunistas patriarrojistas de esa época y de los actuales, cuando también dieron su viraje de 360º hacia el revisionismo. Por ejemplo les recordamos que las huelgas magisteriales del 78 y 79, la camarilla de patria roja, empujó a sus dirigentes a realizar acciones de impacto: Horacio Zavallos se hizo el héroe, fue recluido en el Sepa, luego saliendo de prisión fue elegido diputado por UNIR, parecido al FRESUT que armaron primero los conaristas, luego fue candidato presidencial, así fue Barrera Bazán otro parlamentario y así esta actuando el encallecido revisionista Olmedo Auris y así está el nuevo revisionista conarista Huaynalaya.

La democratización del Sutep, el rescate del lenguaje sindical y fortalecimiento del Sutep como gremio al servicio de todos los maestros y el rescate de los principios de fundación del Sutep no será posible, si los maestros no conocemos esta parte de la historia y no distinguimos claramente estas dos camarillas revisionistas de viejo y nuevo cuño. EL SUTE DE LAS BASES ha nacido para eso. Combatir, desenmascarar y aplastar estos engendros revisionistas y capitulacionistas, para enfrentar con más energía y decisión al imperio y sus lacayos burgueses. Contribuyendo en la forja de una sociedad superior.

¡Retomar el camino de los maestros José Carlos Mariátegui y Germán Caro Ríos!

¡Viva el SUTE DE LAS BASES!

¡Combatir y aplastar al oportunismo de derecha revisionista y capitulacionista!

¡Crear y forjar los Sute de las Bases!

El Sutep es de las Bases y no de camarillas!

¡Contra el imperialismo y sus diversos lacayos abiertos y encubiertos!

Octubre del 2007.
LA COMISIÓN

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)