20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PERU: PRENSA SERVIL Y ADHESION AL FASCISMO

Por: Gonz’Barbarán.

22 de julio de 2007

Si hay una diferencia entre la actitud de la prensa amarilla y servil durante el periodo toledista y el alanismo es grande, es que al primero le achacaba de todo lo que ocurría en el país hasta si un perro orinaba en el parque. Las huelgas, los paros, las protestas sociales era responsabilidad directa de Toledo. Claro es su responsabilidad, pero en cuanto a la prensa, en el fondo no era más que su animadversión racista a un cholo servil a la derecha que fue un fujimorismo sin fujimori en materia económica. En otras palabras era la prensa la que generaba la zozobra antitoledista, caso contrario de lo que pasa actualmente.

Durante la era alanista, ya no existe el “cholo terco” ni su “pesada” gringa “antipática” a la cual no le perdonan porque les dijo “patuquitos limeñitos”. Hoy, las huelgas, los paros, las protestas sociales y reivindicaciones sociales no son culpa del gobierno, no tiene ninguna responsabilidad. Es que el gordinflón en comparación a Toledo y no es ningún cholito que lustro zapatos y se atrevió ser presidente, sino un “blanquito que nunca ejerció su profesión ni gano ninguna batalla juridica.

Las protestas sociales están en todas partes, pero se preguntan ¿cómo es posible que existan estas demandas cuando nuestra economía crece? y algunos tontos intelectuales repiten igual “a mayor crecimiento mayor convulsión social” y comparan a Chávez “mayor pobreza menos protestas”. Al respecto tocaremos en otro artículo.

Hay una consiga única en la actitud de la prensa servil que nació durante el fujimorismo, la diferencia en es que en periodo fujimontesinista era una prensa servil por haber sido comprada y todo recibían un libreto y un guión, hoy ya no es comprada sino que hoy actúan con conciencia y convicción. No hay libretos ni guiones que seguir ni a quien obedecer, sino un sistema que defender y en esta coyuntura lo mejor para sus intereses es defender las tropelías del alanismo a toda costa, limpiar de toda responsabilidad, no es casual que algunos periodistas cual médicos y siquiatras le diagnosticaron que no era loco ni tomaba litio (Jaime Beyli) y otras la exculparon cual juez sin rostro de su responsabilidad que no era un asesino ni genocida sino que cayó a la provocaciones de los “terroristas” (chiche Valenzuela).

Tal convicción y servilismo lo vemos durante estos días con mas claridad, las huelgas y las protestas son provocadas por los terroristas “senderistas” (el cuco de siempre), revoltosos radicales comunistas, izquierdistas. Hay una intencionalidad perversa de denigrar toda protesta como a la huelga de los maestros, los reclamos regionales y demandas de los agricultores. Ni siquiera existe una neutralidad de presentar la noticia sino el desprestigio total, salvo excepciones pero son mínimos frente al 98% que son basuras en toda su expresión.

No solo es la de presentar negativamente frente a la población toda protesta popular sino que busca se represión total, poner fin la ola de protestas gritan y piden “mano dura con los revoltosos”. Hay un culto a la represión y se celebra a viva voz a la represión y dicen todavía “libertad de expresión”. No hay libertad de expresión ni la prensa esta cautiva. La prensa es servil y punto, defienden un orden, una dictadura. Vivimos una dictadura de una prensa que miente, degenera, deseduca.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)