25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Bolivia

LAS LECCIONES DE POTOSI Y LA DERROTA DE EVO MORALES

Alex Contreras Baspineiro (*).

19 de agosto de 2010

“Dicen que hasta las herraduras de los caballos eran de plata en Potosí. De plata eran los altares de las iglesias y las alas de los querubines en las procesiones. En Potosí la plata levantó templos y palacios, monasterios y garitos, ofreció motivo a la tragedia y a la fiesta, derramó la sangre y el vino, encendió la codicia y desató el despilfarro y la aventura. La espada y la cruz marchaban juntas en la conquista. Para arrancar la plata de América se dieron cita en Potosí los capitanes y los ascetas, los caballeros y los apóstoles, los generales y los frailes. Convertidas en piñas y lingotes, las vísceras del Cerro Rico alimentaron el desarrollo de Europa. En nuestros días, Potosí es una ciudad pobre de Bolivia. La ciudad que más ha dado y que menos tiene. Condenada a la nostalgia, atormentada por la miseria y el frío, es todavía una herida abierta. El mundo tendría que empezar a pedirle disculpas”, escribe Eduardo Galeano en una de las páginas del histórico libro: “Las venas abiertas de América Latina”.

Y, esas venas siguen abiertas, tal vez más abiertas que nunca porque en los últimos 20 días, los valerosos potosinos y potosinas, escribieron otra página de coraje, respeto y dignidad al declarar contra el gobierno un paro indefinido y bloquear todos los caminos de ingreso a la Villa Imperial.

Ayer, la pobre pero rica ciudad de Potosí, fue testigo de una impresionante movilización popular, la más grande de la etapa democrática, cuando sus líderes regionales fueron recibidos como si se tratara de héroes.

El principal dirigente del Comité Cívico Potosinista, Celestino Condori, aseveró: “En Potosí hemos sabido dar una lección a todo el país y al mundo, este pueblo no había estado muerto ni menos dormido, solamente había estado en descanso; hoy que está despierto, nada ni nadie puede dejarlo en el letargo”, señaló.

Sugirió que la Gobernación de Potosí declare el 17 de agosto como el “Día de la unidad y regocijo Potosinista” y que el trabajador minero que perdió la mano durante el conflicto, Néstor Manuel Humani, sea declarado “mártir de la lucha regional”.

En las pasadas horas, un cachorro de dinamita estalló en la mano derecha del minero, cuando éste respondía a las agresiones de sectores que pretendían romper los bloqueos de caminos.

El gobernador de Potosí, Félix Gonzales, del Movimiento al Socialismo (MAS), pero que estuvo en huelga de hambre y al frente de los conflictos, dijo: “Después de mucho tiempo hemos reaccionado para decir basta de injusticia, para decir basta a la pobreza. A partir de ahora vamos a andar con esa unidad y Potosí va a ser grande, porque así lo queremos”.

El dirigente cívico, Luis Pastor, fue más allá: “Potosí le está diciendo al señor Evo Morales y al MAS que no se atrevan a venir el 10 de noviembre (aniversario departamental). No le permitiremos que entre a Potosí, porque este pueblo no merecía ese trato de su gobierno y su partido durante estos 19 días de movilizaciones”.

Derrota del gobierno

En las últimas elecciones generales, el MAS del Presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales Ayma, recibió más del 80 por ciento de apoyo en el departamento de Potosí.

Potosí era la ciudad y el departamento que más apoyó al gobierno ¿qué pasó en sólo siete meses de gestión?

En los 19 días de conflicto ministros de gobierno calificaron a la movilización popular potosina como “política”, “innecesaria”, “divisionista” e incluso acusaron a algunos dirigentes de partidos neoliberales como los instigadores ¿merecieron sus habitantes semejantes calumnias?

Al final, el gobierno no tuvo más que torcer el brazo para atender las demandas departamentales: ratificaron la declaratoria de prioridad nacional para la construcción de un aeropuerto internacional, existe el compromiso para reactivar el Complejo Metalúrgico de Karachipampa, se conformó un comité interinstitucional para la estabilización del Cerro Rico, una comisión empezó a trabajar el conflicto territorial con Oruro y otra comisión está conformada para la construcción de una carretera en el sur del departamento ¿medidas políticas? no, de desarrollo regional.

Un conflicto que podía ser solucionado a través del diálogo, primero fue ignorado, luego criminalizado y después aceptado por los ministros del “proceso de cambio”.

Ante la paralización total en Potosí, el diálogo con las autoridades de gobierno fue trasladado a Sucre, capital del país. Los representantes del gobierno tuvieron que aceptar y justificar la movilización departamental.

El ministro de la Presidencia, Oscar Coca señaló: “Los acuerdos están firmados, hemos cumplido con Potosí, se acabaron los problemas”; el ministro de Autonomías, Carlos Romero calificó a las medidas de presión como innecesarias, cuando ya se encontraban en proceso de desarrollo y solución estructural.

La misma historia

La ciudad de Potosí se encuentra ubicada a más de 4 mil metros de altura, es una de las más altas del mundo.

Se estima que ocho millones de kilos de plata fueron extraídos del Cerro Rico desde la colonia y más de ocho millones de indígenas y mineros murieron en 518 años de explotación.

Uno de los hombres más ricos del mundo: Simón Patiño, extrajo de las minas del norte de Potosí, más de cinco millones de kilos de estaño; en la actualidad la minera San Cristóbal exporta más de 1.000 millones de dólares al año y dejan para Potosí solo 35 millones.

El 24 de agosto de 1780, en la plaza de Pocoata, provincia Chayanta del Norte de Potosí, estalló el primer grito libertario.

Durante décadas la economía nacional estuvo centrada en el trabajo que realizaban los mineros, los topos humanos o trabajadores del subsuelo que, a pesar de una serie de enfermedades y accidentes, aportaron al desarrollo departamental.

Quien conoce Potosí se preguntará cómo se detuvo el tiempo; sin embargo, ahora sabe también que despertó el león dormido para reclamar justicia y sus derechos.

Autoridades estiman que en los 19 días de bloqueos y huelga general, Potosí perdió 12 millones de dólares por concepto de regalías y por la paralización de actividades.

“El gobierno dice que hemos perdido mucha plata, dice que hemos perjudicado el desarrollo de nuestra región; pero no se da cuenta que hemos ganado mucho más en cuanto a recuperar la dignidad del pueblo, la unidad de todos los sectores y, sobretodo, la fuerza para hacer respetar nuestros derechos”, respondió el dirigente cívico Celestino Condori.

A pesar de la explotación irracional desde hace cientos de años, el cerro Rico, otros yacimientos y centros mineros siguen ofreciendo sus recursos mineralógicos a diferentes sectores, las vetustas y coloniales calles lucen con más bríos que nunca y sus pobladores marchan orgullosos porque recuperaron su unidad y dignidad recordando la mítica frase: ¡Vale un Potosí!

(*). Alex Contreras Baspineiro es periodista y escritor potosino, ex vocero de gobierno, alexadcb@hotmail.com

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)