9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Bolivia

BOLIVIA: AUMENTAN LOS MUERTOS DE EVO MORALES

Dos mineros muertos y más de 40 heridos.

8 de agosto de 2008

Trabajadores califican de fascista a Evo Morales.

La Central Obrera Boliviana (COB) fue asaltada por militantes del Movimiento por el Socialismo (MAS) que lidera Evo Morales. Como en los tiempos de la derecha cavernaria los seguidores del MAS rompieron cabezas y huesos de los trabajadores. Felipe Machaca secretario general de la COB acuso al gobierno de Morales de “agredir a los trabajadores a la manera de los fascistas y de aplicar métodos lumpenescos. Dijo también que la actual represion en Bolivia era como en los tiempos de las dictaduras militares. El dirigente sindical recordó que desde enero 2006, que Morales asumió el poder las fuerzas represivas bajo las ordenes del gobierno “antiimperialista” de Evo Morales habían asesinado a 44 trabajadores.

El 5 de agosto los trabajadores de las minas de Huanuni en apoyo de su huelga bloquearon las carreteras. El gobierno ordenó una feroz represión, y sus consecuencias inmediatas fueron dos mineros asesinados por la policía y mas de 40 trabajadores gravemente heridos por balas. Sobre este conflicto social entregamos para nuestros lectores un resumen de articulos publicados por la prensa internacional.

ECONOTICIASBOLIVIA.COM

Cuando Evo decidió no actuar contra los referendos separatistas, la argumentación de las izquierdas oficiales y oficialistas fue de que no tiene control sobre las fuerzas represivas. Sin embargo, ahora se demuestra que para reprimir a mineros sí que lo tiene.

A la zona del enfrentamiento arriban nuevos destacamentos de mineros y sus esposas, para protestar contra los incumplimientos del Gobierno y las concesiones a la derecha. Vienen a marchas forzadas desde Huanuni, la mayor mina de estaño de Bolivia, convertida ya en el eje de la rebelión obrera contra el Gobierno y contra la oligarquía.

Al entrar la tarde de este martes, los mineros proletarios de Huanuni seguían batallando en pleno altiplano con dinamita y piedras para controlar la carretera estratégica que une el occidente boliviano y que disputan palmo a palmo con fuertes destacamentos policiales.

Hasta ahora ya se ha reportado oficialmente la existencia de dos mineros muertos y 41 heridos a bala, gases y balines, todos ellos caídos en la lucha que emprende la unitaria y combativa Central Obrera Boliviana (COB) para echar abajo la ley neoliberal de pensiones y reemplazarla con una solidaria que sea financiada con los aportes de las transnacionales, la empresa privada, el Estado y los aportes laborales.

En el Hospital Obrero de Oruro ya se practicó la autopsia de ley del cuerpo del minero Hernán Montero, de 24 años y padre de una niña, y se confirmó, según diagnóstico del doctor José Daza, que su muerte fue producto de un impacto de bala de guerra a la altura del corazón. El segundo muerto, trasladado también a la morgue del Hospital Obrero, es el minero Roberto Cáceres y las causas de su deceso aún no están determinadas.

LA COB NO RETROCEDE

Los últimos reportes desde la zona dan cuenta de nuevos enfrentamientos y violentas incursiones de la policía que trata infructuosamente de abrir la carretera que une Cochabamba con la Paz y Oruro. Hay intercambio de balas, gases, balines, piedra y dinamita.

A la zona ya están arribando nuevos destacamentos de mineros y sus esposas, que van a marchas forzadas desde Huanuni, la mayor mina de estaño de Bolivia, convertida ya en el eje de la rebelión obrera contra el gobierno campesino y contra la oligarquía.

En La Paz, la cúpula de la COB se ha reunido de emergencia y ha instruido reforzar los bloqueos y radicalizar las medidas de protesta para obligar al gobierno indígena–campesino de Evo Morales a satisfacer las demandas de los trabajadores y obreros para tirar abajo la ley neoliberal de pensiones y reemplazarla por una solidaria.

"Que el Gobierno de Morales cumpla con sus compromisos y sus promesas electorales", dijo el dirigente de la COB, Pedro Montes, minero de Huanuni, que ha condenado la represión gubernamental "justo en el momento en que estábamos reunidos con el Gobierno para negociar una solución al problema".

ARMAS DE FUEGO

El Gobierno, por su parte, aseguró que en el operativo de desbloqueo, la Policía no usó armas de fuego, sino solo material persuasivo. "Creemos que la irresponsabilidad de algunos dirigentes está conduciendo a estos hechos lamentables", dijo el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, al cuestionar a los líderes mineros por haber instruido la activación de cargas de dinamita en el puente de Caihuasi que une a oriente y occidente.

El viceministro de Gobierno, Rubén Gamarra, informó que los mineros quemaron un bus de la empresa "Trans Azul" y dinamitaron un puente en la carretera hacia Cochabamba, lo que afectó dos pilares de dicha infraestructura. El ministro Rada dijo que el Presidente de la República recibió el informe del Comandante de la Policía Nacional, que le aseguró que no había autorización para el uso de armamento letal en el desbloqueo de la carretera.

FRENO AL REFERÉNDUM

El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, descalificó las medidas de presión que aplica la COB y aseguró que la real intención detrás de la protesta es frenar el Referéndum Revocatorio. "Lo que quieren es evitar que haya referéndum y desprestigiar la imagen del Presidente".

Llorenti, que antes fuera Presidente de la Asamblea de Derechos Humanos y ahora trabaja a sueldo para Morales, condenó el accionar de los mineros y sus dirigentes, de los que dijo que estaban al servicio de la derecha y la oligarquía.

Estas acusaciones contra la COB y los mineros se han intensificado a medida que se acerca el referéndum del 10 de agosto, en cinco días, en la que Evo, su vicepresidente y ocho prefectos (gobernadores) pondrán en juego sus cargos. Todas las encuestas aseguran que las urnas ratificarán a Evo y a sus principales opositores, por lo que el veredicto del domingo no cambiará en nada, por lo menos en lo esencial, la actual situación política, signada por la existencia de dos gobiernos en paralelo, el de Morales que gobierna en el altiplano y el de la oligarquía en el oriente y los valles.

Morales quiere ganar el referéndum para negociar un gran acuerdo nacional con la oligarquía, en tanto que ésta no quiere saber nada del "indio presidente". En medio de ellos, la COB y los sindicatos más radicales quieren que Evo abandone su política de concertación con la oligarquía y, por el contrario, atienda las demandas populares orientadas a quebrar el poder económico de la burguesía.

EL OLVIDO PRESIDENCIAL

Por ello, las críticas gubernamentales contra la COB y los mineros en sentido de que su lucha estaría al servicio de la derecha fueron rechazadas de plano por los trabajadores de base.

Así, los mineros de Huanuni, la vanguardia revolucionaria del pueblo boliviano, rechazaron vehementemente las acusaciones del presidente Evo Morales y condenaron su "olvido" del sacrificio y lucha de los trabajadores que lo llevaron al gobierno.

"Rechazamos las afirmaciones del Gobierno que acusa de a los trabajadores bolivianos de servir a la derecha y al imperialismo. Evo Morales debe recordar que la COB, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y todas las organizaciones matrices encabezaron las luchas que derivaron en las elecciones de diciembre del 2005", dijo la asamblea minera celebrada este 2 de agosto en el centro minero de Huanuni.

Los mineros de Huanuni advirtieron que Morales "debe recordar que el gobierno actual tiene el compromiso y obligación de cumplir con la Agenda de 2003 – 2005, en donde se encuentra también como objetivo una nueva Ley de Pensiones".

La asamblea de los casi 5.000 mineros de Huanuni del pasado sábado acordó profundizar la lucha por la ley de pensiones y declararon la guerra a la oligarquía, que conspira a vista y paciencia del Gobierno de Morales.

"Condenamos y rechazamos las actitudes de los prefectos de la media luna y de los partidos neoliberales como UN, PODEMOS, MNR, NFR, MIR y otros que son los culpables de la situación de miseria en el país. Al igual que en el 2003 los mineros expulsaremos y aniquilaremos a esos sirvientes de las trasnacionales y latifundistas de persistir su tarea conspirativa", señala el pronunciamiento de los proletarios del subsuelo.

LA VOZ DE LA ASAMBLEA DE HUANUNI

Las resoluciones de la Asamblea General de Emergencia de Huanuni señalan textualmente lo siguiente:

1.- Ratificación de la Huelga General Indefinida declarada por los trabajadores mineros de Huanuni en cumplimiento de las determinaciones de la COB y FSTMB exigiendo la aprobación del Proyecto de Ley de Pensiones presentado por la COB y aprobada en el congreso de la Seguridad Social realizada el pasado año.

2.- Movilización de los cinco mil trabajadores para exigir de parte del gobierno, Parlamento y las instancias del Estado la aprobación inmediata al Proyecto de Ley de Pensiones de la COB, abrogando la maldita Ley 1732, elaborado por los gobiernos neoliberales.

3.- Por las condiciones de trabajo del sector minero y por ser generadora de recursos a lo largo de la Historia del país el sector minero debe jubilarse a los 50 años de edad.

4.- Condenar y rechazar las actitudes de los prefectos de la media luna y de los partidos neoliberales como UN, PODEMOS, MNR, NFR, MIR y otros que son los culpables de la situación de miseria en el país. Al igual que en el 2003 los mineros expulsaremos y aniquilaremos a esos sirvientes de las trasnacionales y latifundistas de persistir su tarea conspirativa.

5.- Rechazar las afirmaciones del gobierno que acusa a los trabajadores bolivianos de servir a la derecha y al Imperialismo. Evo Morales debe recordar que la COB, FSTMB y todas las organizaciones matrices encabezaron las luchas que derivaron en las elecciones de diciembre del 2005. Asimismo debe recordar que el gobierno actual tiene el compromiso y obligación de cumplir con la Agenda de 2003 – 2005, en donde se encuentra también como objetivo una nueva Ley de Pensiones.

6.- Finalmente rechazar las tendenciosas afirmaciones del empresariado privado que junto al Gobierno califica de confiscadora al Proyecto de Ley de Pensiones de la COB. La que confisca los aportes individuales de los trabajadores es esta actual Ley 1732 que impide la jubilación de miles de trabajadores o jubila con míseras rentas, todo para favorecer a las AFPs que despilfarran nuestros recursos invirtiendo en dólares en empresas y banca extranjera sin tomar en cuenta la caída estrepitosa de la moneda norteamericana. Los que rechazan al Proyecto de Pensiones de la COB son los mismos que impusieron la maldita 1732 y se encuentran en el propio gobierno, el empresariado privado y la prensa neoliberal".

(AFP). La oficina de información del hospital público sureño de Oruro dijo a la AFP que los dos fallecidos por bala fueron identificados como Hernán Montero y Miguel Antonio Alegre, trabajadores del centro estatal de Huanuni, la mina estañífera más grande de Bolivia.

Unos 32 heridos fueron ingresados al hospital, según el último reporte médico, todos ellos empleados de la mina boliviana, sector que sostenía desde el lunes un corte de rutas entre las ciudades de Oruro y Cochabamba, exigiendo al presidente Evo Morales tomar en cuenta una propuesta sindical para una nueva ley de pensiones.

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, encargado de la seguridad pública, confirmó los incidentes, y dijo que surgieron cuando los mineros colocaron dinamita y anfo (un tipo de explosivo) en varios puentes de la zona, llegando a detonarlos en uno de ellos aunque sin derribarlo.

La policía -según imágenes del canal ATB- hizo uso profuso de gases lacrimógenos para despejar la ruta bloqueada y para intentar dispersar a los trabajadores, que respondieron con piedras, petardos e incluso dinamita, sin que se confirme si lesionaron a algún uniformado.

Los manifestantes llegaron a quemar un autobus, sin causar daños personales.

Felipe Machaca, dirigente de la unitaria Central Obrera Boliviana (COB), que comanda las movilizaciones laborales por una nueva ley jubilatoria, anunció que las protestas "se van a radicalizar" y repudió la acción policial.

"El gobierno actúa al mejor estilo de los gobiernos dictatoriales y fascistas, y el único responsable es Evo Morales y todos sus ministros incapaces, especialmente el ministro de Gobierno Rada, que manda policías para que nos masacre", afirmó a la radio Fides.

Tras un primer balance de los incidentes, el ministro Rada aseguró que la policía actuó en el ejercicio específico de sus funciones: primero para restablecer el tráfico vehicular, y luego para desactivar los explosivos colocados en algunos de los puentes de Caihuasi.

"Nos hemos enterado por informes de la policía que se produjeron refriegas a la altura de Caihuasi, de refriegas y enfrentamientos con la policía que usaba agentes químicos y mineros que hacian detonar cargas de dinamita", aseguró.

Al conocer los enfrentamientos, los maestros estatales de La Paz anunciaron que declararán una "huelga general indefinida" a partir del viernes, según su dirigente, la trostkista Wilma Plata, que dijo que urge una nueva ley de pensiones.

El poder Ejecutivo remitió una nueva norma al Parlamento, que no toma en cuenta las sugerencias de los sindicatos bolivianos, porque considera que se afectaría a miles de personas en proceso de jubilación y a la vez se generaría un millonario boquete financiero al fisco.

Sólo coincide con la COB en la eliminación de dos administradoras de pensiones, gerenciadas por las firmas Zurich de Suiza y BBVA de España, que tienen cerca de 1 millón de afiliados y recursos económicos por 3.300 millones de dólares.

La situación en la comarca andina de Caihuasi aún era inestable, según últimos reportes de la radio Fides, que informa desde el lugar.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)