20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Bolivia

Tuto Quiroga anuncia una escalada de violencia.

BOLIVIA: PARO CÍVICO EMPRESARIAL EN SEIS DEPARTAMENTOS

28 de noviembre de 2007

(Bolpress). Este miércoles paran simultáneamente por 24 horas los departamentos de Beni, Cochabamba, Pando, Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca, y comienza a prepararse una huelga de hambre en las seis regiones a partir del lunes 3 de diciembre, según lo determinado por el Consejo Nacional Democrático (CONALDE) y la Asamblea de la cruceñidad. Tuto Quiroca advierte que el cerco cocalero al Parlamento puede provocar reacciones violentas.
Los prefectos y los cívicos de los seis departamentos impulsan el paro en “defensa de la democracia” (la “media luna” desconoce el nuevo texto constitucional aprobado en grande por asambleístas del MAS y sus aliados el sábado 24 de noviembre) y en rechazo al recorte de los recursos departamentales del IDH para financiar la Renta Universal de Vejez Dignidad para los adultos mayores de 60 años.

El Vicepresidente Álvaro García Linera espera que la medida se desarrolle en el marco de la democracia y no se convierta en un “matonaje cívico”, como ocurrió en el pasado, cuando grupos de choque “intimidaron a ciudadanos humildes e indefensos para hacer acatar sus medidas por la fuerza”.

Se prevé que hordas cívicas intentarán cerrar negocios e intimidarán a los medios de comunicación, como ocurrió hoy en Cobija y el lunes en Trinidad, cuando funcionarios prefecturales y municipales intentaron tomar varias instituciones estatales. En anteriores paros, miembros de la Unión Juvenil Cruceñista en estado de ebriedad tomaron las calles y obligaron a acatar las medidas a palos.
El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz Branco Marinkovic prometió que el paro será “pacífico”. La Prefectura de Santa Cruz declaró ley seca. “Me gustaría que esta vez sea un paro conciencial, me gustaría que no haya ninguna juventud que al calor del civismo haga ningún tipo de desmanes, me gustaría que no se bloquee, y por último, pues el que quiera circular en movilidad que circule”, declaró el prefecto cruceño Rubén Costas.

“Pararán pequeños grupos de poder incrustados en las prefecturas y comités cívicos", adelantó el jefe de bancada del MAS en la Cámara de Diputados Gustavo Torrico, ya que muchas organizaciones sociales de base anunciaron que trabajarán normalmente.

El Comité Cívico de Cochabamba se sometió a las órdenes del prefecto de Cochabamba Manfred Reyes, quien, sobrepasando el rol y usurpando funciones de las instituciones más representativas de la región, confirmó el acatamiento del paro este miércoles en apoyo a Sucre y en rechazo al texto constitucional aprobado en grande el sábado.

“El paro cívico no contempla ninguna reivindicación regional, por tanto, el Comité Cívico de Cochabamba ha dejado a un lado los verdaderos intereses de los cochabambinos para convertirse en una sucursal de la Prefectura de Cochabamba y el brazo político (operador) de los prefectos de la media luna, latifundistas y partidos conservadores que no quieren el cambio en nuestro país”, dicen las organizaciones de base de Cochabamba. La Central Obrera Regional (COR), la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) departamental, maestros urbanos y rurales, además de representante de las provincias del valle bajo rechazaron el paro político.

El vicepresidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) Pedro Nuni anunció que los indígenas y campesinos de tierras no acatarán el paro cívico-empresarial. “Ellos que se llenan la boca hablando de luchar por la paz, de luchar por la democracia, y son más bien los que incitan a la violencia (…) ellos son los que han tomado las instituciones públicas y privadas, son los que han destrozado, son también los autores intelectuales de las muertes que han sucedido en Sucre”, dijo .

Vecinos de barrios populares como el Plan Tres Mil y la Villa 1ro. de Mayo de Santa Cruz anunciaron que no acatarán la medida. En Chuquisaca, los campesinos se han desmarcado de sus organizaciones cívicas.

Contraataque político

Desde horas de la mañana, cientos de campesinos provenientes del trópico cochabambino y de la CSUTCB rodearon el Congreso Nacional para realizar una vigilia y exigir que el Poder Legislativo trate y apruebe el proyecto de ley sobre la Renta Dignidad. “Aquí estamos de manera pacífica para que ellos sesionen. Nosotros no vamos a interrumpir absolutamente nada, en ningún momento se ha pensado agredir a nadie, somos de la cultura del trabajo y no de pegar a nadie”, aseguró el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) Isaac Ávalos.

Según Avalos, todos los vigilantes instalados en la puerta del Congreso están bien instruidos de no provocar agresiones. “Que vengan y que entren, no los estamos trancando, que no nos echen la culpa a nosotros, que entren a trabajar. Queremos que hagan las cosas bien, nada más. No vamos a insultar, al menos nuestros compañeros marchistas están bien instruidos”, afirmó.

El opositor Podemos denunció que el MAS, durante el cerco cocalero al Parlamento, distribuyó fotografías de senadores de la oposición para que fueran identificados y agredidos cuando intenten ingresar al Palacio Legislativo.

El jefe nacional de Podemos Jorge Tuto Quiroga mostró las hojas distribuidas por los militantes del MAS en las que aparecen las fotografías de los senadores opositores marcados con una "x", “en una velada invocatoria a eliminarlos físicamente en caso de que intentarán ingresar al Parlamento”.

Tuto recordó que las actitudes del Presidente ya provocaron tres muertos en Sucre y preguntó a cuantos parlamentarios se quería linchar para que el Primer Mandatario alcance sus objetivos tiránicos y avasalladores. Remarcó que el Presidente no busca afianzar la democracia sino centralizar el poder en un afán absolutista, emulando al presidente venezolano Hugo Chávez.

En caso de persistir la actitud gubernamental, el jefe de Podemos advirtió sobre la posibilidad de una escalada de violencia ya que “los abusos y atropellos traen reacciones”.

Quiroga envió una carta al Cardenal Julio Terrazas denunciando que la democracia, la convivencia pacífica, las libertades ciudadanas y la unidad de Bolivia “sufren un asedio político que ha empujado a nuestro país al borde de la conflagración interna, la desintegración regional y la extinción de nuestra democracia”.

El jefe opositor dice en la carta que “las amenazas de cierre del Congreso se han materializado hoy, martes 27 de noviembre, cuando grupos de choque instalaron un cerco para impedir la participación de congresistas de la oposición. Este atentado institucional contra el Primer Poder del Estado ha sido antecedido en la víspera por agresiones físicas contra periodistas y asedios contra varios medios de comunicación”.

Quiroga pide al Cardenal que propicie un “diálogo sincero, incluyente y plural de entendimiento precedido por un desarme espiritual y político (…) Humildemente pido la mediación de nuestra Iglesia Católica para la instalación de un escenario de concertación entre el gobierno, la oposición, representantes regionales e institucionales y otros actores que su Eminencia juzgue conveniente”.

El senador Oscar Ortiz y el diputado Fernando Messmer se entrevistaron con el Nuncio Apostólico Ivo Scapolo para hacerle conocer su preocupación ante el clima de violencia y confrontación promovido por el gobierno.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)