15 de agosto de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

Más de 40.000 muertos en Siria, mayoría de civiles

ANSA

25 de noviembre de 2012

ANSA

Las fuerzas rebeldes sirias tomaron hoy el control de la ciudad de Mayadin, en la provincia de Dayr az Zor, este del país, con posiciones en una zona amplia de la frontera con Irak, mientras un nuevo informe advirtió que más de 40.000 personas, en su gran mayoría civiles, murieron desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011.

El Observatorio Nacional para los Derechos Humanos, con base en Londres, sostuvo en un reporte que "la zona se extiende por la frontera iraquí hasta Dayr az Zor y es la región más significativa de Siria sustraída completamente al control del ejército".

Los comité de coordinación en esa región confirmaron que las fuerzas rebeldes tomaron el control de Mayadin y ocuparon tras 20 días de asedio la base militar del ejército de Bashar al Assad.

La ONG reportó en un nuevo informe que más de 40.000 personas murieron en Siria desde el inicio de la represión en marzo de 2011, entre ellas 28.026 civiles.

El informe, que cita fuentes de los grupos rebeldes y médicas, sostuvo que murieron desde esa fecha 10.150 soldados y 1.379 desertores, y advirtió que 574 víctimas mortales no pudieron ser identificadas.

Las víctimas mortales fueron en total 40.129, cifra que no incluye a quienes permanecen desaparecidos ni a los integrantes de milicias que apoyan al régimen de Assad.

En tanto, Rusia reclamó hoy a Turquía que desestime los planes para desplegar misiles Patriot en la frontera con Siria y advirtió que la militarización en esa región es "una señal preocupante".

El portavoz de la cancillería rusa, Alexander Lukaschevich, sostuvo que esos planes, con apoyo de la OTAN, "no favorecen la estabilidad" de la región.

"La militarización de la frontera turco-siria es una señal preocupante. Nuestro consejo a los colegas turcos es bien distinto, utilizar su influencia sobre la oposición siria para arribar lo antes posible al inicio del diálogo", manifestó el vocero, reportaron agencias rusas.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, rechazó hoy que Teherán tenga alguna interferencia en el conflicto sirio y advirtió que "la única solución es convocar elecciones que sean libres y transparentes".

Ahmadinejad, en declaraciones difundidas por la emisora de televisión paquistaní Geo, dijo que la sospecha sobre interferencias de Irán en Siria es parte de la "propaganda de nuestros enemigos".