15 de agosto de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

BAGUA: DERECHO INDIGENA Y FALSA DEMOCRACIA BURGUESA

Por: Mauricio Quiroz T. (*)

16 de junio de 2009

“Si me cita un Juez peruano, yo me la pico”.
Martha Hildebrandt
Congresista de la República

Bagua primero- y al parecer sigue en la ruta Yurimaguas- se convierten hoy en dos nuevos Ayacucho del periodo de la guerra peruana de los 80-90 y ponen en jaque a la farisea democracia burguesa peruana que tiene un nuevo punto de quiebre.

BAGUA Y YURIMAGUAS: LOS AYACUCHO DELSIGLO XXI

Dos nuevos epicentros políticos que expresan la lucha indígena del siglo XXI y que reedita aquella política colonial de matar todo, quemar todo, saquear todo lo que exprese el movimiento indígena tal y como lo han hecho en Bagua. Epicentros que ponen al desnudo a la criolla clase política peruana como heredera de los encomenderos españoles que al igual que ellos desconocieron los derechos de los indígenas y hasta le negaron su condición humana lo que motivó la lucha del Padre Bartolomé de Las Casas.

Epicentros donde los que comenzaron operativos de guerra fueron los DINOES-PNP en representación del Estado Peruano y quienes empezaron a disparar- sea bombas o balas- fueron ellos y no los manifestantes indígenas. Fue el Estado Peruano el que comunicó a los médicos de Bagua que se preparen para atender a eventuales heridos de guerra al prohibirles que atiendan pacientes el 5 de Junio, fecha fijada para el desalojo de los manifestantes.

Fue el Estado Peruano el que no conminó a los indígenas a retirarse de la Curva del Diablo ocupado ya desde hace casi 2 meses el día de la matanza. Ese mismo Estado que hoy se ensaña contra Pizango y los indígenas al pretender responsabilizarlos de las muertes de los policías

Si bien en Bagua, que condensa su lucha reivindicativa, el movimiento social indígena no empleó un equivalente del sistema organizacional de la guerra que encabezó el PCP del Doctor Abimael Guzmán; por el lado de la otra colina- en este caso la DINOES de la Policía Nacional del Perú- hace recordar las matanzas que hizo el Ejército Peruano en Ayacucho entre 1980-1982 para impedir el crecimiento de la subversión armada. Matanzas que en vez de reducirla permitió un fuerte ascenso político-militar del PCP dotando de una amplia experiencia guerrillera a masas y cuadros aunque a altos costos políticos como las muertes del Dr. Mata y Edith Lagos.

Sin embargo, a diferencia de Ayacucho de los años 1980-1982- con el operativo del silenciamiento que utilizó al novelista Mario Vargas Llosa con el todos somos culpables en Uchuracay ante la matanza de los periodistas y que ahuyentó al periodismo independiente de los enfrentamientos entre el PCP-SL y el Estado Peruano— la lucha reivindicativa de la selva peruana tiene un alto componente informativo que está sacando las miserias y mentiras del Estado Peruano y de sus plumíferos fujimontesinistas que ahora se exhiben en los noticieros y programas dominicales pues mientras oralmente dicen otras cosas las imágenes exhiben otra situación en lo de Bagua.

ESTADO PERUANO DESCONOCE CONVENIO 169 DE LA OIT

El primer punto de quiebre lo ha demostrado la contumaz resistencia del Estado Peruano en su Poder Legislativo y Ejecutivo a acatar el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo-OIT. El actual gobierno así se ha puesto fuera del ordenamiento jurídico internacional y no son los indígenas. Es el Gobierno de Alan García el que tiene que demostrar que los decretos legislativos cuestionados, como el D.L. Nº 1090, se ajustan al Convenio 169 de la OIT y no que los indígenas demuestren que artículos son inconstitucionales, como jaloneaba el converso Aldo Mariátegui en el noticiero de la mañana de Canal 2 del Lunes 8 de Junio, en la entrevista realizada al líder indígena Shapion Noningo que le reclamó a Aldo y Mónica Delta- la otra conductora de noticiero- su falta de profesionalismo y su apología occidentalista.

Dicha normativa internacional que el Perú está obligado a cumplir por mandato de la propia constitución fascista del fujimontesinismo. En efecto, fuera de los mandamientos explícitos de dicho Convenio, el art. 55º de la Constitución obliga también al Estado Peruano a cumplir dicho Convenio; el art. 3º se pronuncia en igual sentido pues al extender los alcances de derechos de otros pueblos y de formas republicanas de gobierno obliga al Estado a proteger a las poblaciones aborígenes (1). Más aún, el Estado está obligado a proteger la seguridad de dichas poblaciones y no a avasallarlas como se pretende actualmente. O sea ha sido, es, el Estado Peruano el que violenta el orden constitucional por lo que hasta el llamado a la insurgencia que hizo Alberto Pizango se ajustaba a cánones constitucionales preceptuados en el segundo párrafo del art. 46º de la Constitución (2).

Esto no se ha cumplido en el Perú.
Aquí, el Poder Ejecutivo aprovechándose de facultades para legislar sobre el Tratado de Libre Comercio con el capitalismo yanqui ha legislado sobre territorio amazónico supuestamente para permitir las inversiones del gran capital en minería y petróleo y que estas acarrearían progreso al país. Que sepamos desde que los salvajes españoles llegaron al Perú con Pizarro, Almagro y Luque hasta hoy ninguna explotación de recursos naturales ha llevado al país al desarrollo de sus pueblos.

Mas bien, cada vez que hablan de ello el Perú se empobrece mientras solo algunos consorcios capitalistas lucran dejando a los peruanos en la quiebra, como sucede ya con el Gas que actualmente lo pagaremos mas caro los consumidores porque las reservas calculadas no han sido como se esperaba y el mercado interno no se abastecerá al haber vendido toda la producción al mercado internacional mediante la Planta de Pampa Melchorita en Cañete.

Contra estas agresiones se puso en marcha un fuerte movimiento social indígena que ha tenido un contenido netamente reivindicativo. No ha sido político aunque determinados sectores que apoyan a dicho movimiento pretendan pasar de este movimiento, a una rebelión y luego a la revolución, según acusan algunos apristas como el congresista Mauricio Mulder. Pero si se piensa en la Coordinadora Político Social, en Patria Roja, en la CGTP, etc. todo el mundo se equivoca pues por allí no hay revolución de por medio sino puro electorerismo que adorna su revisionismo ramplón.

En ese sentido, la Lucha reivindicativa ha sido clarísima desde el 2008 y han tenido determinados éxitos conforme podemos ver en la cronología realizada por Ana María Vidal a propósito de la matanza desenvuelta contra los indígenas el 5 de Junio (3).

La lucha indígena se concentró contra la emisión de varios decretos legislativos del gobierno de Alan García y que permiten el saqueo de los recursos de la Amazonía peruana sin la consulta previa a los ancestrales ocupantes de dicha Región- todos ellos tribus amazónicas que constituyen el otro Perú que el Perú Occidental se niega a aceptar- tal y como lo ordena el referido Convenio Nº 169 de la OIT.

El conductor de la otra colina, el Dr. Alan García, secundado por el social fascista de Yehude Simon- su Presidente del Consejo de Ministros- no solo han tenido el descaro de descalificar social y legalmente esta lucha sino que ahora se han bañado en sangre indígena.

Alan García reedita lo que ya se le conoce con el Genocidio de los Penales en Junio de 1986- y que por estos días cumple 23 años- y Yehude Simon se inaugura como un vulgar genocida mas pese a que la Ministra del Interior Mercedes Cabanillas quiso ocultar los ribetes escandalosos de esta supuesta afirmación del Orden Interno en Bagua que denotan que en el Perú del siglo XXI la democracia burguesa es una democracia farisea que no sirve para nada a los pueblos y a las clases populares y sigue manteniendo su espíritu de feudo colonial que ahoga en sangre a quienes no lo aceptan por su opresión y saqueo de sus vidas y ecosistemas.

Y cuando el Dr. García perorata sobre que no se va a ocupar el suelo sino el subsuelo amazónico para explotar las ingentes riquezas petroleras y mineras, demuestra una sabida ignorancia- “en política no hay que ser ingenuos” decía- pues cualquier avispado estudiante de derecho – y él es abogado- sabe que el referido Convenio 169 de la OIT lo involucra: cualquier decisión sobre suelo, subsuelo, etc. debe ser consultado previamente a los indígenas.

MAS SOBRE LA DEMOCRACIA BURGUESA EN CUESTION EN PERU

La endeble y farisea democracia peruana entonces ha quedado en cuestión no solo por el desconocimiento del referido Convenio 169 de la OIT por el Gobierno Peruano sino por otros dos hechos: la orden de detención de Alberto Pizango, Presidente de los pueblos amazónicos y el desalojo de los manifestantes de Bagua. Situaciones que se dan en medio de la declaración de estado de emergencia que dio el Gobierno el 9 de mayo pasado.

La orden de detención contra Pizango

En el primer caso, una Jueza, en contados minutos dicta una orden de detención por la matanza de Bagua- lo quieren presentar como autor de las muertes de los policías- a sabiendas que las novísimas doctrinas penales descartan lo de las autorías mediatas cuando se presentan lejanías físicas- Pizango estaba en Lima el día del desalojo- o no hay elementos de juicio que impliquen al autor con las matanzas- como también acontece aquí-; por lo que la detención es una grosera agresión al demoliberalismo de la legislación penal peruana que descansa en que la “duda favorece al reo” que como principio parece ser un nuevo blanco de ataques del fascismo criollo peruano que pontifica “la duda favorece a la sociedad”- mas propiamente “la duda favorece al gobierno y no al ciudadano”- como lo ha expresado el Presidente Alan García en su discurso del 7 de Junio.

La Jueza inclusive ha sido seducida por Ministros, Congresistas y por esa mediática y sobvreviviente prensa fujimontesinista que anida aún en radios, TV y prensa escrita, quienes a gritos pedían que se detenga a Pizango, lo que hoy se ha cumplido cuando la Jueza dicta orden de detención.

Resulta oportuno traer a colación ahora que Pizango se halla con orden de detención, lo que en algún momento señaló la también socialfascista y fujimontesinista congresista actual Martha Hildebrandt al referirse a la actuación del poder judicial peruano. Decía esta mestiza que aquí cuando se reciba una orden judicial había que quitarse (“yo me la pico” afirmó) pues no hay garantías judiciales verdaderas.

O sea que Alberto Pizango ha hecho bien en irse a la clandestinidad. Aunque su asilo político le vendría bien no a él sino a la lucha reivindicativa iniciada por los indígenas peruanos y si es Bolivia mucho mejor- por la alta población indígena allí existente- y para hacer contraste con los asilos dados por Alan García a ex –ministros delincuentes de Bolivia frente a un asilo político dado a un luchador social como Pizango.

La toma de la curva del diablo por DINOES-PNP

El segundo caso es mas grave aún- y revela que Alberto Pizango saldrá airoso de su contienda con el viejo Estado Peruano- pues la DINOES-PNP ha salido directamente a arrojar bombas, a disparar y a matar lo que excluiría a Pizango de cualquier autoría de delito como el que se le pretende imputar.

Eso ha quedado demostrado en la entrevista que le hiciera a la Ministra aprista del Interior Mercedes Cabanillas y dos altos generales de la PNP- los Generales PNP Miguel Hidalgo y el Director General de la PNP José Sánchez Farfán- la también fujimontesinista Rosa María Palacios en su programa Prensa Libre de Canal Cuatro del Viernes 5 de Junio.

Aunque tibiamente, Palacios le pregunta a los generales PNP si cuando se acercaron a los manifestantes indígenas que bloqueaban en La curva del diablo, si les dieron un ultimátum o no a los manifestantes para que desalojen del puente; y ellos lacónicamente respondieron que no, Es decir, la PNP fue de frente a disparar, a matar, a arrojar bombas. Quién les dio una orden así: vino desde Palacio, desde la PCM que dirige Yehude Simon o desde el Ministerio del Interior con la Cabanillas?.

Y esto solo sucede cuando hay operativos de guerra pues en una guerra nadie da ultimatums salvo cuando el adversario se halla acorralado luego de un periodo de lucha intensa. Entonces, si la PNP fue a un operativo de guerra entonces es lógico que haya habido tantas bajas pues al parecer no se esperaban que los manifestantes pudieran resistir tanto. Y es que como lo dijo el General PNP M. Hidalgo, en Bagua como en la selva, los manifestantes han sido licenciados del ejército y conocen de operaciones de guerra pues han sido combatientes en la guerra con Ecuador en la década del 80.

Una secuela de este punto es el hecho de que a los heridos los están sacando del Hospital de Bagua y llevándolos a instalaciones militares- como denuncia la Vicaría de Bagua de la Iglesia Católica- tal y como han hecho ya con manifestantes detenidos por DINOES-PNP.

Trasladar civiles a cuarteles militares cuando no hay un estado de guerra qué es?.

Otro hecho, es que se ha declarado Estado de Sitio y Toque de Queda en Bagua. El Estado Peruano pese a su poderío policial-militar prefiere tener a todos en sus casas cual Ayacucho del periodo 1980-1990,

DEMOCRACIA BURGUESA: MILITARIZACION DE LA SOCIEDAD EN MARCHA

Esos hechos son el punto de quiebre de la democracia burguesa peruana que a tenor de lo acontecido en Bagua coloca a la sociedad peruana del siglo XXI como una sociedad militarizada lo que abre las compuertas para un conflicto interno como el acontecido en la década del 80-90 y que ya se desbroza militarmente en el VRAE.

Anotaremos que esta conceptualización ha tenido una autoría entre 1980-1990 de parte de uno sus actores, el Dr. Guzmán, jefe de la fracción roja del PCP que en 1970 expulsó al luego Constituyente Saturnino Paredes y que en 1979 trasladó a sus cuadros al campo para el inicio de la lucha armada peruana del 17 de mayo de 1980.

Y es que en Bagua se ha realizado un operativo de guerra contra manifestantes indefensos- en Bagua nadie portaba un arma y menos de guerra- y se presenta como una victoria de la democracia burguesa el haber restablecido el tráfico vehicular terrestre- o el denominado Orden Interno- aunque eso haya costado la muerte innecesaria de policías y nativos amazónicos y dejado una secuela de mas de 100 heridos de bala y un número incierto de desaparecidos. Será cierto que desde el puente los policías arrojaban cadáveres al río como han denunciado los estudiantes y jóvenes de Bagua?.

Esta, sin embargo, es una pírrica victoria de las fuerzas represivas peruanas. Hay todavía mucho que hablar sobre el tema y sería bueno que ya Yehude Simon- y no solo la Cabanillas- presenten renuncia a su ya sangrienta presidencia del Consejo de Ministros.

(*): Sociólogo. Vicepresidente del Instituto Pueblo Continente.

Notas:

(1): Transcribimos las precitadas disposiciones constitucionales:

“Artículo 55.- Los tratados celebrados por el Estado y en vigor forman parte del derecho nacional.

Artículo 3.- La enumeración de los derechos establecidos en este capítulo no excluye los demás que la Constitución garantiza, ni otros de naturaleza análoga o que se fundan en la dignidad del hombre, o en los principios de soberanía del pueblo, del Estado democrático de derecho y de la forma republicana de gobierno.

Artículo 44.- Son deberes primordiales del Estado: defender la soberanía nacional; garantizar la plena vigencia de los derechos humanos; proteger a la población de las amenazas contra su seguridad; y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la Nación.

Asimismo, es deber del Estado establecer y ejecutar la política de fronteras y promover la integración, particularmente latinoamericana, así como el desarrollo y la cohesión de las zonas fronterizas, en concordancia con la política exterior.”

(2): El texto constitucional dice lo siguiente:
“Artículo 46.- Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes.
La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional.
Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas”.

(3): Ana María Vidal: Ver artículo “Cronología de una matanza anunciada” en http://colombia.indymedia.org/news/2009/06/102776.ph