25 de enero de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

ALAN GARCÍA DEBE IR AL TRIBUNAL INTERNACIONAL

ECONOTICIASBOLIVIA

8 de junio de 2009

Organizaciones indígenas de seis países acusan al presidente del Perú por masacre y genocidio. En Bolivia creen que García es un instrumento del imperialismo para socavar el avance de los pueblos.

Las organizaciones indígenas de Bolivia, Perú, Ecuador, Chile, Colombia y Argentina anunciaron hoy que harán todo lo posible para llevar ante un tribunal internacional al presidente del Perú, Alan García, por la masacre genocida perpetrada este viernes contra los pueblos de la Amazonía.

“Impulsar el juicio internacional a Alan García Pérez y su gobierno, por su entreguismo y la represión” es la principal demanda de la Coordinadora Andina de las Organizaciones Indígenas, que representa a los originarios de los seis países sudamericanos, tras conocerse los primeros informes de la masacre en las selvas peruanas, en las zonas de Corral Quemado y Curva del Diablo.

La demanda de la Coordinadora fue asimilada rápidamente en Bolivia, donde se tiene una marcada antipatía contra Alan García, al que los sectores indígenas acusan de ser un instrumento del imperialismo y del neoliberalismo para detener el avance y liberación de los pueblos latinoamericanos.

Para las organizaciones indígenas de Bolivia, Alan García es sinónimo de neoliberalismo genocida. "El antiperuano, antilatinoamericano, antihumano es el neoliberalismo, es el colonialismo, es el imperialismo y por tanto es el capitalismo", llegó a decir hace poco el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuando sostuvo una dura confrontación verbal con García.

"Los que defienden el colonialismo y el imperialismo son los verdaderos enemigos de los pueblos de Latinoamérica y no solamente de un país", dijo al referirse al Presidente peruano que este viernes ordenó meter fuego a la Curva del Diablo.

Los reportes iniciales desde el Perú dan cuenta de la muerte de una veintena de indígenas y cerca a media docena de policías. “El gobierno aprista de Alan García Pérez ha desatado una represión sangrienta en la Amazonía Peruana la madrugada de hoy”, dice la Coordinadora que condena “la respuesta dictatorial luego de 56 días de lucha pacífica indígena y de supuestos diálogos y negociaciones, que terminan en las balas de siempre, las mismas de más de 500 años de opresión”.

La Coordinadora convoca, además, a todas las organizaciones y pueblos del mundo a solidarizarse con los pueblos amazónicos peruanos, “realizando plantones ante las embajadas del Perú en todos los países, todos los días, hasta que se detenga el baño de sangre y se deroguen los decretos legislativos del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

“Llamamos a las organizaciones indígenas, movimientos sociales y organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, a tomar acciones concretas: cartas al gobierno peruano, al Relator Especial de las Naciones Unidas para Pueblos Indígenas, a Amnistía Internacional, Survival International, a los Premios Nóbel de la Paz, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Organización Internacional del Trabajo (Convenio 169), para que envíen de inmediato misiones al Perú, para detener esta violencia y se respeten los derechos indígenas”.

“Hay que detener la masacre”, clama la Coordinadora.

Desde Lima, la red INDYMEDIA peruana informaba que, según informaciones extraoficiales, serían 21 los indígenas muertos en la trágica jornada, entre los que se encontrarían mujeres y niños.