10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

NEPAL: EL DISPARATE DEL REVISIONISTA PRACHANDA (*)

Carta del Partido Comunista de Irán (marxista leninista maoísta).

27 de enero de 2009

(Presentación de Revolución Obrera). La carta que publicamos a continuación es de la que hablaban los camaradas del Partido Comunista de Irán (marxista leninista maoísta) en Haghighat No. 40 de mayo del 2008 en el artículo: La Revolución en Nepal: ¿gran triunfo, o gran peligro?. Artículo publicado en Revolución Obrera Nos. 259 - 260 de noviembre del 2008. Allí los camaradas de Irán decían que esta carta fue enviada en noviembre del 2006 y que “su texto completo se publicará en el momento adecuado”. Pues bien, el 11 de diciembre del 2008 llegó a nuestro correo electrónico una versión abierta de esta carta en inglés, con una nota que también publicamos. Y la carta llega en un momento adecuado toda vez que algunos comunistas se han engañado con la idea de que existe una lucha de líneas en el seno del revisionista Partido Comunista de Nepal (maoísta). No puede haber lucha de líneas, por lo menos no una lucha en el seno de un partido revolucionario, pues las posiciones “enfrentadas” parten de aceptar como correcto el Acuerdo de Paz, es decir, de validar la traición.

Acuerdo que los camaradas de Irán cuestionaron inmediatamente, llamando a los jefes del Partido en Nepal a romperlo porque éste servía a la burguesía y a los imperialistas; un acuerdo que por su naturaleza era, en sus palabras “antirevolucionario; es decir, antimasas y anti-independencia nacional”. La traducción es responsabilidad de Revolución Obrera.

La siguiente es una versión abierta de una carta privada que el Comité Central de Partido Comunista de Irán (Marxista Leninista Maoísta) escribió al Comité Central de Partido Comunista de Nepal (Maoísta) en noviembre de 2006. Esta carta fue escrita cuándo el PCN (M) firmó un Acuerdo General de Paz con los partidos legales en Nepal. Desde entonces, el PCN (M) ha seguido profundizando en el camino sobre el cual se llamaba la atención y se alarmaba en esta carta. Ahora el CC de PCI (MLM) reconoce la necesidad de abrir el contenido principal de la carta al público, especialmente a las bases del PCN (M). Esta carta se ha editado para versión pública. Al Comité Central del Partido Comunista de
Nepal (M) del Comité Central del Partido Comunista de Irán (MLM)

Noviembre de 2006

Queridos Camaradas: saludos rojos, …Nosotros pensamos que es muy importante hacer una evaluación de los intereses de clase que se mezclan en el Acuerdo de Paz (AP) recientemente firmado... Ustedes se imaginarán nuestra extrema aversión de este Acuerdo. La razón no es por aversión nuestra a sus “tácticas flexibles”. La razón es que dicho acuerdo planea objetivamente (a pesar de sus intenciones y propósitos tácticos) un proyecto estratégico de reestructurar el Estado Nepalí como una República compradora- feudal. El por qué lo firmaron es otra cuestión que no queremos discutir aquí. Nosotros estamos familiarizados con sus argumentos, cuando dicen: “El proceso revolucionario necesita tomar medidas regresivas y progresivas”. ¡Bien! Ustedes han tomado esta medida regresiva como una “táctica” pero esta medida nos deja ver su carácter de clase claramente y enfatizar que si estos son sus intereses “tácticos”, sus intereses “estratégicos” están de otro lado, por ejemplo, del enemigo. El otro lado considera este plan como una “estrategia”. El otro lado es una clase —una alianza de clases que consta de una sección de los compradores-feudales de Nepal (menos el Monarca) y la burguesía nacional en sus diferentes facetas y tiene el apoyo de India y el Estados Unidos (Estados Unidos está jugando el papel de oponerse a este Acuerdo —el papel del chico malo— para dar a este plan un rostro progresivo). El efecto de su presente táctica es que le están dando un nuevo vigor a las clases del orden comprador-feudal de Nepal. Están ayudándoles a reestructurar su viejo Estado y a hacerlo un Estado reaccionario viable y funcional. Nunca olviden que una de las principales razones de que la Guerra Popular en Nepal pudiera desarrollarse tan rápidamente fue debido a las condiciones inestables e incoherentes del viejo Estado.

El enemigo está tratando de utilizar su táctica para resurgir de su crisis. La alianza de clases antipopulares y reaccionarias que ellos forjaron desde 1990 en la forma de democracia parlamentaria no podía consolidarse debido a sus contradicciones inherentes, y sobre todo, porque la gloriosa Guerra Popular no les permitía dicha consolidación. ( 1) Ahora ellos quieren terminar este proceso de consolidación ya habiéndose librado de la guerra —del Rey y del pueblo, de ambos al mismo tiempo. El resultado (si ellos triunfan) será una República compradora- feudal. Este proceso podría tener mucho tire y afloje y atravesar algunas vueltas y revueltas, porque ellos deben convencer al Rey y al ERN (Ejército Real Nepalés) de este plan; ellos deberán satisfacer o aislar individuos del UML, etc. Pero para ellos el objetivo principal es convencer a los maoístas y unirlos a este plan para que les echen una mano. Nosotros pensamos que todos sus esfuerzos con este plan de AP (y el consiguiente gobierno interino) tienen un objetivo carácter de clase que se debe analizar y su naturaleza no se esconde a los ojos de las masas y del proletariado internacional.

Lo que es una táctica para ustedes es un proyecto estratégico para el enemigo (1). El AP es un proyecto para expulsar al rey y destruir el Gobierno Popular Revolucionario que se formó durante 10 años de Guerra Popular y reestructurar el viejo Estado como un Estado republicano comprador-feudal alrededor del eje del partido del Congreso y los Maoístas quiénes —como ellos piensan— se transformarían de guerreros revolucionarios en un partido político implicado en el statu quo. ¿Es imposible que ellos se deshagan de la Monarquía y avancen hacia una República compradora dependiente en el imperialismo? ¡No! El rey y la fracción de clase comprador feudal que constituyen su base y los generales del ejército podrían resistir. Aún en el caso de Irán en 1979, los generales Estadounidenses convencieron a los generales del ejército iraní de cambiar su apoyo del Shah a Khomeini. Así en el caso de Nepal también las clases reaccionarias y sus señores imperialistas pueden convencer a los generales del ejército del ERN para cambiar el apoyo del Rey al Partido del Congreso. ¿Es imposible que las clases del orden coopten a los Maoístas a la estructura de una nueva República de dictadura burguesa? Al menos los indios y una sección de la clase de compradores-feudales de Nepal representadas por el Partido de Congreso, piensan que hay una buena oportunidad de hacer esto satisfactoriamente. Ellos tienen una razón para pensar así.
Las clases del orden indias han hecho esto en India antes. Ellos entienden muy bien el poder mágico de incorporar a un excomunista a su estructura estatal y de esta manera
dar una nueva apariencia de vida al viejo Estado.

(1) Lo que reemplazó el sistema Panchayat fue una estructura de Estado fracturado y en crisis que no fue capaz de disolver siquiera un poco el feudalismo para que aliviar las contradicciones de clase. La Guerra Popular disolvió el feudalismo en gran extensión. Disolver ciertos aspectos del feudalismo fue un tipo de reforma necesaria (necesaria para impedir la Revolución de Nueva Democracia y necesaria para la penetración de capital imperialista) que la alianza de siete partidos y el Rey fueron completamente incapaces de ejecutar, con toda la ayuda que les llegó del exterior. Así ahora ellos pueden beneficiarse de algunos aspectos de la disolución de feudalismo conseguido por el PCN (M). El sistema imperialista -patrocinando y organizando pequeñas transformaciones anti-feudales siempre pueden beneficiarse del sistema. En Irán, el Sha y los imperialistas solos realizaron la Revolución Blanca para disolver las partes de excesivo feudalismo que estuvo alentando sublevaciones de campesinos además de obstaculizar la penetración de capital a las áreas remotas del país. Y en 1979, los países imperialistas del G7 organizaron la supresión de la monarquía en Irán. La famosa conferencia de Guadalupe del G7 hizo esto.

Las clases del orden indias han podido reestructurar y renovar su sistema de Estado a través de la incorporación de excomunistas y activistas de movimientos de oprimidos en su estructura de Estado. Al hacer esto, han hecho más eficaz su régimen reaccionario contra las masas. El papel sofocante de los diferentes partidos “comunistas” en India en cuanto a liderar los impulsos rebeldes de las masas son iguales a la influencia de la religión y otras ataduras ideológicas de las clases reaccionarias en India y pueden ser incluso peores. Las clases compradoras feudales indias son expertas en transformar a los comunistas de enemigos en socios reaccionarios. Así, en el caso de Nepal ellos también quieren probar esta política. Su plan estratégico tiene dos a las tácticas que pueden sacarlo adelante: uno es hacer que este gobierno interino comprador-feudal se vuelva algo permanente después de las elecciones de la Asamblea Constitucional. Y segundo, con la ayuda de los Maoístas revolucionarios de la India y el mundo (cambiando la naturaleza y propósitos revolucionarios de los Maoístas). La utilización de estos métodos por parte de las clases reaccionarias no es nada nuevo. Lenin lo llamó una forma Constitucional de resolver la crisis de legitimidad del viejo Estado. En Irán ellos detuvieron y cambiaron en 1979 la revolución a través de un tipo de reestructuración y resolvieron la crisis del viejo Estado durante algún tiempo. Ellos no podrían resolver las causas de raíz de la crisis, que son socioeconómicas y dependen de sus intereses de clase.

Pero resolvieron la crisis a través de lo qué Lenin llamó medidas constitucionales… Nunca olviden el hecho de que en la revolución Nepalí, su más importante, exitosa y más inspirada táctica ha sido convertir magníficamente su fuerza estratégica (siendo un partido revolucionario que representa los intereses profundos y a largo plazo de las masas oprimidas en Nepal e India y el mundo) en una ventaja táctica para ustedes mismos; y transformar la debilidad estratégica del viejo Estado (siendo el Estado de las clases reaccionarias que son minoría y que están unidas con las indias e imperialistas) en una desventaja táctica para ellos. Ahora el enemigo quiere ocuparse de este problema. Ellos quieren rejuntarse al levantamiento social revolucionario y de las masas revolucionarias organizadas y utilizar su cooperación para dividir a las masas revolucionarias organizadas y pintar la estructura de su Estado como una estructura restaurada y muy progresiva. Esta es su estrategia. Utilizar esta estrategia no excluye las conspiraciones sangrientas de su programa. Pero si funciona, es más efectivo que las ejecuciones sangrientas. Cuándo los enemigos ven que ellos no pueden domesticar una rebelión o derrotar una revolución, piensan en la opción de adaptar una capa de revolucionarios.

En otras épocas las clases feudales ocasionalmente han utilizado esta estrategia. Este es el porqué, por ejemplo, cuando Mao quiso prevenir a algunos de los líderes de Partido Comunista de China acerca de que ellos no deberían parar la revolución a medio camino, él les recordó de la desviación fatal del SSun ChianismoS (Sun Chiang lideró una heroica guerra de los campesinos y después de vencer al Rey, aceptó la llamada de los reaccionarios para entrar en el gobierno real o aún sustituir al Rey).

Las clases reaccionarias han utilizado esta política en la época de imperialismo también. Uno de los ejemplos más dramáticos es la República de Weimar en Alemania tras la Primera Guerra Mundial, cuando la burguesía incorporó a los socialdemócratas (líderes de la Segunda Internacional Comunista) al sistema capitalistaimperialista. Los socialdemócratas en Alemania, Austria y Hungría suprimieron o desmantelaron los Soviets de Trabajadores y Soldados uno tras otro. O miremos en la historia irlandesa cómo partieron los imperialistas ingleses al movimiento irlandés incorporando a revolucionarios al viejo Estado reestructurado,
lo cual causo divisiones en el movimiento irlandés, con episodios tristes en los que los nuevos funcionarios irlandeses realizaron las detenciones a sus excamaradas,
a revolucionarios que no quisieron rendirse al viejo Estado.

Al citar estos ejemplos, nosotros no estamos intentando decir que esto es lo que ustedes quieren hacer o que ésta es su estrategia. No, ustedes no quieren esto. Pero este es el resultado lógico del gobierno interino. Lenin dijo que de buenas intenciones está pavimentada la carretera al infierno y recalcó que la línea política tiene su propia lógica a pesar de las intenciones que uno tenga… La grandeza de Lenin fue que él no permitió que el viejo Estado ruso se revitalizara a sí mismo a través del gobierno interino burgués. En su lugar, él condujo a los proletarios a reemplazar el podrido viejo Estado de un golpe, con una dictadura revolucionaria del proletariado. Eso hizo a Lenin un héroe para el proletariado y las masas del mundo y de esta manera envió marxismo a los rincones más remotos del mundo.

Luego de esto, millones de masas alrededor del mundo miraron hacia el Marxismo-Leninismo, porque él había abierto un capítulo nuevo y fresco en la historia de la humanidad. La frescura del nuevo Estado estaba despertando a las masas del mundo aún en los rincones más recónditos de una forma mágica. Cuando Mao decía que los cañones de Octubre habían llevado el Marxismo a China, él no estaba siendo poético. Él estaba diciendo una verdad en una forma hermosa y sencilla. Por favor presten atención: Nuestro quid no es que las clases del orden traten de corromper a los revolucionarios. ¡Ellos siempre tratan de hacer eso! Nuestro quid es que una sección de las clases en el poder y los grandes poderosos (los imperialistas y los poderes regionales) también reconocen la necesidad de revitalizar su sistema y una parte de ellos aún recurren a utilizar a los revolucionarios para revitalizar y reestructurar su Estado. De esta forma ellos consiguen dos propósitos: uno, es que detienen la
revolución a medio camino y persuaden “democráticamente” a los revolucionarios a comer a sus propios hijos, paso a paso (nosotros llamamos irónicamente a esto un “democrático” y sangriento golpe contrarrevolucionario).

Y dos, de conjunto ellos hacen su viejo sistema y Estado más viables suprimiéndole algunas partes no funcionales (tal como la Monarquía) que se han convertido en obstáculos para las necesidades del desarrollo del Estado comprador feudal en el país y la región. Al hacer esto ellos hacen al viejo Estado más eficaz y al mismo tiempo dicen a las masas: “¡Miren, nosotros cambiamos cosas! Este es el cambio que ustedes querían.” Y hacen esto con la ayuda de líderes exrevolucionarios. Siempre han podido realizar victoriosamente esta estrategia con la cual han podido perturbar las revoluciones por décadas. Este Acuerdo de Paz es un intento al estilo "indio" de realizar la estrategia descrita arriba. Los imperialistas de Estados unidos no se oponen a una reorganización incluso de este tipo siempre y cuando se salvaguarden mejor sus intereses. Especialmente porque el enfoque de una sección de los fabricantes de políticas de las clases del orden imperialista de Estados unidos en cuanto a la reorganización de Estados nofuncionales alrededor del mundo, ha sido generar capas nuevas de la clase feudal
compradora de entre los "disidentes" en vez de ir sólo a apoyar a las clases no funcionales.

Desde luego, hacer esto en los países del tercer mundo nunca ha sido fácil para ellos debido a las agudas contradicciones de clase. Pero han c o n s e g u i d o c u e s t i o n e s certeras. Por ejemplo, de esta manera consiguieron lo que consideran un éxito en Sudáfrica, Palestina y el
Kurdistán iraquí… …Con este plan los enemigos están acercándoseles con la idea de arrancarles grandes trozos. Ustedes no deberían pensar que pueden meramente usar este tipo de tácticas. Esta es una táctica pragmática y no tiene un carácter de clase proletario. La burguesía puede utilizarla muy bien. Pero hay ciertas tácticas que ellos nunca pueden utilizar. Ellos nunca pueden utilizar la táctica de otorgar democracia a las masas (eso es darle poder para el derrocamiento del viejo estado). Es por ello qué en todo el Acuerdo de Paz ellos quieren hacer que ustedes desmantelen el poder popular: El ejército revolucionario
y el estado revolucionario.

El AP es el camino para reestructurar el Estado en la línea de construir una República compradora feudal. Hay muchas conspiraciones que van en contra en de revolución — de la clase que ustedes son consientes, pero esta es la mayor conspiración contra la revolución en Nepal que han hecho durante todos los tiempos. Nosotros esperamos que esta conspiración falle. Pero ustedes deben hacer que falle. No fallará automáticamente.

Este texto ha sido tomado del semanario colombiano Revolución Obrera. Órgano de la Unión Obrera Comunista (mlm), 21 de enero 2009.

(*). El titulo es de El Diario Internacional).