10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

ECUADOR: CORREA DA MARCHA ATRÁS EN DEUDA EXTERNA

5 de enero de 2009

Analistas ecuatorianos consideraron hoy como polémica e incoherente la propuesta del presidente Rafael Correa de que su gobierno intentará recomprar los bonos de deuda externa que declaró en moratoria.

El gobierno ecuatoriano se declaró a principios de diciembre en mora respecto de los bonos globales que vencen en 2012, e hizo uso de su derecho a "mora técnica", que implica el uso de un período de gracia en un pago de bonos que debía realizar este mismo mes.

El mandatario anticipó que su propuesta contemplará la recompra a los precios que se manejan actualmente en el mercado y no a su precio nominal, es decir, con un gran descuento.

El analista económico Ramiro Crespo afirmó que el anuncio de realizar una recompra de deuda externa a partir de enero hará que algunos agentes económicos ganen dinero a costa del país.

"Es algo que se veía venir", dijo el experto al explicar que realizar una recompra era lo que el gobierno por lógica iba hacer.

Crespo recordó que el anuncio de no pago de los intereses de los bonos Global 12 (que vencen en el 2012) y los Global 15 (que vencen en el 2015) provocó la caía en el precio de esos papeles.

Pero, si ahora sale a recomprar beneficiará a quienes compraron bonos del Ecuador en precios bajos.

De su lado, el ex ministro de Economía ecuatoriano, Mauricio Pozo, señaló que "recomprar una deuda que se reconoció ante el mundo como ilegítima e ilegal no tiene sentido".

Según Pozo, la economía del país perdería liquidez adicional a la que ya está perdiendo con la caída de los precios del petróleo en el mercado internacional y la reducción de las remesas de los migrantes.

El ex funcionario opinó que la propuesta para recompra de deuda es "incoherente", porque no se podrá contrarrestar la crisis en Ecuador después de la recompra.

"El país va a tener escasez de recursos, el gobierno debe ser coherente y manejarse en pro de una línea y mantenerse en ella", comentó.

Pozo puntualizó además que si el Ecuador recompra la deuda sería una clara señal de que el gobierno manipuló el mercado y podría ser penalizado por jueces que se rigen bajo las normas de Manhathan en Nueva York.

"Entraríamos en un riesgo penal", aseguró.

La negociación de la recompra sería por transacciones a través de bolsa, Ecuador entraría a comprar a precio de mercado y podría comprar la totalidad de la deuda, pero dejando sin liquidez a los ecuatorianos, precisó el especialista.

Correa declaró a inicios de diciembre en moratoria los bonos Global 2012 al suspender el pago de 30,6 millones de dólares que venció el 15 de diciembre pasado, argumentando que su contratación se realizó en términos negativos a los intereses del país.

Mientras tanto, el tramo de los bonos Global 2015 se encuentra en moratoria técnica, y el plazo para decidir el pago vence el 15 de enero.

Un total de 400 millones de dólares es el pago que en 2009 debería cumplir Ecuador por su deuda en bonos.

El mandatario ecuatoriano insistió en su cadena radial del sábado pasado que la mayoría de los acreedores "son especuladores financieros que compraron" deuda ecuatoriana "con grandes descuentos en el mercado".

Por eso "es la propuesta que vamos a hacer: recomprar (los bonos) con ese descuento", afirmó Correa al justificar la suspensión de los créditos contraídos, a su juicio, "inmoralmente".

Correa suspendió este mes el desembolso de poco más de 60 millones de dólares en intereses de los bonos Global con vencimiento en 2012 y 2015.

El gobierno declaró la moratoria alegando irregularidades en la contratación o renegociación de deuda con el sistema financiero externo.

El total de los préstamos con la banca asciende a 4.108 millones de dólares incluidos los bonos Global 2012, 2015 y 2030.

El gobierno de Correa prevé desde enero renegociar a un precio sensiblemente menor unos 3.800 millones de dólares en bonos Global, y según el mandatario podría haber un trato diferencial con algunos tenedores.