10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

POLÍTICOS ¿INSPIRAN RESPETO O DAN ASCO?

Por: Herbert Mujica Rojas.

8 de octubre de 2007

Basándose en un parte policial que toma las declaraciones de una persona en estado de ebriedad, el legiferante Gustavo Espinoza, "denunció" por violación al ex presidente Alejandro Toledo. ¿No es, a todas luces, una precipitación frívola que no puede ocultar inquina, antipatía o estupidez congénita, salir a los medios a hacerse eco de una acusación tan delicada? Si Espinoza quería hacerse inmortal en el Parnaso peruano inverso, lo ha logrado ¡y de qué modo!

El leit motiv del personaje de marras es más bien gárrulo. Tengo la impresión que a Toledo, si hubiere lugar y consecuencias de esas acciones hay muchas, habrá que juzgársele políticamente. Privatizaciones mal hechas, contratos pasibles de auditorías con resultados que pueden ser sorprendentes y lesivos al colectivo nacional; entreguismos inexplicables, so pretexto de una apertura económica que no ha beneficiado sino a cogollos minúsculos, oligarquías antipatriotas y roscas de impenetrable coraza como desdén por todo lo peruano. Pero para un juicio político se necesitan políticos de altura, premunidos de horizonte y perspectiva. Y eso, a tenor de lo que viene ocurriendo, escasea desde hace muchos lustros en Perú.

Economistas preclaros que trabajan para Telefónica, la empresita española estafadora de millones de peruanos, previeron, con mucha anticipación, que el dólar ¡se iba por los suelos, como está ocurriendo en nuestros días! Y, con maña, picardía y estimulados por muy buenos bonos, de la noche a la mañana, cambiaron las cobranzas de dólares a soles en algunos de sus servicios y ¡ahora ganan, como se dice en criollo callejero, un huevo de dinero! Nótese que el robo adquiere otros bemoles y sostenidos. Frente a ello, la expresión política del Estado peruano, el Poder Legislativo, en cristiano mondo y lirondo, el Establo congresal ¿ha pronunciado la más humilde sílaba de protesta?

La ministra de Transportes, Verónica Zavala, ha sido encontrada pasible de un juicio penal por la Contraloría General de la República, por haber depositado, años atrás cuando era directora de Fonafe, 5 millones de dólares en un banco que luego quebró, el NBK, pero los integrantes del Establo ¡ni siquiera la investigan porque -según me dijeron- podría tomarse el asunto como ojeriza personal contra la titular del portafolio! Y esta señorita es la que permite que la concesionaria del Aeropuerto Jorge Chávez, Lima Airport Partners, NO haga la segunda pista y que, si sigue todo como está, el Estado termine pagando una multa de US$ 300 millones a unos pícaros que se hicieron de un aeropuerto sin invertir ¡un sólo dólar! ¿Movió su augusto verbo alguno de los 120 que pueblan el Establo?

¡Doce, sí doce aeropuertos han sido obsequiados en licitación con postor único, por este gobierno, a la firma experta en movilización de maletas y limpieza de baños, Swissport GBH! Pero -¡esa oprobiosa cundería criolla!- a la hora de la firma del contrato sale por arte de birlibirloque ¡otra empresa! Aeropuertos del Perú S.A., como concesionaria y la anterior y titular aparece como adjudicataria, ambas con una sola representante legal, la ex funcionaria de Ositran, la abogada Leoní Roca Voto Bernales y una misma dirección. Swissport GBH fue expulsada en marzo de este año de Bolivia por ¡incumplir un contrato de concesión y no invertir lo pactado! ¿Alguien del Establo ha dicho algo sobre este delicadísimo particular que incluye tres aeropuertos con bases militares?

Empieza a descubrirse que algunos de los protagonistas del malhadado negociote del SIS, son socios y parientes de militares vinculados a la era del fujimontesinismo. Advienen denuncias de suplantación de firmas y se esclarece que, según testimonio propio no refutado por nadie, el médico Julio Espinoza Jiménez, estuvo ausente entre el 16 y 18 de agosto, fecha en que unos hampones hicieron su "agosto". Pero varios políticos ya habían hecho "noticia" culpando de la totalidad de males a Espinoza. ¿Se han disculpado por haber emitido juicios integrales, veredictos apotegmáticos, sin juicio administrativo o judicial, sobre la "culpabilidad" del galeno aludido? ¡Para nada! Se han callado en todos los idiomas. Cuando el legiferante se cree juez y no el simple y hasta iletrado empleado público que es, en lugar de discurso, eructa; y se cree sus propias mentiras, a cual más grotesca que la anterior.

En Camisea se produjeron más de 10 explosiones en el gasoducto-estafa. La empresa Pluspetrol sufraga la auditoría que irá, ciertamente, por el camino que marquen los dólares de quienes emiten el cheque pagatorio, Pluspetrol, y llegaremos a la conclusión, anticipada por funcionarios de esa empresita que ¡la culpa de las roturas o fallas en los tramos, la tienen los sismos o terremotos! ¿Sospecha, amable lector, que alguno de los congresistas, abrió sus delicadas mandíbulas?

De repente el título de esta contribución podría servir a alguna encuestadora: Políticos ¿inspiran respeto o dan asco? ¿Usted qué opina? Bien dice el dicho: si del mundo quieres gozar, ver, oír y callar. Y este último verbo, lo han aprendido hasta la saciedad los políticos que de tanto berrear recuerdan las feroces sentencias de don Manuel González Prada en Los honorables:

"¿Qué es un Congreso peruano? La cloaca máxima de Tarquino, el gran colector donde vienen a reunirse los albañales de toda la República. Hombre entrado ahí, hombre perdido. Antes de mucho, adquiere los estigmas profesionales: de hombre social degenera en gorila politicante. Raros, rarísimos, permanecen sanos e incólumes; seres anacrónicos o inadaptables al medio, actúan en el vacío, y lejos de infundir estima y consideración, sirven de mofa a los histriones de la mayoría palaciega. Las gentes acabarán por reconocer que la techumbre de un parlamento viene demasiado baja para la estatura de un hombre honrado. Hasta el caballo de Calígula rabiaría de ser enrolado en semejante corporación."

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!