18 de mayo de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > TEXTOS SELECCIONADOS

LOS GOBIERNOS "IZQUIERDISTAS" HAN FUSIONADO NEOLIBERALISMO Y ASISTENCIALISMO

Por: James Petras (La Haine).

31 de octubre de 2008

Efraín Chury Iribarne entrevista a James Petras :: Lo positivo son las grandes movilizaciones en Colombia, Perú, Honduras, encabezadas por organizaciones sociales
Efraín Chury Iribarne: Es muy difícil salir del intríngulis este creado por la crisis y hay dos temas que naturalmente copan mucho de la información que son la crisis internacional y la dilucidación de la próxima elección norteamericana, que de alguna manera también tiene una relación directa con todas estas cosas...

Petras: La crisis está en el comienzo y va a tener altas y bajas, pero la dirección, como decía el presidente del Banco Central, es que vamos de recesión a depresión. La previsión que tenemos aquí es de una crisis prolongada, por lo menos entre 2 a 5 años. No hay formas de escapar a un gran impacto sobre la economía real. No tenemos ninguna garantía de una salida dentro de 2 años. Todos los indicadores en los Estados Unidos van a estar afectados por mucho tiempo.

No hay una salida inmediata dentro del capitalismo. Los productos primarios están cayendo. China por ejemplo, hoy día recibimos noticias de que la tasa de crecimiento está cayendo, las exportaciones están cayendo, las importaciones de América Latina van a caer abruptamente. Lo que uno piensa como un efecto limitado no es factible. Tenemos aquí una crisis mundial donde tanto América Latina como los Estados Unidos como otras partes del mundo están afectados profundamente.
Los que piensan que en alguna forma Uruguay va a escapar están equivocados. No hay ninguna visión optimista sobre la situación, ni de los más vinculados con el mercado ni de los más críticos del proceso.

Ahora lo que es más preocupante es que todavía los movimientos sociales y los sindicatos no han montado una campaña anticapitalista. El sistema capitalista ya está quebrado, digo eso no como teórico ni con visión simplemente socialista, es que el sistema bancario en gran parte está funcionando con dinero del estado, algunos banco nacionalizados y pasando a control estatal, la economía manufacturera industrial está en una caída vertical. En otras palabras el capitalismo como lo entendemos está en una caída libre sin perspectivas por lo menos en el mediano plazo.

Frente a esta situación está la propuesta que viene de los intelectuales. Las declaraciones firmadas por grupos economistas llaman a una intervención del estado, algunos hablan de una propuesta anticapitalistas como nacionalización del comercio exterior, del sector financiero y una pequeña minoría habla de socialismo.
Está bien eso, pero de fondo no hay ninguna fuerza atrás de eso. Es que decir las declaraciones de los economistas de izquierda y otros no tienen un respaldo organizativo entre sindicatos y entre movimientos sociales. En el peor caso apelan a los gobiernos mal llamados “izquierdistas” para hacer una rectificación, apelan a las instituciones embrionarias como Unasur, Banco del Sur, para tomar cartas en esta crisis. Pero estas instituciones tampoco tienen ni apoyo financiero ni voluntad política.

Chury: Tu crees que eso puede funcionar realmente o que tiene algunas limitaciones o que los dejen circunscritos a acciones bastante acotadas...

Petras: Yo creo que toda esta arquitectura nueva iniciada por el presidente Chávez no tiene ni voluntad política ni una orientación socialista para actuar en la forma necesaria para crear una alternativa a esta quiebra.

Si uno analiza los gobiernos llamados “izquierdistas”, Evo Morales, Kirchner, Lugo, Bachelet, Lula, ninguno de estos gobiernos ha tomado un camino que podríamos decir socialista. Al contrario, han fusionado neo-liberalismo y asistencialismo y son parte de la causa de la crisis de América Latina. No son fuerzas alternativas.
Lula abrió su economía al capital especulativo, creó una economía de exportación de productos primarios. Lo mismo Chile con Bachelet, totalmente dependiente de 4 productos de exportación entre los cuales el cobre figura como el mas importante. Evo Morales totalmente dependiente del gas, petróleo, sin ninguna industrialización. Kirchner también con la soja, productos agrícolas.
Cómo pueden pensar los economistas de la izquierda que estos gobiernos que funcionan con un sistema neoliberal, ahora van a dar la vuelta y abrazar soluciones socializantes frente a la quiebra del capitalismo.

Lo positivo en América Latina son las grandes movilizaciones en Colombia, Perú, Honduras, encabezadas por organizaciones sociales, indígenas y otros. Son los procesos lentos de reagrupamiento político social en varios sectores sindicales. Ahora que entramos en recesión falta referentes políticos y sociales capaces de poner sobre la mesa la propuesta socialista.
Te digo más, frente a la peor catástrofe económica desde la gran depresión mundial del 30, frente a esta gran oportunidad para volver a plantear al socialismo, todavía nos falta mucho. Es el momento, ahora más que en ninguna otra ocasión, de decir que el capitalismo ha fracasado en los hechos, no en la teoría, no en el futuro, no en simples postulados marxistas, en los hechos ha fracasado el capitalismo.

Va a seguir profundizando su fracaso y su quiebra y todavía no hemos visto ninguna propuesta socialista del PIT-CNT en Uruguay, de los sindicatos CTA en Argentina, mucho menos de la CUT de Brasil. La COB en Bolivia sigue a la cola de Evo Morales y están peleando por la nueva constitución que garantiza la propriedad privada y incluso los grandes latifundios.

Yo por un lado estoy muy optimista porque el capitalismo muestra una debacle total. Pero por otro lado me siento pesimista, por lo menos en el corto plazo, por la falta de organizaciones políticas y sociales capaces de montar la alternativa socialista que es evidentemente la única alternativa.

Chury: Esto quiere decir entonces que estamos de alguna manera dejando pasar una gran oportunidad que nos brinda la historia...

Petras: Sí, en este momento deberíamos comenzar. Pero obviamente con tanto años de retroceso del socialismo en América Latina, por lo menos en los últimos años, necesitamos tiempo para reagrupar las fuerzas socialistas. Pero esta crisis va a continuar y se va a prolongar. Lo que falta ahora como propuesta socialista, tal vez nuevos protagonistas lo van a desarrollar en el próximo período frente a esa continuación.

Yo creo que va a pasar tiempo para que los pueblos, los líderes sociales analicen que esta quiebra capitalista no es algo cíclico y local, es una cosa prolongada, extendida y profunda. Va a tener que pasar algún tiempo para que penetre en la conciencia y empiece a forjar otras formas de lucha, y a partir de eso dar fuerza a la propuesta socialista.

No hay duda que el capitalismo no se puede auto rectificar. Es una confesión de los grandes defensores de capitalismo: este sistema es incapaz de rectificarse, necesita la intervención del estado. Esa es la premisa fundamental de todo el mundo. Nosotros como socialistas no queremos intervención estatal para salvar al capitalismo. Nosotros queremos una intervención de las masas para construir un estado socialista.

Chury: Uno se pregunta porque pareciera ser que las cosas están planteadas de esta manera que en los países ricos y poderosos en los que a partir de ahora aumenta el proteccionismo, mientras se sigue pregonando el libre mercado en los países emergentes y pobres.
Petras: Hay un debate y una pelea en los EE.UU. Los sectores capitalistas tienen un doble discurso, por una parte quieren que el Estado intervenga y admiten que el mercado en sí mismo es incapaz de rectificar la quiebra del capitalismo, la quiebra del sistema financiero, incapaz de estimular la economía para estimular la recuperación. Exigen la intervención del Estado por un lado y libre comercio en el otro.

Frente a eso hay otros sectores capitalistas, particularmente en los sectores manufactureros afectados por la recesión, que quieren una intervención estatal a nivel de finanzas y créditos pero también quieren proteccionismo para poder mantener una porción de los mercados domésticos.
No hay una definición clara entre los capitalistas. Por lo menos aquí en EE.UU., los sindicatos oficiales y amarillos son muy fuertes defensores del proteccionismo. Creen que esa es la alternativa para salvar puestos de trabajo. No creen en la lucha de clase ni el internacionalismo. Si empiezan a implementar proteccionismo en un país como EE.UU. eso va a tener un efecto multiplicador, otros países van a imitar esta política y el mercado mundial se va a achicar. Y eso va a tener un efecto muy grande sobre las posibilidades de una recuperación capitalista.
Chury: Concretamente, ¿esta situación beneficia a los demócratas y a Obama en las próximas elecciones frente a McCain?

Petras : No hay ninguna duda. Obama ha ganado las elecciones por dos razones. Primera, la mayoría de Wall Street, los sectores más poderosos del capitalismo, están financiando y respaldando la campaña por el desgaste de gobierno actual; buscan un recambio con otro político capitalista. Segunda, tiene respaldo de amplios sectores populares porque es un voto de rechazo del status quo.
Tiene ambos lados, tiene a los sectores más ricos del capitalismo que han dado 150 millones de dólares solo en el mes de septiembre para financiar su campaña y también tiene el apoyo popular que simplemente esta repudiando la catástrofe que han generado los republicanos y el presidente Bush.

El programa de Obama como solución de la crisis es inexistente. Obama no ofrece ninguna idea nueva, mucho menos una política neo-keynesiana para salir de la crisis. Solo ofrece el repudio de lo que existe actualmente, pero frente al desgaste total de gobierno yo creo que va a cosechar votos. Entre los observadores el resultado esta dado: Obama gana. Los únicos debates que quedan es sobre el margen, si va a ser 4% o 10%.

Extractado por La Haine