15 de agosto de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > TEXTOS SELECCIONADOS

PERU: EL BLA, BLA, BLA DEL ESTABLO

Por: Herbert Mujica Rojas

8 de abril de 2008

Ha dicho en el campanudo concilio Reforma de la legislación penal en delitos de corrupción, el titular del Establo, Luis Gonzales Posada, que “el proyecto de reforma constitucional que propone modificar el artículo 41º de la Carta Magna y que señala la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por funcionarios públicos será debatido por el pleno en la actual legislatura... En ese sentido, destacó la importancia de la realización de eventos como el que inauguraba, que tienen como objetivo construir políticas de Estado en materia de la lucha contra la corrupción y orientar al Congreso para que las ideas y sugerencias puedan ser incorporadas dentro del marco legislativo. La lucha contra la corrupción es absolutamente indispensable para afirmar la democracia y el prestigio de las instituciones", remarcó el presidente del Congreso.” ¡Bla, bla, bla!

Si hay que hablar en serio, tenemos que dejar de abordar cualquier temática del y sobre el Establo que es un recinto irrisorio, sin mayor representación y nula efectividad. Pero, seamos objetivos. ¿Por causa de qué, no plantear a esa institución algunas interrogantes que son, hasta ahora, constantes de vergonzoso silencio?

Por ejemplo. ¿Qué esperan, para cuando la próxima vez que llegue a sus alfalfares, la ministra de Transportes, Verónica Zavala, no se le engrillete y deposite en una celda por la graciosa comisión de haber depositado dinero público, 5 millones de dólares, en el NBK, cuando en 1998, era directora de FONAFE, y este banco quebró después sospechosamente? La Contraloría General de la República opina porque hay mérito legal a la denuncia penal. ¿No es que están hablando de corrupción a niveles burocráticos y su imprescriptibilidad, es decir, su eterna vigencia punible? ¿qué ocurre a estos señores del Establo? ¿no quieren chocar con el poder real que maneja, digita, prescribe, diseña todas las políticas internas y externas, con sus ujieres episódicos en el gobierno de turno?

Si se trata de esa cacareada “lucha contra la corrupción” ¿qué aguardan para pasar por la pantalla a todos esos inmorales que están en el ministerio de Transportes y Osiptel, protegiendo a las empresas Lima Airport Partners y Swissport, alma máter de los detenidos por presunto delito de narcotráfico en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez hace poquísimos días?

¿Alquien dijo algo en el Establo sobre las escandalosas declaraciones de Jaime Daly Arbulú, capo di tutti de capi, en LAP, sobre que la construcción de la II pista costaría mucho dinero que sería trasladado a los usuarios? ¿está preparando este caradura el terreno de lo que hace tiempo vienen haciendo los estafadores, esto es, declinar la II pista, porque jamás pensaron hacerla? Básicamente, el contrato de concesión con la empresita de ¡3 mil dólares! LAP, fue porque iban a construir una II pista, moderna, viabilizadora del gran tráfico aéreo, capaz de destugurizar el Jorge Chávez. ¡Y ahora pretextan todas las argucias posibles para evitarse la inversión de US$ 200 millones! ¿Esto no es corrupción, señor Gonzales Posada? ¿en qué país vive usted? ¿quién le ha vendido el cuento que con sus adefesiosos seminarios y conferencias sobre “lucha contra la corrupción” no hacen más que justificar contabilidades, pagar a terceros pero NO hacen nada contra el cáncer que atenaza al país, de sur a norte, de este a oeste?

Si se trata de lucha contra la corrupción, ¿por causa de qué el Congreso no investiga la sobrevaloración hecha por LAP de las mangas de diversos aeropuertos en varios millones de dólares? Tema que está escondido bajo toneladas de concreto en las manos del ineficiente contralor Matute que sí puede pelear contra la titular de esa tontería burocrática, madriguera de consuetudinarios mamones del Estado, que es la ONA, Lizárraga, pero no puede dar curso a documentos que incriminan a empresas ladronas como LAP.

Como los del Establo viven en un mundo de onanismo perpetuo, deberían darse cuenta que lo ocurrido en el Jorge Chávez, días atrás, configura la pezuña inicial de cómo el gran narcotráfico y sus carteles ingresa al Perú. ¿Saben esto los del Establo? No lo creo. En cambio, ellos sí producen ¡bla, bla, bla!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!