25 de enero de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > TEXTOS SELECCIONADOS

CURAS Y SEXO

Por: Patricia Kelly (EL UNIVERSAL)

31 de diciembre de 2007

No se trata de una ‘nota negra’, ni de una ‘dura’, ni menos de que “muchos periodistas sean como prostitutos (as)”, como se afirmó recientemente.

El tema del abuso sexual realizado por curas católicos y el encubrimiento de su respectiva Iglesia, no es una novedad, ni una nota de moda. Tiene una larga historia.

Entiendo que no todas las personas pueden dar seguimiento a estos casos, y también me queda claro que el tema es muy doloroso porque hace que se tambalee una de las figuras más respetadas de muchas familias: el Señor Cura. Por supuesto que no son todos los sacerdotes, pero los casos y los personajes que los protagonizan han sido muy representativos. Por ello me permito ofrecerles en esta colaboración una bibliografía básica para quienes deseen abundar en el tema y no se queden con la idea de que es un complot contra una persona en particular, ni producto de la locura de una o un periodista; es, lamentablemente, la cruda realidad.

Antecedentes

1.- Historia Sexual del Cristianismo, de Karlheinz Deschner, Editorial Yalde. Este texto, entre muchos otros, puede ser un buen antecedente de cómo la Iglesia Católica mira, vive y exige que vivan sus seguidores el tema de la sexualidad.

La primera edición de este libro data de 1974 y va desde las más primitivas ideas de fertilización de la tierra hasta algunos planteamientos de Juan Pablo II, pasando por capítulos como Del asesinato del placer al placer del asesinato, sobre La praxis de la moral sexual, La opresión de la mujer, La moral del celibato, El pecado original y el Sacramento de la penitencia, entre muchos otros.

2.- La Vida Sexual del Clero, del español Pepe Rodríguez, vio la primera edición en 1995. En ese texto de habla de la homosexualidad entre los sacerdotes, el sexo entre sacerdotes y mujeres casadas, y presenta dos capítulos que son de nuestro interés actualmente, me refiero al poder como vía para cometer abusos sexuales y sacerdotes que abusan sexualmente de menores. Por cierto, ¿sabía usted que el Concilio Vaticano II aceptó plenamente el sacerdocio de hombres casados católicos de rito oriental, pero que eso mismo está negado para los que pertenecen al rito latino?

3.- Pederastia en la Iglesia Católica, también de Pepe Rodríguez, de Ediciones Sine Qua Non. Este libro cuenta con un prólogo del padre Alberto Athié, quien fuera una de las personas más autorizadas para respaldar las denuncias en contra del padre Maciel.

En su texto, el padre Athié nos dice: “Al principio me sentí solo y hasta extraño en esta situación, porque la consideraba atípica (incluyendo sentimientos de culpa y de haber traicionado a mi comunidad por haber hablado), hoy me doy cuenta de que mi experiencia forma parte de una verdadera tragedia, deliberadamente enterrada, que involucra a mucha gente, la cual apenas está aflorando a la superficie y no podemos seguir ocultando. Tengo que reconocer que, ante estos datos de abuso sexual por parte de sacerdotes y obispos alrededor del mundo, y el análisis de las leyes y de las políticas internas que se siguen al respecto por parte de las autoridades eclesiásticas, los católicos nos encontramos ante un dilema muy serio que determinará la credibilidad de la Iglesia católica ante el mundo”.

El libro se editó en 2002 y cita 9 casos recientes en todo el mundo, sin olvidar a México representado por el caso Marcial Maciel.

México y su realidad

No se puede afirmar tan a la ligera que los cientos de artículos, ensayos, análisis y otros textos periodísticos sobre los abusos sexuales de sacerdotes contra niños salen de la nada. Quizá, el escándalo mayúsculo que acabó de despertar a la opinión pública internacional ocurrió hasta este siglo, precisamente en 2002, cuando se abrió a los cuatro vientos el Caso Boston en Estados Unidos.

Pero México no se quedó atrás, los crímenes cometidos por uno de los más “destacados” Legionarios de Cristo, el padre Maciel, no nos dejó fuera de la jugada. El valor de los denunciantes puso de manifiesto el hedor de las cloacas.

4.- El Legionario, de Alejandro Espinosa, editado por Grijalbo. El libro se publicó en 2003, pero la denuncia formal se había dado a conocer el 23 de febrero de 1997 en el Hartford Courant de Connecticut. En ella, 9 hombres con nombre, apellidos y rostro, denunciaron a su agresor sexual durante la infancia y adolescencia, el reverendo Marcial Maciel Degollado.

Las campañas de desprestigio contra estos hombres no se dejaron esperar; estas incluyeron amenazas de muerte, pero su valor permitió que el fundador de los Legionarios, hasta hace unos cuantos meses, se viera obligado a recluirse en la oración. El libro cuenta las diversas historias, el dolor, la vergüenza y el coraje. Denuncian al criminal y siguen esperando justicia.

5.- Marcial Maciel, de Fernando González de Tusquets Editores. Uno de los temas más ocultos por la Iglesia Católica es el de la sexualidad de sus sacerdotes que, se supone, tienen un voto de castidad. Los abusos cometidos por el padre Maciel, sus “métodos de seducción”, sus pretextos y sobre todo, “sus autorizaciones papales”, son analizadas por este autor que ofrece testimonios y documentos inéditos sobre el caso que tuvo su primera denuncia allá por la década de los 50, y nos acerca a la historia de La Legión de Cristo, uno de los grupos de mayor influencia en nuestro país.

6.- Sanjuana Martínez es la periodista que ha dado seguimiento a la situación legal de las denuncias hechas contra el sacerdote mexicano Nicolás Aguilar Rivera y el supuesto encubrimiento del cardenal Norberto Rivera.

Mediante todos los recursos periodísticos (entrevistas, documentación hemerográfica, conferencias de prensa, e investigaciones personales, la regiomontana ha publicado dos libros con los detalles de las casi 90 agresiones sexuales que este sacerdote cometió en contra de menores a su cargo tanto en Estados Unidos como México. Los libros se titulan Manto Púrpura, del que hablamos aquí hace casi un año y, Prueba de Fe, que cuenta con un prólogo del obispo Raúl Vera López.

Ella habla de pederastia clerical, de encubrimiento, de mentiras y amenazas para seguir ocultando uno de los delitos más graves cometidos dentro de las iglesias y sus sacristías. Si los lee, no podrá salir del asombro y podrá entender el valor y el coraje de los denunciantes que siguen buscando justicia.

7.- En el Nombre del Padre. Depredadores sexuales en la Iglesia, del periodista Carlos Fazio, editado por Océano. Un libro infaltable en la bibliografía de aquellos que desean profundizar sobre el tema de los abusos sexuales contra menores, pero también de otros excesos cometidos por el poder eclesiástico y sus representantes. Cita casos nacionales e internacionales.

Como podrán apreciar los (as) lectores (as), no se puede ocultar un drama, una tragedia que se viene denunciando desde hace décadas y que sólo se ha topado con el silencio y el encubrimiento. No es “nota dura”, no es “nota negra”, es la cruda realidad.