10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > TEXTOS SELECCIONADOS

NO SABEN QUE HACER CON NORIEGA

Por: María Esperanza Sánchez.

10 de septiembre de 2007

BBC Mundo.

Los preparativos en su casa de Panamá avanzan ante el posible regreso.
En los últimos días, una cuadrilla de jóvenes en Panamá comenzó a renovar la antigua mansión del ex general Manuel Noriega en los Altos del Golf, una zona exclusiva de la ciudad de Panamá.

Pese a haber sido expropiada por el Estado, la casa ha estado abandonada desde la invasión de Estados Unidos en 1989.

En ésta todavía se observan muebles, libros, fotografías y hasta las jaulas de los animales que tenía el ex militar.

La noticia de la renovación generó controversia en el país cuando se dio a conocer la información, el pasado 18 de agosto, un ejemplo quizás de las divisiones que han surgido aquí en torno a la liberación de Noriega de una cárcel estadounidense.

Lea sus opiniones: ¿Qué hacer con Noriega?

"Hay muchas posiciones encontradas, pero también sentimientos profundos de que es mejor que no venga a Panamá para no crear más problemas", dijo a BBC Mundo el ex vicepresidente Guillermo Ford, quien junto al ex presidente Guillermo Endara, asumió el gobierno tras la invasión y arresto de Noriega.

Noriega quiere regresar

Francia quiere a Noriega en prisión por lavado de dinero.

Los abogados del ex hombre fuerte de Panamá insisten en que pelearán en los tribunales estadounidenses la decisión de un juez de extraditarlo a Francia, donde fue condenado en ausencia a diez años de cárcel por lavado de dinero.

En Panamá, esta posición encuentra eco entre los seguidores del ex general. "El debe venir a Panamá. Él es panameño, tiene penas que cumplir aquí", señaló a BBC Mundo Mario Roñoni, amigo personal de Noriega y quien ha mantenido comunicación con él todos estos años.

Y añade que "no veo por qué va a ir a Francia por una pena menor, como es lavado de dinero, si aquí en Panamá tiene delitos más graves por los cuales ya fue condenado", precisó.

El ex gobernante militar fue condenado en ausencia en Panamá a cuarenta años de cárcel por asesinato, violaciones de los derechos humanos y corrupción. Roñoni destaca que "él tiene interés de que se le haga un nuevo juicio con la oportunidad de defenderse".

Desconfianza

El gobierno del presidente Martín Torrijos ha señalado que prefiere que el general regrese al país.
Pero muchos desconfían de la justicia e incluso del gobierno del presidente Martín Torrijos, que en reiteradas ocasiones ha dicho que quiere ver a Noriega en el país enfrentando la justicia. De hecho, varios de los ministros del actual gobierno fueron cercanos colaboradores del ex general y una hija de éste es funcionaria de la cancillería.

"Aún cuando hubiéramos preferido que él pagara en una cárcel en Panamá creemos que aquí lo iban ayudar", dice Stella Spadafora, familiar del dirigente izquierdista Hugo Spadafora, quien fue decapitado durante el gobierno de Noriega, y por cuyo asesinato fue condenado el ex general en los tribunales panameños.

"En el gobierno hay enquistadas muchas personas que gozaron de privilegios en la época de Noriega que siguen siendo sus amigos. Por lo tanto es mejor que lo encarcelen en Francia", destaca Stella Spadafora en declaraciones a BBC Mundo.

La desconfianza es aún mayor desde que la Asamblea Legislativa aprobó una ley que permite conmutar cárcel por arresto domiciliario a mayores de setenta años.

"Yo he insistido en que sería una ofensa al pueblo panameño que se aplicara esa ley a Noriega", resaltó Guillermo Ford.

Muchos lo esperan

A pesar de la controversia en torno al personaje, hay mucha gente que lo recuerda positivamente.
Sin embargo, en un país donde más del 40 por ciento de la población vive en la pobreza y donde el crimen va en aumento, hay quienes ven en el ex hombre fuerte un símbolo de tiempos mejores.

"Hay mucha gente que lo está esperando aquí, especialmente entre las clases populares", dijo a BBC Mundo el veterano periodista José Quintero.

"En varias provincias hay comités que ya se han constituido para hacerle un recibimiento a este señor porque siguen pensando que cuando él estaba en el poder, a pesar de los delitos en que incurrió, había un control de la seguridad, también un control de los desmanes de los empresarios", agrega.

Papa caliente

Por otra parte, muchos en la oposición, como el ex presidente Guillermo Endara, han acusado al actual gobierno de no haber actuado con celeridad para asegurar el regreso del ex general a enfrentar la justicia del país.

En el gobierno hay enquistadas muchas personas que gozaron de privilegios en la época de Noriega, que siguen siendo sus amigos. Por lo tanto es mejor que lo encarcelen en Francia"

Stella Spadafora, familiar de dirigente izquierdista asesinado durante el gobierno de Noriega
Para muchos la explicación es clara. Pese a los vínculos de este gobierno con el ex hombre fuerte, su presencia en el país podría ser un factor perturbador con miras a las próximas elecciones en el 2009.

El ex vicepresidente Guillermo Ford destaca que muchos de los que están en el gobierno y que son allegados a Noriega "tienen un alto temor de que si éste comienza a hablar y a acusarlos de ciertas cosas podrían quedar ellos también enredados con él".

Vea también: ¿Por qué la invasión a Panamá?
La liberación del ex general de una cárcel estadounidense ha desatado polémica en Panamá. Para algunos ha reabierto viejas heridas y temores. Para otros ha despertado expectativas.

La sombra del general Noriega todavía sigue influyendo en la vida del país, casi dieciocho años después de su arresto por tropas estadounidenses.