15 de noviembre de 2020

INICIO > EUROPA > Otros paises

Alemania condena ilegalmente a comunistas turcos

Especial para El Diario Internacional

15 de agosto de 2020

La Corte Regional Superior de Baviera condenó a 9 miembros del Partido Comunista Turco, de ideología Marxista-Leninista, a penas de cárcel. El acusado principal fue condenado a 6 años y medio de prisión bajo la acusación de dirigir una célula terrorista en el extranjero. El resto recibió condenas entre 2 años y nueve meses, y 5 años de prisión.

La Corte los acusaba de haber recaudado dinero para enviarlo al Partido Comunista Turco - Marxista-Leninista, que apunta a derrocar el gobierno de su país realizando atentados. Según la Corte, como consecuencia de tales atentados murieron 6 personas. También, se les imputaba haber reclutado miembros que se habrían incorporado a la lucha armada en Turquía. Se les acusó, asimismo, de haber hecho proselitismo político en Alemania. El condenado a la mayor pena ya había cumplido una condena de 22 años en Turquía por actividades políticas.

Los abogados de la defensa critican que el proceso ha estado plagado de una serie de irregularidades para condenar a los comunistas. En primer lugar, el Partido Comunista Turco - Marxista-Leninista no es una organización prohibida en Alemania, sino en Turquía. En segundo lugar, no está probado que los acusados hayan recaudado dinero, ni que este haya sido utilizado para financiar atentados. En tercer lugar, al acusarlos por haber hecho proselitismo político se viola la libertad de opinión y expresión sancionada en la Ley. Incluso la prensa conservadora ha criticado la decisión de la Corte, manifestando que es un favor que le hace el Estado alemán al autócrata y genocida Recep Erdogan, actual presidente de Turquía. El partido de izquierda Die Linke exige, a su vez, que se libere a los sentenciados porque la organización no está prohibida en Alemania y porque no se ha probado ninguno de los delitos imputados.

Desde El Diario Internacional, en coherencia con nuestra conocida línea democrático-popular, antifascista y de denuncia de los múltiples abusos desde el poder en el mundo, nos solidarizamos con los compañeros y compañeras turcos, y exigimos a las autoridades alemanas que cesen con la persecución política contra activistas de izquierda.