25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Otros países

CUBA EN LOS DIENTES DE LOS CAPITALISTAS CHINOS

Primero los rusos ahora los chinos

5 de noviembre de 2009

Cuba es un buen ejemplo para ver como las potencias económicas y políticas se turnan para apoderarse del mercado de este país. Antes de la revolución, fueron los americanos quienes controlaban completamente la producción y el mercado cubano. Después cuando Fidel Castro se auto declaró socialista, llegaron los soviéticos y fueron estos los que reemplazaron, tanto en el mercado como en la producción, a los Estados Unidos. De ahí para adelante, y un poco mas de 30 años, los cubanos fueron compradores de automóviles Lada, y otra mercancías de ínfima calidad que los soviéticos canjeaban por dólares o por azúcar. Cuando hizo crack la Unión Soviética en 1990, cubanos regresaron a la época de los bueyes y las carretas. Ahora son los chinos, quienes se han implantado en Cuba para vender sus cacharrerías como televisiones, computadores, y otros productos electrónicos.

Sobre este tema, nos remitimos a una nota sonriente y feliz, publicada por la agencia de noticias de China Xinhua, quien narra como los cubanos están felices con el comercio con China.

CUBA: LA HAIER EN LA PREFERENCIA DE LOS CUBANOS

XINHUA

La firma china Haier goza hoy de gran estima en Cuba, donde ha comercializado un millón de televisores y 2,3 millones de refrigeradores, además de lavadoras, computadoras y otros equipos electrodomésticos.

La Haier tiene mucha confianza en el desarrollo comercial de sus productos en Cuba, aseguró la representante de ese grupo empresarial en la isla antillana, Li Dandan, en el Pabellón dedicado a la República Popular China en la XXVII Feria Internacional de La Habana, FIHAV-2009.

Li consideró que esta bolsa comercial es una oportunidad excelente de promocionar los productos del país asiático, y en el caso de su grupo empresarial, se expone una representación de sus diversas líneas productivas.

En su stand destacan novedosos televisores con pantalla líquida que también pueden cumplir la función de monitor para ordenadores, así como equipos de DVD, lavadoras, ollas eléctricas, hornos, tostadoras de pan, refrigeradores y calentadores solares, entre otros electrodomésticos.

Explicó que la firma Haier, primera marca de equipos electrodomésticos de la nación asiática, participa en la FIHAV desde 2004, y consideró que la organización de la actual edición es muy buena.

"Espero que la Feria sea cada día mejor, año tras año, con una mayor participación de empresas chinas", acotó la representante de la importante firma asiática.

"La Haier tiene mucha confianza en el desarrollo comercial de sus productos en Cuba, y tiene en proyecto fabricar de conjunto en la isla lavadoras y monitores de computadoras", añadió Li.

Dijo que además de la venta de sus productos a Cuba, la firma china está pensando en trabajar con el Grupo Electrónica, perteneciente al Ministerio cubano de la Informática y las Comunicaciones.

El propósito -explicó- es impulsar la colaboración empresarial mediante las inversiones, e instalar fábricas en la nación caribeña, como la de televisores ATEC-Haier, una marca mixta que ya lanzó sus productos al mercado cubano.

"Espero que la amistad entre China y Cuba será más firme, pues la amistad es la base de un intercambio comercial satisfactorio y del desarrollo económico y social", aseguró la representante de la Haier en La Habana.

Este grupo empresarial, con una veintena de fábricas en varios países, es la cuarta empresa mundial productora de electrodomésticos e informáticos.

Su presencia en la isla antillana comenzó después que representantes de la compañía china y autoridades cubanas firmaron, en noviembre de 2004, en La Habana, un acuerdo para la producción en la isla de equipos informáticos, electrodomésticos y de comunicaciones.

Desde entonces, los modernos aparatos chinos, de bajo consumo de electricidad, se convirtieron en baluartes de la "Revolución Energética", el programa cubano de ahorro de energía y combustibles iniciado en 2005 para lograr mayor eficiencia y un uso racional de esos recursos.

Poco a poco, los electrodomésticos fabricados por Haier han ido llegando a los hogares cubanos, en sustitución de viejos equipos de la ex Unión Soviética o muy antiguos aparatos estadounidenses, como es el caso de los refrigeradores.

Este electrodoméstico chino, emblemático de la Revolución Energética, se distribuye a la población mediante créditos bancarios, para facilitar el pago a plazos y poder sustituir los viejos equipos de alto consumo.

Las familias cubanas han acogido con beneplácito a los refrigeradores Haier por su óptimo grado de congelamiento y su menor consumo de energía en comparación con los viejos aparatos que antes utilizaban.

De este modo, televisores, refrigeradores, ventiladores, ollas arroceras y bombas para agua de fabricación china gozan de la preferencia del consumidor cubano, por su calidad técnológica, estética y el ahorro energético que permiten.

Cuba tiene suscrito con Haier un contrato general de un millón de televisores en parte y piezas para ensamblarse en la isla, y se impulsa la fabricación de acondiciones de aire chinos, mientras las computadoras afianzan igualmente la presencia de Haier entre los cubanos, mediante el Grupo de la Electrónica de la ínsula.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)