16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Argentina

ARGENTINA. EXPROPIACIÓN DE LA TRANSNACIONAL YPF

Gobierno de españa grita.

17 de abril de 2012

El Gobierno Nacional propuso la expropiación del 51 por ciento de las acciones de Repsol en YPF y declarar de interés público el autoabastecimiento de combustibles

A través de un proyecto de ley enviado al Congreso, que hoy mismo entrará a la Cámara alta, el Ejecutivo establece como "objetivo prioritario el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, y la explotación, la industrialización, el transporte y la comercialización" de los mismos, dispone la creación del Consejo Federal de Hidrocarburos y la remoción de la totalidad de los directores y síndicos titulares y suplentes de la empresa. Cristina Kirchner afirmó que de "proseguir con la política de vaciamiento, de falta de producción y de exploración, nos tornaríamos en un país inviable, por políticas empresariales y no por falta de recursos, ya que somos el tercer país en el mundo, luego de China y EE.UU., en reservas de gas", y agregó que el año pasado fue "la primera vez en 17 años que la Argentina tuvo que importar gas y petróleo".

En el mismo acto, CFK confirmó que mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia el ministro de Planificación, Julio De Vido, fue designado interventor de la compañía, a quien acompanará el viceministro de Economía, Axel Kicillof, que se ocupará de los "aspectos económicos y financieros de la gestión". Luego de denunciar que a pesar de haber reducido la producción YPF-Repsol había duplicado sus ingresos en el último ejercicio y de cuestionar la necesidad de importar combustibles para mantener la producción agrícola-ganadera e industrial, Cristina advirtió que nadie esperará un exhabrupto de su parte en respuesta a los agravios que la medida anunciada hoy pudiera provocar y afirmó que "soy una jefa de Estado, no una patotera: se trata de una política de recuperación de la soberanía". El proyecto oficial contempla también que las acciones expropiadas no podrán ser vendidas sin la autorización del Parlamento, que necesitará las dos terceras partes de sus miembros para su enajenación, "la misma mayoría que se necesita para modificar la Constitución".

Al hacer uso de la palabra, la Presidenta afirmó que presentó el proyecto para la recuperación de la soberanía de hidrocarburos porque "somos casi el único país del mundo que no maneja los recursos naturales", y consignó que desde 1999 hasta el 2011 "la utilidad neta de YPF fue de 16.450 millones de dolares" y que la empresa distribuyó dividentos por 13.246 millones de dólares. "El problema fue la desnacionalización", agregó.

Además, la mandataria afirmó que el modelo elegido para el futuro de YPF "no es de estatización" sino de "recuperación de la soberanía y control" de los hidrocarburos. "Durante muchos años en distintos sectores de la economía manejados por el Estado, se aplicó un criterio partidario, que siguió dando argumento a que el Estado era inútil y que sólo los privados podían manejar recursos del Estado".

En referencia a las posibles repercusiones que la iniciativa pudiera tener en España, CFK aseguró: "Esta Presidenta no va a contestar ninguna amenaza, no va a responder ningún exabrupto, no se va a hacer eco de la falta de respeto ni de frases insolentes, porque represento a los argentinos, soy una jefa de Estado, no una patotera”.

Se preguntó además si “los argentinos, los ciudadanos del mundo escucharon a esta Presidenta reclamarle a España sobre lo que constituyó uno de los vaciamientos más escandalosos como lo que pasó con Aerolíneas Argentinas” y recordó “cómo eran defendidos los empresarios españoles que están siendo procesados en España, entre otras cosas, por defraudaciones al fisco”.

En el mismo sentido, Cristina agregó: “No tenemos problemas con las rentabilidades, pero sí espero que con las utilidades reinviertan en el país, y tengan la certeza de que si acompañan al país vamos a seguir trabajando codo a codo”.

El proyecto establece la expropiciación del 51 por ciento de las acciones, de las cuales el Estado nacional tendrá el 26,01 por ciento del total y las provincias productoras, el 24,99 por ciento. Entre los 19 artículos que conforman el texto que ingresará Senado, se establece la necesidad de garantizar el desarrollo económico, y el crecimiento "equitativo y sustentable de las provincias" y dispone que el Ejecutivo "arbitrará las medidas al cumplimiento de esta medida con el concurso de los estados provinciales y el capital público y privado nacional e internacional".

Asistieron a la Casa de Gobierno el vicepresidente, Amado Boudou; el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Dominguez; el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Interior, Florencio Randazzo, y de Industria, Débora Giorgi; y el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, entre otros funcionarios.

ASÍ INFORMA LA PRENSA ESPAÑOLA

El Gobierno español da por rota la amistad con Argentina y prepara represalias

"La decisión que el día de hoy ha tomado el Gobierno argentino de nacionalizar la mayor parte de las acciones de YPF [propiedad] de Repsol, es una decisión hostil contra Repsol, por tanto, contra una empresa española, y por tanto contra España y el Gobierno de España". Así de tajante se ha mostrado el ministro de Industria, José Manuel Soria, en sus declaraciones tras el gabinete de crisis gubernamental organizado en el Ministerio de Exteriores, tras el anuncio del Gobierno argentino, que nacionalizará el 51% de las acciones de la filial de la petrolera.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha advertido además de que las decisiones de intervenir y nacionalizar la compañía petrolera YPF "rompen el clima de cordialidad y amistad entre Argentina y España". El Gobierno, ha asegurado, tomará medidas claras y contundentes en los próximos días".

Según García-Margallo, el Gobierno ha pedido que "por vía de urgencia se discuta esta medida en el pleno que tiene lugar en Estrasburgo". Una medida que ha calificado de "extraordinariamente lesiva y arbitraria", no solo para España, sino también para el pueblo argentino. "Quiebra el clima de confianza necesario para atraer las inversiones. Es una pésima decisión para España, para Argentina y una malísima noticia para la seguridad jurídica que debe regir en los negocios".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha capitaneado junto al ministro de Industria, José Manuel Soria, y el titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, la estrategia para hacer frente a la nacionalización de Repsol YPF. La reunión, que se acaba de mantener y que el Ejecutivo ha preferido no calificar de gabinete de crisis, tenía el objetivo de estudiar una respuesta al Ejecutivo de Cristina Fernández, después de que la presidenta argentina haya anunciado hoy que toma el control de la filial de Repsol, YPF, porque la producción de hidrocarburos será considerada de interés público. Esta misma noche Rajoy viaja a México, donde tiene previsto entrevistarse con el presidente, Felipe Calderón.

La primera valoración pública de un dirigente político había llegado de la mano de Dolores de Cospedal minutos después del anuncio de Fernández, a media tarde. "No me cabe la menor duda de que el Gobierno va a dar cumplida respuesta a esta situación. Será la respuesta suficiente y completa para defender el interés de las empresas españolas en Argentina", ha asegurado secretaria general del PP.

La número dos de los populares y presidenta de Castilla-La Mancha ha asegurado además, al salir de una reunión con Mariano Rajoy, que en esto España estará "acompañada de los socios europeos" y también "con otros socios", sin aclarar cuáles serán. La secretaria general de los populares ha añadido, sin embargo, que el comportamiento de los Gobiernos tiene que ser el "más acorde con las convenciones internacionales".

Fernández de Kirchner, que no ha mencionado en ningún momento un precio o pago a Repsol, ha justificado la expropiación por la falta de inversiones de la filial y ha asegurado que, durante 2010, Argentina se vio obligada a importar combustibles por casi 10.000 millones de dólares. "Somos el único país de América y casi del mundo que no maneja sus recursos naturales, pero hubo motivos más fuertes para tomar esta decisión", ha añadido.

FUENTE: EL PAIS (ESPAÑA)

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)