24 de mayo de 2019

INICIO > LATINOAMERICA > Argentina

Mientras el gobierno sigue hablando de antiimperialismo y justicia social.

MILLONES DE NIÑOS ARGENTINOS VIVEN EN LA POBREZA.

27 de mayo de 2006

Por: PL.

Más de cinco millones de niños argentinos viven en hogares pobres, pese a que ese flagelo experimentó un descenso con el crecimiento económico de los últimos tres años, según datos oficiales difundidos hoy.

Aunque 33,8% (unos 13 millones de personas) de la población del país sudamericano es pobre, entre los menores de 14 años el porcentaje es mayor, precisó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Lo mismo ocurre en el segmento de quienes tienen de 14 a 22 años, en el que 41,9% habita en viviendas cuyas familias carecen de ingresos suficientes para comprar los bienes y servicios básicos de subsistencia, subrayó el ente.

La mayor penuria infantil y juvenil en comparación con los adultos se debe a que en la generalidad de las moradas menesterosas los grupos son más numerosos por la presencia predominante de chicos y jóvenes, sostuvo el informe.

Los datos, correspondientes al segundo semestre de 2005, indicaron que de esos cinco millones de pequeños desamparados, dos millones pertenecen a familias indigentes, aquellas que ni siquiera cuentan con ingresos para poder alimentarse.

No obstante, el INDEC destacó que en un año la pobreza infantil se redujo de 56,4% (segundo semestre de 2004) a 49,5% al cierre de 2005, mientras que la indigencia pasó del 24,1% al 20,5% en el mismo período.

Esta reducción, sin embargo, no fue pareja en toda Argentina, advirtió el organismo estatal.

A pesar de la expansión económica -con un crecimiento sostenido de 9% a partir de 2003-, de los 28 conglomerados incluidos en el análisis, en siete aumentó el primero de los fenómenos y en nueve la indigencia infantil.

De esa manera, sobre 13 millones de argentinos necesitados, casi un 40% son menores de 14 años, y esa tasa subiría a la mitad si se incluye a los que están por debajo de los 18 años.

Eso significa que una alta proporción de la población, en especial los niños y adolescentes, nace, se educa y se desarrolla en hogares con privaciones, ya que sus familias no pueden adquirir los bienes y servicios básicos, apuntó la propia fuente.

El norte argentino sobresale por tener la más alta proporción de infantes en condiciones deplorables. El nordeste ostenta un índice de 68,5% y el noroeste de 61,4.

En la región metropolitana, la pobreza infantil es de 46,9%, pero mientras en esta capital es de 21, en su cinturón urbano suma 51,7%.

Así, sobre casi 2,9 millones de pequeños que viven en el llamado Gran Buenos Aires (Capital Federal y alrededores), un 1.300.000 son pobres, añadió el informe estadístico.