10 de noviembre de 2017

INICIO > EUROPA > Francia

CONTUNDENTE ACCION DE LUCHA

FRANCIA: PARO GENERAL Y REPUDIO AL PLAN ECONÓMICO DE SARKOZY

30 de enero de 2009

El jueves fue una acción compacta y contundente contra el reaccionario presidente francés. No hubo transporte, bancos, oficinas públicas, correo ni clases por la huelga de servicios más importante en 14 años. Le exigen al gobierno de Sarkozy ayudas por la crisis. Hubo marchas en todo el país

Con huelgas en el tráfico ferroviario y en el metro, en París comenzó en la jornada nacional de protesta contra la política económica y social del gobierno francés, la primera gran prueba de fuerza que enfrenta a los sindicatos con el presidente Nicolas Sarkozy.

En la mayoría de las líneas del metro y el transporte ferroviario suburbano de París se suspendió el servicio, y muchos trenes regionales y de alta velocidad no salieron de los depósitos. Las emisoras de radio públicas emitieron música en vez de noticias.

Con sus acciones huelguísticas, los sindicatos franceses protestan contra el apoyo unilateral que, en su opinión, el Estado francés brinda a los bancos y a la industria mediante el paquete de medidas para reactivar la coyuntura económica.

Los sindicatos exigen gastos masivos del Estado para ayudar también a trabajadores y desempleados a afrontar las consecuencias de la crisis financiera y económica.

Para la tarde de hoy están programadas manifestaciones de protesta en todas las grandes ciudades francesas. Las huelgas afectan a escuelas, oficinas de correos, oficinas públicas y teatros, entre otros.

El apoyo de la población francesa a la jornada nacional de protesta es el mayor que ha tenido una huelga en Francia desde 1995. Los sondeos indican que siete de cada diez franceses respaldan las manifestaciones.
En el marco de la huelga que afectaba al país galo, miles de personas marcharon en diferentes ciudades; complicaciones en los transportes y los servicios públicos

Un paro general convocado por todos los sindicatos de Francia y partidos de izquierda en contra del plan económico del gobierno del presidente Nicolas Sarkozy provocaba importantes trastornos en los transportes y los servicios públicos. Se espera que la medida movilice a miles de trabajadores en todo el país.

En tanto, miles de franceses salieron a las calles en las principales ciudades de ese país para manifestar y hacer público su rechazo al modelo oficial.

Los sindicatos franceses protestan así contra el apoyo unilateral que, en su opinión, el Estado francés brinda a los bancos y la industria mediante el paquete de medidas para reactivar la economía. "No queremos pagar por una crisis ocasionada por los bancos", declaró el director del sindicato CFDT, François Chérèque. "Reclamamos un segundo plan de ayuda que apunte esta vez al poder adquisitivo".

Los trabajadores reclaman también la semana laboral de 35 horas y garantías para los puestos en empresas que recibieron ayuda del Estado. El gobierno, sin embargo, ya adelantó que mantendrá su política, por lo que los sindicatos tienen previsto reunirse el lunes para deliberar sobre nuevas acciones de protesta.

El tráfico estaba particularmente perturbado en los trenes regionales y los de París, con sólo el 35% de los trenes funcioanando en varias zonas, indicó la dirección de ferrocarriles (SNCF).

A nivel nacional, la circulación de vehículos era más o menos la misma que en un día normal en los alrededores de las grandes ciudades como Lyon, Burdeos, Marsella y Toulouse, según informó el Centro Nacional de Información y de Coordinación de la Ruta (Cnicr).

"Las personas fueron bien informadas sobre la huelga y partieron más temprano que de costumbre, explicó un responsable del Cnicr.

Todas las centrales sindicales, así como los partidos de izquierda franceses, llamaron para hoy a una jornada de huelga a nivel nacional, el primer gran conflicto desde que estalló la crisis, en septiembre pasado, en defensa del empleo, del poder adquisitivo y de los servicios públicos.

En este contexto de crisis, la protesta está dirigida contra la política del gobierno de Nicolas Sarkozy y una serie de controvertidas reformas del sector laboral, la justicia, el sector audiovisual, la salud y el servicio público, que sufrirá un importante recorte del número de funcionarios.

En París, el transporte público de pasajeros, subte, colectivos y trenes, estaba perturbado pero menos que lo que se había previsto, salvo una línea interurbana que se encontraba prácticamente paralizada.

La circulación de trenes también se veía implicada, pero según se pudo observar en una de las grandes estaciones parisinas -Saint Lazare- numerosos pasajeros interrogados se habían organizado para la jornada y se decían solidarios de esta huelga.

Fuente: Diario Panorama y Agencias AFP y EFE

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)