16 de marzo de 2018

INICIO > NORTE AMERICA > Estados Unidos

EEUU: ¿ES USTED VÍCTIMA DE UNA GUERRA DE CLASES?.

Por: Lou Dobbs (Sin Permiso).

20 de octubre de 2006

El índice industrial Dow Jones ha batido su récord histórico y las empresas de Wall Street nunca habían anunciando tantos beneficios. Por primera vez en la historia de nuestra nación, la lista Forbes de los 400 más ricos de Estados Unidos incluye solamente fortunas superiores a los mil millones de dólares. De hecho, si no se dispone más que de mil millones, ya no se sale en la lista. Como grupo, estos 400 ricos tienen una fortuna conjunta de 1,25 billones de dólares.

Así que a los ricos las cosas les van bien, pero ¿cómo le va a la clase media?

Más estadounidenses que nunca están viviendo en la pobreza, sin seguro médico, las viviendas y la educación pública son más caras. Los salarios reales caen.

Los salarios reales medios de los hombres que tienen un trabajo a jornada completa cayó cerca del 2 por ciento el año pasado, según el Census Bureau, mientras que los salarios reales de las mujeres trabajadoras cayó un 1,3 por ciento. A pesar de ello, la renta media real por hogar alcanzó una ligera subida el pasado año, aunque esta pequeña ganancia fue el primer aumento en la renta de los hogares desde 1999.

Pero ¿qué es lo que mantiene a flote a nuestra clase media a la luz de estos costes que tan rápidamente suben? Las familias estadounidenses han estado viviendo en y de sus casas. Un tercio de los propietarios gastan más de un 30 por ciento de su renta en el hogar, algo que roza el filo de lo asequible. El valor medio de las casas de todo el país subió el 32 por ciento entre el 2000 y el 2005, y los propietarios han debido sustraer del valor del patrimonio de sus hogares para hacer frente a las facturas, las matrículas y los costes de energía y de sanidad.

Pero no todos son tan afortunados. El número de estadounidenses sin cobertura sanitaria aumentó 1,3 millones el pasado año, más de 46,6 millones en total, según el Census Bureau. Y lo que es peor: más de uno de cada diez niños estadounidenses están ahora sin seguro. Menos empresarios que nunca han provisto de atención médica a sus empleados y aquellos que aún tienen la suerte suficiente para tener cobertura están pagando una parte mayor: La fundación familiar The Kaiser dice que el coste del seguro médico familiar, de hecho, ha subido el 87 por ciento desde el año 2000.

Lo mismo ocurre con los fármacos. Los precios de aquel año de las más populares marcas de fármacos fueron bastante más altos que la tasa de inflación anual, como ha venido repitiéndose todos los años a lo largo de la actual década. La [importante asociación médica] AARP concluyó que los precios de los principales 193 fármacos subieron el 6,3 por ciento en los últimos 12 meses (de junio 2005 a junio 2006), mientras que la inflación subió el 3,8 por ciento. Los fármacos genéricos, sin embargo, crecieron un 0,4 por ciento en este mismo período.

Los costes de la educación superior también están castigando a las familias de clase media más que nunca. En esta sociedad donde cada vez es más necesaria una carrera universitaria, el coste total de las matrículas, de las facturas, de los alquileres en los colegios públicos y universidades se ha hinchado un 44 por ciento a lo largo de los últimos cuatro años. Y la proporción de la renta familiar destinada a pagar las universidades está creciendo por todas partes. El crecimiento más grande, según el National Center for Higher Education (Centro Nacional para la Educación Superior), fue en Ohio, donde la universidad ahora cuesta un 42 por ciento del presupuesto familiar medio, más del 28 por ciento que en los primeros años de la década de los 90.

Nuestra dependencia del petróleo extranjero está también estrujando a los hombres y mujeres de la clase obrera. Los precios de la gasolina han vuelto a bajar (de momento), pero muchos estadounidenses pagaron este último verano el doble de lo que estaban habituados para conducir sus coches. Y los precios de la gasolina ahora, aunque más bajos que el máximo alcanzado en agosto, están aún un 60 por ciento más altos que en enero de 2001.

Quizás una de las revistas de negocios principales de nuestra nación debería crear algo que se llamara una lista de Forbes o Fortuna de los 250 millones, en la cual se revelase la funesta presión financiera que nuestras políticas públicas han producido para los hombres y mujeres trabajadores y a sus familias. Es hora para todos nosotros de centrar la atención en este abismo profundo que hemos permitido abrirse entre los estadounidenses más ricos y la clase media y de aquellos que aspiran a serlo.

Si no, habrá 250 millones de víctimas de lo que se está convirtiendo en nada menos que una guerra de clases.

Lou Dobbs es un conocido periodista de la CNN

Traducción para www.sinpermiso.info : Daniel Raventós.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)