9 de diciembre de 2018

INICIO > NORTE AMERICA > Estados Unidos

AL QAIDA LLAMÓ A OBAMA “ESCLAVO DE LOS BLANCOS”

Por: David Usborne *

22 de noviembre de 2008

(Pagina 12). El mensaje del segundo de Bin Laden fue previsiblemente agresivo y beligerante, pero no contenía específicas amenazas de ataques. Estuvo dirigido a los musulmanes en el mundo así como en Estados Unidos.

En el primer comentario de Al Qaida desde las elecciones estadounidenses, el segundo jefe del grupo terrorista llama al presidente electo Barack Obama un “house negro”, un insulto que implica que es un hombre negro meramente obedeciendo al hombre blanco. Ayman Al Zawahiri, un líder de Al Qaida, también se burló de Obama como que es “lo opuesto a los honorables negros estadounidenses” como Malcolm X, el líder musulmán de los derechos humanos afroamericanos de la década del los ’60.

Como mensaje de bienvenida al futuro presidente, era previsiblemente agresivo y beligerante, aunque no contenía específicas amenazas de ataques. “Usted ha alcanzado la posición de presidente y le espera un legado pesado de fracaso y crímenes. Un fracaso en Irak que usted admitió y un fracaso en Afganistán que los comandantes de su ejército han admitido.”

El mensaje era un claro intento de desanimar el entusiasmo global después de la elección de Obama y las esperanzas de que al asumir en enero se verá un cambio fundamental en la política exterior estadounidense, ya puesta en relieve por sus renovadas promesas de cerrar Guantánamo y comenzar a retirar tropas de Irak.

Parecía haber inicialmente pocos motivos para dudar de la autenticidad del mensaje colocado en Internet, o de que es Zawahiri el que habla. Acompañando la grabación de 11 minutos había videos de Malcolm X, fotografías de Zawahiri y también de Obama, incluyendo una suya usando un gorro judío durante su visita a Israel. El mensaje colocado en la red de foros radicales islámicos y titulado “La partida de Bush y la llegada de Obama” fue condenado por la saliente administración de George Bush. Sean McCormack, el vocero del Departamento de Estado, dijo que sólo eran “más comentarios despreciables de un terrorista”.

Zawahiri usó el término abeed al-beit para insultar a Obama así como a Condoleezza Rice, la saliente secretaria de Estado y a su predecesor, Colin Powell, que se traduce como “esclavos de la casa”. Los subtítulos en inglés lo tradujeron como “negros de la casa” un término que Malcolm X solía emplear sobre los líderes negros que él creía que no le hacían frente a los blancos. El intento de Al Qaida de apropiarse de la memoria de Malcolm X y sostenerlo como más valioso que Obama provocará la furia de la comunidad negra en Estados Unidos.

El mensaje buscaba dirigirse a los musulmanes en el mundo así como en Estados Unidos, tratando de advertirles que no confiaran en que por elegir a Obama Estados Unidos estaba cambiando la dirección política o sus actitudes hacia el resto del mundo. “Estados Unidos se ha puesto una nueva cara pero su corazón está lleno de odio, su mente ahogándose en la codicia y el espíritu que desparrama maldad, asesinato, represión y despotismo siguen lo mismo que siempre”, insistió el líder de Al Qaida. Zawahiri también intentó caracterizar la victoria de Obama en las elecciones de Estados Unidos como un reconocimiento por parte de los estadounidenses de que las políticas de Bush habían fracasado y una “admisión de la derrota en Irak”. “Si Bush logró algo es transferirle el desastre de Estados Unidos y su predicamento a su sucesor. Pero el pueblo estadounidense, al elegir a Obama, declaró su ansiedad y aprehensión sobre el futuro hacia el que lo llevan las políticas como las de Bush, así que decidió apoyar a alguien que pedía la retirada de Irak.”

Los ataques a Obama por comprometerse a desplegar algunas de las tropas de Irak en Afganistán, insistían en que su estrategia en el país está destinada a fracasar y podría ser recompensada con humillación de la misma manera que Bush y Pervez Musharraf. “Sepan que los perros de Afganistán han encontrado que la carne de sus soldados es deliciosa, de manera que envíen miles y miles”, dijo.

A pesar de que el presidente electo nunca ha sido un musulmán practicante, Zawahiri lo acusa de haber “abandonado” su fe musulmana. “Usted nació de un padre musulmán pero eligió pararse en las filas de los enemigos de los musulmanes y orar la oración de los judíos, aunque afirma ser cristiano para poder escalar los rangos del liderazgo en Estados Unidos”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginai12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)