16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Colombia

INFORME COMPLETO

AVIONES DE EE. UU. PARTICIPARON EN MUERTE DE RAÚL REYES Y SUS ACOMPAÑANTES

Diego C. Delgado Jara *

10 de abril de 2008

"10 bombas de alta tecnología cayeron sobre la base de las FARC"; que es el titular en esta página. Y como postítulo se lee: "Según la FAE (Fuerza Aérea Ecuatoriana), en la incursión a Ecuador se usaron explosivos GBU 12, regulados por láser, GPS o sensores. Por lo general, ese arsenal no se lleva en naves Súper Tucano".

I. No se puede ocultar al sol con un dedo

Diario El Comercio de Quito, del viernes santo 21 de marzo del 2008, en su primera página informa, refiriéndose al operativo del 1 de marzo del 2008, que en Angostura, provincia de Sucumbíos, en Ecuador, donde al parecer fallecieron cuando menos 25 personas, la Fuerza Aérea Ecuatoriana ha realizado una investigación que puede dar un giro tremendo sobre lo sucedido, pues acontecería que la soberanía del Ecuador fue violentada no solo por Colombia, sino por los propios Estados Unidos de América, y que los principales aviones utilizados, de elevada sofisticación, serían de este país.Un amplio título reseña en dicha primera página: "10 bombas GBU 12 se lanzaron", y en letra más pequeña se lee, como postítulo: "El informe técnico de la FAE lo confirmó: en el ataque colombiano se usaron explosivos de alta tecnología.- Según el reporte oficial, este tipo de bombas, usualmente, no es parte de las naves Súper Tucano. Colombia dijo que esos aviones se emplearon en el ataque a las FARC."Se remite el detalle de la información a la página 8, de esa misma edición, donde se lee, también de manera destacada, en lo medular, lo siguiente, a cuatro columnas:"10 bombas de alta tecnología cayeron sobre la base de las FARC"; que es el titular en esta página. Y como postítulo se lee: "Según la FAE (Fuerza Aérea Ecuatoriana), en la incursión a Ecuador se usaron explosivos GBU 12, regulados por láser, GPS o sensores. Por lo general, ese arsenal no se lleva en naves Súper Tucano".

Y el texto elaborado en forma prolija por la Redacción Judicial de diario El Comercio, periódico cuya antigüedad supera los cien años y es uno de los más leídos en todo el Ecuador, dice en forma textual lo siguiente:

"El ataque al campamento de las FARC en territorio ecuatoriano provocó un revuelo a escala internacional, no sólo por el hecho de que se violó la soberanía ecuatoriana, tal como lo reconoció la Organización de Estados Americanos, sino por la magnitud del bombardeo."

"El pasado 6 de marzo, expertos en armamento de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) iniciaron un peritaje de lo ocurrido en Angostura, donde falleció el segundo de las FARC, ’Raúl Reyes’. Su objetivo era clarificar cómo se produjo el bombardeo, el armamento utilizado y los daños causados."

"De acuerdo con el informe de los peritos, se utilizaron 10 bombas GBU 12 Paveway II de 500 libras, que dejaron cráteres de 2,40 metros de diámetro por 1,80 metros de profundidad."

"Según las especificaciones del fabricante de la bomba GBU 12, Texas Instruments, este explosivo puede ser guiado por láser, GPS o tecnología intersensorial (INS). Además, el informe de la FAE señala que se encontraron vainillas de proyectiles 0,50 en el sector sur del campamento, "que fueron disparadas por ametralladoras emplazadas en helicópteros, que brindaron la seguridad del personal que realizó la infiltración"."

"Este tipo de bomba fue muy usado durante la "Operación Tormenta del Desierto", en Irak."

"La mayoría de las bombas cayó en el área de dormitorios y de adoctrinamiento del campamento. Las zonas de lavandería y entrenamiento quedaron intactas."

"La Guía de Identificación de Armamento de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) señala que las bombas GBU 12 solamente pueden ser transportadas por aviones A7, A10, B52, F111, F 117, F15, F16, F/A 18 C/D, F14 y A6."

"El Ministerio de Defensa colombiano aseguró que en el operativo "Fénix" se usaron aviones Súper Tucano. No obstante, según la OTAN, estas naves no se incluyen entre las que pueden llevar bombas GBU 12, como las empleadas en el ataque a la base irregular."

"En diciembre del 2006, Colombia concretó la compra de 25 aviones Súper Tucano a la empresa Embraer (Brasil), fabricante de este tipo de aeronaves, como parte del proceso de modernización de su Fuerza Aérea."

"Datos de fabricación de los aviones A-29B Súper Tucano señalan que la aeronave está dotada con un avión turbohélice, controlado por un sistema digital integrado. Puede llevar armas convencionales e inteligentes; por ejemplo, el misil Python III, la bomba guiada por láser (LGB) Griffin, o toda la familia de bombas Mk-82."

"Además, puede cargar ametralladoras 0,50 dentro de las alas, como los aviones de la Segunda Guerra Mundial."

"En su informe, la FAE también descartó de manera definitiva que en el ataque se hayan usado aviones Kfir, que forman parte de las filas colombianas."

Es evidente que los restos metálicos que quedaron en el sitio del bombardeo son los de las bombas GBU 12 Paveway II ("Made in USA"), y que según la FAE, "son bombas de propósito general de la familia MK-80, que han sido adaptadas para detectar objetivos iluminados por láser y guiarse hacia el reflejo resultante", fabricadas por la empresa americana Texas Instruments (cuya constancia está en los restos de las bombas utilizadas), y que se establece, de manera inequívoca, que no pueden ser empleadas en los aviones Súper Tucano, las que poseen ciertas características que el mismo diario las determina: largo, 3,27 metros, diámetro 273 milímetros y 227 kilogramos de peso.

En tanto que, al tenor de la misma información, donde se aprecian las fotos de una y otra bomba, siempre tomando como fuente al informe técnico de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), se indica que las bombas que pueden llevar los Súper Tucano, la LGB Griffim, de la empresa israelí MBT Systems, es "un explosivo de tipo caída libre y dirigido por medio de un sistema láser de guía", tiene 2,21 metros de largo (más de un metro menos extenso), de 241 kilogramos, y un diámetro de 260 milímetros.

En el mismo reportaje aparece una fotografía a todo color, incluida en el informe de la FAE, donde constan círculos que evidencian "los lugares en donde cayeron las bombas en el campamento de las FARC". La página web del diario El Comercio, para cualquier verificación, es: www.elcomercio.com

II. Concordancia con la investigación de la agencia de prensa IPS

La agencia informativa IPS, en un artículo denominado "¿Complicidad de Estados Unidos y Colombia a través de Manta?", suscrito por el investigador y reconocido periodista Kintto Lucas, y difundido el 19 de marzo del 2008, dispone de los siguientes párrafos que calzan como anillo al dedo con la información oficial de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, entidad libre de toda sospecha de apasionamiento político en un informe técnico de tanta trascendencia y repercusión

"Un alto oficial militar ecuatoriano, que pidió no divulgar su nombre, aseguró a IPS que "una buena parte de los mandos" tienen "la convicción de que Estados Unidos fue cómplice del ataque" lanzado el 1 de marzo en territorio de Ecuador contra el campamento que las insurgentes FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) tenían muy cerca de la frontera colombiana."

"Desde el año 2000, cuando se inició el Plan Colombia, se consolidó una alianza estratégica de Estados Unidos y Colombia, primero para combatir a la insurgencia y luego para involucrar a los países vecinos en esa guerra. Lo que ocurre hoy es una consecuencia de aquello", aseguró el militar."

"El Plan Colombia es ejecutado por Bogotá para combatir a la insurgencia y el tráfico de drogas, con apoyo y financiación de los Estados Unidos."

"Para el ministro de Defensa de Ecuador, Wellington Sandoval, se debe investigar si la base de Manta fue utilizada para el ataque y, según el convenio firmado por Washington y Quito, corresponde a las Fuerzas Armadas ecuatorianas realizar esa auditoria."

"El convenio entre Ecuador y Estados Unidos establece que las instalaciones de Manta sólo pueden destinarse al control antinarcóticos."

"Sandoval aclaró que no podía divulgar ningún detalle hasta que esa investigación se llevara a cabo."

"Pero la fuente militar aseguró a IPS que se deben "ubicar sobre todo los vuelos salidos de la base durante los veinte días anteriores al bombardeo, quiénes iban a bordo, sus rutas y qué investigaban, y complementarlo con otras indagaciones y antecedentes."

"La fuente militar aseguró que "la tecnología utilizada, primero para detectar el blanco, o sea el campamento, y luego para atacarlo, es de Estados Unidos."

"El ministro Sandoval ha dicho que en el bombardeo se emplearon "equipos que no tenemos las fuerzas armadas latinoamericanas."

"Arrojaron más o menos cinco ’smart bombs’ (bombas inteligentes)" utilizadas por Estados Unidos en la Guerra del Golfo (1991) "con una precisión impresionante" y un margen de error de un metro "de noche, en aviones a gran velocidad", agregó."

"La fuente militar consultada por IPS dijo que "un ataque con bombas ’smart’ exige que los pilotos tengan experiencia en este tipo de operativos, y quienes la tienen son los norteamericanos (estadounidenses). Por eso creo que ellos hicieron el trabajo y luego dijeron a los colombianos ’ahora vayan a buscar los cuerpos’, entonces aparecieron los helicópteros y las tropas colombianas en el lugar", sostuvo."

"La fuente militar dijo a IPS que los pilotos que condujeron el bombardeo en la provincia ecuatoriana y amazónica de Sucumbíos "eran estadounidenses, posiblemente de la empresa DynCorp", proveedora de equipamiento bélico y mercenarios, que tiene contratos en el marco del Plan Colombia."

La razón por la que el ministro de Defensa Sandoval habla de cinco bombas inteligentes estriba en que solo estuvo un tiempo muy limitado en el sitio del bombardeo (desde donde ordenó el traslado urgente de las tres mujeres heridas sobrevivientes), no así la delegación de la Fuerza Aérea Ecuatoriana que, con más tiempo, contó todos los ’orificios’ de 2,40 metros de diámetro por 1,80 de profundidad, y donde encontró las evidencias de las bombas Made in USA (GBU 12 Paveway II), que no llevan los aviones Súper Tucano, situación que desmiente, de manera rotunda, la versión oficial del presidente Alvaro Uribe, entregada tanto a la OEA, como a los ciudadanos de Colombia y a la Comunidad Europea de Naciones (CEE).

III. Papel de la Base Aérea de EE. UU. en Manta

En la misma página 8, edición del viernes santo 21 de marzo del 2008, en su cuarta columna, de diario El Comercio, se incluye el siguiente decidor texto, producto del análisis e indagación referida:

"Además, de acuerdo con datos de Inteligencia Naval, un avión HC-130 despegó desde el FOL (puesto de avanzada) de la Base de Manta, a las 19:00 del viernes 29 de febrero y regresó a las 16:30 del día siguiente. Lamentablemente se desconoce el rumbo que tomó esta aeronave de EE. UU., aunque según las autoridades de la base militar, se realizó una labor de control rutinario a las costas ecuatorianas."

"El HC-130 es la versión mejorada de combate y rescate del avión C-130. Su misión principal es proveer combustible en el aire a helicópteros de rescate, aunque también sirve como arma de combate y de transporte de personal y de otras aeronaves."

"Los aviones HC-130 suelen volar de noche, a bajo nivel y lanzar todo tipo de operaciones de reabastecimiento. Sus pilotos usan visores nocturnos."

Información frente a la cual cabe formular algunas preguntas y reflexiones:

* ¿Desde cuándo este tipo de aviones HC-130 realizan "control rutinario a las costas ecuatorianas" cuando aquello antes no se ha informado, y, además, desde cuándo lo hacen sobrevolando en supuesta forma "ininterrumpida" 20 horas y 30 minutos consecutivos, sin un solo minuto de descanso, y sin parar ni siquiera para abastecerse de combustible?

* ¿En base a sus especifidades y usos más connotados de estas naves, a qué helicópteros iban a reabastecer de combustible en las costas ecuatorianas o a transportar personal, situación que en cambio sí resultaba imprescindible para el acceso a Sucumbíos, desde Colombia, para los helicópteros, naves y personal de élite utilizados en este operativo, y resultando obvio que su sitio central de operaciones -durante todo ese lapso- bien pudo ser la Base norteamericana de Tres Esquinas en el departamento del Caquetá, en el suroriente de Colombia, un punto mucho más cercano para el operativo y bombardeos referidos?

* ¿Cómo aceptar candorosamente que ese avión realizaba monitoreos sin reabastecerse desde las siete de la noche de un día hasta las cuatro y treinta de la tarde del día siguiente (20,5 horas), tiempo con el cual podría haber llegado volando hasta Europa o Asia? ¡Este avión, según todos los indicios, fue empleado en el operativo y bombardeo de Angostura, en Sucumbíos, en la propia República del Ecuador, donde está ubicada su base permanente!

* ¿Por qué jamás la Base Aérea de Manta, que tiene sensores (de calor humano), radares, sistemas de detección satelital, y otros instrumentos de refinadísima sofisticación, han informado -ni para disimular- de las múltiples y reiteradas incursiones de la aviación colombiana en nuestro país? ¿Por qué es una base "eficaz" sólo cuando se trata de hundir embarcaciones ecuatorianas, ¡con nuestra bandera!, alegando que llevan migrantes desesperados, como ha sucedido con 16 embarcaciones, según lo informó diario La Hora del lunes 28 de junio del 2004 en su primera página?

Pero existen otros aspectos que cumple y que no son muy difundidos respecto a la Base Norteamericana de Manta, como, por ejemplo, que sus órdenes y misiones son asignadas "desde la base militar de Key West", conforme lo comunicó el mayor Rich Boyd, comandante del escuadrón Awac en el FOL de Manta, según lo precisa diario Expreso de Guayaquil, del domingo 20 de agosto del 2006, en su pág. 8A.

Pocos ecuatorianos conocen que de los 27 aviones Awac que tiene los EE. UU. en el mundo, tres se hallan de manera permanente en Manta, "sofisticada nave, que sirve para, desde el aire, monitorear todas y cada una de las conversaciones de radio y señales de radar en un radio de 200 millas (367 kilómetros) mientras recorre la misión a la que ha sido asignada desde la base militar de Key West", indica el referido oficial.

¿Cómo así, si todo lo oyen e interfieren, nunca han servido para una sola vez informar al país anfitrión de las múltiples incursiones en su espacio aéreo por parte de las aeronaves colombianas? La respuesta es simple: ¡Están al servicio de quienes incursionan en nuestro espacio aéreo, violentan nuestra soberanía, eliminan personas dentro de un país que no consagra la pena de muerte, y, lo hacen con la coordinación de los agresores del país que los ha tolerado en forma inconstitucional! ¡Sólo sirven para afrentar nuestra soberanía nacional! Y eso tampoco es todo: ¡En sus vuelos, según lo reconoce el comandante aludido, en esa misma entrevista, viajan oficiales de la Fuerza Aérea Colombiana!

No obstante lo anterior, quedan algunas interrogantes que todavía nadie las ha respondido de manera satisfactoria -al máximo nivel-: ¿Por qué, cuando los aviones militares colombianos han incursionado en nuestro territorio nacional, por reiteradas veces, nunca funcionan los radares del Ecuador? ¿Existe algún responsable que responda sobre esta extraña, reincidente y permisiva circunstancia? ¿Por qué las fuerzas ecuatorianas resultan eficaces solo contra las fuerzas insurgentes de Colombia?

¿Cómo entender que, en la última reunión de la OEA, en vez de proclamar el derecho a la autodeterminación de los pueblos y a la búsqueda de la solución interna de sus conflictos, en su Art. 6 de su resolución, se acepte "el firme compromiso de todos los Estados miembros de combatir las amenazas de la seguridad provenientes de la acción de grupos irregulares…", a sabiendas que de este modo califica Uribe a las fuerzas insurgentes de este país? ¡Al internacionalizar su conflicto, en los términos referidos en la resolución de la OEA, Uribe -siendo el agresor- recibe el apoyo de los demás países, incluyendo el Ecuador -país agredido-; de este modo se va cumpliendo con los objetivos del Plan Colombia impulsado en forma conjunta con los Estados Unidos! ¿Puede llamarse un éxito esta resolución? ¡Para los agresores a nuestra soberanía sí!

Alguien puede decir: ¿Entonces por qué EE. UU. no votó a favor de la resolución de la OEA? Sencillo: 1. Su voto no era necesario, pues ya habían los suficientes. 2. La resolución no condena al agresor visible, el actual gobierno de Colombia. 3. No podía condenarse a si mismo, porque los aviones, pilotos, tecnología, y operativo, eran de los Estados Unidos.

IV. ¿Cómo le ubicaron a ’Raúl Reyes’?

Sobre la posible ubicación del guerrillero ’Raúl Reyes’ y sus acompañantes, ésta debe haberse producido merced a la determinación satelital precisa (o incluso con el apoyo de alguna nave de las estacionadas en la Base Aérea de Manta) del sitio en que estaba ubicado cuando usó su teléfono satelital, que en forma presumible utilizó momentos antes del bombardeo precedente para su precisa ubicación.

¿Por qué estaba en el Ecuador? La explicación más lógica sería que al parecer salía de Colombia para recibir o hacer llamadas desde su teléfono satelital, partiendo del supuesto que su ubicación dentro de Colombia podía haberse realizado con mayor facilidad, así como que ello podría facilitar una eventual e inmediata posible retaliación o bombardeo dentro de dicho país. Tal vez creía que ubicándose fuera de los linderos de Colombia no tendría riesgos ni problemas, o, en forma comparativa, que serían de menor gravedad. Incluso es posible que, creyéndose seguros en territorio ecuatoriano, viajaran a entrevistarlo los estudiantes mexicanos que también fueron victimados.

Es de suponer que luego de hacer o recibir las llamadas indispensables regresaba caminando los dos kilómetros que lo separaban de Colombia, y entonces retornaba a la selva. Eso explica que el régimen de Uribe suponía que ’Raúl Reyes’ estaba en el Ecuador, situación que este país negaba por no tener forma alguna de verificar ese dato. Es muy difícil encontrar a una persona dentro de un cañaveral, mucho peor en una frontera de 640 kilómetros de largo (con varios cientos de ella que son tupida selva) como es la que existe entre estos dos países, y peor todavía si Colombia dispone de solo dos puestos de control en toda dicha frontera. (La de Carmelo y Chiles.).

¿Cómo lo ubicaron? Al parecer el número de su último teléfono satelital disponía el canciller del gobierno derechista francés de Nicolás Sarcozy, quien reconoció que hablaba con relativa frecuencia con ’Raúl Reyes’ en la búsqueda de liberar a la rehén y ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, ciudadana franco-colombiana, en manos de las FARC. Este número no lo cambiaba porque, al parecer suponía, era el único mecanismo que le permitía dichas comunicaciones con las autoridades de Francia, en su calidad de interlocutor oficial.

Es más, parece que no sólo disponía del número telefónico de ’Raúl Reyes’ sino que habrían convenido comunicarse entre el 29 de febrero y el 1 de marzo, o en esa noche (por ello estaba pernoctando fuera de Colombia), y esos datos, se supone, sólo conocía el gobierno francés, habiéndose presumiblemente filtrado esa información y el número del teléfono satelital para ser ubicado por los EE. UU. y el régimen de Uribe, sea a través de la Base de Manta o por sus mecanismos satelitales, o por las dos vías.

Los norteamericanos y el régimen de Uribe, conocedores de este evento anunciado, se prepararon con anticipación, alistándose hasta el mínimo detalle, y actuaron en el momento y sitio preciso. Ellos conocían de esta cita telefónica y disponían del número y llamada a rastrear. Esperaron verificar el momento y sitio geográfico preciso de la llamada y actuaron con los medios y antecedentes referidos. Puede suponerse que incluso alentaron esa llamada a través del denominado Comisionado de Paz -de Uribe- Luis Carlos Restrepo; todo ello en base a los siguientes elementos de juicio:

En el artículo "Piedad se defiende", esto es en una entrevista a la senadora colombiana liberal Piedad Córdova, quien coordinó la liberación de anteriores rehenes (motivo de una feroz como injusta campaña de prensa en su contra), concedida a la revista Cambio (puede verse en www.cambio.com.co -del 18 de marzo-), ella declara, ante los periodistas Oscar Montes y Harold Abueta, de esta revista, en un fragmento sustancial del diálogo:

Pregunta: "¿Por qué dice que el Gobierno (de Uribe) buscó un momento clave para matarlo (a ’Raúl Reyes’)? ¿Realmente cree que es tan fácil escoger un momento determinado, cuando llevaban años persiguiéndole sin resultados?Piedad Córdova: "La muerte se produjo dos o tres días después de una reunión en Panamá con el comisionado Luis Carlos Restrepo, Daniel Parfait -ex embajador de Francia en Colombia y actual esposo de la hermana de Ingrid Betancurt- y Noé Sans -asesor del Gobierno francés-."

"Tengo entendido que la reunión se dio porque Restrepo les comentó que el Gobierno (de Uribe) los autorizaba a hablar con Reyes para mirar cómo se podía dar la liberación de Ingrid. La liberación de Ingrid ya había empezado a considerarse."

Pregunta: "¿Y eso qué tiene que ver con el ataque al campamento?"

Piedad Córdova: "Los franceses llamaron a Reyes al teléfono satelital y ahí fue que lo escucharon. Incluso Sans le dijo en estos días a un amigo mío que se sentía responsable de la muerte de Reyes, pues creía que por su llamada ubicaron al jefe guerrilero."

¡Es evidente que, al tenor de todos estos elementos de juicio, la llamada del asesor del Gobierno francés de Nicolás Sarcozy (Noé Sans), fue clave para ubicar el blanco e iniciar de manera inmediata el bombardeo! ¡Luis Carlos Restrepo, Alvaro Uribe y los norteamericanos (que estaban en la ejecución del operativo) conocían que la llamada iba a darse (dato confirmado en la reunión de Panamá), como en efecto aconteció! ¡Y al parecer sabían el día y momento que se realizaría, y hasta deben haber solicitado el número del teléfono satelital para dizqué ellos "colaborar con el empeño" y agilitar salidas independientes a las que arriben los intermediarios!

¿Acaso no podía haber solicitado ese número telefónico clave el propio Uribe cuando visitó Francia? ¿Cómo le negaba ese "favor" el presidente y el canciller de Francia a un mandatario de una República que fingía un interés inexistente? ¿También no lo podía haber solicitado, con el mismo "afán", o para verificarlo, el Comisionado por la Paz a sus interlocutores franceses en Panamá? Y es muy probable que, además, conociesen los números telefónicos del canciller de Francia, así como del delegado y asesor del Gobierno francés, Noé Sans, para mayor verificación cuando se realice la interconexión o llamada.

Es notorio que el sinuoso proceder del régimen de Uribe y de los norteamericanos le ocasionaron un grave daño a la imagen e integridad moral del Gobierno de Francia, situación muy penosa y censurable, porque se queda ante el mundo con la repudiable imagen de DELATOR y con un procedimiento que no puede tener otro término que DELACIÓN; quizá incluso su proceder pudo ser involuntario y hasta inocente, pues debemos suponer que, en principio, el afán francés de liberar a Ingrid Betancourt les favorecería, toda vez que Sarcozy obtendría muchos réditos en su país al defender los derechos de una ciudadana de esa nacionalidad y conseguir objetivos que otros no lo pudieron obtener.

¡Es obvio entender, por lo tanto, que al Gobierno francés no le interesaba que le maten al interlocutor e intermediario favorable a la liberación de Ingrid Betancourt! ¿Por qué entonces Uribe y los norteamericanos tomaron esta medida? ¡Porque ellos no desean la liberación de Ingrid Betancourt! ¡Están persuadidos que ella (que jamás ha tenido antecedentes personales negativos ni ha estado vinculada al negocio de la droga y de los carteles, ni dispone de relación alguna con la denominada narcoligarquía) podría ser una muy firme candidata a ganar la Presidencia de Colombia, y más aún si se considera una posible alianza con el Polo Democrático!

¡Es notorio que a Uribe, y a quienes están atrás suyo, les aterroriza un enfrentamiento electoral con Ingrid Betancourt, que, por su nacionalidad francesa tendría las simpatías de la Comunidad Económica Europea! No es lo mismo un alfil yanqui, arrodillado y chantajeado ante ellos por su pasado cercano a Pablo Escobar, que una presidenta allegada a Europa, comunidad que no alienta una solución militar como si lo pretende EE. UU. (Salvo el escandaloso caso del falso "socialista" español Rodríguez Zapatero, quien se jacta de actuar como pajecillo de los norteamericanos y de Uribe).

Después de todo, Colombia es uno de los países más codiciados y ricos en recursos naturales en el mundo, pues aparte de su primaveral clima ecuatorial tiene 1´141.748 kilómetros cuadrados, esto es diez veces el área de Cuba y 3,47 veces todo el Vietnam, provistos de petróleo, minas (oro, diamantes, esmeraldas, plata, y muchos otros elementos), gas, agua, biodiversidad, recursos agrícolas, pecuarios, piscícolas, entre otros tantísimos dones, que incluye la salida directa a los océanos Pacífico y Atlántico.
¡Por eso el gobierno de EE. UU. y Uribe buscan bloquear todos los pasos de una solución política y humanitaria, que empiece viabilizando un canje de rehenes o prisioneros, y permita que sectores sociales excluidos puedan participar, con todas las garantías, en la política! ¡No pueden permitirse el lujo de poner en riesgo su control económico, social, político y militar que hoy ejercitan sobre la hermana Patria de Antonio Nariño y Gabriel García Márquez!

¡Allí la explicación para cerrar todos los espacios para el diálogo como habría sido aceptar una zona despejada para el intercambio humanitario! ¡Ese afán explica la brutal exclusión de la mediación que ejercía el presidente venezolano Hugo Chávez en noviembre del 2007, cuando estaba listo este trascendental acuerdo! ¡Es obvio que pretenden, con cualquier método, cerrar el paso a un proceso electoral con la participación de Ingrid Betancourt!

V. ¿Salida política o salida militar?

Sólo existen dos posibilidades de desenlace al conflicto político-militar, de verdadera guerra, en Colombia:a) Una salida política, en base de un acuerdo social concertado que garantice derechos mínimos para todos los sectores colombianos, sin exclusiones; y,

b) Una salida militar, donde una de las partes avasalle a la fuerza, en forma contundente y rotunda, al sector contendiente. No hay otras opciones.

La mejor, la más perdurable, la más sensata y menos costosa en vidas humanas y en bienestar social, la más rápida, es la salida política. La otra vía, la militar, no la han podido concretar por parte del Estado colombiano desde 1964, a pesar del apoyo económico y militar permanente de los EE. UU. Debemos recordar que Colombia es el país que más ayuda militar recibe desde el Pentágono, sólo luego de Israel y Egipto. Pero ni cuando las FARC tenían sólo 48 hombres en armas, en 1964, en la llamada República de Marquetalia, pudieron ser derrotadas. Ahora que su número es mucho mayor las posibilidades de una derrota militar resultan mucho más discutibles.

¡Uribe busca, más allá de sus falsas declaraciones "humanitarias", una salida militar a toda costa, incluso para, de manera supuesta y engañosa, "liberar" a los rehenes de las FARC! ¡A Estados Unidos y a su complejo industrial militar le interesan las guerras, porque ellas son -aparte de un negocio colosal- un egreso constante de armas que van resultando obsoletas. Se ha demostrado, por datos de autoridades mundiales en la materia, que si no hubieran guerras quebraría la bolsa de valores de las principales ciudades de los Estados Unidos. En este marco, ¿le conviene o interesa a EE. UU., y a sus aliados, una salida política y que Ingrid Betancourt regrese con vida para poner en riesgo el poder omnímodo de la actual argolla que maneja, con una conducta represiva incomparable, este hermano país; o que exista el firme y honesto compromiso de un acuerdo político integral que pacifique a Colombia?

¡Es más que evidente que están armando un tinglado tenebroso en torno a los rehenes! ¡A favor de la señora Betancourt podría votar gran parte de las mujeres de Colombia hasta por razones de género! ¡Nunca han tenido una mujer presidenta, y ella carece de malas compañías, como sucede ahora cuando 42 senadores y diputados uribistas están procesados por crímenes comunes y asociación ilícita para delinquir!

¡Se ha denunciado ya, incluso, que el continuismo uribista tiene los medios de comunicación concertados y a su orden para "demostrar", en último caso -y si las condiciones lo ameritan-, que algunos rehenes podrían caer "en un cruce de disparos"!

¡Nada extrañe que Alvaro Uribe ordene en forma precipitada la "liberación" militar de los rehenes, argumentando sus conocidas "motivaciones humanitarias", cuando todo este proceso pudo culminar de modo exitoso y pacífico en el año 2007 con la mediación del presidente venezolano Hugo Chávez y la senadora colombiana del Partido Liberal Piedad Córdova, a quien, de manera permanente, amenazan eliminar los enemigos de una salida política! ¡No es ninguna casualidad que los parientes de los rehenes hayan censurado todo el tiempo el "extraño" proceder y manejo dudoso, sobre este tema, del el mandatario colombiano! Incluso Fabrice Delloye, el primer esposo de Ingrid Batancourt, y padre de sus dos hijos, le ha acusado, en forma reiterada, de sabotear todas las ocasiones para que los rehenes vuelvan a sus casas.

¡Son más que obvios los afanes políticos y económicos de Uribe, de EE. UU., de las grandes transnacionales norteamericanas, para en este momento "anular" la presencia y "riesgo Betancourt"! ¡El gobierno de Francia, por su parte, está en una molestosa encrucijada y necesita limpiar su imagen de toda sospecha de complicidad en una canallada que no se la aprueba ni practica ni entre mafiosos y gánsteres!

¡Si no cometió una delación o una traición premeditada, Francia debería -para exonerarse ante el mundo y ante la historia-, reconocer como fuerza beligerante a los opositores insurgentes de Colombia y retirar a dichas organizaciones de la lista de entidades terroristas de Europa! ¡Esa sería la única manera válida de sancionar al régimen de Uribe que habría ensuciado su reputación! ¡Ello demostraría que nada tenía en este complot! Es más: Francia podría solicitar la adopción conjunta, de medidas similares, con varios países de América Latina; todo ello como paso previo a sentar a los bandos en pugna -en el hermano país- para que se intente encontrar una salida política y duradera.

¡Aceptar, de manera expresa o mediante el silencio cómplice, su indirecta participación en el bombardeo e incursión a la República del Ecuador, con los hechos resultantes, sería una vergüenza imborrable y página de ignominia para la Patria de Robespierre, Jean Marat, Jacobo Rousseau, Voltaire, Napoléon Bonaparte, Lafayette, Honore de Balzac, René Descartes, Alexandre Dumas, Moliere, Blaise Pascal, Louis Pasteur, Víctor Hugo, Augusto Rodin, Emilio Zolá, Claude Monet, Jean Paul Sartré, André Malraux, Charles De Gaulle, los Partisanos, y miles incontables de intelectuales y soldados de honor en sus siglos de existencia!

La dimensión de lo acaecido, con todo refinamiento, lo exterioriza el Presidente de la Delegación del Parlamento Europeo a la Comunidad Andina de Naciones, el francés Alain Lipietz (que no debió conocer el papel jugado por autoridades de su propio país), en una extensa y muy bien argumentada carta del 4 de marzo del 2008, quien, entre otros aspectos, le recrimina a Uribe de la siguiente manera:

"Excelentísimo Señor Presidente, con toda la consideración que le debo, quisiera recordarle el respeto a la lógica y a la humanidad. Usted no puede querer una mediación y matar a los negociadores, no puede llamar a la solidaridad internacional para salvar a sus compatriotas, y bombardear a los países hermanos que ofrecen facilidades para las negociaciones."

¡El afán de bloquear una salida política por parte de Uribe y los EE. UU. es muy claro! ¡Por eso las tropas regulares colombianas que se infiltraron en el Ecuador se aseguraron, por probable orden expresa de su presidente, en rematar y fulminar a la mayoría de los heridos que quedaron en el campamento de Angostura, entre quienes se encontraba el mediador autorizado ’Raúl Reyes’, y que era el objetivo central del operativo para intentar bloquear el proceso de pacificación de Colombia y evitar que culmine con éxito el canje de rehenes o prisioneros!

¿Cómo se superó en Nicaragua la dolorosa etapa de años de guerra civil y de sangrienta dictadura somocista? Con el reconocimiento, por parte de varios países, del carácter de fuerza beligerante al opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, luego que las fuerzas represoras somocistas acribillaron a varios ciudadanos en Piedras Blancas, en el límite con la República de Costa Rica. Obligado por las circunstancias derivadas por las permanentes amenazas a la soberanía de Costa Rica, Somoza se vio forzado a reconocer que en la Patria de Rubén Darío existía una guerra civil y sólo entonces fue posible una mediación internacional. No hay otra fórmula probada y efectiva de poner freno, y colocar en vereda, a regímenes irrespetuosos del Derecho Internacional.

¡En el caso presente, la OEA y sus países miembros -sin salvedades-, le premian al agresor de la soberanía ecuatoriana, ofreciéndole contribuir con su empeño de atacar y combatir a sus opositores llamados de manera eufemística "grupos irregulares"! ¿Qué celebra el país agredido? ¿Que luego de bombardearlo le involucran, con su propio voto, en instrumento público, de manera creciente, en el Plan Colombia? ¿Quiénes le indujeron a este error al gobierno ecuatoriano y a su cancillería; o fue una política deliberada? ¿Puede pasarse por alto que en la cancillería del Ecuador existen, en destacado nivel, personas allegadas a entidades financiadas por la USAID como es el caso de quienes manejaron la institución denominada "Participación Ciudadana"?

Recordemos otro caso: ¿Cómo se evitó una apocalíptica guerra civil en Sudáfrica, país donde los negros excluidos por el apartheid y el racismo llegaban al 84 por ciento de pobladores? La criminal dictadura segregacionista tuvo, de manera urgente, que dejarle libre al que llamaban "jefe terrorista" y fundador del Partido Nacional Africano Nelson Mandela, luego de haberlo mantenido encarcelado 28 años, y negociar una salida política y pacífica, que es la única que puede ser duradera, en la que, por supuesto, se permitió, a partir de entonces, participar a los negros en la vida social y toma de decisiones en su país. ¡Sólo una solución política evitó un baño de sangre en Sudáfrica! ¡Tuvieron los racistas que llegar a un entendimiento político con quienes ellos llamaban injustamente como "terroristas"!

En Colombia ya hubo un intento de acuerdo político en 1984, cuando se firmó el llamado "Cese Bilateral del Fuego" entre el presidente Belisario Betancourt Cuartas y el jefe de las FARC, Manuel Marulanda Vélez ("Tirofijo"), preludio de dos acuerdos posteriores: El de "La Uribe", y el de la creación de la Unión Patriótica, UP, fuerza legal autorizada a participar en elecciones a cambio del cese progresivo de las acciones militares de los alzados en armas. Cuando en las primeras elecciones municipales la Unión Patriótica obtuvo el tercio de los votos, la oligarquía se asustó y se eliminaron, de manera selectiva, a varios miles de militantes de la UP, empezando por los candidatos presidenciales Jaime Pardo Leal, en 1986; Bernardo Jaramillo Ossa, en 1987; Carlos Pizarro Gomezleón, en 1991, así como a los senadores ya electos Leonardo Posada, Manuel Cepeda, entre los de mayor votación.

Frente a ese tremendo genocidio, que se calcula llegó a cobrar 6.200 víctimas selectivas entre los militantes de la Unión Patriótica, y que se prolongó hasta 1994 (con el apoyo de los carteles de la droga y sus grupos paramilitares), y que rompía el "Cese Bilateral del Fuego", se reinició la lucha armada en Colombia.

Esa es la verdadera historia que se oculta en muchos medios de comunicación y en varias cadenas informativas internacionales, donde se pretende presentar a los herederos políticos de los asesinos de Jorge Eliécer Gaitán como "pacificadores". Una vez más se repite la historia del ladrón que corre gritando "¡Cojan al ladrón! ¡Cojan al ladrón!" ¡Los que han monopolizado históricamente la fuerza y el poder opresor en América Latina son presentados siempre como "pacificadores", y los que buscaron mecanismos para salvar sus vidas son presentados como una tragedia social! ¡La mayoría de las versiones "históricas", que se difunden de manera intensiva y sesgada, son escritas por los verdugos inclementes de los pueblos!

No podemos dejar de mencionar que la violencia abierta en Colombia se inició en abril de 1948, cuando la oligarquía más regresiva asesinó al dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán, para evitar que gane la Presidencia de este país, situación que produjo alrededor de 300.000 muertos hasta 1953, en la guerra civil entre conservadores y liberales. Para salvar sus vidas de las matanzas indiscriminadas de los conservadores 14 primos de Marulanda, entre ellos el propio "Tirofijo", hace sesenta años, se fueron obligados al monte, para intentar sobrevivir, entre las guerrillas liberales. Marulanda (cuyo nombre propio es Pedro Antonio Marín) hasta entonces vendía quesos de su tío Ángel en el remoto pueblito de Ceilán, y por las tierras del Quindío, y disponía de catorce años. Esta versión la he leído siquiera en cinco textos de historia diferentes, publicados todos en el vecino país en las cuatro últimas décadas.

El mismo presidente Alvaro Uribe en su discurso de Santo Domingo, República Dominicana, semanas atrás, dentro del encuentro de países del Foro de Río de Janeiro, reconoció que la paz entonces no avanzó, según el, "porque el Estado no dio las garantías de su cumplimiento". ¿Cómo iba a brindar garantías la argolla oligárquica que la controla, si no desean perder un ápice de sus privilegios? ¡Por ello, en forma adicional, se obstinan en cerrar cualquier acuerdo político!

¡Una paz duradera y firme le interesa no solo al sufrido y querido pueblo hermano de Colombia, sino a todos los latinoamericanos que añoramos una indispensable unidad regional para enfrentar con posibilidades de éxito los tremendos desafíos del siglo XXI, frente a los colosales bloques económicos que nos han tomado décadas de antelación en su proceso unificador y de fortalecimiento! ¡Requerimos sobrevivir como colectividad latinoamericana!

¡La lógica y la razón natural no piden fuerza! ¡En Colombia no existe otra salida racional, mediata, humanitaria y duradera, que no sea de carácter político, y en base a un acuerdo que prevenga y aminore las gravísimas injusticias sociales, porque, como lo reconoce la misma Biblia, en el capítulo 32, versículo 17, del profeta Isaías, texto muy leído por el creyente pueblo de Colombia: "La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre." ¡La historia también lo ha demostrado en múltiples oportunidades! Quito, marzo 24 del 2008. * Ex legislador, analista político, profesor universitario, autor de 30 publicaciones

(tupamaro-trujillo ).

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)