25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

CENTRALES OBRERAS Y LAS MISERIAS DEL PODER EN PERU

Alipio Canepa (especial para El Diario Internacional).

28 de agosto de 2011

El problema del Perú no se reduce solamente a los grupos de poder y el imperialismo. En la explotación de los trabajadores y el pueblo se juntan reaccionarios y traficantes que provienen del mismo campo popular. Así por ejemplo las cúpulas de las centrales obreras, en especial de la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) de filiación aprista y la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) que se dice de izquierda pero desde hace 30 años solo sirve a los gobiernos de turno y a los grupos de poder. Los dirigentes del la CGTP, los antiguos y los nuevos, han utilizado esta central para ubicarse como funcionarios en el Estado, en el parlamento y en los municipios. Uno de estos dirigentes fue Gustavo Espinoza Montesinos, primo hermano de Vladimiro Montesinos ex agente de la CIA americana, asesor personal de Fujimori y jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). Gustavo Espinoza fue secretario general de la CGTP y desde allí apoyó “incondicionalmente” la dictadura de Velasco Alvarado. Posteriormente se catapultó como parlamentario y durante el toledismo mediante una maniobra ilegal logro asignarse un sueldo de 1,400 dólares mensuales como “parlamentario pensionado”.

Pablo Checa Ledesma, es también un antiguo secretario general adjunto de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y ex miembro de la dirección del revisionista Partido Comunista Peruano (PCP) ex pro soviético es el flamante vice ministro de Trabajo en el gobierno del “capitán Carlos” (Ollanta Humala). Checa ha sido también dirigente del sindicato metalúrgico en la empresa Motor Perú, y su trayectoria sindical tiene que ver con las mafias enquistadas en el movimiento sindical peruano.

Checa tiene un largo historial como dirigente de la CGTP. El así como Gustavo Espinoza, son unos de los responsables de la catastrófica situación actual de los trabajadores peruanos. Durante los últimos 20 años los asalariados, gracias a individuos como Checa, Espinoza y otros, han perdido el derecho a la sindicalización, el derecho a las 8 horas de trabajo, y el derecho a los pliegos de reclamos y el derecho a la seguridad social y estabilidad laboral. Hoy por hoy los trabajadores del Perú viven en condiciones del siglo XIX.

Checa, desde la CGTP o del Partido Comunista sostuvo la dictadura militar del general Velasco Alvarado y desde esa fecha le quedo el gusto por los militares. En 1985 se le vio al frente de la CGTP apoyando el gobierno “anticapitalista” de Alan García Pérez. En 1990 apoyó la candidatura electoral de Alberto Fujimori y desde la central obrera llamó a los trabajadores a sostener ese gobierno de la CIA americana y de las fuerzas armadas. Cuando cayó el gobierno mafioso de Fujimori a la carrera se monto en el gobierno transitorio y de esa forma pudo trepar algunos puestos oficiales. Fue miembro de la Comisión Nacional Anti Corrupción y Asesor del Equipo Técnico en la Comisión de Empleo y Productividad del Consejo Nacional de Trabajo (CNT). En el 2001 desde la CGTP y del Partido Comunista apoyó la candidatura electoral y el gobierno de Alejandro Toledo. Ahora se ha convertido en “nacionalista” y sostiene el gobierno de Ollanta Humala.

Pablo Checa siempre ha comido a doble cachete. No solo es vice ministro sino también director del Instituto de Estudios Sindicales (IESI) una ONG que se creado al interior de la misma CGTP y que recibe millonarios financiamiento del Estado y de instituciones internacionales de Alemania, Estados Unidos, Holanda y otros países ricos.

Sus compinches instalados en la dirección de la CGTP y otros organismos sindicales, a propósito de su nominación en el gobierno del “capitán Carlos” han dicho en coro: “auguramos una buena gestión en su nuevo puesto donde se afirme el dialogo social como garantía para fortalecer la gobernabilidad y los cambios que se ha propuesto impulsar el Presidente Ollanta Humala y el Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Dr. Rudecindo Vega como titular del sector”. (Perú Sindical).

Gustavo Espinoza como Pablo Checa tienen mucho en común. Ambos son ahora incondicionales a sueldo de Ollanta Humala de la misma manera que antes lo fueron de Fujimori. Si Espinoza se conforma con 1,400 dólares mensuales, Checa va un poco más lejos. Como segundón en el ministerio de trabajo se embolsica 5,400 dólares mensuales, sin contar sus sabrosos ingresos como director de su ONG Instituto de Estudios Sindicales.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)