16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

SOL ROJO, MANTARO ROJO Y LA CONEXIÓN POLICIAL

Por Ariel Colmenares.

2 de agosto de 2011

Los servicios de inteligencia de la policía y del ejército han sido muy activos para infiltrar las fuerzas revolucionarias y democráticas en Perú. Durante el conflicto armado (1980-2000) se empeñaron en destruir la guerra popular a través de dos formas: la represión y la infiltración. Sembraron agentes en los organismos intermedios y de base. La infiltración comenzó por el lado más débil del aparato revolucionario. El blanco se centró en el movimiento estudiatil y en el Movimiento Popular Perú (MPP) (organismo generado del PCP) que actuaba en el extranjero. En el caso del mpp éste se formó desvinculado de la lucha revolucionario y sus integrantes fueron en su mayoría peruanos que habían salido del Perú renegando de la lucha armada. Ese mpp, por su debilidad ideológica-política, fue presa fácil para la policía. De esa infiltración quedan en pies algunos “organismos generados” tantos en el Perú como en el extranjero. Por ejemplo, Sol Rojo y Mantaro Rojo, son dos supuestos “voceros” de la guerra popular que actúan desde el extranjero cuya actividad sirve exclusivamente a la policía.

Estos “organismo generados” (de la policía) no se cansan de decir de que el PCP “es la mayor amenaza para el Estado peruano”, o que la “guerra popular avanza inconteniblemente hacia su objetivo de capturar el poder y establecer la Republica Democrática”. Gritan viva el presidente Gonzalo y piden con chillidos que “presenten públicamente al jefe del PCP”. Si se compara la propaganda de estos organismo de la policía (Sol Rojo y Mantaro rojo), se puede observar que las coincidencias con la policía y los medios de comunicación del ejército y del Estado son como dos gotas de agua. Así es la propaganda que hace el diario Expreso, La Razón, Ojo, Correo, etc. y todos los altos mandos de las Fuerzas Armadas y policiales que trabajaron con la dictadura (Benedicto Jiménez, Giampietri, etc.). Estos son los principales animadores de las acciones armadas esporádicas del VRAE (que no pasan de 10 al año). Ni Alan García ni ningún político criminal le conviene desmentir dicha versión fujimontesinista porque precisamente dicha versión le es útil al Estado peruano como chivo expiatorio y pretexto perfecto para criminalizar la protesta popular espontánea.

Por ello no es extraño que Sol Rojo y la prensa fujimontesinista compartan e intercambien información y se hagan propaganda mutua constantemente, como lo demuestra, entre otras, el N° 32 de Sol Rojo en su página 32 donde copiaron y pegaron la primera plana de Expreso con un reportaje sensacionalista que ese día ningún otro periódico cayó tan bajo para publicar. Nunca recurre a la información de otros medios como La Primera u otros de la izquierda legal, los cuales se muestran perjudicados con la criminalización de la protesta y, por ende, dada su contradicción con el fujimontesinismo y gracias a la poca dignidad que les queda, se ven obligados a informar con la verdad dentro de sus limitaciones.

Sol Rojo y Mantaro Rojo, así como lo que llamaba New Flag fueron engendros del fujimorismo y su permanencia está relacionada a los planes de la policía y los militares para seguir militarizando el Perú. Existen muchas pruebas de la conexión de estos grupos con la policia peruana. En 1994 el Movimiento Internacionalista Maoísta (MIM) con sede en los Estados Unidos publicó una denuncia contra Luis Quispe, el siniestro agente policial que fuera enviado por Montesinos y el SIN a New York, con abundante material incautado al PCP, para dirigir la New Flag y un supuesto “Movimiento Popular Perú” (en los Estados Unidos). El objetivo de Quispe y su publicación era atacar y denigrar contra europeos o norteamericanos que simpatizaban y apoyaban la guerra popular.

Luis Quispe, cuando se vio descubierto se trasladó a Dinamarca para unirse a Tomás Pérez y formar Sol Rojo. Tomas Pérez es un individuo mezcla de lumpen y traficante político. Salio del Perú a mitad de la decada del 80 y se instaló en Malmo (Suecia). Al inicio mantuvo perfil bajo y se unió al MPP que dirigía desde Estocolmo (Suecia) Javier Esparza, concuñado de Abimael Guzmán otra sabandija política. En 1993 Fujimori publicó las “cartas de paz” y ello generó una tremenda confusión en todos los organismos generados y de apoyo del PCP. Ese momento fue mágico para Pérez, quien inmediatamente formó su propio “Movimiento Popular Perú”, “único representante del PCP en el extranjero” se dijo el mismo. Así se inicio el tráfico de Pérez, quien en Malmo es conocido por haber violado a dos de sus hijas y haber cometido fechorías (robado, estafado y golpeado) contra varias mujeres peruanas. Lo que es alarmante y altamente sospechoso es que este individuo actúa como si contara con la protección de la policía sueca. De otro lado, el “maoísta Pérez” se dedica a estafar a grupos revolucionarios de Turquía, India y otros países. Les hace creer que la guerra popular en Perú está el tope y que es urgente tener “ayuda económica”. De esa manera, turcos, indios y otros en nombre del internacionalismo proletario han entregado miles de dólares que fueron directo a los bolsillos de los editores de Sol Rojo.

Sobre la guerrilla en el VRAE hay que decir lo siguiente: todos coinciden que este pequeño grupo armado (guerrilla errante) tiene no más de 250 guerrilleros armados. Su aislamiento es total y no tiene la más minima relación con el movimiento popular, menos aun con campesinos y obreros. Su radio de acción es en una geografía sin habitantes y fuera del alcance de las FF.AA (por eso han durado desde el 92 hasta ahora). Se puede decir que este grupo es una guerrilla controlada y rodeada, y de ello se deduce que no puedan salir de allí sin correr el grave riesgo de ser aniquilados o encarcelados, como lo muestran las noticias todos los años, las cuales Sol Rojo no muestra ni mostrará jamás.

¿Dónde está el equilibrio estratégico? De la que habla entupidamente Sol Rojo. ¿Qué porcentaje de territorio ha tomado el PCP en comparación a 1992? Son dos preguntas que Sol Rojo y todos los soplones jamás podrán responder a los camaradas del extranjero, siempre evadirán esas preguntas y quien sea honesto camarada extranjero y no investigue seriamente, visite el Perú o consulte con visitantes peruanos espontáneos podrá ser víctima de la farsa y las cifras y citas acomodaticias (y en la mayoría de casos inventadas) de Sol Rojo y todos los soplones.

Y es cierto lo que dice este agente anónimo, es la prensa burguesa la que dice que Sendero Luminoso es la mayor amenaza, pero no toda la prensa burguesa, sino precisamente el sector fujimontesinista del que tanto depende Sol Rojo. Por eso ciertos provocadores “senderistas” en nuestro país solo repiten lo que dicen los agentes de Sol Rojo ¡delante de la policía y nunca son arrestados¡ y siempre que los vemos paran entre 40 o 50 matones y se la pasan insultando, extorsionando, ¡delatando! y agrediendo físicamente a simpatizantes honestos del maoísmo.

Todo lo que escribo sobre la situación del maoísmo en Perú lo hago con la humilde y desinteresada intención de informar con la verdad a los camaradas y simpatizantes del extranjero y alertarlos de la desinformación que los agentes del enemigo de clase vierten con la clara intención de sabotear cualquier estudio serio sobre las causas de la derrota del proletariado peruano: ¿En que beneficia mi artículo a la reacción?

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)