20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

ESTUDIANTES CONTRA MILITARIZACION DE UNIVERSIDADES

FRENTE ESTUDIANTIL REVOLUCIONARIO DE SAN MARCOS

2 de julio de 2010

DEFENDAMOS NUESTRA UNIVERSIDAD DE LA INTERVENCIÓN APRISTA

Los estudiantes sanmarquinos debemos manifestar nuestro rechazo ante las pretendidas maniobras del Estado y el gobierno aprista para intervenir en las decisiones administrativas y académicas y políticas dentro de la universidad. Además, debemos denunciar que no están solos en estos intentos que en el pasado sólo ha traído la expulsión de estudiantes y docentes, pues ahora vuelven a presentarse en los medios de comunicación personajes como el ex rector de la UNI puesto por Fujimori en los 90s, Sota Nadal responsable de la expulsión de estudiantes y docentes durante esa nefasta época: “Creo que en este momento las actuales autoridades tienen la gran responsabilidad de restituir la autoridad universitaria; si no lo hacen y si fuera cierto que el comedor y la residencia de estudiantes están dominados por grupos violentistas y (las autoridades universitarias) no tomaran acciones y retomaran el control, entonces el presidente de la República y el Congreso tienen capacidades de poder intervenir en el caso de la observancia de un delito” (La Primera, 19 junio).

Otro que aprovecha la oportunidad para mostrarse como democrático es el ex rector Manuel Burga (Acuerdo Institucional), responsable el 2005 de la expulsión de 18 estudiantes que se oponían a la privatización del comedor en su gestión y que violó la autonomía universitaria al hacer ingresar al campus a la PNP, ahora se muestra “preocupado” por el comedor y la vivienda: “A mí me preocupa más el control férreo del comedor universitario, de la vivienda, que son espacios institucionales de la universidad para ofrecer servicios a todos los estudiantes. Creo que en San Marcos las autoridades lo permiten de alguna manera. Entonces la universidad no puede delegar esos espacios a grupos políticos, eso me parece más preocupante que las marchas” (La República, 16 de junio).

Debemos recordarle que fueron los estudiantes en su conjunto los que defendieron su derecho al comedor y la vivienda y que él les negó llegando incluso a utilizar sicarios para golpear a los compañeros estudiantes. Esa es la catadura moral de este seudodemocrático ex rector y que ahora quiere alzar cabeza aprovechando el discurso demagógico de la intervención. A esto se suman las lamentables declaraciones del editorialista de La Primera: “Para eso había un centro: la vivienda estudiantil. Se sabe que ahora han vuelto a ocupar espacio allí.”; lo único que hace con sus declaraciones es hacerle el juego a aquellos que quieren intervenir San Marcos.

Asimismo, los estudiantes somos conscientes de que el Estado y el gobierno sólo se preocupan de las universidades públicas cuando les conviene y que además la prensa amarilla tergiversa los hechos recurriendo a campañas que perjudican la imagen de la universidad. Los estudiantes no vamos a deslindar con el debate de las ideas en torno al conflicto armado interno ocurrido en nuestro país como la misma CVR e intelectuales como Rocío Silva Santisteban lo reconoce. Que se ponga atención a lo que dijo un prestigioso antropólogo como Fernando Fuenzalida: “Todavía está por verse. Sendero ha representado una de las primeras manifestaciones del verdadero desborde popular, aquel que cubre a todos los sectores marginados y no aquel que representa sólo a sectores aislados y puntuales. Se presentó ante la sociedad representando la totalidad de los intereses populares y colectivos. Una cosa es lo que manifestaron y otra lo que hicieron. Ya veremos el juicio, que con la distancia debida, haga la historia.” Ahora falta que a Fuenzalida lo metan preso por pensar de esa manera. Los estudiantes defenderemos nuestro derecho a opinar y pensar de manera libre; justamente eso es lo que no quiere el Estado y el gobierno de García, amenazando con intervenir, quitarnos el derecho a que en la universidad se fomente la libertad de opinión y pensamiento reconocida por la tantas veces violada Constitución Política del Perú, la actual Ley Universitaria y el Estatuto Universitario. Eso sería negar la esencia misma de la universidad. Los estudiantes no lo permitiremos.

Estas declaraciones de Luis Montoya ex jefe del Comando Conjunto de las FF. AA. son lapidarias incluso para los intereses de grupúsculos en la universidad como el APRA y fujimoristas: “Lamentablemente, los partidos están inactivos, piensan en las elecciones y no abordan este tema que es clave para la seguridad. A estas alturas no vemos que las agrupaciones políticas reflexionen sobre la presencia activa que tiene SL en las universidades, la única manera de actuar frente a esto es lograr que el alumno tenga una vida política a través de los partidos (…).”

Efectivamente, la mayoría de partidos políticos en el gobierno hoy son mafias organizadas para robarle al pueblo y llenarse la boca con promesas electoreras y ahora vienen a rasgarse las vestiduras y colgarse de sicosociales. Hasta este ex representante del mismo Estado reconoce que la universidad es un centro de debate de ideas y de fomento de la libertad de expresión: “hay que recordar que éstas (las universidades) son un centro ideológico y allí la función del rector es muy delicada, porque tiene que ser firme pero a la vez no puede limitar la libertad de expresión”. (Agencia Andina, 16 junio). ¿Y qué dirán con esto Sota Nadal, Burga y cía.? Un militar ha llegado a comprender que en la universidad debe existir libertad de pensamiento y opinión y ellos, intelectuales, demandan el uso de la cachiporra. Una vergüenza.

Actualmente, en la universidad se vive un ambiente de participación decidida y un mayor interés de los estudiantes por las funciones del cogobierno, principio democrático conquistado por los estudiantes desde la Reforma Universitaria de 1919 y que se plasma en el Tercio Estudiantil. Consideramos que los problemas electorales al interior de las facultades deben resolverse en el marco del respeto de la autonomía universitaria, sin intervenciones de ningún tipo, incluida la del rector Izquierdo y su mafia docente que está atentando contra la autonomía de varias facultades. Todo intento del gobierno de intervenir en los problemas de los estudiantes debe ser rechazado pues las sucesivas intervenciones del Estado en la Universidad a lo largo del siglo XX demuestran que no han sido capaces de resolver los problemas de la educación universitaria.

Finalmente, debemos decir que los sanmarquinos somos estudiantes y no “terroristas” y que toda esa campaña de la prensa amarilla (Expreso, Correo, La Razón, La República y El Comercio) contra las universidades sólo sirve a intereses de un puñado de mafiosos que quieren seguir lucrando con la universidad. Los estudiantes no nos prestaremos al juego de la demagogia interventora a la que sí se prestan y se han prestado en el pasado fuerzas políticas con un pasado antiestudiantil como el ex rector Burga y Zenón Depaz. Los planes de estos grupúsculos antiestudiantiles están siendo desbaratados ya por muchos estudiantes de nuestra universidad porque con su prédica interventora pretenden atentar contra la autonomía universitaria y el cogobierno, y no dudan en prestarse a la maquinación de todo tipo de sicosociales como un supuesto “rebrote del terrorismo” pues su objetivo es dividir al movimiento estudiantil para continuar privatizando la universidad.

¡NO A LA INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO EN LA UNIVERSIDAD!

¡NO A LOS GRUPOS DOCENTES QUE LE HACEN EL JUEGO AL GOBIERNO PARA INTERVENIR SAN MARCOS!

¡DEFENDAMOS NUESTRA UNIVERSIDAD DE LAS MAFIAS ESTUDIANTILES Y DOCENTES CORRUPTAS!

C.U., Junio del 2010

Comisión de Prensa y Propaganda del FER – Base San Marcos “Retomando el camino democrático”

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)