16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

POLAY CAMPOS: HOMENAJE A UN CRETINO Y RENEGADO

El Diario Internacional.

3 de diciembre de 2009

El centro de estudios andinos Pucará, que actúa desde Chile, acaba de rendir homenaje a Víctor Polay Campos, el que fue jefe del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA). Este homenaje consiste en poner el nombre de Víctor Polay a una plazoleta y nombrarlo el “Mandela peruano” y “futuro presidente del Perú”. Los criterios para este premio callejero, dice el grupo Pucará, es que Polay Campos tiene 18 años en prisión, y que además no es trasladado a una cárcel civil.

No sabemos si los integrantes del grupo Pucará, son peruanos o chilenos, pero ello no tiene ninguna importancia. Lo que nos interesa es hacer conocer que Polay Campos, no es ningún héroe de la lucha social, como es presentado. Los 18 años en prisión, de por si solo, no le otorgan ningún merito, sobre todo si desde la cárcel se ha arrastrado a los pies de los gobernantes de turno y ha hecho propaganda para renunciar a la lucha armada.

En diferentes ocasiones hemos anotado que en Perú así como en otras partes de America Latina, la lucha armada muchas veces ha estado enganchada a los planes de los grupos de poder, y su juego político ha sido balancear la lucha entre las facciones de la burguesía. El MRTA, surgio en 1984, y desde un comienzo se acopló a los planes contrainsurgentes del gobierno. En 1985, cuando la guerrilla tupacamarista era insignificante, ya planteaba publicitariamente un acuerdo de paz con el flamante régimen de Alan García, que desde el inicio aplicó una política criminal y represiva contra el pueblo. Polay llamó a votar por Alan García Pérez, y lo mismo en 1990 para la elección del carnicero Alberto Fujimori, y después del 2000 llamó a sostener al reaccionario Alejandro Toledo. También se puso a la cola de Javier Pérez de Cuellar, un personaje del imperialismo americano que en 1995, pretendió la presidencia del Peru.

Desde 1984 hasta la actualidad, y a pesar que el MRTA ha desaparecido del mapa político, Polay, sigue haciendo contorciones para arrimarse el gobierno de turno. Mas ahora que el presidente peruano es del APRA, un partido reaccionario en cuyo seno fue moldeado y formado gansterilmente el “Mandela peruano”. Para refrescar la memoria de aquellos intonsos que hacen homenaje a cretinos y renegados, entregamos un resumen de textos aparecidos en diferentes ediciones de El Diario Internacional.

Aquí los textos, sobre Polay y el MRTA.

Los dirigentes "históricos" del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA); Víctor Polay campos, Peter Cárdenas Schulte y Alberto Gálvez Olaechea, han capitulado definitivamente y se dan golpes de pecho por sus actividades anteriores. Se acabó los amagues y fintas revolucionarias con las que desde 1984 se presentaban a los medios de comunicación. Ahora reniegan del marxismo, que alguna vez publicitariamente dijeron defender. Dicen ahora ser partidarios de la democracia burguesa y llaman a defender el actual sistema social en Perú dirigido por Toledo. Acaban de confesar su arrepentimiento a la lucha armada y recomiendan "buscar nuevas vías" para resolver los problemas de los pobres. El confesor ha sido nada menos que la "Comisión de la Verdad y la Reconciliación" que el actual gobierno ha organizado para encubrir los crímenes y las matanzas masivas cometidas por las fuerzas armadas y los gobernantes en estos últimos 20 años. Los tres dirigentes que sufren prisión desde hace una década, hacen apología al sistema actual y señalan que "con la misma convicción con la cual ...nos levantamos en armas, apostarán ahora por afirmar el camino democrático que permita construir un Perú nuevo en un mundo nuevo". (1)

Víctor Polay Campos . "Sé que ahora se mantienen las causas o muchas de las causas que dieron base a la insurgencia armada, pero también sé que el Perú y el mundo han cambiado, y sé que ahora es posible buscar nuevas vías, nuevos caminos, en lo cual podamos resolver los problemas que aquejan a nuestra Patria... considero personalmente de que la tarea de ahora, la responsabilidad de todo peruano consciente, es defender esta democracia que tanto ha costado a nuestra Patria".

Los medios de comunicación lo presentan al líder del MRTA como un radical "marxista-leninista" y seguidor de Castro y el Che Guevara. Pero la realidad es que Victor Polay Campos, conocido con el nombre de "comandante Rolando", fue formado y moldeado ideológicamente en el seno de la llamada Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA). Se inició en ese partido cuando tenía 7 años y permaneció en su seno hasta finales de 1980. En el APRA ocupó altos cargos en la cúpula intermedia del partido y fue uno de los predilectos de Víctor Raúl Haya de la Torre, jefe del APRA.

El APRA es un partido de la derecha peruana. Fue fundado en diciembre de 1924 por Haya de la Torre. Este funesto personaje, hizo del anticomunismo una de sus principales actividades políticas. Haya de la Torre, conocido como el "jefe" acumuló un abultado expediente de componendas, traiciones y oscuros pactos políticos con militares golpistas y s´trapas civiles (Prado, Odria, Perez Godoy, Morales Bermudez, etc.)

El MRTA sostuvo y apoyó la campaña electoral del aprista Alan García Pérez (1985-1990). Tempranamente, cuando apenas tenían unos meses de haber iniciado sus acciones armadas, anunciaron "una tregua armada" con el reaccionario y corrupto gobierno de García, y dijeron que en este gobierno "existía una voluntad de cambio". Hicieron lo mismo durante la campaña electoral de Alberto Fujimori (1990-2000), a quien calificaron de "candidato del pueblo". Después, en al año 2000 en pleno derrumbe de Fujimori se subieron al carro electoral del candidato del "gobierno de todas las sangres" de quien dijeron: "El voto por Toledo, representa de un lado el rechazo al modelo neoliberal y a la dictadura fujimorista, y de otro la reafirmación de la identidad propia, andina, tantas veces negada por el centralismo racista de los políticos criollos...". (Dirección Nacional del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru, setiembre 2000).

En julio de 1985, Alan García Pérez, líder y candidato del APRA gana las elecciones presidenciales. Un mes después (16 de agosto), el MRTA anuncia una «tregua» al recién instalado régimen aprista. El mismo Polay se encarga de justificar esta tregua. Sus declaraciones, publicitadas en primera plana en diarios y canales de televisión oficiales descubren los enlaces secretos del MRTA con el régimen aprista y las Fuerzas Armadas. Polay declara: «porque pensamos que con el cambio de gobierno se abre una nueva situación política en el país... Se atraviesa una nueva situación política, se abre una oportunidad histórica.... Nosotros no queremos que haya una guerra civil, queremos evitarla si es que se consigue la justicia previamente. Y ahora existe una oportunidad histórica». Junto a ellos señala: «nosotros sabemos y creemos que en el gobierno aprista existe una voluntad de cambio, por lo menos se han comprometido con el pueblo a cambiar. Nosotros queremos dar esa oportunidad, nosotros vamos a creer en lo que haga el Apra, y la primera es por ahora no hacer acciones contra el gobierno ni contra el Partido Aprista».... Respetuoso de esta mayoría el MRTA no realizará acciones militares contra el Apra y el nuevo gobierno mientras éste no ataque al pueblo».

Cuando Polay anunciaba que el MRTA no realizaría «acciones militares» contra el APRA, «mientras éste no ataque al pueblo», el gobierno ya había asesinado un estudiante durante una represión policial en una barriada pobre de Lima. El mismo mes de agosto, mientras el MRTA ofrecía sus servicios al APRA, una patrulla militar ingresaba al poblado de Accomarca (Ayacucho) asesinando a 69 campesinos. El 27 de agosto casi en simultáneo con las declaraciones de paz de Polay, el ejército exterminaba a cerca de 70 pobladores de Umaro y Bellavista (Ayacucho). Polay no restringe sus alabanzas solo al gobierno de Alan García. Insólitamente su discurso se hace extensivo a las fuerzas armadas: «frente a las fuerzas armadas, nosotros consideramos que ellos tienen una tradición y un pasado muy rico. Las fuerzas armadas nacieron con la constitución de los montoneros, de la guerrilla que lucharon por la independencia. ... sí sabemos que dentro de las fuerza armadas, el ejército y la marina, existen sectores consecuentes, a los cuales apoyamos y tenemos expectativas....», dice Polay. En la etapa que abarca 1980 hasta 1985 se contabilizaban más de 12 mil muertos, la mayoría asesinados por el ejército y sus cuerpos paramilitares. A la fecha había más de 5,000 secuestrados y desaparecidos en las zonas declaradas en emergencia, cuyos responsables eran los militares que el jefe del MRTA halaba sin ningún remordimiento de por medio.

"En el Perú, a pesar de la profunda crisis moral económica que existe, hay importantes fuerzas sanas y democráticas al interior de los partidos políticos, tanto en los tradicionales (derecha) como en los de izquierda, así como al interior de las organizaciones populares, de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas Policiales. Creemos que la Conferencia Episcopal debe jugar un papel importante. Así mismo, figuras relevantes como Javier Pérez de Cuellar pueden desempeñar un rol de mediadores para iniciar un proceso de discusión, de diálogo en diversos planos, y llegar a ciertos acuerdos". (Víctor Polay Campos, diario La república, 8 Julio, 1992).

El 29 de agosto (2009) fue la presentación del libro de Víctor Polay Campos, líder y fundador del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA). El libro lleva se titula, “En el banquillo ¿terrorista o rebelde?”. Al acto público de presentación, realizado en el lujoso hotel Bolivar, fueron invitados varios personajes de los partidos políticos del medio oficial peruano. Aunque no se hizo presente, uno de los invitados de honor fue Armando Villanueva del Campo, viejo antiguo líder y dirigente del APRA, quien además aparece como el autor del prologo del libro de Polay.

Declaración de Polay el 10 de junio 2003) Y considero personalmente de que la tarea del ahora, la responsabilidad de todo peruano conciente, es defender esta democracia que tanto ha costado a nuestra Patria. Y defenderla es profundizar, desarrollar, extender esta democracia, permitir que de una vez por todas la sociedad civil juegue un papel fundamental, un papel protagonista y que sea un sujeto en la construcción de su propia historia. Creo que es importante que los partidos políticos, las organizaciones sindicales y populares, movimientos de mujeres, de jóvenes, etc. se fortalezcan, que sea la garantía de este cambio democrático de nuestra Patria; y a eso apostamos, en eso creemos. Desde muy niño, por ejemplo de mi padre y de mi madre y de mi pueblo he aprendido a asumir mis responsabilidades, yo no puedo decir que solamente he sido un ideólogo del MRTA, he sido también su jefe político y militar, y estoy dispuesto a asumir mis responsabilidades, solamente pido un juicio justo.

(1). Informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación". Febrero 2003.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)