16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

BOLIVIA: ¿INVASION YANQUI O PENDEJADA ELECTORAL?

Por: Luis Arce Borja.

16 de noviembre de 2009

El vicepresidente del gobierno boliviano, Álvaro García, ha pedido al pueblo prepararse contra una invasión estadounidense. ¿Para qué los americanos invadirían Bolivia?. Una elemental mirada a la historia de las invasiones imperialistas, nos enseña que cualquier invasión se ejecuta por razones estratégicas y ellas tienen que ver con problemas económicos y políticos. En lo fundamental tiene que ver con la lucha de clases, y con el peligro de que el sistema imperante sostenido por las potencias imperialistas se venga abajo.

No se invaden países que están completamente controlados por los grupos de poder locales, y menos cuando como en el caso de Bolivia, tanto los terratenientes y los capitalistas, mantienen el control de la propiedad, de la producción y las grandes utilidades. Sobre todo en Bolivia el Estado sigue controlado por los grupos de poder (burguesía y terratenientes) cuyo representante es Evo Morales. En otros artículos hemos anotado, que tanto a la burguesía como al imperialismo no le interesa el problema racial. Que sus sátrapas sean indios, negros, chinos, blancos o quien sea, no tiene ninguna importancia. Lo fundamental para ellos es que estos, sirvan a sus intereses. En Bolivia su representante es Morales, indio cocalero, que es apenas un saltimbanqui que utiliza un discurso de izquierda, pero que en los hechos administra un gobierno que afirma la propiedad privada y la represión contra las clases populares.

Hace algunas semanas, María Flores Encinas publico un articulo en la revista Pukara (octubre 2009), y planteaba la interrogante, “a quién sirve Evo Morales es la pregunta que nos hacemos millones de hombres y mujeres que no hemos renunciado a la reflexión y que no tenemos fe en los planes insensatos y antinacionales de este gobierno que se muestra como indígena y como partido de supuesta corriente socialista, cuando en los hechos manosea el gobierno de Bolivia con y para los extranjeros. …Y la analista boliviana, añadía que cuando Evo Morales ganó las elecciones de 2005, aseguró a las empresas petroleras que operan en Bolivia, que una vez que “asuma la presidencia, no habría cambios dramáticos y que su gobierno respetaría la inversión extranjera; que la nacionalización sería plato del agrado de las petroleras y que todos los contratos de concesión firmados por Sánchez de Lozada serían renegociados, sin temor a perdidas ni perjuicios para los inversionistas petroleros”.

Lo que pasa es que la “invasión americana”, publicitada por el gobierno de Evo Morales, es una vulgar invención para confundir a la población bajo el objetivo de ganar votos en las próximas elecciones presidenciales que como se conoce es un plato servido para la reelección de este presidente “antiimperialista. Por ello Álvaro García, declaró que "como gobernantes sabremos prepararnos y tenemos que prepararnos frente a las implicancias de una invasión militar norteamericana al continente, prepararnos en todos los sentidos frente a una invasión", señaló.

El gobierno de Bolivia, es una administración de pacotilla que no hace peligrar los intereses de los grupos de poder ni del imperialismo. En este cuadro la “invasión yanqui”, no es otra cosa que un instrumento electoral. En Bolivia, mientras no se ponga en marcha un proceso revolucionario, el peligro de una invasión yanqui no es tan real. Además, mientras las transnacionales sigan explotando en forma inmisericorde a los trabajadores, y el Estado les siga entregando las riquezas del país, no hay ninguna razón para ejecutar una invasión militar. En este sentido, no hay que preparase para luchar contra una invasión extranjera, sino mas bien combatir al gobierno de Linares y Morales, y por efecto directo a los terratenientes y otros grupos de poder. Una verdadera lucha antiimperialista no se concreta apoyando un régimen títere como el de Evo Morales. Su discurso antiimperialista y demagógico, no tiene ninguna relación con un país hundido en la pobreza extrema de sus ciudadanos, su atraso económico, social y político. Y donde actualmente hay cerca de un millón de niños que en lugar de ir a la escuela tienen que trabajar como esclavos, y donde los dueños de la tierra aplican un régimen laboral semifeudal.

La única manera de enfrentar al imperialismo, y hacer frente cualquier invasión, es a través de las luchas populares que se planteen reivindicaciones revolucionarias. No se lucha contra el imperialismo entregándole las riquezas nacionales y permitiendo que los grupos de poder locales continúen explotando a los trabajadores. Una lucha antiimperialista, es ante que nada una lucha anticapitalista y es en lo fundamental una contienda por el socialismo. Morales y su pandilla, no son antiimperialistas, y su solo objetivo es la reelección presidencial. Para este fin, sirve el cuento de la “invasión yanqui”, cuyo complemento es presentarse como un gobierno “nacionalista” y “patriótico”, que esta dispuesto a todo para expulsar al invasor.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)