16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

LA LETRINA ELECTORAL EN PERU

Editorial de El Diario Internacional.

2 de septiembre de 2009

Aquí en El Diario Internacional siempre hemos dicho que una salida política que favorezca al pueblo esta descartada totalmente de la vía electoral. Hemos dicho también que el Perú, como ningún otro país de configuración bananera, tiene el sistema electoral más corrupto y falso de America Latina. Cualquier vagabundo, delincuente, narcotraficante, criminal, y estafador, tiene el campo libre para pretender sentarse en el sillón presidencial o en un puesto parlamentario.

En Perú, para aspirar a la presciencia de la Republica, no basta saber leer y escribir, sobre todo hay que ser un delincuente convicto y confeso. Por ejemplo Alan García Pérez, actual presidente del Perú, fue elegido cuando ya se conocía su voluminoso prontuario policial. Se había enriquecido con el dinero del Estado, y había sido el responsable político y penal de cientos de asesinatos de prisioneros de guerra. García fue el que ordenó la matanza de 300 prisioneros de guerra en junio de 1986. Alberto Fujimori, antes de que sea elegido presidente del Perú en 1990, ya se sabia de sus fechorías en la venta de casas y terrenos. Alejandro Toledo, mentiroso y borrachín, se sentó en la presidencia del Perú, y junto con su bandolera mujer (Eliane Karp) cometió una serie de delitos.

Lo malsano en todo esto, es que estos mismos personajes siguen en carrera, y como si el electorado peruano fuese una especie de idiota o retrazado mental, postulan sin ningún problema a la presidencia del Perú. A los arriba mencionados hay que agregar ahora al comandante Humala, un ex oficial del ejercito en la época de Fujimori acusado por secuestros, torturas y crímenes de guerra. Sus “meritos” al frente del ejercito criminal y corrupto de la era fujimorista, lo hace “merecedor” a ser candidato a la presidencia de la Republica. Lo mismo hay que decir de la inmunda Keiko Fujimori, hija y heredera del criminal Alberto Fujimori, quien según las últimas encuestas encabeza las listas presidenciales.

El pueblo peruano no tiene nada que ganar en las próximas elecciones generales, donde cualquier delincuente o criminal se sentará en el poder. Keiko Fujimori que proviene de la inmundicia fujimorista, el corrupto Luis Castañeda, el torturador Ollanta Humala, la fanática y reaccionaria cristiana Lourdes Flores, o el borrachín y mentiroso Alejandro Toledo, provienen de la misma cloaca política, y en el caso de que cualquier de ellos gane el poder, solo servirá para continuar la política de hambre, miseria y pobreza, corrupción, y represión contra el pueblo

Aquí presentamos una encuesta que muestra la podredumbre política y el sistema electoral delincuencial en Perú

LA ENCUESTA (Tomado de Tiempo Nuevo www.agenciaperu.net)

Una reciente encuesta política de “Apoyo” indica que las preferencias del electorado en el Perú, si las elecciones generales fuesen ya mismas, darían los resultados siguientes:

Señalan que el grado de certeza es del 95 % y que la gente, en un 47 % , preferiría una nueva opción de un candidato independiente.

Por otro lado una alianza previa de Toledo, Flores Nano y Castañeda obtendría un 38 % , mientras que un 51 % desconfía de una alianza de centro.

Ahora bien lo curioso de la encuesta es que la población considera en un 51 % que el desempeño de Keiko Fujimori es pobre y solo un 38 % cree que lo hace bien. Sin embargo la consideran que después de Del Castillo es la persona con más poder en el Congreso y es la primera en las encuestas.

Ahora bien, analizando el resultado de los datos de la encuestadora tenemos que los primeros cinco favoritos suman un 74 % de las preferencias y queda un 26 % restante – entre los cuales estaría el aprismo y su candidato – y otros partidos. Históricamente se puede estimar que el Apra no sacará menos de un 12 a 15 % lo que dejaría un 14 % que podría inclinarse o repartirse entre todos los candidatos.

Bajo estas premisas, aún tempranas, podemos establecer algunos aspectos que podrían mantenerse como constantes dentro de la lógica variabilidad de las encuestas a futuro.
Primero que las fuerzas de izquierda, incluyendo en ellas a Humala, podrían llegar a tener un 28 % aproximadamente, mientras que la coalición mencionada anteriormente bordearía el 38 %. Y Keiko podría mantener su 22 % quedando el aprismo con un 12 %. De esta manera podría construirse un cuadro que nos daría una composición siguiente:

Una segunda vuelta daría mayor opción al candidato de dicha coalición y dejaría fuera de carrera a Humala. El Congreso no tendría a una mayoría definida y se presentará la necesidad de hilar fino en las alianzas para sacar a flote las leyes.

Bajo esta circunstancia no sería descabellado pensar que la coalición podría presentar como candidato a alguien nuevo y captar esa tendencia del electorado que espera un rostro fresco en la política peruana. También un independiente nuevo u “outsider” podría presentarse y modificar las cifras de las encuestas.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)