20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PRESIDENTES DE LA CAPITULACION: GONZALO, PRACHANDA Y BOB AVAKIAN

Por: Luis Arce Borja.

25 de julio de 2009

El primero que se autoproclamó el más grande “marxista-leninista-maoísta” del planeta, fue Abimael Guzmán Reynoso, conocido bajo el seudónimo del “presidente Gonzalo”. Desde 1980 hasta 1992, dirigió el Partido Comunista del Perú (PCP), y la guerra popular en Perú. La carrera revolucionaria de Guzmán concluyó cuando desde la prisión en octubre de 1993 se arrastró a los pies del régimen de Alberto Fujimori, y firmó un “acuerdo de paz”, con la mafia gubernamental del Perú. Su fin fue la traición a principios y a un proceso donde miles de valerosos combatientes se sacrificaron y dieron la vida. Gonzalo, solo para recordar, dijo que había dado nacimiento a una “etapa superior del marxismo-leninismo-maoísmo”, encarnada en el “pensamiento Gonzalo”. Sus seguidores le juraron fidelidad y sujeción plena e incondicional, y vieron en este dirigente la reencarnación de las grandes cumbres del marxismo.

Después fue el turno de Pushpa Kamal Dahal, conocido bajo el nombre del “presidente Prachanda”, jefe del Partido Comunista de Nepal (maoísta). Este partido bajo la dirección de Prachanda”, inició la lucha armada el 13 de febrero de 1996. Como en Perú se dijo que la revolución era para establecer un Estado de Nueva Democracia, pero este presidente acaboó también tentado por las negociaciones y la capitulación frente a la burguesía y terratenientes. Al final del 2006, la guerrilla nepalesa firmó un acuerdo de paz con los sátrapas del gobierno de Nepal. De ahí para adelante, la búsqueda de la negociación fue sin cesar, y en marzo del 2008 se llegó a un pacto definitivo con el gobierno, y se habló de un “acuerdo de paz global”. Mediante este acuerdo de paz, la guerrilla entregó al gobierno el poder en las zonas liberadas. El Ejército Popular de Liberación, se comprometió a no hacer lucha armada, y se convocó a la ONU para que supervise y guarde las armas de los guerrilleros.

Según el mismo Prachanda, sus “ideas” (el camino Prachanda), es “la aplicación de la verdad universal del marxismo‑leninismo‑maoísmo a la particularidad de la sociedad nepalesa”, lo mismo que significa el desarrollado de un “sistema de ideas, que enriquece el marxismo‑leninismo‑maoísmo”. Es un “nuevo eslabón de marxismo creativo”, y ello servirá dice el presidente Prachanda, a la “revolución mundial”. Si desde el año 2000 Prachanda comenzó a negociar la lucha armada, ello siguió un curso lineal de negociaciones y alto el fuego. En agosto del 2008, el presidente Prachanda, gracias a elecciones convocadas por las clases ricas de este país se convirtió en el primer ministro del Estado reaccionario de Nepal, que él algunos años antes había amenazado con destruir.

Gonzalo y Prachanda son dos personajes que se reclaman de la más pura estirpe maoísta, y se consideran más rojos que la propia sangre. Ambos, a pesar que uno es peruano y otro de Nepal, tienen mucho en común. El primero le gusta que le llamen “presidente Gonzalo, y el segundo se denomina “presidente Prachanda”. Uno y otro se declaran los más puros y legítimos herederos del legado teórico del presidente Mao Tse-tung, y consideran que con ellos el marxismo se desarrolla a una etapa superior. Hay otras afinidades entre ambos personajes, y ello se refiere a que ambos han utilizado la lucha armada, no para llegar al poder, sino para acabar firmando sendos “acuerdos del paz” con los verdugos del pueblo y el imperialismo.

Pero Gonzalo y Prachanda, no son los únicos que se reclaman los más grandes maoístas de la tierra. Hay otro que reivindica también una parte del legado de Marx, Lenin y Mao. Esa nueva estrella del firmamento del maoísmo moderno se hace llamar el “presidente Bob Avakian”, el no dirige ninguna lucha armada, pero se cree el inventor de la lucha armada y del socialismo del siglo XXI. El gran Avakian, como lo califican sus socios políticos, es el jefe fantasmal del Partido Comunista Revolucionario (PCR) de los Estados Unidos, y del Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI). El “presidente Avakian”, pretendió salir de asceta existencia utilizando las guerrillas traicionadas en Perú y Nepal. Fue un hincha de balcón de primera clase del presidente Gonzalo y del presidente Prachanda. Desde el MRI, ese cascaron burocrático y fantasmal creado hace cerca de 30 años, hizo campaña (camufladamente o abiertamente) a favor de los acuerdos de paz en Perú y Nepal.

Para los que no conocen el “pensamiento Avakian”, aquí entregamos una de las últimas apologías redactadas por su partido (el PCR). El panegírico, se ha publicado el mes de julio bajo el titulo de “La Revolución que necesitamos…La dirección que tenemos”. El texto es claro y muestra las ínfulas de un dirigente político cuyas ambiciones lindan con el sano juicio y la cordura.

“LA REVOLUCIÓN QUE NECESITAMOS... LA DIRECCIÓN QUE TENEMOS

En Bob Avakian, el Presidente de nuestro Partido, tenemos la clase de líder valioso y poco común que se presenta con muy poca frecuencia. Un líder que ha dado su corazón y todo su conocimiento, destrezas y capacidad al servicio de la causa de la revolución y la emancipación de la humanidad. Bob Avakian cobró vida como revolucionario en los años 60 — participando en los grandes movimientos de aquellos días y en especial trabajando y luchando de cerca con la fuerza revolucionaria más avanzada en Estados Unidos en aquel entonces, el Partido Pantera Negra.

Desde ese entonces y aunque muchos otros se han rendido, Bob Avakian ha trabajado y luchado de manera incansable para hallar el camino hacia adelante, tras aprender lecciones cruciales y forjar organización duradera con el potencial de continuar la lucha, y proponerse llevarla a un nivel más alto, al mismo tiempo que se une con la misma lucha en todo el mundo. Ha seguido desarrollando la teoría y la estrategia para hacer la revolución. Desempeñó el papel clave en la formación de nuestro Partido en 1975 y desde ese entonces ha continuado la batalla para mantener al Partido en el camino revolucionario, para llevar a cabo el trabajo con una orientación revolucionaria fuerte. Ha estudiado a fondo la experiencia de la revolución —las deficiencias así como las grandes hazañas— y muchas diferentes esferas de la actividad humana a lo largo de la historia y en todo el mundo — y ha llevado la ciencia y el método de la revolución a un nivel completamente nuevo de manera que no solo podamos luchar sino luchar en serio para ganar. Bob Avakian ha desarrollado la teoría científica y la orientación estratégica de cómo hacer concretamente la clase de revolución que necesitamos y está dirigiendo nuestro Partido como una fuerza avanzada de esta revolución. Él es un gran paladín y un gran recurso para la gente en este país y, de hecho, la gente en todo el mundo. Debido a Bob Avakian y a la dirección que está dando, es mucho mayor la posibilidad de la revolución aquí en este mismo país y del avance de la revolución en todo el mundo. Y nos toca a nosotros conectarnos con su dirección... conocer más acerca de Bob Avakian y del Partido que encabeza... aprender de su método y enfoque científico de cambiar el mundo... forjar este movimiento revolucionario con nuestro Partido al centro... defender a esta dirección por lo valiosa que es... y a la vez contribuir nuestra propia experiencia y entendimiento a fortalecer el proceso de la revolución y a capacitar a la dirección que tenemos para seguir aprendiendo más y dirigiendo aún mejor”.

Un mensaje, y un llamamiento, del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, julio 2009.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)