9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PERU: EL PAUPERRIMO SISTEMA DE SALUD

Por: Alexandro Saco.

11 de noviembre de 2008

Uno de los escollos clave para la reforma sanitaria es la perspectiva que EsSalud posee acerca de su orientación, que se apoya en buena medida en una serie de mitos. El principal es el que presenta a EsSalud como una institución moderna, eficiente y eficaz, que está introduciendo un nuevo modelo de atención y de gestión. Pero a la fecha, más allá de los millones de soles que gasta en publicidad en la que aparecen Fernando Barrios y Alan García, no se perciben esos cambios. En todas las regiones y foros en los que se puede recoger la opinión de los asegurados, ésta es opuesta a la que presentan sus funcionarios.

Las Cuentas Nacionales de Salud demuestran que sólo el 32% de los afiliados a EsSalud lograron efectuar consulta cuando la requerían (año 2005) (1). Lo que puede llevar a optar por acudir a otro prestador de salud generando gasto de bolsillo a pesar de estar asegurado. La anunciada modernización, no logra superar la mentalidad corporativa. Por ejemplo: si un afiliado a EsSalud desea obtener su historia clínica, esto es imposible; primero debe pagar casi cuarenta soles y luego esperar el trámite burocrático para recibir sólo un resumen electrónico, vulnerando así un derecho estipulado en la Ley General de Salud. Otro ejemplo: la campaña para que los hijos de los asegurados obtengan su DNI sin costo. Si bien ello obedece a la trazabilidad para una mejor gestión de los servicios, los no asegurados se preguntan con razón por qué ese beneficio los excluye.

En el Perú no existen dos ministerios de salud. En ese sentido es oportuno que el pre dictamen de la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud (2) adscriba EsSalud al MINSA. El propio presidente de EsSalud expresó (3) que no tenía ningún inconveniente en que esa adscripción se dé y se vaya definiendo la lógica y los procesos para una coordinación mayor entre ambos prestadores. Si bien hoy es complicado dirigirse hacia una unificación de los fondos de aseguramiento, lo mínimo que se debería lograr en el mediano plazo es una administradora conjunta de esos fondos, y la unificación de criterios que facilite el intercambio prestacional e integre los modelos de atención del MINSA y EsSalud.

EsSalud argumenta que posee una cultura organizacional que haría inviable una integración mayor con el MINSA. Siendo cierto que existen diferencias entre ambos prestadores, la reforma consiste justamente en tomar lo mejor de cada cual; si EsSalud funciona mejor en algunos aspectos de la gestión, no es cuestión de encerrarse en su caparazón, sino de encontrar los puntos de apoyo para un futuro sistema peruano de salud. Al ex ministro Garrido Lecca se le puede criticar mil y un cosas, pero el impulso que dio a su propuesta de Sistema Nacional de Salud, ha sido lo más cercano, por lo menos en los últimos tiempos, para aligerar duplicidades y evitar burocracias.

Con un 25% de peruanos que no acceden a salud si la necesitara, con un 50% de peruanos que no tienen ningún tipo de seguro de salud, y con EsSalud y el SIS que no garantizan atenciones efectivas, la pregunta es: ¿hacia qué horizonte de acceso a la salud nos dirigimos?, ¿hacia qué modelo de aseguramiento en salud nos dirigimos? Si optamos por mantener las autonomías para no generar conflictos, afirmando un modelo de acceso y de aseguramiento en el que existen peruanos de distintas categorías en relación a la salud (asegurados a EsSalud, afiliados al SIS, una enorme capa media que desconfía de ambos sistemas), pues estamos consolidando la diferencia.

No se trata de quitarle ni un centavo a los asegurados a EsSalud ni de usufructuar sus fondos. Se trata de llevar al país hacia un sistema de salud funcional, en el que el aseguramiento sea un mecanismo para ampliar acceso y no un fin en sí mismo, en el que los modernos hospitales y equipos de última generación estén para servir a toda la población.

Existe una tácita competencia entre EsSalud y el MINSA. EsSalud y toda su capacidad funciona en un universo cerrado, como si el país fuera un ente distinto. Si esta institución ha logrado avances, éstos deben ser parte de la salud pública nacional y no una isla de intereses que impiden su integración a un sistema peruano de salud. La reforma sanitaria pasa por incorporar EsSalud a la política nacional de salud, en un horizonte de mediano plazo que puede generar distintas resistencias. Seguir posponiendo lo que es de sentido común afecta día a día la salud de la población.

Notas:

(1) Cuentas Nacionales de Salud elaboradas por el MINSA y el CIES. Comentarios finales acápite j, página 63. http://www.forosalud.org.pe/CUENTAS_NACIONALES_DE_SALUD_agosto.pdf

(2) La Comisión de Salud del Congreso ha elaborado el pre dictamen de la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud, cuya cuarta disposición transitoria, complementaria y final, adscribe EsSalud al MINSA.

(3) Expresiones de Fernando Barrios en el I Foro de la Ley Marco de Aseguramiento en Salud desarrollado el martes 7 de octubre Organizado por la Comisión de Salud del Congreso de la República.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)