16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

CRIMENES DE LA DERECHA PERUANA QUE NO SE OLVIDAN

Por: César Romero.ç

4 de junio de 2008

Desentierran sesenta cuerpos de hombres, mujeres y niños en fosa común de Putis

Exhumación de cuerpos está a cargo del fiscal Rubén López y del Equipo Peruano de Antropología Forense.
Los restos óseos de unas 60 personas, entre mujeres, hombres, niños y niñas de diversas edades, fueron exhumados hasta ahora en la mayor fosa común existente en el país de víctimas de la guerra sucia contra el terrorismo en Ayacucho.

La fosa se encuentra ubicada en la comunidad andina de Putis, a 3.500 metros de altitud, en el distrito de Santillana, Huanta, en Ayacucho.

Allí fueron enterrados 123 pobladores de las comunidades de Cayramayo, Vizcatampata, Orccohuasi y Putis ejecutados por el Ejército, en diciembre de 1984, bajo sospecha de colaborar con Sendero Luminoso (SL).

De acuerdo con las investigaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, los campesinos quedaron atrapados entre dos fuegos: por un lado los senderistas y de otro el Ejército.

Los pobladores habían pedido la instalación de una base militar en Putis para que los proteja y defienda del accionar de los senderistas, pero luego los militares sospecharon de ellos y los asesinaron, concluyó la CVR.

Además, según diversos testigos, hubo un interés económico de parte de los militares, pues después de asesinar a los comuneros se apropiaron de su ganado y lo vendieron.

MATARON A NIÑOS

Nolberto Lamilla, director de la Asociación Paz y Esperanza, institución que apoya a las víctimas, confirmó el rescate de 60 cuerpos, los cuales serán entregados a sus familiares para que les den un entierro digno.

"Se estima que es la fosa común más grande identificada en el Perú. Lo que más indigna es el hallazgo de restos de niños, de entre 6 y 12 años, lo que permite corroborar que mataron a familias completas", agregó Lamilla.

También se han encontrado proyectiles de armas de fuego. Las labores de exhumación de estos restos están a cargo del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), en apoyo a las labores de la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Derechos Humanos de Ayacucho, a cargo del fiscal Rubén López.

Los restos encontrados son trasladados a Ayacucho, donde se procederá a precisar las causas de muerte y buscar la identificación de las víctimas.

En la primera fosa se han encontrado restos desordenados, unos sobre otros, lo que dificulta su levantamiento. Además, dijo Lamilla, por su poca profundidad y al estar incompletos, se presume que fueron profanados.

UNA MACABRA MATANZA

Según testimonios recogidos por la VCR, "los militares recibieron a los pobladores que llegaron a Putis y los reunieron en el local del colegio, juntándolos con otros pobladores a quienes los soldados habían sacado de sus viviendas.

Les aseguraron que a partir de ese momento les darían protección y colaborarían con ellos en diversas obras para mejorar la calidad de vida de la población. Con ese pretexto, los militares ordenaron a los varones, apuntándolos con sus armas, que caven una gran poza. A algunos les dijeron que era para construir una piscigranja en la que criarían truchas, mientras a otros les aseguraron que allí construirían casas.

Sin embargo, cuando estuvo lista la supuesta piscina, los efectivos militares reunieron al centenar de pobladores alrededor de la poza, entre los que había hombres, mujeres y niños, y sin mayor explicación les dispararon a matar. Las labores de exhumación continuarán la próxima semana, con la finalidad de encontrar todos los restos.

Se debe ubicar a responsables

"Este es uno de los cuadros más espantosos de los que hemos tomado conocimiento. Es importante que esta diligencia pueda ser seguida por el Estado, para que luego de ello podamos determinar las responsabilidades de quienes ejecutaron tal crimen", declaró el director adjunto de la Asociación Paz y Esperanza, Germán Vargas.

Los sobrevivientes han identificado a algunos de los participantes en la matanza, como el oficial Lalo, el teniente Bareta y el comandante Oscar. A pedido de la CVR, el Ejército informó que en Putis funcionó una base provisional y que no hay registro del personal.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)