16 de marzo de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

PERU: TERRORISMO EN CERRO DE PASCO

Por: Cathy García*

9 de mayo de 2008

"Que vengan aquí los que están en contra de la minería moderna, que vengan aquí los que dicen que la minería no puede convivir con la agricultura..." García Pérez, Presidente del Perú (La Republica, 26 de Octubre 2007)

Los expertos del siglo XXI definen "terrorismo" como "la amenaza del uso del terror o violencia seria contra la población civil para intimidarlo o obligarlo por la fuerza a un propósito político, económico, ideológico o religioso" (Martin Guss, Essentials of Terrorism, California State University 2008).

Todos los días, a las diez de la mañana y tres de la tarde, poderosos explosivos de anfo son activadas por la trasnacional mejicana Volcán en el corazón mismo de la ciudad de Cerro de Pasco (la ciudad mas alta del mundo ubicado a 4338 m.s.n.m.) Estos devastadores ataques terroristas son lanzados por Volcán desde un Tajo abierto ubicado dentro de la histórica plaza de armas de la ciudad de Cerro de Pasco causando pánico, dolor y zozobra a mas de 70,000 habitantes, especialmente niños, mujeres y ancianos que constituyen la mayoría de la población. Las velocidades de propagación de las ondas producidas por las detonaciones en el Tajo principal de la mina, cuya distancia oscila pocos metros respecto al punto de excitación, están por encima del umbral de 1 pulgada sobre segundo (1 in/s) aceptado internacionalmente como limite para que no se presenten daños en las construcciones. Además los ruidos y vibraciones de cada Tiro exceden los limites permisibles establecidos para explosiones en operaciones de Tajo abierto (un limite de 5 mm/segundo) aceptado en minería de este tipo. Geólogos de la mina señalan que los ruidos estimados exceden los 22 mm/segundo, mas de 200% por encima del nivel establecido por la minería internacional (también por el Bureau of Mining de EEUU). Algunas imágenes vivas de los efectos de este crimen contra la población civil han sido captadas en la TV por la periodista Maribel Toledo del programa "Cuarto Poder" trasmitido el domingo 20 de abril.

Hasta la fecha mas de 1,200 viviendas fueron impactadas, muchas de ellas han colapsado y 720 casas fueron parcialmente derrumbadas pero sus habitantes no tienen donde ir. Los riesgos son altos que en cualquier momento cientos de personas pueden ser enterrados vivos. Debido al uso de explosivos en niveles de Tajo abierto los daños materiales han aumentado, las casas que bordean la excavación han sido derribadas, en las más lejanas hay rajaduras de techos y paredes y el piso se ha hundido en mas de 150 casas denunciaron los pobladores en la audiencia publica del 16 de septiembre de 2006.

Esta no es la primera experiencia terrorista que vive el pueblo de Cerro de Pasco. En 1998, Volcán le puso como condición al gobierno de turno para comprar la mina la destrucción de 3,200 viviendas para expandir sus operaciones futuras. Las "fuerzas del orden", por disposición del gobierno, se encargaron de demoler con dinamita las casas de gente humilde, expulsando así a miles de peruanos que se convirtieron en refugiados en su propia patria. En el contrato de compra-venta, el gobierno como facilitador y cómplice de este crimen, exonera a Volcán de los pagos de compensación por las viviendas demolidas. Luego de comprar la mina a precio subvaluado, Volcán empieza una brutal y despiadada explotación minera que hizo extrañar a Centromin. En los dos últimos años, Volcán pone énfasis en la destrucción de viviendas en el Sur Este de la ciudad (zona declarada por el Instituto Nacional de Cultura como zona de preservación histórica) donde existen reservas probadas de minerales, para comprarlas como terreno. Este siniestro plan ha sido declarado "exitoso" por la empresa, que recientemente declaro haber comprado todas las viviendas que ellos mismos destruyeron para luego ofrecer una "oferta" de compraventa a las victimas (Luís Pariona, Jefe de RRPP de Volcán, 4/20/08 Cuarto Poder). Allí no queda todo, Volcán les hace firmar un contrato en el cual los pobladores se comprometen a no enjuiciar a la mina por los efectos de la contaminación (el envenenamiento con plomo). Lo irónico es que la destrucción de casas por Volcán, esta causando un serio déficit de viviendas en Cerro de Pasco.

Volcán admite por boca de Pariona que no cuenta con un Plan de Impacto Ambiental (PIA), una clara violación a la ley ambiental del Perú. Según este funcionario, la preparación del PIA "esta en proceso" después de casi una década de operación de la mina. No es una coincidencia que el impune petardeo diario contra la población se haya intensificado durante los últimos 6 meses. Otro alto funcionario de minera Volcán, el gerente Jacob Timmers, declara con cinismo a la prensa el 17/9/06: "Nuestro compromiso es solo apoyarlos... pero no estamos recociendo responsabilidad alguna". ¿Y los tiros? ¿Y los vertederos de residuos de plomo arrojados y acumulados en plena ciudad? ¿y el plomo en los niños? Esos actos terroristas no los cometió el difunto MRTA, ¿verdad?. La empresa no escucha a las victimas que vienen a presentar sus quejas, por lo general se burlan de la gente humilde que se acerca a reportar los daños, si se movilizan para protestar, su contingente de seguridad y la Policía Nacional del Estado peruano están listos para reprimirlos o detenerlos acusándolos de "estar contra la inversión" que en el Perú de García Pérez ya es equivalente a ser miembro de sendero luminoso.

Minera Volcán trabaja en complicidad con el gobierno aprista. La única labor del Ministro de Energía y Minas Juan Valdivia hasta la fecha, por ejemplo, ha sido la de tener el triste role de sargento bombero de Volcán. Su función se limita a calmar con engaños y demagogia la justa protesta popular. Reparte palabras huecas entre los pobladores, les ofrece "minería responsable", "protección rigurosa del medio ambiente", "sierra exportadora", "futuro diferente", "modernidad" e "inversión y más inversión," mientras siembran terror con los tiros e inyectan plomo en la sangre de los niños. El gobierno se limita a pedirle a minera Volcán publicar reportes para mejorar su imagen, como un plan integral de salud, otro plan de expansión con el propósito de obligar a las familias a abandonar "voluntariamente" sus casas (La Republica, 17-9-2006). Otro acuerdo en el acta de compromiso firmado entre Volcán y las autoridades fue que Volcán no hará mas denuncias mineras, después que la misma empresa ha declarado que ya tiene lo suficiente.

El gobierno y su aliado Volcán no han resuelto un solo problema del pueblo hasta la fecha. No les interesa la salud y bienestar de los pobladores de Cerro de Pasco, pero si invierten grandes cantidades de dinero en propaganda y la compra de políticos nativos y congresistas. El objetivo es dividir a la población (divide y vencerás). Con el apoyo logístico oficial (y policiaco), Volcán trata de movilizar a un grupo de trabajadores y unos cuantos pobladores para continuar sus actividades terroristas. Hasta piden una "consulta popular" sobre la posible revocación, repitiendo las bravatas publicas de García Pérez: amenazan con "sacar a patadas" de sus hogares a los pobladores que se oponen a los planes de Volcán, que para estos infames son "perros del hortelano" que no trabajan ni dejan trabajar al Dios de la inversión.

Para este fin, el Congreso controlado por el partido de gobierno, impulsa un proyecto de ley para desalojar a los pobladores en forma arbitraria en beneficio de la trasnacional. Bajo este plan, los pobladores serian reubicados en asentamientos humanos sin servicios básicos cerca a la carretera central. Promesa que no pudieron cumplir ni con los damnificados del ultimo terremoto en Pisco. El gobierno trata de embaucarlos con el cuento que esta carretera se convertirá en una prolongación de la interoceánica con Brasil. Según la congresista Gloria Ramos, manipulada por el gobierno, el proyecto de reubicación costaría cerca a US$84 millones, de los cuales Volcán solo pagaría el 10% .

Otras acciones de minera Volcán contra la población civil son los siguientes crímenes ambientales y ecológicos que principalmente atentan contra la vida y salud de la población civil, en especial de los niños y madres gestantes.

1. Minera Volcán arroja y acumula sus residuos minerales poli metálicos no tratados (la mayor parte de plomo) dentro de los poblados de José Carlos Mariategui y Champamarca donde casi todas las familias han sido envenenadas con plomo y otros metales pesados tóxicos. El Ministerio de Salud reporta los resultados de un muestreo hecho el 2005 en el cual más del 82% de los niños presentaban plomo en la sangre y el 82.5% de los mismos eran menores de 10 años (se estima que la cifra actual es mucho mas alta). La mayoría de los niños tienen 20.5 gramos/mililitro (g/ml) de plomo, el doble del máximo nivel permisible por la Organización Mundial de la Salud (10 g/ml). Debido a los métodos técnicos rudimentarios que utiliza Volcán, comparado a minas similares en otros países como Méjico y EEUU, el nivel de plomo en la sangre de los pobladores se ha elevado considerablemente.

2. Minera Volcán ha contaminado casi todas las fuentes de agua fresca de la ciudad. Y de lo que queda, casi todo el agua lo utiliza para sus operaciones de Tajo abierto, que en comparación con la minería subterránea, usa grandes cantidades de agua. El pueblo solo tiene acceso a 2 horas por día de agua potable.

3. Los métodos y procedimientos de gestión de residuos y relaves mineros son esencialmente los mismos que en el tiempo de la Cerro de Pasco Copper Corp. y Centromin. No existe ningún tratamiento técnico para detoxcificar los residuos que se arrojan a los vertederos o se acumulan en las zonas pobladas. Una clara violación a la practica internacional aceptable de la industria minera. Volcán no rellena los huecos dejados por las excavaciones, no tiene ninguna intención de rehabilitar la zona y disminuir el impacto ambiental. No aplica ningún método de compactivizacion estandarizado. Lo que impulsa es la completa destrucción y eventual desaparición de la ciudad de Cerro de Pasco. La mayoría de los socavones subterráneos y superficiales se encuentran asentadas en una base inestable que ante lluvias intensas producen hundimientos, agrietamientos y inundaciones.

Ni que hablar de las condiciones laborales. Minera Volcán, igual que la mayoría de las trasnacionales mineras en Perú, sobre-explota a los trabajadores con míseros salarios y jornadas mayores de 12 horas diarias, además de la falta de adecuados equipos de seguridad. Los trabajadores mineros tienen alto riesgo de contraer enfermedades fatales, tienen un alto índice de accidentes de trabajo y un promedio de vida por debajo al resto de la sociedad. Sin embargo, el gobierno les impuso una ley poniéndoles un tope a sus míseros salarios, mientras el limite de las ganancias de las trasnacionales es el cielo; a los trabajadores les extendió la edad para jubilarse dándoles un tope a los magros ingresos de los jubilados. Y lo más detestable es que la mayoría de los trabajadores de minera Volcán son contratados (los llamados services o "empresas especializadas") quienes son los mas explotados porque no tienen derecho a afiliarse al sindicato, negociación colectiva ni seguro social y son despedidos en cualquier momento.

En conclusión, la población de Cerro de Pasco debe demandar una compensación de por vida. Minera Volcán ha destruido sus vidas, ha dañado en forma irreparable la salud de sus niños, ha destruido la infraestructura de la ciudad, ha destruido las fuentes de agua. Y actualmente esta sembrado el terror con bombardeos diarios muy cerca a sus hogares causando daño físico y psicológico irreparable. Debido a que el gobierno es parte del problema, se debe pedir la intervención de la Corte Internacional de Derechos Humanos de la OEA para que juzgue y sancione las acciones terroristas de minera Volcán ordenándole que cese inmediatamente los bombardeos o tiros. Se debe pedir que peritos internacionales independientes vengan a realizar una evaluación in-situ de los procedimientos de explotación sub-standard de la mina, a fin de garantizar la seguridad de la población y de que las detonaciones no dañen mas sus propiedades. La Corte Internacional debe también sancionar una justa compensación para todas las personas envenenadas con el plomo que emite Volcán, especialmente los niños. Volcán debe remover y tratar todos las acumulaciones de residuos tóxicos de la ciudad.

La empresa tiene varios pretextos preestablecidos: como "este es un problema histórico", "las casas se caen solas porque carecen de adecuado método de construcción", "las casas no tienen adecuado sistema de cimentación", etc. Es indispensable también que se establezcan regulaciones y guías para normar el uso de explosivos en las minas del Perú, no solo para le transporte y almacenaje, sino también para su aplicación en excavaciones y explotación de minas.

Para terminar debemos preguntarnos: ¿Si la mina es progreso y modernidad porque quieren desaparecer al pueblo histórico de Cerro de Pasco? ¿Porque ha desaparecido la agricultura y ganadería? ¿Porque los animales domésticos ya son especies raras en Cerro de Pasco? La respuesta es mas clara que el agua: la minería en Cerro de Pasco es una industria dinosaurio que debe desaparecer.

Mayo 1, 2008.

• Ingeniero(a) Profesional
• Dr.(a) en Ciencias Aplicadas (Energía/Medio Ambiente)
Profesora de City University of New York

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)