20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

DEJARON LA “TIERRA PROMETIDA”

Por: Herbert Mujica Rojas.

10 de abril de 2008

En el semanario arequipeño Vistaprevia del 10-3 (www.vistaprevia.com.pe), se da cuenta detallada de cómo los integrantes de la secta Sodalicio de Vida Cristiana, pretendieron hacerse de más de un millón de metros cuadrados en la localidad de Quequeña para la construcción de un campus universitario (otro) en una zona declarada como reserva ecológica.

Leamos.

Universidad Católica San Pablo quería ocupar un millón 237 mil 201.55 metros cuadrados en Quequeña, pero aparecieron los dueños y tuvieron que desistir.

Iban a construir un nuevo campus universitario en esa zona declarada como zona ecológica.

Vistaprevia/Erika Romero Díaz

Después de llegar a litigar y disputarse la propiedad de un millón 237 mil 201.55 metros cuadrados, ubicados en el distrito de Quequeña, la Universidad Católica San Pablo, decidió dejar de lado su interés por esas tierras en las que iba a construir un nuevo campus universitario.

Incluso llegaron a presentar un informe a la Superintendencia de Bienes del Estado. El encargado de levantar la información sobre el terreno fue el ingeniero, Javier Zavala Yucra. Esto sucedió a mediados del 2003.

En dicho proceso se evidencia varias irregularidades. Por ejemplo, el profesional contratado no recabó información sobre las tierras en cuestión. Resulta que éstas fueron declaradas por el municipio de Quequeña como zona de reserva ecológica. Asimismo, obvió recabar información sobre la propiedad de los terrenos.

“La Universidad Católica San Pablo me contrató para que haga el levantamiento de información del área que les interesaba y así lo hice. Como ingeniero geólogo y topógrafo hago el informe del terreno, no me importa quién sea el dueño. Primero hable con los de la universidad y luego conmigo”, fueron sus palabras antes de cortar la comunicación telefónica.

Pese a estas anomalías los trámites se iniciaron y finalmente la Superintendencia Nacional de Bienes del Estado (SBN), entregó a la UCSP, el terreno a fines de ese mismo año.

Esto ocasionó la protesta de los propietarios del área en conflicto, ubicada en los distritos de Quequeña-Yarabamba, quienes iniciaron un proceso judicial que se ventila en el Sétimo Juzgado Civil.

Los motivos

Las razones por las que la UCSP se habría desinteresado en esa extensión de tierra fueron porque éstas tienen propietario y no son del Estado, como quisieron demostrar en algún momento.

El titular de las tierras es la Sociedad Anónima Agrícola Cerro Negro de Yarabamba Ltda. Esta extensión de terreno está conformada por las áreas conocidas como Churumpaya, Quebrada Honda y Pampa Grande.

Una de los accionistas de esta sociedad, Diana Zamora Valencia, con documentos en mano, manifestó que esas tierras fueron compradas por su bisabuelo, César Barreda del Carpio, en el año de 1930 y que junto a unos socios, en 1944, conformaron la citada sociedad.

“Los terrenos son de cultivo y están ubicados en los distritos de Yarabamba y Quequeña. Años atrás las alquilaron para el sembrío, como consta en las actas de los registros públicos, incluso tengo comprobantes de compra de abono hechos por Barreda del Carpio”, sostuvo.

Pero el asesor legal de la UCSP, Héctor Cruz Mercado, pretendió desconocer estas afirmaciones y aseguró que luego de conseguir que Bienes Nacionales les cediera estas tierras, se dieron cuenta que no había la suficiente disponibilidad de agua como para albergar a los estudiantes.

“Por lo tanto, hemos decidido no construir nuestro campus universitario allí. Otro de los impedimentos es que no hay vías de acceso y por eso se los hemos devuelto al Estado el 29 de enero de este año”, informó el abogado.

Las declaraciones del abogado no son tan ciertas, pudimos comprobar que para llegar hasta el lugar se ha construido una amplia pista, la misma que está en buenas condiciones.

Además, con la construcción de la represa de San José de Uzuña, toda esa zona contará con el servicio de agua.

Zona protegida.

La defensa legal de los terrenos por parte de Zamora Valencia, no fue lo único con lo que se topó la UCSP, sino que resulta que estas tierras han sido declaradas como reserva ecológica (flora y fauna). Esto consta en la Ordenanza Municipal (OM) No. 013-2006 que promovió el municipio de Quequeña. En el mismo documento, al que este semanario tuvo acceso, se señala que se respetará la titularidad de los propietarios de los predios rurales que habitan en la zona declarada como reserva. Esto demuestra que las tierras no le pertenecen al Estado.

Otra de las características que hacen especial a esta superficie, es que de acuerdo a un reciente informe realizado por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA), se determinó que en el campo crece el arbusto conocido como Huarango o Yaro.

El Decreto Supremo (DS) No. 043-2006 clasificó a esta especie vegetal en riesgo de extinción, por lo tanto, está protegida por las leyes. El INRENA realizó esta evaluación porque Walter Málaga Delgado, quien también aduce ser dueño del total del terreno, ingresó con maquinaria pesada y retiró, además de los arbustos de Yara, cerca de 20 centímetros de la cobertura vegetal silvestre.

Esto ocurrió el 26 de enero de este año cuando el predio aún le pertenecía a la UCSP. Lo curioso es que las autoridades universitarias no hicieron nada respecto de este hecho.

El informe técnico del INRENA concluye que las acciones realizadas por Málaga Delgado podrían tipificarse como delito contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente.

Amnesia total

Cruz Mercado, asesor de la UCSP, desconoce los hechos suscitados en torno al terreno que hasta hace semanas era de interés de la universidad.

“Lo hemos visitado pero no sabíamos que era de propiedad de otras personas tampoco conocíamos de la Ordenanza Municipal, pero éstas pueden ser derogadas”, sostuvo.

Además, afirmó que no sabía de la existencia de arbustos de la existencia de arbustos de Yara en el terreno.

Al declinar el interés de la UCSP por el terreno, éste fue devuelto al Estado. Diana Zamora, debe continuar litigando para defender los derechos de propiedad de los miembros de la Sociedad Anónima Agrícola Cerro Negro de Yarabamba Ltda.

Increíblemente, Bienes Nacionales afirmó que el Gobierno Regional de Arequipa al que le compete dar solución a este conflicto, dado que ya se le transfirió la administración y adjudicación de los terrenos urbanos y eriazos de propiedad del Estado.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)