25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

EL APRA, ANTISENDERISMO, EL SUTEP Y “PATRIA ROJA”

Por: Luis Arce Borja.

14 de noviembre de 2007

“Chávez busca acuerdo con grupos senderistas” (Expreso 14 de novembre). La noticia viene del diario Expreso, aquel medio de comunicación que durante el fujimorismo (1990-2000) recibía millones de dólares del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). Expreso como todos los medios de comunicación del fujimorismo, por encargo del SIN utilizaban el “antisenderismo”, como instrumento para justificar la represión y el crimen entre los trabajadores. Expreso fue un de los diarios que para encubrir el crimen de 9 estudiantes y un profesor de la universidad La Cantuta en julio de 1992, dijo en primera plan que estos estudiantes y el profesor habían “desaparecido” en las filas de Sendero Luminoso”

Si en la década del 90 el antisenderismo tenia una base objetiva que estaba refrendada por las potentes acciones guerrilleras, ahora usar este mismo truco no tiene sentido. Para nadie es un secreto que Sendero Luminoso con la conducta traidora de sus máximos dirigentes en 1993, se convirtió en una organización seudo revolucionaria y de pacotilla, cuyo resultado fueron las “cartas de paz” que envió Abimael Guzmán Fujimori en 1993. De ahí para adelante, tanto el grupo que dirige Guzmán, como los retazos que hacen fintas “guerrilleras” en la selva, buscan afanosamente un “salida pacifica y negociada a los problemas de la guerra”. Su objetivo es buscar el perdón del gobierno, y repiten ahora lo mismo que hicieron durante el régimen de Alberto Fujimori, arrastrarse por una amnistía general para sus presos que no han sabido conservar ni siquiera una dignidad razonable. Ni Gonzalo ni los retazos “guerrilleros” de la selva son un cuco para el Estado ni para el gobierno. El APRA y las fuerzas armadas saben a la perfección que este “Sendero Lumino” le es útil para usarlo como pretexto para seguir militarizando el país y reprimir, no el “senderismo” pacificado y traidor, sino las organizaciones de asalariados que espontáneamente luchan contra la política perversa y reaccionaria del gobierno. Los retazos de Sendero Luminoso, son ahora un tema de circo de la política peruana, y sus acciones sirven para sustentar la militarización del país, y la justificación para que el rancio gobierno aprista de rienda suelta a sus planes represivo contra el movimiento popular.

La mentira en el diario Expreso es patológica, más todavía cuando publicita las declaraciones de la aprista Mercedes Cabanillas, conocida como la cancerbera de Alan García y actual presidenta de la Comisión de Defensa Nacional del Congreso. Según Expreso, ella ha dicho: "el movimiento bolivariano, a través de la Coordinadora Bolivariana del Perú, ha establecido contactos y compromisos con el sector radical del magisterio que conduce Robert Huaynalaya (el Conare Sutep) y, al parecer, también con el SUTEP de Patria Roja”. Cabanillas dice que tanto el sector que dirige Huaynalaya como Patria Roja, hacen parte del senderismo. Es burdo anotar que “Patria Roja” pertenece al senderismo. “Patria Roja”, antes de llamarlo senderista debería ser calificado de “alanista”, por los favores que presta actualmente al gobierno aprista. Como se sabe, “Patria Roja”, que llamó a votar en 1990 por Alberto Fujimori, se ha convertido en aliado de todos los gobiernos de turno. También apoyo al gobierno de Alejandro Toledo, y en la actualidad encubiertamente trabaja con el régimen de Alan García. En la ultima huelga del Sutep contra el gobierno aprista, fue “Patria Roja”, el encargado de traicionar a los maestros. En efecto, Patria Roja, a través de sus activistas en el gremio magisterial, se encargó de negociar la huelga a espaldas de los maestros. Los resultados fueron catastróficos, y los profesores fueron traicionados una vez mas. No recibieron ninguna ventaja salarial reclamada en la huelga, e incluso fueron reprimidos y se les negó el pago por los días de la paralización laboral.

El ataque de Expreso a Robert Huaynalaya, no es porque este es “senderista” o cosa parecida. Mismo como “senderista”, seria mejor para el gobierno en tanto ello la traición y la componenda estaría al orden del día.. La acusación de senderista a Huaynalaya, es específicamente para dejar el terreno libre a “Patria Roja”. ¿Cómo?. Huaynalaya, claista o no clasista, es un opositor radical de los dirigentes mafiosos de Patria Roja en el Supep, y no pocas veces el conflicto entre estas facciones en el gremio magisterio ha terminado a combate limpio. En este terreno la lucha es sin cuartel para lograr el control de la dirección sindical de los 300 mil maestros del Perú. En el marco del conflicto sindical el gobierno prefiere a “Patria Roja” que a Huaynalaya. Es aquí donde cabe el antisenderismo como instrumento y justificación para la regresión. Si Huaynalaya, es sindicado de Senderista, el gobierno tendrá razones para apresarlo y sacarla del sector magisterial. De esa manera se desembarazará de un dirigente que le hace problemas con huelgas y paros, y por otro lado deja el camino libre a “Patria Roja” que como aliado le servirá mejor.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)